Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Información y Opinión

Ser antisanchista es un deber


Nota

Ser antisanchista no es una opción, sino un deber para todo ciudadano que quiera ser decente, libre, demócrata y honrado. Es metafísicamente imposible defender el sanchismo y, al mismo tiempo, ser buena persona.

El sanchismo no es una ideología, ni una deformación del socialismo, sino una perversión, un cóctel de vicios, abusos y arbitrariedades que aleja a los humanos de la verdad, del amor, de Dios, de la decencia, de la justicia y del verdadero progreso, además de impedir formar parte de los ejércitos del bien y del lado positivo de la vida.

Los sanchistas odian a los que piensan distinto y acumulan contra ellos odio y rencor, tal como han hecho siempre los totalitarios, ya sean nazis, fascistas o comunistas.

El verdadero fascismo en España se llama "sanchismo", un mal que ha crecido como un cáncer en el corazón del socialismo español, que odia y daña más a la sociedad y a la nación que sus aliados en el poder: comunistas, independentistas, golpistas y herederos de ETA.
---



El sanchismo está reñido con la verdad y miente por sistema, promete sabiendo que incumplira sus promesas, engaña y carece de palabra y honradez política. Utiliza la mentira y el insulto para generar odio, consciente de que el odio y el rencor le benefician. los promueve, Inclumple sus promesas y desprecia profundamente al pueblo, del que sólo le interesan los votos que le proporcionan el poder.

Prefiere repartir limosnas a crear puestos de trabajo. Odia a las empresas porque son libres, a pesar de que son las creadoras de empleo productivo y riqueza.

No cree en la democracia, ni en las urnas y si pudiera eliminaría las elecciones porque los sanchistas se creen con derecho a gobernar eternamente, un derecho que no reconocen a sus adversarios. El sanchismo cree que la democracia es un obstáculo que, por el momento, sólo por el momento, hay que soportar.

El sanchismo está estrechamente vinculado con las élites mundiales del globalismo y con los poderes que controlan el mundo desde la oscuridad. Si se le despoja de sus disfraces de democracia y solidaridad, se parece más al castrismo y a la tiranía bolivariana que a cualquier partido de izquierdas europeo. En capacidad de generar odio sólo es comparable con el comunismo leninista, que lo utilizó durante décadas para mantener sometida y asustada a la población de la URSS y de sus países satélites esclavos.

Creísteis a Pedro Sánchez cuando dijo que no pactaría con Bildu y volveis a creerle ahora, cuando promete casas y viajes baratos en tren. Nadie ha visto ni una sóla vivienda de las que prometió hace 18 meses a los damnificados del volcán, en La Palma. Con Pedro Sánchez, el problema no lo tiene el mentiroso, sino el incauto que le cree.

Sea o no sea un lacayo del infierno, como muchos aseguran, Pedro Sánchez es, por encima de toda duda, un pésimo gobernante, un promotor del mal que ha basado su poder en la mentira y la estafa a sus votantes, a los que prometió lo contrario de lo que ha hecho, un dinamitero al servicio del mal.

El sanchismo, gracias a la propaganda, que es lo que los fascistas y comunistas saben hacer mejor, ha ocultado sus errores, sus retrocesos y sus injusticias. Ha comprado a periodistas y medios con dinero público y ha utilizado a ese ejército corrompido para engañar y ocultar sus vicios y barbaridades. Aunque parezca increíble, en España no se habla de las relaciones con los líderes más corrompidos y brutales del planeta, entre ellos los de Venezuela y Cuba, El sanchismo acaba de condecorar al presidente terrorista de Colombia, Gustavo Petro, un tipo turbio, peligroso y sin un gramo de ética o democracia.

Los españoles han olvidado la multitud de actos corruptos del sanchismo, desde sus escándalos de corrupción como los EREs de Andalucía y los prostíbulos del Tito Berni a las maletas venezolanas recibidas por el ministro Ábalos en la noche de Barajas, cargadas de algo desconocido, pero con seguridad sucio y podrido. También se han olvidado las menores tuteladas por el Estado que fueron violadas en Mallorca y otros lugares bajo control socialista, la pésima y mortífera gestión de la pandemia, los crímenes de los inmigrantes, cuidadosamente ocultados, las barbaridades de los menas, la eliminación de delitos como el de la malversación, que frenaba a los políticos corruptos, los indultos injustos a los golpistas catalanes, los privilegios carcelarios de los asesinos de ETA, los beneficios de los violadores y pederastas por la Ley del "Sí es "Sí", el enriquecimiento inexplicable de decenas de miles de políticos y cargos públicos, el terrorífico monto de la deuda, las injusticias y comisiones en los contratos públicos, subvenciones y reparto de recursos, beneficiando siempre a los amigos del poder y castigando a los adversarios, y un largo etcétera que incluye la vergonzosa protección del gobierno a los ladrones de viviendas y la compra de lealtades y voluntades a los cientos de miles de corrompidos que viven ordeñando el Estado desde chiringuitos y empresas fantasmas.

El sanchismo es maldad en estado puro, injusticia, corrupción y vicio, todo ajeno al bien, a la democracia y al respeto humano. El sanchismo es promoción de la pobreza porque sólo los pobres votan a la izquierda. El sanchismo genera incultura porque sólo los incultos se someten a los tiranos.

Votar al sanchismo tampoco es una opción, aunque lo hará la parte más deteriorada de la nación, aquella que ha sido contaminada por la envidia, el odio y el rencor, junto a la que gracias a la leyes de memoria histórica han caído en la sucia trampa del sanchismo, interesado en recuperar el odio que nos llevó a la Guerra Civil, enfrentando a todos contra todos: a hombres con mujeres, a viejos con jóvenes, a pobres con ricos, a empleados con empresarios, a catalanes y vascos con el resto de los españoles y a los políticos corruptos con la ciudadanía democrática.

Francisco Rubiales


- -
Lunes, 8 de Mayo 2023
Artículo leído 1040 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 09/05/2023 08:58


Lo que sí parece claro es que el sanchismo es la corrupción extrema del socialismo, hasta que venga otro socialista más corrupto. Así que seguramente será la corrupción del socialismo, extrema, pero no la más extrema. Recuerden que pensábamos eso cuando mandaba el otro y creímos que no se podía llegar a más. Y se ha llegado.

Por cierto, se ha llegado porque hubo un tipo del pp que se lo puso en bandeja, así que, me temo, a este le sucederá un ppero lamentable, que dará lugar a otro socialista mucho peor.

Y con esto no quiero defender al socialismo, la Historia nos lo muestra. Todos los regímenes más terroríficos han sido y son derivados del socialismo, corrupciones del ideal socialista, que, por cierto, es inviable y por eso surgen las desviaciones.

Tenemos tendencia a negar la mayor, porque nuestro cerebro no es capaz de asimilar lo que ocurre. Para nosotros es incomprensible que alguien quiera arruinar a la gente porque pensamos apoyados en nuestra lógica que es más fácil gobernar en un país rico que en uno pobre.

Miremos Cuba o Venezuela. Los disidentes, se largan como pueden y queda el lanar y los pastores. Los que están en la cima tienen todo los lujos, que para nosotros el lujo es gozar de bienes materiales exóticos, pero el verdadero lujo consiste en tener lo que nadie o muy pocos tienen. Y ¿qué mayor lujo hay que disponer de las vidas de la gente? Eso sólo se puede dar en países socialistas, los liberales no pueden hacerlo, aunque se aprecia una cierta deriva hacia la esclavitud.

Observen los escándalos que se producen cada cierto tiempo y que son silenciados por los medios del pesebre. Siempre es lo mismo, drogas, orgías, niñas y niños, siempre cosas que los ciudadanos corrientes no podemos tener, fundamentalmente porque ni se nos ocurre y si nos lo mencionan nos daría asco. Pero para ellos es lo más. Tomar una niña de un centro de acogida y prostituirla, debe ser algo realmente satisfactorio para esa gente. Salvo, claro, estar en la cúpula del poder o en alguna cupulita, que eso de manejar el BOE debe ser de los más erótico y satisfactorio.

Y claro, cuanta más miseria, más esclavos. Serán la gente, hambrienta, la que se ofrezca con tal de comer hoy. Así que los que mandan viven muy bien, probablemente si gobernaran bien vivirían mejor, gozando de unos placeres prohibidos, que si gobernaran bien a ellos también les estarían prohibidos.

Y esa estructura de poder se asienta sobre una red de mandos intermedios, que obedecen ciegamente porque tienen un nivel por encima del resto, son los que comen todos los días, cosa que el lanar no hace.

Así que ellos se sienten más felices cuanto más pobre es la gente.

Luego están sus amos, que a cambio de poder total, les permiten todas esas cosas. De momento los amos buscan el dinero, pues les permite comprarlo todo, porque hemos llegado a una sociedad donde todo se puede comprar, pero eso no es lo definitivo, lo definitivo será la sociedad perfecta, esa que nos dicen de la agenda 2030, cuando no tendrás nada y será feliz. Entonces no tendrán que comprar nada, porque todo será suyo.

Pero el lanar es feliz, que es lo que importa.


No recuerdo qué me hizo pensar en que no es necesario demasiado puchero porque con la manipulación que hay el lanar está muy domesticado.

No hay verdadera alternativa pues todos los partidos son lo mismo. El único que se sale, hasta cierto punto es vox. ¿Y por que la gente no va a votar a vox? Pues porque dice cosas contrarias al discurso oficial y la gente piensa: «Si el psoe dice una cosa, por ejemplo, subir los impuestos y el pp dice que hay que subir los impuestos, es porque no hay más remedio que subirlos, porque si no, esto se hunde. Y ahora vienen los fachas de vox y dicen que hay que bajarlos, eso es pura demagogia y no se les puede votar».

El concepto de democracia representativa falla porque no hay verdadera contraposición de ideas, pero en eso también el lanar lo tiene claro, «si pp apoya lo que dice el psoe, es porque tienen razón».

https://twitter.com/danialonpri/status/1655618815768809472?t=4rhOl_1AXumR3zEOfG8dmA&s=19

Es el vídeo de un rabino hablando de quién manda en el mundo. No añado nada.

También a continuación hay otras noticias interesantes que recomiendo y que explican algunas cosas.


2.Publicado por Blogger el 09/05/2023 09:48
Creo que este artículo es acertado y moralmente necesario. No se puede ser sanchista y patriota, sanchista y decente, sanchista y honrado, sanchista y digno, sanchista y al mismo tiempo limpio. Ser sanchista significa convivir con la corrupción, con la antidemocracia, con la mentira, con la estafa política, con el engaño a los electores, no tener palabra, no ser fiable, trucar el currículum y la tesis doctoral y hacer trampas a todos, incluso a los amigos y socios, además de proteger a los okupas y a los delincuentes extranjeros traídos por el gobierno. Para todo escritor y periodista democrático es un deber advertir a los ciudadanos de lo que tienen al frente de la nación y luchar por la recuperación de la verdad en la vida de los españoles. La lucha contra Sánchez es un deber ineludible si se quiere acabar con la compra de voluntades, medios y periodistas, con el culto a la oscuridad, con la dependencia del globalismo oculto y con el contubernio antiespañol que une al socialismo español con los enemigos de España, reunidos en BILDU, Podemos, Sumar, ERC y otros partidos llenos de odio a España de Cataluña y Vascongadas.

Blogger

3.Publicado por pepekaus el 09/05/2023 18:17
Dicen que Joseph Stalin dijo una vez que lo importante no es quién vota sino quién cuenta los votos.
Imaginen que en la noche de las elecciones, la televisión da unos resultados supuestamente acordes al recuento de la votación.
Imaginen también que ni siquiera se han contado esos votos. ¿Para qué? Simplemente, se hacen parecer a los recuentos que desde hace meses nos vienen contando los organismos oficiales para que veamos que la cosa era así, que esa era la intención del electorado.
¿Y quién o quienes son los guapos que digan lo contrario? ¿Con qué pruebas?
Simplemente, se les tacharía de antidemócratas, antisistema, malos perdedores, etc.
Si es que es muy sencillo, Stalin hoy diría que lo importante no es quién vota, ni siquiera quién cuenta los votos. Lo importante es quién publica los resultados.

4.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 09/05/2023 19:47
pepekaus:

Tú eres de los míos, que ya lo importante más que contar los votos, que en realidad se cuentan poco, casi nada, o nada, es la publicación del resultado.

Los votos se cuentan únicamente en cada mesa, luego se suman las actas que son los empleados públicos los encargados de transcribir el resultado de cada una de ellas, pero ellos no suman las actas. Las actas, en teoría, las suma un ordenador que a saber qué hará con los votos de cada una de esas actas, con los votos de cada provincia, con el reparto de escaños. Y luego las Juntas Electorales Provinciales se limitan a recoger las actas y no suman los votos de cada una ni hacen por su cuenta la distribución de escaños por la Ley D´Hondt, simplemente si hay alguna reclamacación en alguna mesa con alguna acta por parte de algún interventor de algún partido político entonces se cuentan las papeletas de esa mesa reclamada, y santas pascuas.

El resultado publicado es el mismo o idéntico al publicado por el Ministerio del Interior el día de las Elecciones, que es el resultado de la suma de actas transcritas, pero que nadie, absolutamente nadie, suma paralelamente. NO existe una hoja excel totalizada de todas las mesas de toda España.

El nuevo Stalin lo tenemos en España, y se apellida Sánchez.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros