Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Información y Opinión

EL BUHONERO ESTAFADOR


Nota

Pocas veces en sus dos décadas de historia Voto en Blanco ha publicado artículos ajenos que no sean de sus habituales colaboradores. Hoy lo hacemos porque merece la pena leer lo que ha escrito Lluís Rabell, hombre de izquierda serio y valorado, donde retrata la gran estafa que representa el sanchismo para una España martirizada por quien tiene el deber sagrado de defenderla y hacerla grande.

Comparar a Sánchez con un buhonero de los que engañaban al pueblo en el lejano Oeste americano con pócimas insanas e inútiles, vendidas como medicinas milagrosas, es todo un acierto porque no hay mejor ejemplo para plasmar lo que es el doctor plagiador, que engaña y maltrata a España, cada día y cada hora.
---



Vendedor-estafador de aceite de serpiente en el Lejano Oeste
Vendedor-estafador de aceite de serpiente en el Lejano Oeste
Cada cual tiene los referentes culturales que puede. Permítaseme recurrir a los clásicos del western con que me deleitaba de niño en los otrora populares cines del barrio. Un personaje recurrente de aquellas películas era la figura del buhonero, aquel vendedor ambulante de baratijas que andaba de pueblo en pueblo con un destartalado carromato, tirado por un caballo en similar estado. Entre los productos que el charlatán trataba de vender a sus ingenuos auditorios no podía faltar un milagroso elixir. Por el módico precio de un dólar, los hombres del lugar podían adquirir un brebaje que hacía crecer el pelo y procuraba un inaudito vigor sexual. Naturalmente, aquel mejunje, hecho a base de zarzaparrilla, whisky del malo y algún remedio indio contra las mordeduras de serpiente, no provocaba más efecto que una incontenible diarrea. Al día siguiente, el buhonero tenía que poner pies en polvorosa, perseguido por una turba dispuesta a ahorcarle. Hoy, enarbolando las “leyes trans”, un ejército de charlatanes del siglo XXI llega a nuestras ciudades, alcanza notoriedad en las universidades, dicta líneas editoriales en diarios y televisiones, encandila a la juventud con narraciones sentimentales, obtiene el favor de gobiernos y parlamentos… El “elixir” que pretenden hacernos tragar resulta, sin embargo, mucho más dañino que el que repartían aquellos trotamundos del lejano Oeste.

El consejo de ministros ha dado finalmente luz verde a un proyecto que, como lo exigían los lobby transgeneristas, reconoce de facto la “autodeterminación de sexo”. Pero las cosas no van a ser tan fáciles como esperaban. De hecho, contaban con que la ley viera la luz sin levantar demasiada controversia, como si se tratase de una “ampliación de derechos civiles”. La resistencia de numerosos colectivos feministas, denunciando la amenaza que esa ley supone para los derechos de las mujeres, ha obligado a que ese texto llegue al Congreso de manera forzada y tras no pocas fricciones en el seno de la coalición de izquierdas. Fue un error haber supuesto que, para frenarlo, bastaba con el rigor de los argumentos y la oposición de algunas destacadas dirigentes socialistas. Los aparatos de los partidos, si no cuentan con una fuerza social lo bastante amplia y organizada, tienden a plegarse ante las poderosas tendencias que se manifiestan a nivel global. (Y eso es precisamente lo que representan y anuncian esas leyes: un cambio de paradigma en nuestras sociedades bajo las exigencias del tecnocapitalismo). Pero esto no ha sido más que un primer asalto. El feminismo radical ha conseguido descubrir el pastel. Es cierto: su discurso apenas llega a la opinión pública, sometida a una incesante ceremonia de confusión – esto no va ni de personas transexuales, ni de los derechos de ningún colectivo. No obstante, el trámite parlamentario será largo. Tras un primer momento de perplejidad, la discusión se abrirá paso en los partidos de izquierda y en el conjunto de la sociedad civil. Nadie puede predecir los ritmos ni el desenlace de esa batalla. Pero tendrá lugar. Los hombres todavía pueden permitirse creer que cabe contemporizar con los cambios que se avecinan. Las mujeres conscientes, no. La resistencia feminista representa en estos momentos la vanguardia del pensamiento crítico y transformador.

A su abundante producción – artículos, manifiestos, investigaciones… – acerca del movimiento queer y las leyes que promueve me remito una vez más. Lo que está en marcha es de tal calado que no resulta fácil aprehender sus dimensiones. En la década de los 70, el capitalismo tuvo que hacer frente a una caída tendencial de su tasa de ganancia a nivel mundial. Lo logró mediante una contrarrevolución conservadora que dinamitó los precarios equilibrios de la posguerra, desde los acuerdos de Bretton Woods hasta los logros del Estado del Bienestar, e incorporó China y los países del área soviética a la economía mundial. Ese proceso, que dio lugar a la globalización neoliberal, comportó profundos cambios en todos los órdenes. También culturales, de mentalidades, de “valores” y horizontes. Fue el triunfo del individualismo, la deificación del mercado, el “fin de la historia” y la desaparición conceptual de las clases. (Por mucho que las desigualdades no hayan dejado de crecer y la “inexistente” clase trabajadora sea hoy más numerosa que nunca). Las corrientes transgeneristas que se manifiestan con tal fuerza y apoyos surgen del campo abonado del neoliberalismo, a la vez como expresión de su descomposición y como aspiración a un nuevo orden, a una reconfiguración social de rasgos distópicos. Tras la “desaparición” del proletariado, se trata de hacer desaparecer a la mujer y anular sus conquistas en materia de igualdad. Con la ayuda de los prodigiosos avances tecnológicos de las últimas décadas, el capitalismo pretende mercantilizar todas las facetas de la vida. Quizá ni siquiera el propio movimiento feminista sea consciente del potencial subversivo de su agenda: esa que pretende abolir las pautas y estereotipos de la dominación masculina; la que quiere acabar con la prostitución y la explotación reproductiva; la que se insurge contra la pobreza y las discriminaciones… Nada es hoy tan antitético a las pulsiones del capitalismo como esas aspiraciones igualitarias de las mujeres.

Basta con echar un vistazo a algunos acontecimientos recientes para entender el calado de lo que está ocurriendo. Este último 28 de junio, la manifestación del Orgullo Crítico en Madrid estuvo encabezada por un grupo de niños y niñas pretendidamente “trans”. Es una imagen que hiela la sangre en las venas. Uno se pregunta dónde está el Defensor del Menor, porque esto sólo puede calificarse de maltrato infantil. Ninguno de esos menores ha alcanzado un desarrollo físico ni intelectual que les permita tener las percepciones que verbalizan, ni la consciencia de la “identidad” que declinan. Es difícil concebir mayor manipulación, adoctrinamiento más indignante. Ni más peligroso para la infancia en su conjunto. El transgenerismo está desenrollando una alfombra roja a los pies de la pedofilia. La reivindicación de la pedofilia como “disidencia sexual” no es nueva. La antropóloga americana Gayle Rubin ya exploró en su día esa idea. Desde una óptica totalmente opuesta, el sociólogo quebequés Richard Poulin lleva años alertando acerca de los riesgos de una hipersexualización de la niñez, perceptible en modas y tendencias culturales… por no hablar del crecimiento de la pornografía infantil. Son los síntomas de una sociedad enferma en la que el deseo individual desborda todos los límites y convenciones. Si, como nos dan entender, los menores viven una plenitud sexual desde la más tierna infancia, ¿por qué no habrían de tener relaciones consentidas con adultos? ¿Nadie está expresando semejante barbaridad? Todavía no. Pero está inscrita en la lógica del nuevo paradigma. Y, a diferencia de la “infancia trans”, la fuerza de la gravedad existe. Los rechazos sociales, erosionados, pueden acabar resquebrajándose. Hace tan solo dos o tres años nadie se hubiese atrevido a transformar a un grupo de niños en portavoces de una teoría sobre la sexualidad y el deseo. Pues bien, ahí lo tenemos: eso ya se está normalizando. De momento, abandonadas por una izquierda desnortada y pusilánime, sólo las feministas están dando la voz de alarma. Hay que echar de la ciudad a esos desaprensivos buhoneros y su elixir emponzoñado.

Lluís Rabell

29/06/2021

Quien desee acceder al artículo original, que pulse AQUÍ


- -
Sábado, 3 de Julio 2021
Artículo leído 780 veces




Comentarios:

1.Publicado por Detox el 03/07/2021 09:54
A los políticos no les importan las personas homosexuales o trans, si no que lo único que les importa es establecer su sistema tiránico del Nuevo Orden Mundial.

La élite busca destruir el cristianismo tal como Albert Pike dijo en uno de sus escritos en 1872 ​y para ello han de destruir los valores morales cristianos, entre ellos la familia cristiana.

Algunas personas que han estado en contacto con la élite han denunciado que muchos individuos de la élite son pedofilos pervertidos sexuales y homosexuales, y realizan rituales secretos en donde cometen actos de pedofilia tal como explicaba y hasta recomendaba Aleister Crowley.

Tambien Cathy O'Brien denucio en su libro "trance-formation of America" que ella fue de niña una esclava sexual MK-Ultra de la elite, Cathy explico en su libro que los politicos de alto nivel de la elite realizaban actos pedofilos con niños y que hasta sacrificaban niños tras violarlos.

Fíjense en el caso Jeffrey Epstein que iba a ser juzgado por pedofilia y se "suicido" en la cárcel, tenia una agenda en donde había 1000 números de teléfono entre los cuales estaban Bill Clinton y Donald Trump.

Sobre la perversión sodomita es otro tema del cual el Gobierno impide hablar, no se puede decir que el travestismo infantil es una abominación porque el Gobierno directamente te censura.

El Gobierno quiere ser indiscutible y que todo el mundo acepte lo que el Gobierno diga, en EEUU los de NASA acaban de gastar 3000 millones de dolares en supuesta "misión" a Marte que dicen que esta a una distancia minima de 54,6 millones de kilómetros.
Nadie parece ser capaz de explicarnos como puede ser que haya en Marte un robot "Rover" que supuestamente envía fotos desde Marte a la Tierra y la señal electromagnética es capaz de recorrer decenas de millones de kilómetros de distancia sin sufrir atenuación según la ley de la inversa del cuadrado que nos dice que las señales electromagnéticas pierden potencia con la distancia.

La élite quiere que la gente sean masas chipeadas bajo estricto control y que el Estado eduque a los hijos y no los padres por eso están exponiendo a los niños a contenido LGTB para adoctrinarlos y que rechacen los valores cristianos y que sean buenos esclavos del Nuevo Orden Mundial, para ello quieren imponer una moneda única mundial después de que hayan hecho caer al dolar en el apocalipsis económico que esta a la vuelta de la esquina.

2.Publicado por pasmao el 03/07/2021 09:54
Buenos días Don Francisco

Excelente texto el que nos traslada hoy.

Respecto lo de los niños... recordar que por autorizar a un padre a llevar a su hijo a una procesión de Semana Santa al juez Serrano le cayó la del pulpo y lo echaron de Juez; hasta que no les tocó otra que readmitirlo (via Uropa).

Lo primero que debería de hacer la izquierda feminista para combatir el engendro queer es reflexionar sobre quien es el enemigo y si no se han equivocado gravemente atacando a personas e instituciones que defendían lo que ahora esa izquierda feminista reclama, pero desde mucho tiempo atrás. Pedir perdón al Juez Serrano, por ejemplo, no estaría de mas.

En el lado de la ¿derecha? tenemos a la Villalobos, por ejemplo, embarcada en las mismas basuras ... conviene recordarlo.

Por lo demás les recuerdo que busquen en Google VENTANA DE OVERTON ...

Les pongo un link al respecto

https://actualidad.rt.com/sociedad/view/125437-legalizar-overton-eutanasia-incesto

un cordial saludo

PS voy a estar muy liado estos días. Les leeré pero no se tendré tiempo para añadir comentarios.

3.Publicado por vanlop el 03/07/2021 11:48

El artículo es una forma de ver las cosas, que es necesario decir, sin embargo, tras una primera lectura, encuentro que hay algo que falla. Conforme vaya escribiendo el comentario lo volveré a leer con más detalle a ver si consigo encajar las piezas o detecto los fallos.

Lo primero es pensar que el rechazo entre determinados colectivos puede frenar algo. En realidad esos colectivos son tan minoritarios como los demás y si son visibles es debido a la insistencia mediática más que a su verdadero número. Porque, salvo en las manifas ¿cuantas feministas ve uno por la calle? Y ahora resulta que las feministas forman varios subgrupos, que se pelean entre ellas, cosa que nos enteramos por ciertos medios un tanto marginales.

Aquí estamos acostumbrados al rodillo, de modo que la ley saldrá, salvo que algunos diputados del frente popular decidan, saltándose la disciplina, votar en contra. pero no va a ocurrir, porque nadie muerde la mano que lo alimenta y porque al fin y la cabo, los colectivos que se oponen no significan gran cosa. Los que se oponen de verdad son la gran mayoría de ese pueblo al que dicen representar y al que no tienen le menor respeto. Lo hemos visto con la ley de eutanasia y lo vemos con convertir el aborto en un derecho humano. Pensar que las mujeres en el parlamento van a oponerse, es tan utópico como pensar que no saldrá la ley.

Seguramente, una vez 'desaparecido' el proletariado, que coincido que es más numeroso que nunca y en aumento, traten de hacer desaparecer a la mujer, cosa que no tengo clara, porque estas leyes que se fabrican como si fueran churros, lo que hacen es dar un poder inmenso a las mujeres, amenos que piense que un exceso de poder para las mujeres suponga un rechazo tan grande que las hunda en el fondo. Tal vez, que los hombres se conviertan legalmente en mujeres, cosa que personalmente contemplo de manera seria y cuando haya una masa crítica de hombres convertidos en mujeres legales, el chiringuito se hunda.

Pero eso no importa, a este gobierno no le importa el futuro, eso es dentro de mucho tiempo, lo que importa es estar en la poltrona un día más. No sé si a los que mandan les pasa igual. De todas formas ya aparecen cosas buenistas que empiezan a hacer aguas, como la norma de California que se puede uno llevar de una tienda mercancías por valor de hasta 950 dólares sin pagar. O las leyes de protección a los marginados, que han aumentado el número de marginados de forma exponencial, ya que es más cómodo vivir del subsidio que del trabajo.

El autor se rasga las vestiduras, con razón, ante los menores que se cambian de sexo, pero eso ya tiene algún tiempo y nadie ha hecho nada, salvo rasgarse las vestiduras, porque no se puede hacer nada ante el rodillo, salvo votar en contra y se ha visto que no se produce. No sé si es por culpa del lavado de cerebro o por qué, pero la gente vota de acuerdo a otras prioridades, que no son precisamente el cambio de sexo, la eutanasia o el aborto.

Por que aquí lo que hay en el fondo no es más que convertir en legal lo que es una costumbre de los que mandan. Se comenta en los sitios marginales, las aberraciones de los que mandan con respecto a los niños, ya hice una pequeña aproximación al problema en un artículo que D. Francisco tuvo la amabilidad de publicar y que seguramente recuerdan, pero no hace falta ir a las alturas olímpicas de los que mandan, las bajuras cutres de los que mandan aquí, también tienen sus 'casos', como el de prostitución de niñas tuteladas en Baleares y del que sabe cada vez menos. Es mucho mejor que las leyes den cobertura a eso y no haya necesidad de escándalos.

Me temo que los deseos del autor, que compartimos, con los correspondientes matices, la inmensa mayoría, quedaran en meros deseos.

Pasmao

Claro que es una amenaza, desde el momento en que es la organización criminal más grande del mundo, lo que pasa es que nos pilla lejos, al menos desde el punto de vista mediático y además tenemos otras organizaciones criminales peores, aunque menos numerosas y hasta nos hemos acostumbrado a convivir con ellas, de modo que China no se percibe más que como un suministro de productos baratos.

Y visto el sistema de trabajo precario que tenemos, tampoco difiere demasiado del chino, sólo que aquí como el trabajo precario aún es minoritario y tenemos subsidios, no lo vemos. Pero si la Administración se redujera a su tamaño justo, veríamos de pronto más de dos millones de trabajadores en paro y sin posibilidad, si quiera, de ser esclavos como en China.

Esperemos y veamos lo que o curre con el Sr Cantó, pero su observación es muy pertinente.

Y no olvidemos la ventana de Overton.

Mentalmente

Es un asunto interesante el que plantea y confieso que nunca se me ocurrió separa socialismo y comunismo. Tampoco me he preocupado de eso, para mi, ambos son iguales y no me he metido en estudios más profundos. A partir de ahora lo miraré como dice y a ver que saco.

4.Publicado por mentalmente el 04/07/2021 06:33
Buenas a todos,

Solo quería contestar a lo referente a mi comentario de ayer, soy consciente de lo complejo que es utilizar una palabra tan cargada de connotaciones sociales políticas como "comunismo", pero tal palabra en su contexto filosófico original no tiene nada que ver con el contexto político social que entiende la mayoría. Una cosa es cuando se piensa y otra cosa lo que se hace con la palabra. Y con que lo relacionamos por experiencia.

Hay que entender que el comunismo, para el comunista, no para el que rechaza el comunismo, es una utopía en la que se cree, y posible teóricamente, esa creencia es una especie de fervor religioso, como el budista que cree en el nirvana, el cristiano que cree en el reino de los cielos o el judío en la tierra prometida. Porque lo cree posible actúa en función de ello.

Es algo que no es tangible y que simplemente se logra y punto, si no que es como una especie de objetivo casi inalcanzable que estimula a las personas vivir y a trabajar por ese propósito.

Ahora bien, los problemas surgen cuando el propio Marx, él considera que el comunismo sucederá de igual forma aunque él no hubiera escrito nada, según Marx el comunismo es la conclusión lógica de la evolución de las formas de sociedad humanas. A su manera de entender como evolucionan las sociedades. Es largo de explicar como saca todas estas ideas, pero esa visión de Marx de la evolución de sociedades está actualmente obsoleta, (para los comunistas aparentemente no, sobretodo para los demagogos), hay cientos de factores pasados por alto que no concuerdan con su análisis reduccionista. Porque Marx lo reduce todo a las relaciones de capital, el trabajo, el dinero, los bienes, etc.

Esta manera de enfocar la realidad de Marx es el problema del comunismo. Que todos los comunistas no por el hecho de que deseen una utopía, si no la manera en que heredan del pensamiento de Marx como se produce, es lo que produce tantos problemas. Hay demasiado reduccionismo, que lleva a faltar el respeto a todo, a la vida, a la libertad, al resto de personas, con el único fin de procurar el comunismo.

Y una de las razones es porque estos seguidores han convertido a Marx en algo que no es. Marx no es un profeta, es un filósofo. Y el marxismo no es una religión, Marx dijo que él no era marxista. La verdad es más importante que lo que el piense o haya dicho. También dijo que la religión es el opio de los pueblos, esa manera de pensar, reduccionista, simplista, básica en muchos aspectos, pero que luego se complica en el proceso para llevar al comunismo, es un tremendo error, y una injusticia para todos.

No es así como evolucionan las sociedades, y el "socialismo científico" de Marx, dejó de ser científico en el momento en el que se comprobó que no funcionaba y no se cumplía nada de lo pronosticado por Marx, y a pesar de eso se continúa defendiendo. Ya no estamos hablando de filosofía, estamos hablando de marxismo, y es una especie de religión no reconocida por sus fieles, construida entorno a un filósofo, que demuestra fanatismo, cerrazón, que mata el conocimiento, mata el espíritu científico, pura posverdad.

Yo lo que quiero explicar puede ser tan complejo que podría dar a malentendidos y que se sacaran cosas de contexto. Quiero decir que es importante que las personas que quieren combatir el "comunismo empírico" y quieren evitarlo a toda costa en sus países y en el mundo, se esfuercen en entiender como piensan los comunistas, el "comunismo racional" y eso se consigue estudiando un poco a Marx.

Resumiéndolo mucho, el problema del comunismo empírico está en la manera en que las personas creen que pueden lograrlo, esas maneras introducen en la sociedad una paramoralidad como las descritas por el psquiatra polaco Andrzej Lobaczewski. Al que también recomiendo leer algo. Ya que incide profundamente no solo en lo relativo a aquello que produce el "marxismo" (que no Marx), si no en general, lo que ocurre con la psicopatía y los totalitarismos.

https://teoriamal.blogspot.com/2014/02/la-patocracia-caracteristicas.html

Cuando por la causa deseable, noble, etc. se introduce toda una ideología, y todo un grupo de personas, se tiene una especie de manada, la manada introduce un mecanismo de sometimiento del individuo, que Marx nunca estudió, porque la psicología nace de manera contemporánea a Marx. El individuo de manada no es libre completamente, su margen de comportamiento está limitado por el grupo, el grupo es un no - ser, porque nadie puede controlarlo. Y lo que ocurre es que las máximas de supervivencia del grupo, se anteponen a los objetivos por los cuales el grupo se crea.

Así pues, un partido político, tiende a buscar su propia supervivencia por encima de defender las ideas que dan origen a su creación, y las ideas se convierten en símbolos que llevan a todas partes y enseñan con orgullo, sustituyendo el comportamiento afín a lo que representan, porque o bien se percibe que es inviable, o el grupo no puede sobrevivir si actúan de acuerdo a lo que defienden.

En el marxismo esto es una constante, y se convierte en paranoide, el fiel de esta corriente termina creyendo que el comunismo no es posible por culpa de todos los demás que no son comunistas-religiosos. A los que debe inculcarles sus ideas, manipularles, etc. creyéndose moralmente superior. Pero ni aún siendo todos comunistas-fieles-religiosos forzosamente tiene cabida posible el comunismo en la realidad, porque es erróneo el mecanismo propuesto, y es erróneo hacer seguidismo de estos grupos, porque son manadas. En las manadas no hay inteligencia.

Un saludo.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros