Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Comunicación y Medios

¿Y SI HABLAMOS DE LA CORRUPCIÓN EN EL PERIODISMO?


Nota

La corrupción que existe en el periodismo español es comprable a la que existe en la política. Los grandes partidos compran medios y profesionales para que traicionen lo que es la esencia del periodísmo democrático, que es contar la verdad para que el pueblo esté veraz y eficazmente informado.

La corrupción del periodismo español, como la de la política, invalidan la democracia y deslegitiman a los gobiernos que controlan la información.

Publicamos hoy en Voto en Blanco un artículo sobre este espinoso tema, publicado en Voz Ibérica, cuyo autor es Carlos Aurelio Caldito Aunión.

Es un tema de rabiosa actualidad porque las calderas más corruptas están siendo alimentadas desde el poder con el conflicto del presidente argentino Milei, con bulos, mentiras, filtraciones y sobreactuaciones, para que agiten la sociedad y siembren odio.en las izquierdas, un odio que suele traducirse en votos en las próximas elecciones europeas.
---



Periodismo español. Clase en la facultad.
Periodismo español. Clase en la facultad.
Cuando comenzaba el año 2024 hubo algunos medios de información que se hicieron eco del dinero que el gobierno social-comunista de Pedro Sánchez tiene previsto gastar durante este año en publicidad: nada menos que ¡270 millones! Con anterioridad, en mayo de 2023, el Consejo de Ministros autorizó la puesta en marcha del proceso de adjudicación del mayor contrato de publicidad institucional de la historia. En concreto, se dio vía libre al Ministerio de Hacienda para licitar un acuerdo marco para la prestación de los servicios de compra de espacios en medios de comunicación y demás soportes publicitarios para la difusión de las campañas de publicidad institucional, con un valor máximo estimado de 440 millones de euros… lo más llamativo fue que, el gobierno social-comunista esperó hasta el último Consejo de Ministros para autorizar la inversión, el mismo día en el que se aprobó la disolución de las Cortes y con el Ejecutivo de coalición viviendo sus dos últimos meses de legislatura.

Rajoy, aquel presidente del Gobierno de España que consiguió una mayoría abrumadora en las instituciones, como nunca había sucedido en España desde la muerte de Franco y que no cumplió ninguna de las promesas que hizo a los españoles en las elecciones del 20 de noviembre de 2011, «solo» se comprometió a gastar 986 millones de euros en los siete años en los que su administración fue la responsable del Plan de Publicidad y Comunicación. El mismo, además de abrirles la puerta a los socialistas, comunistas, separatistas y terroristas para que ocuparan el gobierno de España, les regaló las diversas televisiones…

La subvención directa o a través de propaganda institucional a los medios de información afines al gobierno, sea municipal, provincial, regional, o nacional es de manera opaca y arbitraria… Los diversos gobernantes, da igual la tendencia política, se comportan de manera espléndida y generosa (con el dinero de nuestros impuestos) para premiar a los diarios, de papel y digitales, a las radios y a las televisiones que les hacen el caldo gordo, castigando a los que se manifiestan críticos con su gestión.

La publicidad y «comunicación» institucionales fue regulada mediante ley, por el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, Ley 29/2005, de 29 de diciembre, de Publicidad y Comunicación Institucional (BOE de 30 de diciembre de 2005), también existe legislación al respecto en la mayoría de las regiones españolas.

En España, los diversos medios de información, creadores de opinión y manipulación de masas reciben dinero por debajo de la mesa a cambio de hablar bien o mal, o no hablar, de figuras políticas o empresariales más o menos influyentes o con aspiración de serlo. Por otro lado, por el mismo motivo, los medios pueden recibir órdenes de que cualquiera pueda ser condenado al silencio. El periodismo, los periodistas en general siguen las directrices del que manda… y se venden al mejor postor. Aunque, hay que reconocer que existen excepciones y que todavía quedan medios y periodistas decentes.

En estos momentos en los que el gobierno del sátrapa ególatra, Pedro Sánchez, habla de «pseudomedios», de propagadores de bulos, de medios buenos y malos, y cosas por el estilo, y de regular la información para que nadie se desvíe de la verdad oficial, etcétera, es bueno recordar que el poder jamás se queja de los periodistas serviles y acomodaticios porque esos son los primeros que se subordinan, difunden la propaganda oficial y rinden pleitesía.

En estos momentos en los que la temporada futbolística está a punto de terminar y están en juego ascensos y descensos en las diversas categorías, como todos los años surgen por doquier las sospechas de amaños, de equipos que se dejan ganar, u otros que ponen especial empeño en ganar, dependiendo del caso, a cambio de ingentes cantidades de dinero con los que participan de los amaños son premiados. Podemos aplicar el mismo esquema al periodismo pues, las campañas electorales, el acceso de los capos, oligarcas y caciques de las agrupaciones mafiosas que se hacen llamar partidos políticos, a las diversas instituciones, que les permiten poder parasitar, vivir de nuestros impuestos, hacerse un patrimonio… depende mucho, muchísimo del trato que reciban del periodismo, de si son ensalzados, denigrados, criminalizados, o incluso silenciados, según convenga a quien da las directrices a seguir por parte de los periodistas dispuestos a venderse al mejor postor; sacrificando valores, ideales o principios morales, a cambio de la obtención de un beneficio material o personal.

Por supuesto, la mayoría de esos regalos con que son compensados de forma generosa quienes participan de este tipo de corrupción, se realiza de forma opaca, oculta, a ser posible con nocturnidad.

Es necesario aclarar que algunos pagos que reciben determinados periodistas y medios no constituyen delito, pero atentan gravemente con la mayoría de los códigos de ética periodística que existen en España y en el resto del mundo.

Es muy posible que muchos periodistas, si tienen un ataque de sinceridad, acaben reconociendo la corrupción existente en el gremio, pero, buscarán cientos de escusas y justificaciones, como que la corrupción periodística no es mayor que la existente en otras actividades, o la atribuirán a los bajos sueldos, la cercanía con el poder y la falta de ética que caracteriza a cualquier sector de la sociedad, o la tradicional picaresca española…

En esto de la corrupción periodística y la complicidad de determinados medios con las organizaciones mafiosas que se hacen llamar partidos políticos, en todas las instituciones: ayuntamientos, diputaciones, cabildos insulares, gobiernos regionales, gobierno central… hay un antes y un después a partir de la ley aprobada por el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, Ley 29/2005, de 29 de diciembre, de Publicidad y Comunicación Institucional (BOE de 30 de diciembre de 2005), que permitirá que los espléndidos pagos a los periodistas y medios pasen de ser «en B» a «en A, a través de la publicidad institucional, repartos que, tal como ya he indicado, ser realizan a periodistas y medios afines, al mismo tiempo que se castiga a los díscolos, críticos y disidentes.

Ni que decir tiene que, los dineros generosamente repartidos generalmente no son fiscalizados y nadie hace de ello rendición de cuentas.

La actitud servil y de vasallaje ha llegado hasta tal punto que, incluso, hay periodistas-activistas al servicio del partido gobernante que intentan hacer callar a los críticos que hacen preguntas «impertinentes» en las ruedas de prensa que convocan los diversos grupos parlamentarios o el gobierno social-comunista; y más todavía: proponen sin tapujos, sin rodeos que se legisle, se dicten normas para amordazar a quienes no le doran la píldora al gobiernos y sus aliados, utilizando el mismo lenguaje beligerante, despectivo, para criminalizar a determinados medios y periodistas que utilizan Pedro Sánchez y sus secuaces.

¿Tan importante es en España la corrupción en el periodismo?

Sin duda alguna, de enorme magnitud… ¿Y por qué se habla tan poco de esa corrupción? Quizá porque es uno de los aspectos más incómodos para los periodistas, entre los cuales también existe corporativismo; también porque nadie quiere crearse mala fama de «problemático» y ser antipático para quienes los contratan o suscitar las iras de sus «colegas». El caso es que en este ámbito funciona una especie de «omerta» a la manera de la ley del silencio de las organizaciones mafiosas.

Habrá quien diga que peor es la corrupción de quienes hacen profesión de la política… pues no. No se puede olvidar que los periodistas deberían tener un compromiso con la verdad, mientras los políticos están comprometidos con sus miserias y las de la agrupaciones mafiosas -partidos políticos- a los que pertenecen. Y, muchos empresarios, por desgracia, juegan al juego al que los capos de los partidos los invitan.

Diversos estudios de opinión coinciden en que los medios de información, los periodistas son generalmente los que menos confianza suscitan a los ciudadanos y a los que menos veracidad les conceden, además de a los sindicalistas, a los políticos y a los jueces. ¡Por algo será! ¿No?

Apenas el 40% confía en los medios.

Los pecados del periodismo son muchos, demasiados, y la codicia no parece el más grave. La superficialidad e inexactitud, la ignorancia de muchos periodistas que se meten a «todólogos» y opinan de lo divino y de lo humano y no se arredran ante nada, la militancia clara y su adscripción a determinados partidos políticos, su recurso a la difamación, a la calumnia, a criminalizar a quien disiente o discrepa, su tendencia a no comprobar la veracidad de sus fuentes -en especial cuando se trata de determinados políticos y empresarios-, y, lo peor de todo, su arrogancia que generalmente va acompañada de analfabetismo funcional, o casi.

Como resultado, el periodismo en general (aunque sea injusto pues, todavía quedan buenos periodistas y medios veraces) ha conseguido que los ciudadanos otorguen a los medios presunción de mendacidad, hayan perdido credibilidad y una gran parte de la población los deteste y desprecie, y más aún, sean víctimas de indiferencia…

Carlos Aurelio Caldito Aunión

Articulo original en [VOZ IbÉRICA

- -
Martes, 21 de Mayo 2024
Artículo leído 964 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 21/05/2024 10:51

Siempre surge la misma pregunta ¿quién es más malvado, el que corrompe o el que se deja corromper? Pues los dos.

Esto también es fruto de una sociedad corrompida. En otros tiempos no se compraban periodistas ni medios, había censura y leyes y con eso se funcionaba. Las cosas estaban claras y cada uno sabía su lugar.

Ahora no hay leyes ni censura, lo cual supone que nadie sabe su lugar ni lo que puede decir, con lo que aparece la autocensura y si no, el dueño del medio se ocupa de censurar lo que considera perjudicial.

Y por otra parte, no hacen falta leyes de prensa, basta con repartir el dinero convenientemente, en unos tiempos en que todos los medios son deficitarios, en especial los de papel. Y esto me lleva a la reflexión sino se´ria conveniente que desaparecieran los medios deficitarios y espabilen y monten negocios rentables, como eran los periódicos hace un siglo.

Porque mientras los medios dependan de las subvenciones van a depender del poder y eso es lo peor que puede ocurrir, porque es ir contra la esencia del periodismo.

Pero no nos asustamos, lo asumimos normalmente, si los tres poderes del estado están como están ¿por qué el cuarto poder iba a estar mejor?

Como en todo, la solución vendrá con una sociedad virtuosa, ¿pero esa sociedad tiene posibilidades en los próximos años?

Pero como sabemos lo que hay, no hacemos caso a los medios, lo malo es que el lanar no se entera de estas cosas y así nos va.



El dizque ministro de exteriores fue a pedir la venia de Biden y le ha dicho que de reconocer a Palestina nada de nada.


2.Publicado por mentalmente el 21/05/2024 14:04
Buenas a todos,

Este es un problema que tiene muchas aristas, pero hay que destacar que la más importante es el problema que supone la concentración del poder, en este caso el poder económico que a su vez este controla el poder mediático, creando falsa pluralidad de medios que con distintos enfoques sirven a los mismos intereses.

Ambos fenómenos que suceden en la actualidad son el motivo fundamental por el cual se hunde nuestra civilización y perdemos libertades. La gente debería estar más preocupada por esto. Pues la solución a este problema está en concienciar a la gente.

Cuando el liberalismo se creó, se ideó, por Locke, Monstesquieu y otros, esta manera de concentrar el poder y usarlo no existía. Por aquel entonces eran o bien los Estados, los gobiernos mismos, o la iglesia, para lo cual esta ideología fue el fundamento de que se dividieran los tres poderes del Estado, y el Estado se separe de la iglesia.

Periodismo vendido es otra manera de llamar al paisaje global. No es que está vendido, es que está creado y fabricado directamente por los intereses que defienden, es una extensión de un problema general que tiene difícil solución.

Yo siempre voy a defender la creación de medios de comunicación verdaderamente públicos, no del Estado, libres y no controlados por agencias de inteligencia ni gente de índole similar. Porque esa sería la solución práctica al problema, entre otras.

Iniciar un proceso autónomo de dialéctica colectiva, fundamento en mis teorías de la democracia, sería la solución definitiva a todo este problema, y a muchas más cosas, esto no solo sería un medio de comunicación público y libre, si no que realmente estaría comunicando a las personas.

El cambio en muchos países como Argentina con Mileo, o como El Salvador con Bukele, ha sido por el fenómeno de la comunicación interactiva. Algo que nos hemos acostumbrado, pero todavía no somos la mayoría. Poder dar una opinión sobre una noticia, preguntar directamente al que la cuenta, comentar, etc. es un paso hacia adelante, y eso es lo que ha permitido que entre periodistas y aficionados outsider, y entre el interés del pueblo, y su búsqueda de soluciones, su amor por los asuntos públicos, hayan creado la química necesaria para romper el bloqueo creado por la propaganda del poder, que es como un dragón con varias cabezas, el socialismo, el imperialismo, el globalismo que es como una mezcla de ambos, y la penetración constante del islamismo y también la degradación moral progresiva de los pueblos, junto con la económica, convertidos en zonas de mala muerte que crecen, donde impera la inmoralidad, la delincuencia, la ley del más fuerte y cruel, y el mal en general.

El medio es el mensaje, la posibilidad de que se den unas circunstancias de comunicación y las personas recurran a esos mecanismos son parte de la solución, una gran dinámica social se mueve tan deprisa, que no llegue a estar al alcance de la presión de los intereses particulares, pues cuesta muchísimo más tratar de engañar y confundir cuando se tiene una sociedad tan implicada por todas partes.

Un saludo

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros