Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Información y Opinión

La envidia corroe y destruye España


Nota

La envidia ha existido siempre y ha sido una constante en la Historia, pero, sin la menor duda, la envidia se ha disparado en la España del presente con el marxismo y el dominio de las izquierdas.

La envidia es el pecado nacional, un pecado ya señalado hace siglos por los pensadores de cada época, pero es probable que nunca haya alcanzado los actuales niveles y que los niveles actuales, suciamente estimulados desde un poder corrupto y sin ética, jamás se hubieran alcanzado en el pasado.

El marxismo se basa en el odio, porque el odio es un poderoso sentimiento primario que mueve a las masas. Para odiar no es necesario pensar ni ser culto, sino todo al contrario, cuanto más inculto se es, más fácil es que el odio se instale en la persona. Por tanto, si queremos que el odio sea lo que nos mueva, lo primero es crear analfabetos, un lanar suficientemente numeroso que odie con todas sus fuerzas a todo y a todos los que el poder quiera odiar.

Publicamos hoy, día de Navidad y del amor por excelencia, un análisis del odio aplicado a la política, inspirado en un comentario de Vanlop, colaborador de Voto en Blanco, que he convertido en artículo, tras realizar cambios y agregado enfoques y argumentos.

El producto final ha mejorado y su lectura estremece porque refleja un poder político incrustado en el corazón de España que destila odio y bajeza, al que no le importa hacer trizas nuestra nación y que no duda en emplear los sentimientos mas rastreros para incrementar su poder y dominio.
---



Marta Ortega, la nueva presidenta de Inditex, y su padre, Amancio Ortega, creador de esa gran empresa española, dos seres odiados por los mediocres envidiosos, hijos del comunismo
Marta Ortega, la nueva presidenta de Inditex, y su padre, Amancio Ortega, creador de esa gran empresa española, dos seres odiados por los mediocres envidiosos, hijos del comunismo
No es la primera vez que se ataca en España a Amancio Ortega, del que se critica prácticamente todo lo que hace. Es algo consustancial con los marxistas españoles. Recuerden que incluso cuando dona máquinas para el cáncer los podemitas saltan como fieras, a pesar de que se trata de donaciones altruistas que beneficia a la sociedad y especialmente a los que más sufren. Ese comportamiento indica que el sufrimiento les da igual, que todo lo hacen pensando en su beneficio y que admitir que un hombre, con sus propias fuerzas e inteligencia, puede crear un imperio económico empresarial es como admitir que el Estado sobra y que, en consecuencia, ellos, los comunistas, izquierdistas y progres adoradores del Estado, también sobran.

Los únicos ricos que su sistema permite son ellos mismos, los que se sirven del Estado. Todo aquel que se ha hecho rico con su esfuerzo es un mal ejemplo y hay que odiarlo porque demuestra que el Estado es prescindible y que la gran fuerza que mueve el mundo es la voluntad del individuo, toda una herejía para los marxistas, que piensan que todo se debe al Estado. En otros tiempos se eliminaba al disidente individualista y sus empresas eran nacionalizadas, es decir, robadas, pero ahora se limitan a odiarlo, confiando en que el odio los destruya. El método es eficaz porque si eliminan a los enemigos, se acaban los que tienen que ser odiados y entonces le lanar se podría fijar en ellos.

La derecha española suele compartir con la izquierda los errores y tragedias que han destrozado a España. Son parecidos en corrupción, codicia, abuso de poder, injusticias, ansia de control y de poder, etc., pero en la envidia y el odio la izquierda tiene mucha delantera sobre la derecha.

Sin duda, saben hacer la cosas bien. Han esparcido la semilla del odio para que se enfrenten los pobres y los ricos, las mujeres con los hombres, las izquierdas contra las derechas, los jóvenes con los viejos y hasta los hijos con los padres. El odio le da poder a la chusma y hace millonarios a sus líderes.

Todo el lanar critica a los ricos, a los que por herencia o por su esfuerzo, el dinero les ha llegado, pero no se fijan en sus dirigentes, que, por arte de magia, se hacen ricos con el dinero de los demás y se comportan como tales. Ninguno de ellos criticó al "macho alfa" por tener un chalé de lujo, ni siquiera se han preguntado de donde ha sacado el dinero para comprarlo. Ni les importa que el ex presidente Zapatero se comporte como un millonario y que se diga de él, con bastante solvencia, que ha recibido como regalo de los tiranos venezolanos una mina de oro. Ni se preocupan de que, como dicen los jueces, existan miles de ex políticos españoles que no pueden justificar sus patrimonios abultados.

El colmo de la indecencia es criticar que la hija del dueño del imperio Inditex, la empresa española más potente y próspera, porque se convierta en la presidenta de la empresa. La envidia les obliga a odiarla, pero ellos nunca protestan cuando nombran a un impresentable para un cargo público o directivo de una empresa del Estado.

Los Ortega son dueños de un empresa privada y pueden dirigirla como quieran. Algo tan simple no les entra en la cabeza y la causa es la envidia y el miedo a que la ente descubra que ni ellos ni el imponente Estado que ellos instalan son necesarios para nada.

El capitalismo es un sistema que se puede definir como el que te da la libertad de arruinarte, pero ellos detestan hasta que te arruines sin su intervención. Quieren que sigas vivo, aunque endeudado y en quiebra técnica, para seguir expoliándote con sus impuestos abusivos y confiscatorios que imponen desde el poder, en contra de la Constitución y de la misma ley natural.

Ante el éxito de las empresas privadas las izquierdas sienten terror por dos razones principales: porque demuestran que el Estado brutal que ellos adoran no es necesario sino dañino, y en segundo lugar porque el éxito de esas empresas y de las personas que las dirigen les deja en evidencia, demostrando de manera clara ante la sociedad que son más eficaces que el sector público que ellos suelen conducir con torpeza y fracaso.

En el caso de la triunfante Inditex, se ha llegado a decir que su anterior presidente, Pablo Isla, cuya gestión brillante hizo crecer a la empresa de manera espectacular, sería un magnífico presidente del gobierno de España, superior mil veces a la pandilla de ineptos, de izquierda y de derecha, que llevan décadas gobernando mal y arruinando a España y haciéndola perder en el mundo su anterior prestigio y peso específico.

Vanlop y Francisco Rubiales

- -
Sábado, 25 de Diciembre 2021
Artículo leído 1070 veces




Comentarios:

1.Publicado por Sebastián el 25/12/2021 08:05
Gracias!. No comparto algún punto de vista, pero el hecho de pararse a pensar, por si mismo, sobre algo que afecta a las personas es digno de respeto, aplauso y agradecimiento.
Muchas personas somos conscientes de que nos tomaron el pelo quienes empezaron hablando mal de las Marcas de chorizos, consolidadas y acreditadas para casar al mercado su propia Marca.

2.Publicado por vanlop el 25/12/2021 09:05

Muchas gracias por mejorar el comentario, sin duda está mucho mejor así.

La envidia es el pecado nacional y eso es una desgracia en sí misma. Otros países tienen otros pecados nacionales, pero la envidia es el único que lleva el castigo en sí mismo. La envidia es un sentimiento que te corroe por dentro, pero no obtienes ningún beneficio, los otros pecados, te producen, aunque sea momentáneamente, una cierta satisfacción.

El odio está asociado íntimamente a la envidia y tampoco produce ninguna satisfacción y es curioso cómo hay tanta gente en eso. Es muy difícil de entender para una buena parte de la gente, cómo es posible que existan esos sentimientos, que sólo te conducen a la ruina moral y mental, porque seguro que cuando te pasas la vida odiando, acaba loco o tal vez, odias y tiene envidia, si tienes un desequilibrio mental.

Creo que el marxismo ha calado tanto en España y en Hispanoamérica, por esto: somos odiadores profesionales y envidiosos hasta la saciedad y el marxismo, al menos el que nos enseñan estos, es pura envidia y odio. Y eso no ha podido quitarlo el cristianismo. En las épocas de mayor influjo religioso, lo ha disminuido más o menos, pero ahora, con este ateísmo a la carta, la cosa se ha disparado.

Y hay que favorecerlo, porque si la gente pensara con cierta lógica, verían que ellos son no sólo innecesarios, sino perjudiciales y entonces ¿de qué vana comer?



Si alguien se lo ha llevado a lo grande con las PCR, quiere decir que otros se lo están llevando con otros aspectos de la enfermedad. Sabemos de donaciones a ciertos colectivos, que recomiendan entusiásticamente la vacuna, sabemos que el asunto de las mascarillas olió mal desde le principio, cuando el gobierno se quedó con una partida destinada a la junta de Andalucía y dijeron que la empresa acaparaba material y rápidamente montaron una fábrica, que salió de la nada.

A mí todo este asunto del repunte, de mascarillas por la calle, de machacar ala hostelería y demás, me huele muy mal, alguien o 'alguienes' se lo están llevando 'crudo', aparte de las consideraciones políticas que hay y que parecen evidentes y la principal es fastidiar la Navidad.

Pero como dice parte del lanar: menos mal que no gobierna la derecha.


Josuhe

Así es el lanar, pensamiento cero. Y así nos va. Y entonces es cuando te preguntas por qué la democracia establece que el voto de una persona así vale igual que el de una persona que piensa. Y empiezas a cuestionarte la democracia representativa.

3.Publicado por Yorick el 25/12/2021 12:26
La bajeza del discurso marxista es directamente proporcional a la miseria de su espíritu fundacional. Ya me dirán qué se podía esperar de un tipejo como Marx, vago, sucio, tramposo, gorrón, vicioso, cruel, clasista, plagiador... Una auténtica basura en lo personal y en lo intelectual. Hasta sus fotos apestan.

Si Amancio Ortega conociese la pasta de la que está hecha la canalla que le critica, no tendría más que montar alguna organización desde la que repartir sueldecillos. La chusma es poca cosa, y con poca cosa se conforma. Por mil euros al mes, periodistas y activistas de toda calaña le lamen las botas; por dos mil, le lamen lo que haga falta.

4.Publicado por mentalmente el 25/12/2021 16:04
Buenas a todos,

Continuando con lo que escribí ayer, Estado, que curiosamente se escribe en mayúsculas también, vendría a ser la palabra que vendría a reemplazar la palabra Dios.

Y eso de creer en el Estado, según mi ligera hipótesis se haría más notorio cuanto más la persona tenga una concepción de Dios menos útil en su vida. No necesariamente debe ser ateo, como decía Vanlop, que marcaba ciertas diferencias entre distintos ateísmos. También puede ser creyente o agnóstico.

Lo que importa es si la idea que tiene de Dios, independientemente de si la tiene como algo bueno, algo malo, o algo indiferente, le resulta útil en su vida, le resulta útil para cambiar algo o formar pensamientos complejos que de otro modo sería más difícil alcanzar.

Desde mi punto de vista, a Dios, le corresponde ocupar un uso casi recurrente, aunque depende, como idea irracional básica y comodín, de tal manera que flexibiliza y agiliza pensamientos, que sirve para desarrollar pensamientos que de otra manera sería mucho más complicado. Si se estudia por ejemplo, la historia de los diversos científicos que han aportado grandes cosas al mundo, se ve que todos o la gran mayoría eran creyentes, pero ninguno era de creencia mitológico, de algún tipo dogmático, y fanático o extraño.

Si bien podían tener distintas concepciones todos darían un uso continuo al concepto Dios, del cual seguramente no se podrían desprender, y de no haberlo utilizado difícilmente habrían llegado tan lejos en sus teorías científicas. También se puede incluir como científico o como base de la ciencia actual al filósofo Descartes, que uso recurrentemente el concepto de Dios para su teoría más importante. Una especie de comodín dentro de unas teorías que contra todo pronóstico desde un punto de vista actual, parecería improbable que generase un cambio de mentalidad en una época, al punto de desarrollarse la ciencia moderna.

Así pues para algunos tipos de ateísmo utilizan el concepto Dios de diversas maneras, desde la crítica, están logrando sacarle un beneficio para obtener sus propias teorías que también pueden ser útiles para dar con ciertas explicaciones.

Me gustaría volver al tema del Estado, cuando parece reemplazar el uso cotidiano del concepto Dios. El Estado sigue siendo una idea abstracta e irracional, y también un comodín, que se utiliza recurrentemente para dar por resueltos muchos problemas de tipo social. La diferencia con Dios es que, Estado suele ser la solución en sí misma, da como hipotéticamente resueltos todos los problemas, Dios no sería la solución si no un concepto de apoyo trivial en los pensamientos, que facilita a la persona encontrar la solución a un problema.

Cuando la solución pretende ser Dios en sí misma, es una especie de creencia mitológica que tiende a atrofiar las capacidades y libertades del ser humano, lo mismo ocurre cuando en vez de esa palabra es Estado, y confiar que aquellas personas que depositan todas las soluciones en esa palabra, realmente llevarán a solucionar directamente los problemas.

Lo que ocurre con esta forma de pensamiento o de creencia en un ente que soluciona directamente un problema, es que hace inútil a la propia persona y también al resto. No la hace partícipe de nada. Ya que la persona no se incluye a sí misma en la abstracción, su misma existencia, su libre albedrío, el libre albedrío de cualquier otra persona, carece de toda importancia, solo importa defender "aquello". ¿Es cómodo pensar de esta manera?

Si uno entiende que pensar así no lleva a nada, lleva a violencia, a sufrimiento de diversas maneras, pues no resulta cómodo. Minusvalorar la propia humanidad dentro de un argumento en el que se pretenden solucionar problemas, crea problemas aún mayores de los que existirían sin pretender estas soluciones.

El totalitarismo nace de esto, y solo encuentra una solución mediante la guerra de su tribu contra el resto de tribus y lograr imponer como sea sus sistemas, sus ideas, etc. no hay espacio verdadero para que haya "principios" o "moral", el fin justifica los medios.

Un saludo.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros