Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Colaboraciones

LA INVASIÓN


Nota

El progresismo mágico que iba a trasladarnos a un futuro idílico de paz y de concordia, de prosperidad y disfrute, se ha derrumbado y muestra ahora ante los sorprendidos ojos de cientos de millones de seres que su mensaje y su doctrina eran trampas miserables y disfraces que ocultaban la corrupción, la decadencia y el desarme frente a los malvados.

El mundo está aprendiendo a reconstruirse, a enfrentarse a sus enemigos infiltrados, a los lobos disfrazados de corderos, a los falsos progresistas, que en realidad era dinosaurios antidiluvianos dispuestos a devorar la bondad, la paz, los valores y el verdadero progreso.

Todo esto lo cuanta con maestría el periodista Ángel Pérez Guerra, cuyo artículo "La Invasión" hoy reproducimos.
---



Decadencia de Europa y Occidente
Decadencia de Europa y Occidente
Desde que estallara la gran epidemia del mundo contemporáneo, en todos —lo confesemos o no— se instaló el pánico intermitente de que al cabo el fin del mundo no fuera más que la extinción del género humano. Y ahora, cuando empezábamos a levantar cabeza, la Historia nos devuelve a quince lustros atrás, dándole la vuelta a todos nuestros conceptos sobre el mundo en el que vivimos. O en el que vivíamos hasta ese jueves 24 de febrero de 2022 que debemos clavar con la chincheta de la hora cero en el tablón de anuncios de nuestras vidas.

Íbamos a subir a una calesita —progresismo mágico de panaceas buenistas, políticas verdes, energías alternativas, paraíso LGTBi, y mucho derecho de la mujer a matar a los hijos de sus entrañas— cuando de pronto nos vemos en la montaña rusa del vértigo que nos produce la realidad. Las cosas no eran como nos estaban contando desde hacía décadas las izquierdas occidentales, sino más bien todo lo contrario. El desolado discurso del canciller alemán ante el Bundestag (presidente de un Gobierno socialdemócrata, verde y liberal, por si alguien estaba ya colocándole bigotito) es algo así como la nueva declaración de principios, forzada por los acontecimientos, de un mundo que en puridad no empieza ahora, porque nada de lo que estamos viendo es nuevo en realidad sino tan viejo como la Humanidad: el afán de dominio, el poder arrasándolo todo, la confusión entre el espíritu de paz y el pacifismo, quizás el más injusto de los movimientos.

Tras la Arcadia progre, que en verdad era marxista, volvemos a la evidencia de la naturaleza y a la necesidad de armarse no sólo de paciencia sino de cañones. No es bonito, desde luego. Pero las circunstancias obligan, y frente a la agresividad no caben palabras dulces cuando tienes la cabeza de tu enemigo a un punto de asestarte el golpe, que siempre es o puede ser mortal. Esta legitimación del blindaje ante el peligro suena a rompedor y desde luego a fascista en los acobardados y distorsionados oídos del Occidente actual, especialmente en los españoles, tan retardados para todo y por lo tanto también para recuperar el sentido común que tanto contrasta con los eslóganes.

Se me han venido a la mente unas imágenes que circularon por Internet hace algunos años y en las que aparecía Putin arengando a su ejército, hieráticamente formado en una inmensa explanada. Les hablaba, con enojo incitador, de la decadencia de la Europa libre, de cómo había caído en el matrimonio homosexual, en el olvido deliberado de la familia, de los hijos, de los valores que la habían hecho fuerte antaño. Resultaba muy desconcertante porque parecía que estaba poniendo en guardia a Rusia ante el riesgo de contagio. Pero no. Ahora lo he comprendido. Putin estaba preparando a sus tropas para el asalto de esa vieja Europa de raíces grecolatinas y judeocristianas que se descomponía ante los ojos nada atónitos del tirano, como digo en absoluto sorprendido... porque era lo que él, o sea sus servicios secretos, había estado sembrando durante toda su vida, desde los tiempos de jefe del KGB. Y desfilan ante mi memoria Mayo del 68, la “liberación sexual”, la droga, las huelgas salvajes, la toma de universidades y fábricas mediante los sindicatos “de clase”, la financiación, adiestramiento y venta de armas de los grupos terroristas, la mitificación de Castro o del Che Guevara, el acoso a Nixon, "OTAN no, bases fuera”, “¿Nuclear? No, gracias”, y más recientemente lo que comentaba antes: Verdes por fuera y rojos por dentro, antifranquismo furibundo y perseguidor, protección del aborto a capa y espada, invierno demográfico, lucha de sexos, pérdida de identidades, condena del “heteropatriarcado” y encumbramiento de su contrario, antimilitarismo obligatorio... Y, por supuesto, el telón de fondo de todo: manipulación del “opio del pueblo” para que fuese el peor enemigo de sí mismo, configurando la única religión verdadera, la socialista.

Resultado de todo esto y mucho más, pacientemente engendrado, es el debilitamiento de un Occidente que reniega de sí mismo —¨¡Europa, vuelve a encontrarte a tí misma!”, gritaba en Compostela Juan Pablo II, el Papa polaco hijo de un militar que había dedicado su vida a luchar por la libertad de su pueblo frente a los rusos—. Casualmente, un virus chino ha barrido las defensas biológicas del mundo que ahora recibe el zarpazo de los tanques soviéticos. Sí, he escrito bien, porque todo esto no es más que el intento de restauración de una Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (“quiero desnazificar Ucrania”, fue la primera afirmación del autócrata), con los fines expansionistas que siempre tuvo, heredados, es verdad, del imperialismo de los zares. Días antes de la guerra, los mandatarios ruso y chino brindaron juntos. Tal vez celebraban la alianza que podría hacerlos amos del mundo, si es que éste sobrevive al más siniestro pacto de todos los tiempos. China tiene a Europa cogida por la deuda pública, y a Estados Unidos por la fabricación con mano de obra esclava de sus productos tecnológicos. En ambos casos hablamos de los ejércitos más poderosos de la Tierra, con un arsenal nuclear imbatible. Y, desde luego, con las ideas muy claras, al contrario que sus enemigos.

Las palabras del canciller alemán quedarán como el sello del futuro, si logramos salvarlo. Pero no son sino repetición ante el Parlamento de lo que el jefe del ejército señaló en una palinodia el primer día de la guerra: “Hemos desmantelado nuestra defensa, y ahora nos amenazan los que son más fuertes que nosotros”. Terrible.

Ángel Pérez Guerra

- -
Domingo, 27 de Marzo 2022
Artículo leído 939 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 27/03/2022 09:23

Un pelín contradictorio el artículo, diría.

Tiene de bueno el análisis que hace de la sociedad, bastante exacto. Me fijo en la distinción que hace entre paz y pacifismo, muy acertada y que nos está diciendo lo errados que hemos estado todos estos años.

Todo lo que "desfila ante su memoria" es cierto y motivo para que alguien tuviera la osadía de invadirnos, como sociedad despreciable y digna de ser conquistada. Pero no ha sido Rusia, porque Rusia estaba mucho peor tras salir del comunismo y repartirse el botín. De no ser por la acción decidida de Putin, ahora Rusia sería una zona más del decadente mundo occidental y la parte a invadir se habría aumentado mucho. Y nunca faltan invasores.

La Europa progre no tiene salida, está muerta y no lo sabe, aunque los que mandan sí, que para eso la mataron. Pero una Europa muerta no tiene mucho valor a largo plazo, hay que revitalizarla de vez en cuando para que cumpla las funciones que todavía tiene que cumplir, por ejemplo conquistar Rusia. Putin lo decía perfectamente en su discurso. Nos parece que como no avanzamos tras un ejército, no hay invasión, pero sí la hay, podemos verlo en toda América, como van cayendo un país tras otro en manos del comunismo. Y van cayendo porque esas sociedades fueron desarmadas y destruidas moralmente, para conseguirlo.

¿Y esa invasión hace más felices a los pueblos? Pues vista la experiencia de Cuba y Venezuela o Nicaragua, me da la impresión que es todo lo contrario. Y si bien es cierto que los marxistas son los culpables, no es menos cierto que los 'buenos' sembraron lo que ahora se recoge.

Las incongruencias son apabullantes. Se ha mantenido el régimen chavista, como si fuera una reserva natural, ya se hizo antes con Cuba. Y ahora resulta que los useños necesitan el petróleo venezolano, gracias, entre otras cuestiones, a su afán ecologista, el mismo afán ecologista que hace que Uropa tenga que comprar energía a precios de escándalo.

A los pueblos fuertes no se les invade y no me refiero a la fortaleza militar, me refiero a la fortaleza moral, la que conduce a todos a tener un objetivo claro. Pero cuando no se tiene esa fortaleza, cualquier sociedad está condenada, sea por un enemigo exterior o interior, tal como vemos con todo Occidente. La proporción de extranjeros en este hemisferio va en aumento, de forma que en unos años, Occidente será otra cosa. Los USA se ven menos afectados porque la invasión es hispana y al ser de cultura similar, parece que no se modifica nada, pero Europa sí está siendo modificada, con le beneplácito de sus dirigentes y la impotencia de la población. Una población sumisa que no se da cuenta que todo no es más que un plan siniestro para desplazarla. Pero eso es lago que ha ocurrido a lo largo de la Historia, los pueblos débiles, sucumben.

Dejo para el final, el canto a las ansias expansionistas del malvado Putin. Si hacemos memoria, no es necesario recurrir a la Historia, porque poco más de 20 años es un tiempo que recordamos o deberíamos. En estos últimos 20 años, Occidente, no ha hecho otra cosa que intentar apoderarse de la zona de influencia de Rusia.

Trocearon la URSS, cierto que con el entusiasmo de los propios dirigentes que se ocuparon como primera medida tras apoderarse del Imperio, trocearlo y mantenerlo sometido por la fuerza. Estuvieron a punto de apoderarse de Rusia, cosa que no ocurrió por uno de esos caprichos del destino o tal vez, porque era algo muy grande para el decadente mundo occidental.

Se le ha rodeado de bases de la otan, organización creada para frenar el comunismo de la URSS y que debió disolverse tras su caída. Se ha procurado desestabilizar las zonas de influencia, recordemos Georgia o Armenia y la propia Ucrania y hasta la otan se permite disidencias entre sus miembros y desde luego, el sometimiento de ellos a los dictados de los amos, con la colaboración feliz de la chusma de cada país, caso de España, sin ir más lejos.

Desde 2014 se somete a una parte de Ucrania a una transculturización brutal. Las zonas de origen ruso, casi la mitad del país, se someten a una opresión para que dejen de serlo, pero a la fuerza, no por la persuasión, demostrando que la cultura ucraniana es mejor. Recordemos lo que ocurre en Cataluña. Una presión tan enorme que la gente se echó al monte. Y no nos cuenten la milonga que fue el malvado Putin el que les dio las armas, que eso no funciona si el pueblo está feliz. Llevan ocho años de guerra, con miles de desplazados. Pero eso, como es en nombre de los santos valores de Occidente, no cuenta. Ni tampoco que hubiera planes para dar el golpe final a los rebeldes pro rusos. Sólo cuenta la invasión.

Supongo que cuando los pueblos no son capaces de analizar seriamente los acontecimientos están obligados a padecerlos y a nosotros nos falta muy poco.


Les dejo un meme para acabar con una sonrisa.

Estados Unidos enfrenta una “escasez masiva” de teorías de la conspiración, ya que todas se han hecho realidad.

¿QUÉ PASA SI ESTÁN ENCUBRIENDO UNA CONSPIRACIÓN MAYOR?

2.Publicado por pasmao el 27/03/2022 10:08
Buenos días Don Francisco

Don Ángel Pérez Guerra tendrá muy buenas intenciones y usted hace bien en mostrarnos diversidad de enfoques, pero no tiene ni idea de por donde le entra el viento.

Lo primero es que no tengo ni idea del discurso del canciller ese de Alemania. Pero de un país que lleva al menos 25 años de error en error, y que sólo se ha salvado por mantener una disciplina presupuestaria encomiable (eso si), ejemplos los menos. Y mas cuando nos ha obligado al resto a seguir esa misma senda.

Esas grandes coaliciones que sólo han disimulado que Alemania era y es una nación con tan poca autoestima como España, pero ellos por lo menos han tenido la excusa de que perdida la guerra mundial deben a los USA el no haber sido toda una RDA, y a ello se deben. Su seguidísimo de USA al menos se debe a algo. El de España a que somos idiotas porque no les debíamos nada.

Arruinaron su industria nuclear, fomentaron una emigración descontrolada, destrozaron su industria del automóvil... y ahora están con esa obsesión del CO2 hasta las trancas que nos va a dar al puntilla a todos, no solo a ellos, porque todos tenemos que decir que si a lo que diga Alemania. Por lo que en lo que a mi respecta lo que digan desde allí me entra por un oído y me sale por el otro.

Y después esa obsesión de que nuestra degradación moral occidental se debe a un elaboradísimo plan soviético de infiltrarse en nuestra sociedad para corromperla.. y que ahora Putin se está cobrando los réditos ... Cuando han sido desde mucho tiempo atrás esas grandes fundaciones USA, Rockefeller, universidades.. Soros, Gates,...desde se ha sembrado el MAL. Bajo tutela de todas las agencias de seguridad y un Consorcio Militar Industrial sobre el que no ha dicho ni mú. ¿Y resulta que todo ello es parte de un plan mefistofélico de serie B? ¿Brezinsky, la espantosa Albright, Rumsfeld, Cheney, ... eran todos comunistas y respondían a intereses soviéticos..? Por favor, que el personal se siente y se calme un poco.

Un poquito de por favor.

Y si entramos con lo el Papa Juan Pablo II.

Que decir de la persona que a su manera impulsó/alentó esa Guerra en Yugoeslava, en la idea de liberar a las católicas Eslovenia y Croacia, frente a las ortodoxas Serbias y aledaños, mas la musulmana Bosnia. Con miles de muertos detrás. Supongo que después se arrepentiría, pero no lo dijo en voz muy alta. Y sólo por eso, sobre ese papado debería ponerse sordina. NO se pueden justificar guerras, y menos sobre una base religiosa. Que es lo que para el Papa se temía allí: el expansionismo ortodoxo frente a un catolicismo en horas bajas y además enfrente de Italia.

Uno entiende que los polacos le tengan tirria a los rusos. El sentimiento es mutuo, según parece. Pero conviene recordar que sobre el catolicismo polaco y aledaños cuelga un antisemitismo sistemático que posibilitó que el nazismo se extendiera por allí con una facilidad que no tuvo en otros sitios. A pesar de lo cual aunque a Polonia se la castigó después de la II GM quitándole territorios (en la actual Ucrania precisamente), se le dieron otros cómo Prusia y Silesia que no habían sido muy suyos. Así que menos lobos.
No me veo a los polacos devolviendo Prusia a Alemania precisamente. Y sin los soviéticos nunca habría suya.

La Agenda 20-30 es lo mas totalitario que nos puede caer encima en los próximos años, Putin y sus tropas a su lado son grupo de boy scouts, y tengo la absoluta seguridad de que detrás de dicha agenda no está un Dr. NO soviético acariciando un gatito, y es en lo que nos deberíamos enfocar.

Y respecto al virus chino. Visto todo el know how y financiación USA que había detrás de ese laboratorio en Wuhan, que si existía es por que ciertos experimentos era mejor tenerlos bien lejos de la población propia, como está pasando en Ucrania... pues que quieren que les diga.

Por cierto, Sánchez cuando puede, se va a pasar su tiempo libre a USA no a Moscú.

Un saludo cordial

3.Publicado por mentalmente el 27/03/2022 12:03
Buenas a todos,

El resumen que deje ayer sobre ponerología política, en mi opinión, dice exactamente lo que pasa, en muchas sociedades, solo que a lo mejor mucha gente no termina de ver como es que ocurre durante, como dice ahí, eso que va desde los tiempos buenos a los malos.

El modelo de corrupción social Lobawzeski es que hay según sus estudios, un orígen biológico accidental que lleva a una psicología disfuncional, de diversos tipos, en una minoría de personas, con consecuencias a medio y largo plazo, dentro, de algo que yo observo como, las civilizaciones, o sea, las sociedades masivas.

Básicamente Lobawzeski dice algo que desde otro punto de vista es de mucho sentido común, nuestra especie ha alcanzado un nivel muy alto de comodidad y se multiplica masivamente, en otras especies eso lleva a que surjan toda clase de imprevistos, que de un modo u otro terminan provocando muertes y muertes, como enfermedades, y en cierta manera reestableciendo cierto equilibrio natural u obligando a la especie a adaptarse, para que evolucione de una manera, por ejemplo, de hervívoros a carnívoros.

Los primeros animales complejos terrestres, por ejemplo, para simplifcar, los dinosaurios tenían que ser hervívoros, porque el reino vegetal, vegetalia habría saturado toda la superficie, pero en algún momento, algunos dinosaurios evolucionarían a carnívoros, a comerse a otros dinosaurios, así manteniendo un cierto equilibrio, entre plantas, hervívoros y carnívoros.

Entonces tenemos algo que es una especie de degeneración cultural masiva, que viene por una minoría de individuos, que en origen tiene que ver con defectos espontáneos, que les dan una disfunción en la sociedad. Es como si dichos defectos les dieran una ventaja, en una o más situaciones, para beneficiarse de otros seres humanos. Así pues tenemos unos humanos-accidentales que son depredadores humanos-masa.

El "hombre es lobo para el hombre", lo que apunta esta teoría de Lobawzeski, es que algunos lo son mucho más que otros, y con especial insistencia, una insistencia patológica, fuera de lo común.

Entonces podemos decir, que dichos resultados de psicologia espontáneos, inducen progresivamente, muy lentamente, a la sociedad a una transformación de su cultura, lenguaje, moral,etc. Esto hace que estas sociedades estén siendo maltratadas y no se defiendan, porque el maltrato es lento y es como la rana hervida. Y porque los maltratados se van convirtiendo progresivamente en maltratadores. Así pues todo el sistema social está corrompido de arriba abajo. Teniendo en cuenta cuando los factores ponerogénicos facilitan actualmente, con las leyes y sistemas políticos que tenemos, el ascenso al poder. Si tuvieramos otro sistema que estuviera adaptado a este problema, se lograría mantener dichos factores ponerogénicos fuera del poder.

El tipo de comentarios que suelo hacer, en general no podemos esperar simplemente que la sociedad se rebele contra la patocracia, porque esté harta, si aquello de lo que está harta, forma parte de sí misma hasta un punto muy elevado. Efectivamente llegará a un punto insoportable, y que haya un cambio, como el socialismo y la caída del muro. Pero ese socialismo no necesariamente lleva a eso, podría llevar a otro camino distinto como el del gobierno Chino, donde se quita el socialismo, pero se mantiene la idea del comunismo, y se va gestando un tipo de sociedad y política. hasta cierto punto orwelliana, pero con un libre mercado intervenido, sistema de crédito social, hipervigilancia.

Dando lugar a un nuevo tipo de manera de entender el socialismo, que es lo que nos quieren imponer, en rasgos resumidos los patócratas de nuestro tiempo, en un mundo globalizado.

¿Realmente podemos evitar un gobierno mundial lleno de factores orwellianos? Es una pregunta compleja, ya que este sistema está planificado desde hace tiempo, y pretende solucionar precisamente los problemas, igual que muchas veces ha ocurrido antes con ideologías parecidas.

Habría que preguntarse para qué queremos evitar esta dictadura mundial. En el sentido de que, las dictaduras como yo pienso, simplemente no se evitan, hay que reemplazarlas con un modelo mejor, satisfactorio. La alternativa a esa dictadura mundial es, actualmente, el movimiento político que comenzó Donald Trump, a trompicones, y que le costó seguramente que el viejo mundo que avanza a una dictadura, conspirara en su contra de manera masiva, y haciendo trampas.

El viejo mundo, el que nos quiere llevar a una dictadura mundial progresiva, como la rana hervida, sin que nadie proteste, llenando hasta arriba el sistema de adoctrinamiento paramoral y estómagos agradecidos con dinero falso. Este viejo mundo no se va a disolver así como así, de hecho lo más probable es que no haya manera de evitar que se imponga en buena medida muchos de sus planteamientos de control de las sociedades.

¿Por qué no creo que el modelo chino sea la solución para el mundo? Creo que solucionará algunas cosas. No hay mal que no tenga bien. Pero en el fondo me parece que no es la mejor estrategia. Es la que hay de momento.

Porque sucederá lo mismo que en otros modelos, el sistema parece funcionar por un tiempo, pero como todos los imperios llegan a una situación límite en la que colapsa. Por mucho que parezca que todo está controlado, en verdad, hay un descontrol absoluto. Y todo parte de que el sistema no respeta el libre albedrío. La libre determinación de cada persona. Ese es el error de base que cometemos como vida inteligente. Al no respetar la libertad, estamos pegándonos un tiro en el pie. No importa lo que podamos conseguir de esa manera.

Un modelo que impide la libertad, está condenado a corromperse y fracasar, la estructura de un Gran Hermano que controla todo, una cúpula de ancianos, de sabios, no puede mantenerse mucho tiempo. En cualquier caso, si lograra mantenerse, sería a costa de corromper a los seres humanos convirtiéndolos en otra cosa, habría una involución de la especie. La involución lleva en un tiempo u otro a algún tipo de desastre total, que reinicie el sistema, y haga que se vuelva a llegar al mismo punto, en el que hay que elegir entre democracia basada en la libertad, o dictadura/tutela de consejo de ancianos.

Defender la libertad está muy bien, y el patriotismo, pero también hace falta defender la democracia, la libertad no está nunca plenamente satisfecha sin la integración en la comunidad, siempre faltará el acceso del individuo a la libertad compleja que le relaciona con el todo social y mundial, ni tampoco puede haber un patriotismo plenamente satisfecho si no existe una sociedad integrada, que se reconoce como una familia, algo que la democracia puede conseguir, al crear y fortalecer dichos vínculos. Y por encima de todo, es absolutamente imposible que haya democracia, si no hay libertad de expresión de ideas políticas, tanto en lo legal, como de facto en la sociedad. Algo que es difícil de conseguir sin un progreso cultural.

Un saludo.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros