Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Colaboraciones

Las izquierdas ocultan el terrible drama de la agonía, bañada de pobreza y sangre, del régimen cubano


Nota

Una de las mayores vilezas del planeta es el silencio cobarde y cómplice de las izquierdas del mundo ante lo que ocurre en Cuba, donde el castrismo se muere mientras mata de hambre, aplasta y asesina a su pueblo. El espectáculo del fin del socialismo en Cuba es repugnante, pero las izquierdas del mundo guardan silencio porque Cuba representa, con toda crudeza, la prueba definitiva del fracaso del socialismo y la confirmación de que ese sistema sólo sabe fabricar esclavitud y pobreza.

Reproducimos hoy el último escrito ESTABILIDAD Y CAMBIO, firmado el 4 de julio por un héroe cubano de la resistencia pacífica y honrada, un hombre bueno y un luchador de valor llamado Dagoberto Valdés Hernández, al que la sucia y brutal policía comunista está acosando y amenazando para que deje de luchar por la libertad, la paz y la regeneración.

El régimen cubano es un fracaso viviente que, en manos de criminales, se niega a reconocer su derrota y se está muriendo reprimiendo, torturando y matando. No hace mucho mataron a un muchacho por pedir comida y libertad y cada día acosan a los que protestan, aunque lo hagan de manera pacífica.
---



Pedro Sánchez, uno de los defensores del régimen asesino de Cuba, en la Habana con el presidente Miguel Díaz Canel
Pedro Sánchez, uno de los defensores del régimen asesino de Cuba, en la Habana con el presidente Miguel Díaz Canel
*ESTABILIDAD Y CAMBIO*

Cuba ha entrado a una nueva etapa en su crisis sistémica. Lo inesperado y lo cotidiano, lo previsible y los imponderables, van creando lo que los estudiosos llaman una “tormenta perfecta”. Solo las minorías se enteran de hechos y protagonistas, investigan los detalles, hacen análisis y previsiones que, en ocasiones, se deshacen en una mañana. Así es la vida. Así decían los antiguos latinos: “Sic transit gloria mundi”: Así pasa la gloria del mundo.

Sin embargo, el pueblo nuestro de cada día solo sobrevive buscando el alimento, la medicina, el agua, la electricidad, el transporte… y una interminable realidad de carencias y agonías. Desde hace unos años se han incrementado las desgracias, las manifestaciones de descontento, los gritos de Patria y Vida, las demandas de libertad, de justicia y de acceso a una vida digna.

Muchas voces de todos los sectores, dentro y fuera de Cuba: voces de gente sencilla, voces de Iglesia, voces de artistas, de intelectuales, de deportistas, de campesinos, de activistas, han venido alertando del peligro, cierto y cada vez más cercano y posible, de una situación de caos, de una explosión incontrolada, de un crecimiento acelerado de actos de violencia y muerte, de una inestabilidad estructural, de una implosión. Esto merece ser estudiado y remediado.

Ante esa matriz de opinión que refuerza el peligro real de un desenlace violento, y ante lo que pudiera avecinarse de desorden por el uso letal de la fuerza, creo que lo mejor para Cuba es que todos contribuyamos a crear un clima de respeto, tolerancia, estabilidad y soluciones pacíficas. Cuba necesita parar esta espiral de violencia, pero no con más violencia.

*Cuba necesita cambio y estabilidad*

Todos debemos contribuir al cambio y a la estabilidad: ciudadano y mandatarios. Sin embargo, está claro que hemos llegado a esta situación insostenible de represión y violencia por varias causas:

1️⃣ No ha habido voluntad política de cambio verdadero.

2️⃣ Se ha tratado, por todos los medios inimaginables, de conservar el poder y el modelo tal como lo conciben una minoría de cubanos empecinados en el pasado.

3️⃣ Se han realizado fracasados experimentos sociales con seres humanos para crear un engendro al que se le han trasplantado algunos órganos propios de la economía capitalista y de una moneda extranjera, manteniendo las entrañas de un poder político totalitario y excluyente.

4️⃣ Esto ha engendrado un monstruo compuesto por lo peor del viejo capitalismo y lo peor del socialismo totalitario.

5️⃣ La cerrazón y la intransigencia del poder ha excluido toda posibilidad de diálogo, de apertura, de tránsito hacia un modelo socio-político y económico moderno, eficaz, libre y democrático. Eso no conduce a nada.

6️⃣ En lugar de esa apertura y ante el creciente malestar de la inmensa mayoría de los cubanos que viven en la miseria, el hambre, la falta de medicamentos, la falta de agua y de energía eléctrica, los que ostentan las mayores responsabilidades del país han optado por la violencia, la represión de banda ancha, y la cárcel.

Todos sabemos que cuando el único recurso que queda es la represión y la cárcel, todo el país ha sido empujado a un callejón sin salida. Todos sabemos que la represión no conduce a ningún lugar para la vida de los cubanos más que a la muerte, al caos, al desorden y a la inestabilidad. O se abre el cambio real o el país desemboca en la vía sin regreso de la fuerza y la violencia. Cuba no se merece esto. Nadie tiene derecho de conducir a la nación a estos extremos de hoy. Por este camino no se va a ninguna parte. No hay futuro sin abrir la puerta al cambio. No se puede estirar la liga hasta que se parta. El tiempo de la dilación y la distracción se ha agotado. El país no funciona, se desintegra, pierde a sus mejores hijos. Cuba no se merece esto.

Sin cambio estructural y ordenado, con la participación de todos, Cuba se convertirá cada vez más en un factor de inestabilidad y desorden interno. Y esto impacta en la desestabilización de la región y de sus relaciones internacionales. Esto es, ahora mismo, el mayor peligro de la dilatación de los cambios.

Después del 11 de julio 2021, en que se expresó mayoritariamente la voluntad de libertad, patria y vida del pueblo cubano, el ejercicio de la represión creciente ha convertido a los que tienen la responsabilidad de mantener el orden y la estabilidad, en un factor que crea inestabilidad por los excesos y métodos represivos. Escoger esos métodos que evitan las consecuencias, pero no resuelven las causas, ha hecho caer el mito de que es mejor no promover el cambio para mantener la estabilidad. Hay que tomar nota de que se ha agotado el tiempo y se ha entrado en la etapa final de la violencia y la fuerza. Así que lo mejor para Cuba, lo único que garantiza su futuro, es abrir al cambio para lograr una estabilidad sostenible en libertad, democracia y progreso material y espiritual.

*Propuestas*

Una vez más repetimos sin cansarnos que la queja, el lamento y la constatación de esta horrible realidad en la que vivimos los cubanos es estéril, inútil, desesperante, sin que propongamos sin desfallecer que hay potencial humano, capacidad intelectual, buena voluntad y propuestas en la sociedad civil cubana para salir de esta crisis sin violencia ni muerte. Muchos me dicen que es bueno proponer, que ayuda a la esperanza, que va creando consenso, pero, siempre aparecen peros, que sin voluntad de cambio en el poder actual todo esto es por gusto. Esa es precisamente la trampa en la que no deberíamos caer:

Si la sociedad civil deja de pensar Cuba, dejaremos en manos de una minoría agotada el derecho de idear nuestro país.

Si la sociedad civil cubana deja de proponer salidas mejores y viables para el futuro de Cuba habremos dejado ese futuro en manos de los que no quieren cambios.

Si la sociedad civil cubana no crea consensos de mínimos y seguimos con el síndrome del caudillismo, los mesianismos, los sectarismos y las descalificaciones, estaremos haciendo el trabajo de los que no quieren cambios.

Si dejáramos de proponer, el mundo se creería la patraña de que no hay proyecto de futuro en la sociedad civil cubana. Reforzaríamos la falsa teoría de que todo lo que podamos concebir para el futuro será un regreso al pasado y será peor que lo que estamos viviendo ahora. Por eso persevero cada lunes en la necesidad de pensar y proponer:

1️⃣ Es necesario que el poder en Cuba se abra a un cambio real, pacífico, ágil y ordenado, con la participación de la sociedad civil de la Isla y de la Diáspora: es la única garantía para garantizar el orden interno y la estabilidad de la región.

2️⃣ Es más urgente que nunca que la sociedad civil cubana piense el futuro de la nación, construya consensos mínimos, trace las necesarias hojas de ruta para una transición pacífica, ordenada, ágil y eficaz.

3️⃣ Es necesario construir un nuevo Pacto Social, basado en la soberanía del ciudadano, como se viene planteando desde Rousseau con su aporte sobre el Contrato Social, pasando por Montesquieu que propone que el Derecho surge de la misma naturaleza del hombre y el mutuo control y equilibrio entre los poderes, hasta el estimado profesor cubano Faisel Iglesias que nos presenta la importancia de la soberanía del ciudadano. Conceptos y aspiraciones que compartimos.

4️⃣ Es vital que la comunidad internacional comprenda que apostar a la estabilidad por el camino de la represión y la cerrazón es una concepción estratégica que ha quedado superada y obsoleta.

5️⃣ Esa visión de que la estabilidad solo puede lograrse con represión y leyes cada vez más violatorias de la dignidad y los derechos de la persona humana, debe cambiar. Todos somos responsables de contribuir a un análisis de la realidad cubana objetivo, actualizado y con proyección futura.

Cuba necesita estabilidad. La región, nuestros vecinos, también necesitan estabilidad. Todos somos y debemos ser responsables y protagonistas de la estabilidad, pero, llegados a este punto en Cuba, esa estabilidad depende de la apertura a un cambio en paz con la participación de todos los cubanos.

El cambio es la garantía de la estabilidad. Lo otro, desgraciadamente, es cuestión de tiempo, es apostar por una falsa y muy frágil estabilidad sostenida por el miedo y la fuerza. Y eso no conduce a un buen final.

Dagoberto Valdés Hernández

- -
Martes, 5 de Julio 2022
Artículo leído 761 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 05/07/2022 12:27

Mis conocimientos sobre Cuba proceden especialmente de bastantes conversaciones con una cubana que vino a hacer unos cursos y por la tarde, como no tenía nada mejor que hacer, iba al instituto y allí conversábamos. Luego he leído todo lo que he podido, porque Cuba me interesa mucho, al fin y al cabo es casi una parte de España, pero no hay demasiado donde leer.

Ya conocen mi teoría sobre los tercios: un tercio de adictos, otro de indiferentes y el otro, de opositores. Como aquí, el poder se ocupa de asegurar la voluntad de ese tercio de adictos, los indiferentes, aceptan lo que haya sin el menor problema, al fin y al cabo, tienen sanidad y educación gratis, tienen trabajo y si pasan hambre es porque los useños son unos malvados asesinos. Nos queda el tercio de opositores, que se divide en muchos, pues cada uno tiene su teoría (como aquí) para derribar al régimen y por tanto no podemos saber cuantos son ni que poder real tienen, que para eso está la represión del régimen.

Dicho esto, el artículo me parece voluntarista y poco práctico, pero a la vez reconozco que ese es el camino, cualquier otro conducirá a un enfrentamiento mayor.

Tal y como se mueven las cosas, seguramente le tercio de indiferentes se vaya volviendo más agresivo, conforme ven que el 'bienestar' va disminuyendo, pero no hasta el punto del enfrentamiento directo. La evolución natural es que queden dos partes: los adictos y que son los que gozan de las prebendas y los contrarios, que no tendrán nada. Sin embargo, las remesas de los cubanos de fuera y las ayudas de los regímenes marxistas, les ayudan a aguantar. Ya se habla de suavizar el embargo, que supondrá la entrada de dólares con los que podrán satisfacer algunas necesidades, justo lo suficiente para que la gente piense que mejor vivo pasando necesidad, que muerto.

El sistema, con una parte de capitalismo y otra de comunismo, es el mismo de China, sólo que estos tienen inmensos recursos y muchos esclavos, por eso el régimen de China se mantiene. Seguramente, al tener el embargo, las empresas no hayan podido montarse en la isla, a pesar de la mano de obra barata y con cierto nivel técnico. Si se suaviza el embargo, bastará que unas cuantas empresas se instalen para que el nivel de vida suba y la tiranía se perpetúe.

Si el régimen no hace nada, el tiempo acabará con él, a medida que más gente prefiera la muerte a vivir de esa forma. Creo que es la evolución posible.

Y por supuesto, al mundo no le importa lo que ocurra en Cuba, ya se preocupan los que mandan de tenernos entretenidos con otras cosas. Y no olvidemos que Cuba siempre fue un parque temático. Tal vez con el avance del comunismo en América, deje de serlo o se convierta en uno más de la familia.

2.Publicado por mentalmente el 05/07/2022 19:51
Buenas a todos,

Yo veo que la cuestión principal que necesita ser resuelta es la que tiene que ver con los efectos inesperados, o daños colaterales que producen las ideologías colectivistas. Como el socialismo. Y una ideología colectivista está asociada a una mentalidad colectivista.

Estos efectos son inesperados especialmente para aquellas personas que adoptan o aprenden esa mentalidad, o tienden a adoptar esas ideologías, o a no adoptar ninguna.

Los daños que producen las ideologías colectivistas siempre tienen que ver con lo mismo, provocan una situación que ataca la naturaleza humana que tiene que ver con su inteligencia y capacidad de tomar decisiones.

El colectivismo produce una vulneración de ese principio que muchos entendemos así, que es propio del ser humano y que le hace diferenciarse del resto de seres vivos que conoce.

Entonces, el ser humano no puede desarrollarse bien en un entorno hostil a su naturaleza.

Todos los seres vivos se desarrollan desde apenas una pequeña mota de polvo que va creciendo hasta cobrar la forma del ser vivo adulto. Y todo su desarrollo depende de dos componentes, del propio programa está en la semilla de ese ser vivo, que admite y/o demanda ingredientes del ambiente, y el propio ambiente, según si proporciona esos ingredientes u otros distintos.

Si los seres vivos fueran fabricados en fábricas, como si fueran artilugios varios, entonces ahí el programa estaría en la persona que contrata a esa fábrica para que le produzca determinado producto. Y el producto normalmente se le van añadiendo partes y piezas desde afuera, no crecen desde su interior. Pero los seres vivos no se hacen así. Se hacen a sí mismos.

Y es muy difícil tratar de cambiar, o combinar eso o tratar de que funcione así, con una producción de fábrica, en la que el programa de desarrollo está afuera del propio ser vivo.

Pasa algo parecido con el colectivismo, es como querer hacer eso constantemente, con el hombre, como el producto de una fábrica, y si se le pudieran poner las piezas adicionales que hicieran falta, en vez de madurar según su propia semilla.

Por mucho que el ambiente cambie para tratar de que el ser humano madure dentro de unos estándares de comportamiento concebidos por otros hombres, no va a salir el resultado deseado, porque no pueden cambiar la semilla. Por aquí, el socialismo lleva a la eugenesia, transhumanismo, etc. como en el nazismo.

La frustración de los colectivistas es peligrosa. Cuando se dan cuenta de que no pueden lograr lo que quieren, ya que en muchos casos ya están liderados por individuos patológicos, buscan vías cada vez más extremas, experimentos, etc. Por eso, todos estamos en peligro, al haber estos dos grandes poderes hegemónicos del globalismo de occidente y del globalismo del comunismo chino. Ambos muy vinculados a ideas socialistas.

Los colectivismos tratan de intentar forzar artificialmente y coercitivamente un resultado deseado en el hombre para que cumpla con determinados estándares de comportamiento social, así supuestamente, sea una persona mejor o más equilibrada socialmente que la que sería sin esa interacción coercitiva. Estamos ante una retórica de resultados, como siempre, causa de toda clase de males.

Pero en realidad no produce eso, no funciona así, esa intención, de querer hacerlo así, de ese proceso, entre otras cosas parte del propio hombre, lo que supone una especie de círculo vicioso, y además para tratar de lograr ese resultado, interfiere o bloquea ese componente básico del hombre que es su libertad, libre albedrío, determinación, inteligencia, etc.

Así pues en vez de obtener un hombre mejor, se obtiene un hombre cada vez más tosco, menos sensible, más temeroso de los otros, más como una especie de salvaje que intenta de sobrevivir a la desesperada y como sea. Y menos el tipo de ser humano civilizado que se pretende conseguir.

Pero, este colectivismo coercitivo está superado por los otros mencionados antes, los que actualmente nos someten, que buscan crear espacios de libertad artificiales.

Aquí el problema nuevo que tenemos en el mundo, es de la libertad artificial dominante, la libertad falsa, es que, de algún modo se produce lo mismo, se llega también al mismo accidente o error de la historia, pero es más lento y complicado de ver, como afecta a todo, va empeorando las cosas. Y las personas van enloqueciendo, se van desestabilizando psicológicamente.

Lo que antes eran personas toscas por el colectivismo coercitivo, se vuelven personas desquiciadas por el colectivismo manipulador. Esto es lo que producen. Y poco a poco, se verá que no se puede mantener tampoco y que lleva a una catástrofe.

Un saludo.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros