Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos



Colaboraciones

La izquierda se desliza desde la tolerancia a la brutalidad


Nota

La izquierda no comunista se hizo grande cuando abrazó un espíritu tolerante que admitía y respetaba pensamientos diferentes, Esa capacidad de convivir con las ideas ajenas le proporcionaba cierta superioridad moral y la hacía compatible con la democracia. Pero los tiempos han cambiado y la izquierda se ha vuelto hoy intolerante y hasta violenta con los adversarios. La tolerancia se está transformando en brutalidad a medida que la izquierda retrocede en todo el mundo, derrotada y abandonada por los que eran sus cliente principales, los trabajadores, que primero derribaron el Muro de Berlín y después decidieron liquidar los partidos socialdemócratas, que durante muchas décadas llegaron a dominar la política mundial.
---



La vieja tolerancia de la izquierda socialdemócrata la hacía atractiva, civilizada y compatible con la democracia, un sistema que requiere la convivencia en paz de diferentes pensamientos, opiniones y partidos, todos en armonía y con capacidad de avanzar incluso en la discrepancia.

Pero a medida que la izquierda quedaba derrotada en el mundo y retrocedía, sobre todo porque su sistema económico de impuestos altos y de un Estado intervencionista y todopoderoso que pretendía solucionarlo todo y no solucionaba nada, fracasaba en todas partes, ha ido evolucionando hacia posturas cada día más intransigentes y hasta violentas.

Algunos creen que la violencia creciente en las izquierdas se debe a que los comunistas, derrotados, se han infiltrado en las viejas izquierdas tolerantes y las han convertido en aquelarres totalitarios que disimulan en lo posible su brutalidad, pero no es esa la única explicación del inquietante fenómeno.

La izquierda, al fracasar en la economía, un asunto prioritario para el mundo, ha evolucionado en busca de nuevos argumentos y banderas y los ha encontrado en ámbitos como los nuevos movimientos sociales, que domina y controla hasta convertirlos en instrumentos de poder: el feminismo, el movimiento LGTBI, el ecologismo, el animalismo, el globalismo (que no la globalización), y cualquier otra ideología que suponga una mayor capacidad para controlar a los ciudadanos, encuadrados en movimientos y grupos polítizados y dominados por ellos.

Han perdido la batalla de la economía, que es casi decisiva, pero la izquierda se ha planteado cambiar el mundo para que lo decisivo sean las personas reeducadas, a las que quiere controlar desde sus escuelas y con sus ideologías "progres", para que valoren, sobre todo, la primacía del Estado fuerte sobre el ciudadano, las libertades individuales y el mercado.

Todo el poderoso aparato de propaganda de la vieja socialdemocracia derrotada está en movimiento para adornar como políticas salvadoras y liberadoras lo que no son más que movimientos cargados de intolerancia, enfrentamiento y división: feministas radicales, ecologistas, animalistas, LGTBI y otras banderas que sirven para demoler el sistema social vigente e imponer la visión de las cosas que conviene a la izquierda. Más que cambiar el mundo, esas corrientes patrocinadas por las viejas izquierdas "imponen" un mundo distinto, en una especie de movimiento que se parece más a una religión, la de lo políticamente correcto, adoradora del Estado, que a una verdadera opción política.

El objetivo es el de siempre, desde Marx y Lenin, dominar a las masas, y el método también sigue siendo el mismo, destruir el mundo existente para poder construir, sobre sus ruinas, el mundo nuevo de la izquierda.

El problema, para el mundo, es que su destrucción avanza como avanzaban las legiones romanas, conquistando, destruyendo e imponiendo un nuevo orden, sin apenas resistencia porque la derecha, que debía defender sus baluartes, apenas existe porque previamente se ha contaminado también de leninismo y adora, como la izquierda, el intervencionismo del Estado fuerte. Los castillos del liberalismo, aquellos que defendían la preponderancia del individuo sobre l sociedad y el Estado y concebían la democracia como un sistema en cuya cumbre estaban las libertades del ciudadano, han sido abandonados por la derecha, que sin ellos se ha quedado sin trincheras ni defensas.

La intolerancia y brutalidad de la nueva izquierda, disfrazada de civismo, falsas conquistas y cambio, llama "fascistas" a todos los partidos que se encuentren en su derecha y no tiene pudor a la hora de mentir sobre ellos, demonizarlos y estigmatizarlos para liquidarlos y conseguir la malévola "uniformidad política,, una pura dictadura dominante en un mundo nuevo en el que quien no está con la izquierda, está fuera del sistema, destrozado y convertido en basura.

Francisco Rubiales


- -
Viernes, 12 de Julio 2019
Artículo leído 848 veces




Comentarios:

1.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 12/07/2019 08:12
Permitamé continuar con el escrito:

La nueva izquierda habría que llamarla ya, pero ya, derecha. Porque la denominación de "izquierda" viene de la Revolución Francesa o antes, de cuando se reunieron los Estados Generales en Francia por última vez en 1789, porque los mas revolucionarios (el Tercer Estado) se sentaban en el lado izquierdo de la asamblea. De ahí viene la denominación de "izquierda" en política, se asigna a aquellos que defienden las ideas más en contra del sistema establecido.

Y ahora, en el siglo XXI ya bien entrado, pues hay que decir que las ideas que defiende la llamada "izquierda" son en realidad las más conservadoras, porque el sistema que está establecido ya en los paises de corte occidental es prácticamente en todos el mismo y es el que defienden los llamados políticos de "izquierdas". Los medios de comunicación de masas son todos sino defensores sí que dan voz a estas ideas "nuevas" de las que habla el escrito referidas al feminismo radical, ecologismo, animalismo, o globalismo (que se refiere a la idea de un gobierno mundial). Porque los nuevos partidos de la llamada "ultraderecha" o "fascistas" son los que están ahora aportando las nuevas ideas que surgen tras verse que las políticas de izquierdas no sirven y ni favorecen una sociedad más libre ni democrática, como dice el escrito las ideologías del feminismo, ecologismo, animalismo, etc. en realidad lo que pretenden es IMPONER una forma de ver las cosas, un tipo de sociedad donde hasta lo más íntimo de la persona está regulado: Desde su forma de relacionarse sexualmente, su forma de desplazarse por el territorio, su forma de actuar frente a la Naturaleza, etc, etc, hasta ya incluso su forma de expresarse y actuar en las redes, ya que pretenden "censurar" muchas de las expresiones en estos sitios.

Los nuevos partidos "fascistas" con las nuevas ideas de contrapoder mediático se podría decir que son la nueva "izquierda" aunque muchos se asusten por lo que estoy diciendo. Porque son los que de verdad están aportando una forma de actuar distinta por mucho que digan que son "viejas", ya que son actuaciones que hacen ver que las políticas de izquierda tradicional son destructoras de la libertad individual, de la verdadera diversidad humana porque únicamente pretenden encasillar al ser humano en un grupo o colectivo determinado para tener así más fácil su control y dominación. Es una reacción nueva a todo ésto que tarde o temprano irán acogiendo adeptos por mucha propaganda mediática en su contra que tengan.

Será que siempre personalmente he estado más cerca del contrapoder (sea el que sea) que con el poder establecido, será que he ido siempre a contracorriente en todo por lo que ahora me siente más cerca de estas nuevas actuaciones que de la izquierda tradicional que sigue vendiendo VIEJAS IDEAS por muy modernos o progres que se quieran poner adoptando ideologías que únicamente pretenden IMPONER a los demás más que dar libertad, sino todo lo contrario, ir eliminándola progresivamente, cuando LA LIBERTAD es lo único que posee el ser humano desde su nacimiento, ya que como dice la Declaración Universal de los Derechos Humanos "Todos los seres humanos nacen libres...". Es un tema del que habría que tratar algún día aquí, la libertad y el hecho de que muchos piensan que el ser humano no es libre individualmente, porque piensan que como somos un "ser social" estamos mas sometidos a la sociedad que a nuestra libertad individual. Son aquellos que piensan que todo ser humano tiene que estar en un colectivo o grupo determinado para así someterse a la voluntad "democrática" del grupo, para que nadie se salga del rebaño.

En fin, gracias Sr. Rubiales, por hacerse eco de las ideas que expuse aquí el otro día, que no creo sean únicamente mías sino de muchos aunque sólo se vean reflejadas en este blog.

Lo dicho, muchas gracias.

2.Publicado por vanlop el 12/07/2019 08:12

No voy a repetir el artículo, así que señalaré unas cuantos ideas que me parecen fundamentales.

La primera es al idea de tolerancia. Dice bien, son tolerantes o eran tolerantes, porque a estas alturas ya no se sabe qué son. Pero la tolerancia no es más que una forma de condescendencia que se tiene con los inferiores, entre iguales nunca hay tolerancia, hay respeto. Y es que la izquierda divina, la que tiene la superioridad moral y debido a esto, no puede ser igual a otras formas de pensamiento y por tanto no las respeta, las tolera, entre otras cosas porque no tiene más remedio, hasta que la revolución final haga innecesaria la tolerancia.

La batalla económica la ha ganado el liberalismo al convertir las masa obreras, los proletarios, de donde se nutre el socialismo y el marxismo en general, en clases medias. Eso se ve claramente en Europa, en España aún queda el voto tradicional, en el sentido de votar a los que se ha votado siempre o a los que votaron mi abuelo. Pero eso está cambiando a una gran velocidad y tienen que recurrir al lavado de cerebro, que aplican sin el menor rubor.

Y como ya no hay proletarios tienen que recurrir a otras ideas, ideas que son delirantes, pero que les funcionan y hay que reconocer que bastante bien. Al menos los mantiene en el poder.

En Europa menos, pero en España y hay que reconocer su genialidad, convirtieron todo el espectro político en marxismo cultural, disfrazando a unos de socialistas y a otros de derecha,vergonzante, por cierto, ya que siempre se presentan como centro. El centro fue un bonito invento de Suarez, que le hizo el juego al marxismo cultural, porque no creo que Suarez fuera un topo, como otros lo han sido.

Ahora se disfrazan con cualquier movimiento que se les ocurra, con tal de aparecer en los telediarios y justificar la ingeniería social que llevan tantos años practicando y cambiando la sociedad. Lo mismo da un grupo animalista, defendiendo a los peces de una isla remota, que los movimientos HKLMJ, que defienden a una minoría muy pequeña, pero que con tanto machacar, parece que son la inmensa mayoría o se defiende a unos inmigrantes que nos están destruyendo, pero que presentan como pobres desgraciados.

Las leyes que han sacado en estos años desmienten la tolerancia, pues son leyes dictatoriales para imponer unas ideas contrarias al sentir social, pero se están imponiendo ante la pasividad de la población, que no llega a entender del todo el alcance de esas leyes. Sumadas a leyes injustas en todos los aspectos y que sirven para mantener a la población en un estado permanente de cabreo, pero cabreo impotente, que es de lo que se trata. El ciudadano piensa que las leyes son injustas, pero como no puede hacer nada, se resigna y soporta que cuando tiene que relacionarse con el aparato burocrático acepte sumisamente lo le que le quieran hacer y si consigue algo, lo considera una gran victoria, cuando es algo que le corresponde en justicia.

Saben que se les acaba el tiempo, por eso se han lanzado a hacer cosas que deberían haber hecho en muchos años. Tal vez en eso esté la salvación, que todo este disparate en el que nos han metido, abra los ojos al lanar y presente una resistencia, al menos pasiva, que les hunda el negocio.

3.Publicado por Julia el 12/07/2019 08:15
Los seres inteligentes no se dejan engañar por esa miserable izquierda...lástima que la inteligencia es muy cara de ver en la población. No obstante, no nos engañemos con los otros políticos, que hay que cogerlos a todos con pinzitas.

4.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 12/07/2019 09:37
Sr. vanlop, sobre el concepto de "tolerancia" habría mucho que decir y escribir también. Tiene razón cuando dice que "la tolerancia no es más que una forma de condescendencia que se tiene con los inferiores, entre iguales nunca hay tolerancia, hay respeto.", porque se es está confundiendo el término tolerancia por otro que creo más peligroso, y es el de "adaptación a los demás". Me refiero a que quieren disfrazar de "tolerancia" el hecho de que tenemos que aceptar (e incluso hasta el límite de llegar a someternos) a las ideas de los demás como "buenas" únicamente por el hecho de que son de la "mayoría social" o de la "mayoría mediática". Me refiero también a la forma de actuar ahora que tenemos con las culturas de los inmigrantes en el sentido de que hay que acatar que si ellos tienen ciertas formas de actuar pues los demás tenemos que ya no acatarlas, sino prácticamente someternos a sus ideas, y también a las ideas de ciertos grupos radicales de feminismo, animalismo, ecologismo, movimientos LGTBI o como se llamen.

El hecho de que en algunos colegios no sirvan carne de cerdo por hay alumnos musulmanes, o que no permitan hacer procesiones católicas por no molestar a los niños musulmanes me parece que es sometimiento a su cultura de una forma u otra. Y también el hecho de que tengamos que saber quién es homosexual, bisexual, u otro tipo de tendencia sexual de cada uno es algo que tiene que quedar dentro de la esfera de su vida privada o como mucho familiar, pues la tendencia sexual no debe ser motivo para obtener ningún privilegio y ni mucho menos discriminación por ella. Esa moda ahora de que hay que ir publicando por ahí la tendencia sexual de cada uno pues me parece algo que en realidad es uno de los objetivos de la izquierda, que es llegar a saber todo de cada uno para asignarlo a un grupo o colectivo determinado para tenerlo mas controlado. La frase de LLuis LLach al Tribunal Supremo en su declaración cuando comenzó diciendo "Yo soy homosexual, independentista..." pues me parece que demuestra lo que estoy diciendo...¿Y al Tribunal qué le importa su tendencia sexual y sus ideas?, eso no tiene nada que ver, parece que con el hecho de ser homosexual ya se quiere poner como "víctima" de algo o de alguién y así justificar sus actos.

No me enrollo más.

Gracias.

5.Publicado por Abstención activa el 13/07/2019 13:17
Y mientras nos meten por la vena todas estas ideologías venenosas,paralelamente entra en España inmigración africana sin parar:

del 28 Junio al 11 Julio han llegado 1.682 nuevos inmigrantes.El silencio informativo es total.
Ya nos "informó" La 6 que "necesitamos" 270.000 inmigrantes-año hasta el 2050 para poder asegurar las pensiones,mientras desde el poder y sus mass media lacayunos nos dicen lo malo que es tener hijos (los españoles solo,por supuesto).
Estamos en manos de unos masones psicópatas y esto no se arregla votando.
Saludos sr Rubiales.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros