Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Colaboraciones

LOS SISTEMAS DEMOCRÁTICOS DEL MUNDO ESTÁN CORROMPIDOS POR EL GRAN CAPITAL


Nota

La Humandad avanza con paso firme hacia la tiranía, conducida por el gran capital que domina el mundo y por las tribus de políticos corrompidos y esclavos de esos poderes en las sombras. El pueblo, víctima de la ingeniería social, está siendo conducido por sus líderes políticos hacia su matadero: un mundo sin libertades ni derechos, sojuzgado y dominado con mano de hierro por la alianza miserable entre los multimillonarios y los déspotas.

Publicamos hoy como artículo un interesante comentario de "Mentalmente" sobre los poderes oscuros, insertado en el blog Voto en Blanco, del que es seguidor asiduo.
---



Los verdaderos poderosos se esconden en la oscuridad
Los verdaderos poderosos se esconden en la oscuridad
La masa de la humanidad es presa fácil de la ingeniería social en favor de un sistema totalitario mundial. Todo comienza más o menos con el atentado a las torres gemelas del 11 de Septiembre de 2001.

Los medios de comunicación de masas han sido capaces de distorsionar esos hechos, de manera que una enorme masa de gente no sea capaz de darse cuenta de una mentira que es bastante evidente, que un niño de 5 años, desprovisto de lavado de cerebro, sería capaz de ver. Es imposible que un simple avión de pasajeros produzca una perfecta demolición, no solo de un edificio, sino del mayor de los rascacielos de EEUU. Y que lo haga dos veces. Por no citar muchas más incongruencias.

Todo esto quiere decir algo muy sencillo: ellos, los que mueven los hilos, controlan efectivamente lo que la gente piensa, lo que la gente ve y oye. Y pueden imponer cualquier relato a la población. Y negar cualquier crimen contra la humanidad, por más evidente que sea.

La debilidad de las masas está íntimamente relacionada con el motivo estructural del orden social: la falta de democracia real en los sistemas políticos que se consideran democracias. Y aquellos que no son democracias, que ni siquiera pretendan serlo en algún grado.

Los sistemas políticos partitocráticos son vulnerables a ser corrompidos por el mero capitalismo. Que los convierte en eso, en partitocracias, en capitalismos de ideas, donde hay una marca que vende un producto y otro que hace la competencia. Y las discrepancias fuera del consenso de todos esas marcas, no son ideas admisibles. Son censuradas.

El nuestro es un mundo en el que se acumulan masas ingentes de dinero por pocas personas, que pueden comprar países enteros, medios de comunicación, financiar partidos políticos, organizar propaganda y manifestaciones e infiltrarse en las agencias de inteligencia. Eso implica que quien manda es siempre el poder económico, escondido en las sombras y en paraísos fiscales. No es casualidad que ningún país del mundo se atreva a cuestionarlos, ni a meter mano a estos paraísos fiscales. Sin duda, ellos son los que mandan.

Quieran creerlo o no, la masa de la gente está enteramente en sus manos. El actual político tibio vive con sonrisas simpáticas y diciendo eufemismos para encubrir su trabajo sucio, contrario a los intereses de los ciudadanos. En cuanto pierde la credibilidad de las masas, es sustituido por otro tipo de charlatán, perfectamente adiestrado para ejecutar el mismo propósito, servil a intereses oscuros.

Solo un sistema basado en principios, que garantice la representatividad política de una nación soberana, con un método científico, puede representar una fuerza opuesta real, y con futuro. Y este sistema debe tener una base constitucional liberal, que limite el poder del Estado sobre el ciudadano.

Mentalmente


- -
Lunes, 23 de Noviembre 2020
Artículo leído 866 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 23/11/2020 10:06

La cosa es bien simple, durante los últimos tres siglos los banqueros de la Edad Media se han hecho dueños del dinero del mundo. La cosa empezó en el siglo XIV o antes, de forma tímida, pero la idea estaba clara, las familias de banqueros debían tener una continuidad si querían crecer.

No sé si estas familias tuvieron ideas de control político o simplemente se limitaron a acumular capital. En cualquier caso, llegó un momento en que los gobernantes tenían que recurrir a ellos para hacer las guerras y en ese momento se dieron cuenta, si es que no lo sabían de antes, que podían influir en la política. El siglo XVII es el de afianzamiento y el XVIII de plenitud. A partir de ahí el control de la política mundial ha sido total.

Naturalmente los que tienen el dinero actualmente no son descendientes de las familias primitivas en su totalidad, a lo largo de los siglos han desaparecido familias y han subido otras, pero desde que descubrieron que el dinero es el que mueve el mundo, se fijaron un objetivo y lo han seguido escrupulosamente.

Porque en los negocios las familias son lo importante y son las que dan continuidad, mientras que en los países y especialmente ahora con sistemas de alternancia, no existe esa continuidad y por tanto no se pueden hacer planes de futuro.

Otro factor importante es el declive de las sociedades. Las sociedades tienen un periodo de pobreza, luego sigue uno de crecimiento, la expansión y el declive hasta que otra sociedad la absorbe y se empieza de nuevo. En cambio una sociedad cerrada de unos pocos individuos con las ideas muy claras, no declina, siempre se mantiene ahí, creciendo de manera suave, pero constante y sobre todo con diversificación de negocios y de países, de forma que siempre están en la cresta de la ola.

En algún momento de estos últimos siglos comprendieron que ellos podían manejar la Historia y crearla. A partir de ahí, los países dejaron de ser soberanos y quedaron sometidos. Supongo que es algo que tenía que ocurrir, especialmente con el agotamiento de la sociedad occidental.

Ya hemos llegado a una situación en la que ya ni necesitan ocultarse, les basta con que los medios no les mencionen y es suficiente. cualquiera que los critique en las redes, como en este caso, no va a ser creído más que por un reducido número de personas que no pueden hacer nada, porque cuando nosotros conseguimos convencer a diez, ellos han convencido a diez mil y siempre van a mantener el poder.

Las tendencias sociales son previsibles y manejables, cuanto más grande es una sociedad, más previsible y manejable, es lay de los grandes números. el único fallo es que de vez en cuando salen líderes que no son de la casta y eso supone un pequeño inconveniente, tanto más pequeño cuanto más pequeño sea el país donde surge ese elemento discordante.

Así tenemos que Trump es un accidente, que se ha podido manejar de alguna manera, a base de incrustar gente propia en su administración. Pero tenía que acabar y ha hecho lo que tenían que hacer. Otro elemento discordante es Orban, pero como es un país pequeño, basta con someterlo a presiones y hacerle un "cordón sanitario", no merece la pena gastar esfuerzos, especialmente si el pueblo está razonablemente compacto. El tiempo hará que se disgregue. Los que mandan no tienen prisa.

Lo que no sé es si esta gente busca gobiernos adictos o gobiernos de tontos, tal y como vemos en nuestro entorno. Tampoco me queda claro el deseo de someter a la Humanidad a la esclavitud, cuando ya manejan todos los hilos. Tal vez sea una tendencia irrefrenable del ser humano, esa tendencia a acaparar poder. Pero eso puede ser su perdición, pues al final acabarán haciendo cosas que no son su medio natural y que no conocen bien. En fin, el tiempo dirá y espero que nosotros no lleguemos a verlo.

Ayer leí algo, que lo calificaría de manipulación. Porque ahora se lanzan toda clase de noticias para que seamos incapaces de ver la realidad, así ni siquiera tienen que ser discretos, pues aunque se conozcan sus planes, entre tanta noticia opuesta, nadie será capaz de verlos.

La noticia descubre un plan de despoblación brutal, es tan brutal que prevé para dentro de cinco años una reducción de la población mundial del 40 %. España, que sería de los que nos perderían, se quedaría con 27 millones. Pero se lanza la noticia y mientras nos preguntamos si será cierta,no miramos otras cosas que sí son ciertas.

No hace falta que les diga que soy una de las personas que piensa que los americanos tuvieron un pucherazo y que hasta que no se proclamen el vencedor, cualquier cosa es posible. Pues bien, es tan unánime la idea que Biden es el presidente, que hasta yo dudo que pueda ser cierto. Imaginen lo que pensará el ciudadano medio y o digamos el lanar. De forma que si declararan triunfador a Trump, la gente pensaría que Trump ha hecho trampas. Es más, según una encuesta, los republicanos piensan en una cierta mayoría que ha habido fraude, pero los demócratas que lo piensan son una ligera minoría. Es decir, que el fraude va a pasar sin que la gente se preocupe demasiado. Y eso es en los USA donde se supone que la gente está muy concienciada. ¿A algún europeo, por no decir español, le preocupa el fraude?



No sé si se dieron cuenta que en la mayoría de los medios el día 20 no se mencionó a Franco. No está mal que 40 años después de su muerte nos sorprendamos que no se mencione. Si esto se convierte en tendencia, creo que se podrá pasar página y dedicarnos a cosas importantes. Pero no creo que lo dejen, no conviene que la gente empiece a hacerse preguntas incómodas cobre los que mandan.

2.Publicado por TONY el 23/11/2020 10:18
Que las nuevas tecnologias han venido aquí para quedarse eso es incuestionable, pero que estas se están siendo utilizadas para desinformar, manipular,y controlar a una gran parte de la sociedad eso es innegable.

Veo a la gente cada vez más idiotizada en las redes sociales, con un gran exhibicionismo acerrimo de toda su privacidad,el narcisismo de una sociedad escaparate es insoportable, la protesta social es cada dia menor, y la masa esta abducida y muy conforme con el status que tiene, tanto es la ignorancia del pueblo en un sociedad donde puedes tener hasta cien canales de televisión tener a golpe de click lo que quieras y de forma inmediata conectar con skype y hablar con cualquiera en cualquier parte del mundo el analfabetismo social va en aumento, tanto es así que un gobierno por muy tíranico que sea se encuentra muy sguro, sabiendo qu clase de cortesanos tiene

3.Publicado por mentalmente el 23/11/2020 23:59
Buenas a todos,

El comentario en portada me ha sorprendido, me siento reconocido. Me alegro de que uno de mis comentarios sea parte del sitio. Tampoco voy a incidir demasiado en esto. Porque yo creo que lo que importa es el mensaje y no el mensajero.

Lo oficial es cada vez más puesto en duda. Lo oficial es lo seguro. Y lo alternativo, es cada vez más visto con buenos ojos. Lo alternativo, es lo arriesgado. La gente está teniendo cada vez más rechazo a los medios de información masivos convencionales, porque parece que todos dicen lo mismo, porque suena a mentira, y a veces no disimulan, que es lo extraño.

Por ejemplo, cada atentado de terrorismo islamista en Europa, no es tal, si no que son "problemas mentales" aleatorios de un sujeto, que casualmente es musulmán. Así lo cuentan con profunda seriedad los periodistas sin pestañear ni ruborizarse.

Así pues, parece que todos tenemos que aceptar ese relato falso, y seguir con nuestra vida diaria de pagar impuestos y trabajar si tenemos suerte, sin quejarnos. Porque es lo que nos conviene. Lo dicen los medios masivos, lo dice el gobierno. Lo dice el “poder” entonces habrá que creerles, aún sabiendo que nos manipulan. Esa es la idea que parece sonar de fondo. Aceptar el poder y su relato sin rechistar, sin criticar, sin oponerse, porque es el poder y punto.

Esto yo creo que choca contra el sentido común de la gente, creo que sin importar la ideología, e historia personal de cada uno. En nuestra cultura, la libertad importa. Importa si algo es verdad o mentira. Aunque a veces se acepte que algunas cosas se edulcoren. Pero no hasta el punto de lo irresponsable, de desprevenir frente a una amenaza, de hacer daño a la sociedad y provocar desastres humanitarios.

En este caso, lo que parece como siempre, que está la mano negra del globalismo. De intereses económicos geopolíticos específicos, ajenos a la conciencia e intereses de la población. Y no se entiende exactamente para qué. En verdad sí se entiende. Yo creo que ellos lo que persiguen es, justificar una dictadura en un sistema garantista de libertades civiles, para lo cual primero tienen que crear una situación de excepción.

Ellos quieren imponer un orden mundial o local, pero se ve que no pueden o no quieren hacerlo de manera honesta, honrada, así que intentan hacer cosas para justificar una dictadura. Desproteger a la sociedad de ser invadida por salvajes para que finalmente se produzca una situación de choque social insostenible que justifique un gobierno dictatorial. Con el coronavirus ya lo hicieron. No nos alertaron porque querían que entrara y se produjera un desastre, para luego justificar un estado de alarma. Esa es mi teoría. Estos políticos son tan ineptos y mediocres como sus amos globalistas necesitan que lo sean.

Haya o no haya una conspiración, lo cierto, es que este comportamiento anómalo en la manera de contar los hechos de los medios masivos existe. Y cualquiera puede verlo. Puedo equivocarme con la explicación. Pero el hecho es real.

La gente pierde el miedo a confiar en fuentes dudosas, porque si igualmente ya se sienten poco informados, por las fuentes supuestamente fiables, no tienen nada que perder. ¿Que le importa al gobierno o las empresas de fact-checking que yo crea una mentira si ellos mienten constantemente?

Si todos cuentan mentiras, yo elijo creer en las que me convienen, o las que me gustan. No las que ellos digan. Tiene sentido. Se ve que lo que ellos no entienden es que yo valoro la libertad.

Persiguen un monstruo que han creado. En función de las grandes mentiras que arrastran es que la gente cree más en historias poco documentadas. Y lo peor es que cuando ellos digan la verdad, y sea necesario creerla, no les van a creer. Así sucede hoy con el covid-19 y los llamados, peyorativamente “negacionistas”. Es una situación dolorosa lidiar con ambas caras de este problema. El pueblo llano está legitimado en no creer la verdad cuando se la cuentan quienes les han estado mintiendo, y además porque les provocan una miseria económica.

A la gente no hay que salvarla de creer en bulos, no hay que perseguir la libertad de expresión, lo que hay que hacer, es dejar de mentir por los canales oficiales.

Todo tiende a esta especie de dictadura totalitaria global confabulada entre una gran mayoría y las élites. Yo creo que muy en el fondo, bienintencionada, para resolver problemas del mundo. Pero ahí está el problema. La soberbia, la ignorancia. Con la que se aplastan las libertades de los demás, para imponer una seguridad relativa.

Cuando se trata la libertad como si fuera un problema. Es muy grave. Como yo veo, es de las cosas fundamentales que motivan la razón de existencia humana. Así que es una contradicción, que no tiene una fácil solución. Quitar la libertad a la humanidad para protegerla es como matarla para salvarla.

Sin libertad no hay moral. Porque es otro el que elije. Sin moral no hay libertad. Porque no se deja a otro elegir. Si se elimina la libertad, con la excusa del orden, el control, la seguridad, etc. se elimina la moral. Entonces el hombre sometido a estas reglas, se vuelve inmoral y bestial, como un animal. Pero peor que un animal, porque en verdad es un ser humano animalizado.

Eso parece sencillo sobre el papel. Pero quien es el listo de trasladar este mensaje a las élites para que cambien todo lo que están haciendo, todos los millones y millones de dólares, invertidos en hacer todo lo contrario, en imponer a la fuerza, en vez de promover la libertad política real, la libertad de expresión, el debate y la dialéctica colectiva, y las resoluciones de gobierno, emanen realmente de la voluntad de los ciudadanos de cada nación.

Incluso una libertad simulada, como una falsa democracia en la cual se amañan las elecciones, fracasa. No basta la sensación de libertad, tiene que haber libertad real. No se sabrá lo importante que es la libertad para la paz y el orden social hasta que se tome en serio. O hasta que se vean las nefastas consecuencias finales de a lo que lleva todo esto.

Libertad para elegir el orden, la seguridad y control.

Saludos

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros