Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Colaboraciones

LOS MODERNOS "SEÑORITOS" POLÍTICOS SON INEPTOS Y CORRUPTOS


Nota

Los modernos señoritos, los políticos, aquellos que gobiernan las sociedades y pueblos con ineptitud, corrupción y abuso, son una especie decepcionante de gente desechable, llena de ambiciones y vicios, cuyos daños el mundo está padeciendo con dolor e impotencia.

Los que mandan ahora no son ni los mas fuertes ni los más inteligentes, sino los que tienen menos escrúpulos y decencia. Estamos en manos de mediocres corrompidos y llenos de vicios.

Es la tesis de Vanlop en el comentario que hoy publicamos como artículo en Voto en Blanco.
---



Los nuevos "señoritos rojos", tan ineptos y corruptos como implacables, hipócritas y perversos.
Los nuevos "señoritos rojos", tan ineptos y corruptos como implacables, hipócritas y perversos.
Parece ser que el ser humano no concibe vivir en una sociedad de iguales. Necesita una sociedad donde haya unos que manden y otros que obedezcan. Supongo que los psicólogos tendrán explicación a esta conducta.

Que unos manden y otros obedezcan viene de los tiempos en que los más fuertes defendían a los demás de otras tribus que quisieran quitarles lo suyo o ser ellos los que quitaran lo suyo a otros. Con el paso de los siglos eso se ha perfeccionado y ahora no son los más fuertes ni los más inteligentes, como ocurre en las sociedades sanas, ahora son los que tienen menos escrúpulos, tal vez impulsados por su propia incapacidad de buscarse la vida en un trabajo honrado. Pero el deseo de recibir órdenes y servir, por parte de una mayoría d ella sociedad, se ha mantenido.

En el fondo no es malo eso de recibir órdenes, pues permite dedicar los esfuerzos a otros asuntos, generalmente productivos para la persona. Lo malo es cuando la persona no distingue entre los inútiles y los válidos y deja que manden los primeros. Y eso es lo que ocurre a las sociedades degradadas.

La sociedad del XIX fue una sociedad muy degradada y apareció el fenómeno del señorito, una mala copia del señor feudal. Como la sociedad, salvo algún periodo, ha seguido manteniendo la degradación, sigue estando la figura del señorito, sólo que ahora no es el tenedor de tierras, sino el tenedor de votos, reales o ficticios, que no vamos a entrar en eso.

El señorito no es inteligente, es un listo o más o menos listo, lo suficiente como para destacar sobre el resto de sus súbditos y eso se sigue manteniendo. Los listos son los que mandan y los tontos los que obedecen y cuando algún súbdito tiene la suficiente inteligencia, se va a otro sitio donde no haya un caciquismo tan descarado.

No es la dictadura del proletariado, es la dictadura de los señoritos y tenemos un ejemplo muy esclarecedor en un sitio tan cercano, sentimentalmente, como Cuba y ahora, Venezuela y Nicaragua y dentro de unos años, toda América. Y luego todo el mundo, que la deriva es hacia eso.

Pero como los señoritos rojos dominan como nadie la propaganda, el lanar, que por no pensar es lanar, seguirá votando y estos señoritos aumentando su poder hasta que ya no hagan falta los votos.

En el fondo uno envidia al lanar, que no se da cuenta de la que le espera y vive feliz.

Pulse AQUÍ si quiere conocer un claro y repugnante ejemplo de corrupción "made in Spain".

Valencia, Baleares, Vascongadas… ¿Cuál será la próxima taifa? Y nadie hace nada.

Vanlop


- -
Domingo, 27 de Noviembre 2022
Artículo leído 1388 veces




Comentarios:

1.Publicado por Pasmao el 27/11/2022 11:18
Buenos días Don Francisco

Gracias por recuperar el comentario de VANLOP.

El problema de fondo es que el lanar es incapaz de atreverse a pensar que esos señoritos no sólo puedan ser ineptos y corruptos, es que son muy malvados. No se le pasa por la cabeza lo mala que puede llegar a ser esa gente. Necesita creer que aunque ineptos y corruptos en el fondo lo hacen por nuestro bien, no por nuestro mal.

Porque todas esas maldades y traiciones las hacen por nuestro mal. Y las hacen porque en el fndo trabajan por encargo para terceros y además así se significan ante ellos en su capacidad de tragar con lo que sea para que se les deje mas cutota de poder para hacerlo aún peor.

Y hasta pareciera que compitieran entre ellos ante los verdaderos señores para ver quien la hace mas gorda y ser mas favorito.

Para el lanar eso es inconcevible. Su esquema de valores se vendría abajo. Porque el lanar será lanar, pero no tiene el poso de maldad de los señoritos.

Un saludo

2.Publicado por vanlop el 27/11/2022 19:14

Muchas gracias por poner el comentario como artículo de portada.

Pasmao ha hecho el añadido que faltaba y tiene mucha razón en eso. El lanar no se atreve a pensar porque si piensa se le caen los esquemas y se queda sobre un vacío absoluto y el ser humano tiene terror al vacío, así que mejor no pensar y vivir felices.

La gente sabe lo que hay, al menos en parte, el lanar entiende que los políticos son unos inútiles, pero como son los suyos, pues los aceptan. Es el clásico ejemplo del hijo desviado, sea de forma natural, con alguna tara física o mental o por propia voluntad, siendo un canalla y delincuente. No nos gusta, pero es nuestro hijo y tenemos que apoyarlo. Que sobre esto habría mucho que discutir, pienso.

Otra cosa sería, como dice Pasmao, si el lanar entendiera que la casta está al servicio de otra casta e incluso esta, al servicio de otra, como las muñecas rusas, una dentro de otra. Ahí es donde se quedaría suspendido en el aire sin nada a lo que agarrarse. No es lo mismo un tipo que casi lo conoces, al menos te lo encuentras todos los días en la TV y por tanto, es como de la familia y otra muy distinta un tipo que vive ni se sabe donde y que ni le ha visto nunca la cara, pero al que tu «familiar» rinde pleitesía y hace cosas que te perjudican porque sigue órdenes.


La cosa se está poniendo fea, posiblemente más que aquí. Lean:

https://infovaticana.com/2022/11/26/la-batalla-contra-la-ideologia-woke-en-estados-unidos-ya-no-es-solo-una-batalla-cultural/

☝️Se ha quitado la máscara: Klaus Schwab del WEF declara que China es un "modelo a seguir".

Y ahora un poco de humor negro o al menos gris oscuro:

https://astillasderealidad2.blogspot.com/2022/11/yendo-lo-practico.html


Mentalmente

Estamos de acuerdo que la democracia es un sistema bueno, posiblemente el menos malo de todos, como decía aquel, pero no significa que sea la maravilla, como estamos comprobando ni que otros sistemas no sean aceptables.

En realidad cualquier sistema que haga el bien común es bueno, el problema no está ahí, el problema está en que los sistemas degeneran y la democracia es el que degenera más lento, eso supone más estabilidad en el tiempo, pero al final «todos calvos».

De hecho, el sistema de monarquía absoluta es el que más ha durado. Es un hecho y no voy a defenderlo ahora, que se podría defender, pero como digo, todo degenera y todo tiene su fin.

3.Publicado por mentalmente el 27/11/2022 23:01
Buenas a todos,

El comentario lo había leído y me parece muy bueno.

Bueno, con el tema de la democracia. Esto es complicado, lo entiendo perfectamente. Cada cuál se imagina una cosa diferente por democracia, y es complicado que yo explique exactamente el porqué de todo lo que defiendo y digo tan tranquilamente que sucedería.

Yo no tengo una bola de cristal, pero, tengo una cierta sensibilidad o criterio, que viene por muchas fuentes diferentes, sobre cómo funcionan los seres vivos, sobre cómo funciona la inteligencia humana.

Por qué unas personas dicen una cosa, por qué unos defienden esto y otros defienden tal o cual cosa. Tengo un sentido para captar con gran precisión las ideas filosóficas y de tipos similares.

Por esa misma razón, cuando critico el socialismo, no es exactamente lo que dijo Marx, y otros anteriores o posteriores, pero sí sobretodo lo que se entendió, o mejor aún, el supuesto que se asume para desarrollar esa manera de pensar, es en resumidas cuentas todo.

El error que hay dentro del razonamiento socialista está principalmente en el marco que lo rodea. Es una línea de pensamiento que no es sencillo de definir.

Ese marco es el que va llevando directamente a la justificación de una dictadura ideológica para salvar el mundo y llevarlo al paraíso terrenal. Y todo esto es todo lo que es horroroso precisamente. Por muchos motivos pero que sobretido es de sentido común diría, es sensiblemente notorio, que eso no puede salir bien así. Que eso es prácticamente la ideología del mal. Un camino de perdición, una caja de pandora, el fanatismo, la violencia, latrocinio, el odio, la lucha de clases, el fin justifica los medios.

Todo esto supura maldad, supura sufrimiento, agonía, hipocresía, mentirosos, ruindad, mezquindad, etc. Esa manera de pensar abre la caja de Pandora.

La manera en como penetran ciertas ideologías, y también estafas, es introducir a las personas dentro de un complejo relato. Con ello la gente termina asumiendo los preceptos básicos como ciertos, todo el marco en el que se desarrolla, porque si no se asumen por ciertos, uno se aburre y no puede entender el resto del razonamiento.

Así que la estafa de la historia larguísima y bien elaborada consiste en que el espectador termina por obviar detalles elementales que es por donde les van simplemente a robar la cartera, a sacarle los cuartos.

Veámoslo de otro modo, la gente paga directa o indirectamente para ver o leer historias que sabe que son ficción. Ir al cine y ver una película, tiene algo de todo esto. Pagas para que te mientan, y además de disfrutar de una historia, te pueden meter publicidad subliminal de muchos tipos. Queriendo o accidentalmente. Pero esto es la mentira honrada, porque el espectador, salvo casos patológicos, sabe diferenciar la realidad de la ficción. Pero, hasta cierto punto.

Las personas que no están bien de la cabeza, sea por la causa que sea, quizás solo exceden una característica general, un tipo de locura que todos tienen, pero en ellos es visible, porque hay desequilibrio, o les falta algo o exceden en algo, de ahí un desequilibrio.

Y ese desequilibrio se puede compensar de tantas maneras, que cabría pensar la posibilidad de que la mayoría de la gente es desequilibrada, sólo que unos pocos no son capaces de compensar sus desequilibrios. Y unos pocos realmente son equilibrados.

Así que, olvidemos el socialismo y la tecnocracia. Existe un conflicto que es el que a mí me interesa, entre liberalismo y democracia. Entre defensores de la libertad, y defensores de la democracia.

Ese conflicto se puede resumir en que unos, muy temerosos y con razón del hombre, no quieren que esté tenga poder, que nadie tenga poder, el poder para nadie. Y menos aún que lo tenga una masa de gente, de la cual aún desconfían más, por cierto sentido común y experiencia sobre que la mayoría suele equivocarse y ser ignorante.

Los otros, casi en un concepto diametralmente opuesto, defienden lo contrario. La libertad es poder hacer cosas, y todo el poder para la gente, lo más "distribuido" y "justo" posible.

Yo he dicho que defiendo la democracia y también he dicho que defiendo el liberalismo. En mi manera de concebir este problema, ambas ideas son inseparables, aunque planteadas simplisticamente de esa manera parecen incompatibles.

Cuando defendemos poder para nadie, lo que yo realmente veo es no una desconfianza del hombre, o de la sociedad. Si no de un hombre en el contexto histórico tradicional y real y necesario de estar enfrentado y/o compitiendo biológicamente con otros sobre un mismo espacio, bienes,etc.

Y no una sociedad que "decide", si no una muchedumbre o masa inconsciente, que sigue el rebaño, que es incapaz realmente de decidir nada. Una masa que va a una guerra sin saber exactamente por qué o se tira por un barranco, o que vota entre opciones o preguntas que no puede elegir, no tiene nada de democracia.

Así que en ambos casos, el problema está en el orden establecido. La desconfianza está justificada pero por razones no absolutas a la condición humana, por condiciones que son variables y se puede demostrar. Siendo que, el ser humano, como especie inteligente se adapta a todo, y constantemente busca, aunque no lo parezca, las mejores condiciones de vida, por tanto, la paz, el orden social, la justicia, etc.

En aquello que pragmáticamente por desconfianza se establece, el liberalismo, o mejor dicho, el marco de pensamiento liberal, evidentemente se busca un beneficio, y se obtiene un bien compartido.

Las leyes y convenios sociales que se establecen por desconfianza y se generalizan producen un beneficio general reduciendo al mínimo los abusos, haciendo que por defecto nunca se exponga ninguna vulnerabilidad gratuitamente, va eliminando la línea funcional de pensamiento y adaptación del abusador.

Aunque, por lo general, ese mismo liberalismo es centrífugo, y termina evitando esos abusos dentro del propio pueblo, pero no contra los demás, los convierte en elementos útiles dada la incapacidad de legislar sobre otras naciones, desconfía de ellas, porque no se rigen por su misma cultura, que comete el error de considerar obligada, entonces las agrede.

Dando lugar a muchas cosas que nos pasan actualmente, esa agresión tiene el mismo sentido, la desconfianza del otro. Disparar primero, preguntar después. Está claro que esto crea un problema clarísimo, pero eso es otra historia que tiene que ver con el respeto real, no sólo de boca, a la soberanía nacional, defender la propia y dar ejemplo, como principio rector de la paz mundial. De aquí sale el patriotismo como un movimiento político pacificador y de orden, que comparte lógicas similares a las liberales, pero entre naciones.

Parte de la desconfianza, pero establece un marco, un protocolo de seguridad, de compartido interés entre todas las naciones.

Todo esto está muy bien, pero siempre queda la sensación de que falta algo, todos estos preceptos básicos de seguridad, de prudencia, que asfixian las dinámicas de abuso. El liberalismo y patriotismo. No son, por así decirlo, suficientes y satisfactorias, para lo que el ser humano realmente anhela y persigue por todas partes.

Porque todo esto, solamente es la base del sistema, de algo que la gente debe desarrollar, una vez respetando todos esos "principios", no es el sistema al completo.

Los principios van primero, sea como sea, y lo que sea que se quiera construir gracias a ellos, no debe atacarlos. Ese es el error que la política partitocrática, al menos la que conocemos, comete sistemáticamente. Elegir entre principios y resultados, es una falsa elección.

Debemos elegir obligatoriamente los principios, de cualquier cosa que se quiera añadir, debe defenderlos o incluso reforzarlos más, e ir más allá de ellos.

Pero, estamos eligiendo sacrificar principios por resultados, tanto nacionalmente, con la ideología "progre", como internacionalmente, con la agenda 2030, el globalismo, unipolaridad, etc. en consecuencia, nada, y abrimos ese espacio antes pequeño, permitido a los abusadores, entonces perdemos ese bien, creando más delincuentes, más abusadores, y abusando también de otras naciones, creando conflictos, guerras, absolutamente innecesarios, por habilitar ese espacio al hipotético abusador, permitiéndole su modo de vida.

De la desconfianza a las reglas, las reglas crean el orden, la paz, etc. Pero insuficiente, nuevos abusadores se aprovechan de ese anhelo de las personas, y cometen un abuso de 2 orden. Con el marco del socialismo y la unipolaridad mundial. Este abre esa caja de Pandora antes cerrada. Entonces hay que cerrarla otra vez, pero además tenemos que pensar en la democracia e ideas similares, para cerrarla también a quienes podrían querer abrir esa caja otra vez.

Un saludo

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros