Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Colaboraciones

LA PATRIA SUBASTADA


Nota

"Sólo se puede destruir una gran nación cuando ella misma se ha destruido interiormente."

Voto en Blanco publica hoy, como colaboración, un certero artículo del periodista Ángel Pérez Guerra, cuya tesis central es que España esta siendo destruida desde dentro por los poderes territoriales y por un gobierno que se comporta como enemigo.
---



Los demócratas y españoles decentes asistimos asustados a la destrucción de España, realizada por un político enemigo de España, llamado Pedro Sánchez, con la importante ayuda de votantes desalmados y de partidos nacionalistas que viven del odio y sueñan con destruir la patria.
Los demócratas y españoles decentes asistimos asustados a la destrucción de España, realizada por un político enemigo de España, llamado Pedro Sánchez, con la importante ayuda de votantes desalmados y de partidos nacionalistas que viven del odio y sueñan con destruir la patria.
La frase que antecede pone el colofón a la película "La caída del Imperio romano", gran superproducción de Samuel Bronston dirigida en 1964 por Anthony Mann y protagonizada por Sofía Loren, Alec Guinnes y James Mason entre otros grandes actores. La cinta, de tres horas de duración, es un culebrón histórico y en ella se invirtieron más de dieciocho millones y medio de dólares de la época, aunque supuso un fracaso de taquilla, donde no se llegaron a recuperar ni cinco millones. Rodada en espacios naturales de la sierra de Madrid y de Valencia, Dimitri Tiomkin le puso una música tan colosal como los decorados de esta gran película "de romanos" que la crítica ha ido recuperando posteriormente. La obra dio lugar a una novela, de suerte igualmente incierta.

Y esto, el azar, ha querido que ante mis ojos desfilen por primera vez —creo— estos fotogramas de legiones en formaciones implacables, entreveradas con miradas del arrasador rostro de la Loren precisamente la víspera del día en que los españoles se manifestarían por la unidad de España y contra la amnistía o la autodeterminación como herramientas de su autodestrucción.

No recuerdo nada desde la Transición que haya derramado tantos ríos de tinta. Casi todo lo que llega a mis ojos por estos días tiene el mismo sentido: es la hora final de España “si no se reacciona”. Pero, ¿cómo? El sistema, que tal vez en su concepción era efectivamente democrático pero que, como todos los nuevos había que desarrollar, se ha ido convirtiendo en una cárcel. Son las minorías “territoriales” las que tienen secuestrada a la voluntad general. Así de claro. Y ello ha sido posible gracias a las guerras intestinas de unos partidos al servicio de intereses personales y de grupo cuya gran olvidada ha sido la madre de todos: la Patria. Todo ello aparece fielmente en la película con la que abría estas líneas, por otra parte un alegato bastante demagógico en favor del pacifismo y la alianza de civilizaciones que se pretende asociar con el reinado de Marco Aurelio, el emperador filósofo.

El día que Felipe VI recordaba en público a su hija y heredera cuáles serán las responsabilidades que contraía al jurar bandera, el presidente del Gobierno en funciones se quitaba de en medio y se iba a Granada a recibir allí un baño de besuqueos jubilados bien controlados a puerta cerrada. Realmente, nos encontramos en un escenario grotesco que revive el carácter profético con el que a veces se reviste el cine. La escena final de "La caída del Imperio Romano" es la de una subasta. El jefe del ejército, que es el que pone y quita emperadores, recibe las ofertas de los senadores venales que aprovechan el vacío de poder para pujar por el Trono. Es entonces cuando una voz en off señala "Así empezó la caída del Imperio Romano". Y añade la frase con la que abríamos este artículo. Tal vez por eso no tuvo éxito en taquilla.

Ángel Pérez Guerra

- -
Viernes, 13 de Octubre 2023
Artículo leído 948 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 13/10/2023 09:46



Está claro que las grandes naciones caen desde dentro. Se puede invadir una nación pequeña y dominarla, pero las naciones grandes se destruyen desde dentro, si no, el coste es inasumible por cualquiera, por grande que sea el invasor.

Esto me recuerda que los de la otan lo olvidaron cuando montaron la guerra de Ucrania, creyeron que podían destruir a Rusia y lo que han hecho ha sido fortalecerla, pero no se pueden pedir peras al olmo. Desgraciadamente son los olmos los que mandan en el mundo y en España ya ni siquiera son olmos.

No me cabe duda que hay un interés especial en destruir España. Ignoro los motivos, aunque se pueden dar varios, pero no serían más que suposiciones, pero el hecho es que hay bastante gente, seguramente cada uno con sus motivos, que quieren que España desaparezca. Por desgracia hay una parte muy importante de españoles que colaboran, seguramente de forma inocente, en tal deseo. Algunos no tan inocentes, buscando el dinero, que esperan conseguir y están consiguiendo a cambio de su traición, pero son los menos, los más, no son más que tontos útiles que se han creído las mentiras que les cuentan.

Sin duda los «destructores» tienen mucha paciencia, lo intentaron con la república y visto el resultado, esperaron, y ahora llevan cuarenta años esperando y moviendo los hilos. Aparentemente ha llegado el momento. Lo tienen todo, casi nada se opone a sus proyectos, sólo una parte de los españoles que no sabemos cómo organizarnos y aunque nos organicemos, hay otra parte de españoles que nos considera la maldad personificada y van a luchar como fieras para defender sus creencias, erróneas, pero que ellos creen verdaderas.

El problema es que nosotros no podemos luchar como fieras, porque sería muy fácil tomar el poder por la fuerza, ni siquiera haría falta mucha fuerza, pero no solucionaría el problema, lo desplazaría en el tiempo y luego sería peor, tal como ocurrió con la Dictadura. Tendremos que hacerlo a base votos y eso a parte de ser el camino largo, hoy por hoy se me antoja imposible, por esa cantidad de tontos útiles que hay.

Por cierto, la película es un bodrio que no explica nada. Muy espectacular, pero, tal y como acostumbran, no da razones, ni siquiera elementales para esa caída, tal vez porque de darlas, la gente podría pensar que los USA estaban en esa situación.

Hay noticias que no salen en los medios, pero unas por raras otras por fantásticas y otras por otros motivos, no merece la pena ponerlas aquí.


2.Publicado por mentalmente el 13/10/2023 12:29
Buenas a todos,

La gente idiota, solo se enfada con los políticos dos veces:

- 1. Cuando otros, normalmente los medios de comunicación, les dicen o les sugieren que tienen que enfadarse contra un político o partido. Esté o no esté en el gobierno. Sin mediar ninguna causa objetiva ni razonamiento de su parte.

- 2. Cuando se ven perjudicados directamente. Con independencia de si el gobierno que tienen en ese momento tuvo algo que ver.

El poder destructivo de los idiotas es muy grande, los ciudadanos de bien apenas pueden hacer nada.

Por otra parte los ciudadanos de bien se enfadan con los políticos cuando:

- 1. El político está tomando medidas contrarias al bien e interés común de la sociedad.
- 2. El político está tomando medidas contrarias a las que ha prometido antes de ser elegido.
- 3. El político está infringiendo leyes, acaparando poder no correspondido e invadiendo competencias.
- 4. El político se relaciona con gente sospechosa, y se comporta de manera sospechosa.
- 5. El político está envuelto en una trama de corrupción o ayuda a tapar dicha trama de corrupción de su partido.
- 6. El político falta el respeto a los ciudadanos en su manera de dirigirse a ellos, por ejemplo, cuando les habla como si los ciudadanos fueran tontos.
- 7. El político miente descaradamente como si no le importara que la gente lo sepa, o tiene otro comportamiento inmoral descarado ante la sociedad.


Mientras los ciudadanos de bien viven enfadados prácticamente a perpetuidad con los políticos por todas las causas racionales mencionadas, los idiotas solamente se enfadan en dos situaciones, que tienden a beneficiar a los peores políticos entre ellos.

El poder de los idiotas es muy alto, los ciudadanos de bien apenas pueden hacer nada para contrarrestarlo. Es el enfado de los idiotas el que dirige la política nacional, y no el de los ciudadanos de bien.

Una parte de los ciudadanos de bien, diría que aproximadamente la mitad, ha perdido prácticamente toda la esperanza en la humanidad, apenas puede hacer nada y busca su propia supervivencia mientras se hace pasar por idiota sin serlo realmente.

En este sistema existen ciertas libertades políticas en las que un poder establecido logra votarse a sí mismo a través de su condicionamiento del pensamiento de las masas, controlando a los idiotas. Así es como el sistema está pervertido, y hay que buscar la manera de darle la vuelta a eso.

Un saludo.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros