Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Colaboraciones

LA LOSA APLASTANTE DEL "SÍNDROME DE LA MALA CONCIENCIA"


Nota

La mala conciencia aplastó a Pedro Sánchez en el debate Cara a Cara.

En el artículo La losa aplastante del “síndrome de la mala conciencia”, el curtido periodista, escritor y experto analista José María Pagador defiende la tesis de que Pedro Sánchez fue aplastado por su mala conciencia y eso le hizo perder el debate frente a Feijóo, que, por experiencia y capacidad oratoria, debía haber ganado.

Pero el peso de sus pecados, abusos e injusticias le aplastó y su mala conciencia le llevó a la derrota. Suele ocurrir siempre con los malvados, que se derrumban cuando menos se espera.

José María Pagador es un periodista de vanguardia, perteneciente a una familia de socialistas, pero hoy alejado del sanchismo, aunque fiel al socialismo real, que, según muchas personas de izquierda, nada tiene que ver con el sanchismo.
—-



LA LOSA APLASTANTE DEL "SÍNDROME DE LA MALA CONCIENCIA"
Cuando el sentimiento de culpa se apodera de la gestualidad y del discurso el resultado es demoledor

La gestualidad, esa mandíbula contraída, traicionó a Sánchez. El decisivo debate cara a cara de esta campaña electoral lo ha perdido Pedro Sánchez por goleada porque, sabedor de su mala conciencia, sus asesores no se lo advirtieron ni le enseñaron a gestionarla ante las cámaras. De pronto se vino a la cabeza del presidente la conciencia de sus múltiples mentiras y transgresiones, y esa culpa asomó a su rostro sin que él pudiese evitarlo en cuanto Feijóo se las nombró.

No es el único que padece ante las cámaras “el síndrome de la mala conciencia”. Antes que él, y por causas diversas, lo padecieron también González, Aznar, Zapatero y Rajoy. El problema para Sánchez es que él lo ha hecho visible en una campaña electoral trascendental.

Un niño cogido en falta siempre dirá “yo no he sido” o “es mentira”. Pero su lenguaje corporal y la vehemencia y el tono de sus palabras serán siempre la prueba evidente de que es el responsable de la tropelía. Es el “síndrome de la mala conciencia” que, de manera involuntaria y tengamos la edad que tengamos, altera nuestras facciones y nuestro discurso cuando, desde la convicción de la propia culpa, pretendemos justificar lo injustificable. Eso es lo que le pasó a Pedro Sánchez en el debate con Feijóo.

He estado analizando por qué un político tan experimentado en la dialéctica parlamentaria y mediática, tanto que incluso se había atrevido a retar a su oponente nada menos que a seis debates, tuvo un resultado tan pobre en un debate que parecía pan comido y al que él creía llegar más que sobrado.

Y la conclusión es que el “síndrome de la mala conciencia” se apoderó, atenazándolo, del presidente, algo que sus asesores no habían previsto y que, por tanto, se vio incapaz de gestionar con un mínimo de soltura.

CULPAS Y CONCIENCIA

Desde el minuto uno del debate, antes incluso de que Feijóo abriera la boca, y sabedor de la que le iba a caer, a Sánchez se le vinieron a la cabeza, entre otras cuestiones que han merecido el reproche de la mayor parte de la ciudadanía, las siguientes:

1.- Las numerosas cesiones a ERC y a Bildu, y el regalo de la ley de Vivienda que les fue permitido presentar como si ellos fuesen sus autores.
2.- La ley del “sí es sí” que ha puesto anticipadamente en la calle a más de 100 delincuentes sexuales y ha rebajado las penas a más de 1.000.
3.- La ley trans que permite cambiar de identidad de género a niños desde los 12 años sin el conocimiento de sus padres, “transfiriendo” la patria potestad a los jueces, y cambiar de sexo sin ningún requisito desde los 16.
4.- La ley del aborto que permite a una menor de 16 años abortar sin conocimiento de sus padres.
5.- La supresión del delito de sedición, la atenuación del de malversación y las cesiones e indultos a los golpistas del procés.
6.- La falta a su palabra de que no gobernaría con Podemos ni pactaría con los separatistas catalanes y vascos.
7.- La colonización nepotista de numerosas instituciones a cuyo frente ha puesto a sus amigos y de cuyo abuso son claros ejemplos RTVE y el CIS de Tezanos.
8.- La utilización personal y partidista de los medios materiales atribuidos a la Presidencia del Gobierno.

DIFÍCIL, CASI IMPOSIBLE, DEFENSA

Todo esto y más, cuestiones que están en la mente de la ciudadanía y que tienen difícil defensa, por no decir imposible para una mayoría moderada, adulta y razonable, vino de golpe a la cabeza de Pedro Sánchez desde el inicio del debate, transfigurando su rostro, habitualmente impasible y encantador, en un muestrario de tensiones musculares y nerviosas, y convirtiendo sus argumentos en los del niño pillado en falta: “eso es mentira”, y “yo no he sido”.

Fue tal el vapuleo, que el presidente ni siquiera fue capaz de poner en valor los principales logros de su mandato en materia social y económica, aplastado por la losa de la mala conciencia, cuyas expresiones faciales más notorias eran la mirada huidiza, la risa forzada y esa mandíbula contraída, como de boxeador que recibe un castigo que no se esperaba.

Para desgracia suya, esto fue lo que vimos los ciudadanos y las ciudadanas, mientras, enfrente, un Feijóo más que tranquilo avanzaba en su táctica de poner de relieve las contradicciones injustificables del presidente, tanto que, como dijo al final el aspirante, “me lo he pasado muy bien”.

El “síndrome de la mala conciencia” no es exclusivo de Pedro Sánchez, aunque a él le haya sobrevenido en el peor momento. Recordemos la gestualidad de sus antecesores cuando hicieron lo contrario de lo que dijeron o cuando cometieron tremendas tropelías que están en la mente de todas.

Recuerdo perfectamente los visajes de Felipe González con su cambio sobre la OTAN y, sobre todo, cuando trató de explicar -y negar- el terrorismo de Estado y los GAL. Igualmente, las caras de Aznar fueron un poema cuando justificó y participó en la invasión de Irak y luego se empeñó en atribuir los atentados del 11M a ETA. Asimismo, me viene a la memoria el cemento armado convulso de Rajoy cuando dijo aquello de que “todo es mentira salvo alguna cosa”, o cuando quiso justificar su relación con Bárcenas, o se empeñó en negar la corrupción rampante de su partido. Y las transfiguraciones faciales de Zapatero cuando congeló las pensiones y bajó los sueldos de los funcionarios, entre otras lindezas que había asegurado que nunca haría.

No hay un solo gobernante que no haya faltado a su palabra o no haya transgredido alguna vez la ley o las normas éticas. Lo que ocurre con Pedro Sánchez es que pocos gobernantes han incumplido tantas cosas en tan corto período de tiempo. Y esto es lo que aplastó su conciencia en el debate con Feijóo, mostrándole como un niño pillado en falta. Lo asombroso es que dedicase varios días a preparar semejante desastre y nadie, entre sus incontables y bien pagados asesores, le preparase para gestionar su mala conciencia. Ese fallo va a determinar del todo para Sánchez, si es que no estaba determinada ya, la pérdida de las elecciones y por abultada diferencia.

José María Pagador

Si desea acceder al artículo original pulse AQUÍ

- -
Jueves, 13 de Julio 2023
Artículo leído 1016 veces




Comentarios:

1.Publicado por Jomeca el 13/07/2023 15:03
Sr. Rubiales, en su prólogo al artículo menciona al "socialismo real". ¿Cuál es el socialismo real? ¿Quizás es ese "otro PSOE" con el que sueña Feijóo? Mire, podrá haber gobernado algún "supuesto" socialista más próximo a la social-democracia que a ese supuesto socialismo real, que al margen del doctrinario, todavía no se lo que es. Recuerde, el hábito no hace al monje. Conozco a otro que, junto a su predecesor, cambiaron de hábitos para desmantelar ideológicamente a su partido y que mucha gente llama erróneamente como de derechas. Vamos, para muchos, muchísimos, la "derecha real". Mucho cuidado con las armas, se cargan solas. Cuidado con las correcciones periodístico-políticas. Cuando pueda me explicará el socialismo real (no la social democracia). Mi padre, hombre sabio y que en paz descanse, decía que el socialismo (no la social democracia) es el hall de entrada all comunismo. Casos tenemos a espuertas en el siglo XX y XXI.

2.Publicado por vanlop el 13/07/2023 21:05


Sin duda, las prisas no son buenas. Esta mañana he escrito el comentario y no lo he enviado.

No hay nada que objetar al artículo, el razonamiento es certero y eso es lo que ocurre con la gente cuando la conciencia no les deja tranquilos.

La duda que me asalta es si el doctor es una persona con conciencia o es un psicópata. Porque si es un psicópata, la conciencia no le puede remorder, porque los psicópatas hacen las cosas sin pensar en la conciencia, que no sé si realmente tienen.

La torpeza en el debate puede deberse a otros factores, como la cantidad de mentiras que a estas alturas ya no sabe como justificar, a la falta de preparación sobre ciertos temas y a otros factores como que el contrincante se mostrara sereno.

Sea cual sea la razón, el resultado es el mismo: gol en propia puerta. Pero un análisis certero de las circunstancias ayuda mucho a entender al personaje. No es lo mismo alguien que tiene conciencia que un psicópata y eso es fundamental para saber por donde nos movemos.


Hay una ola de calor y sin embargo el consumo eléctrico no pasa de 38 000 Mw. Recordemos que en los tiempos felices de la burbuja se sobrepasaban fácilmente los 40 000. Está claro que la economía no se ha recuperado y ya son casi 20 años.

Hay una ola de calor y esta mañana he visto el mapa de incendios forestales, cualquiera pensaría que estaría en rojo, pues no, estaba blanco e impoluto: cero incendios. ¿Por qué será? Los conspiranoicos tenemos mucha razón en muchas cosas.

Correos no da abasto al voto, ¿qué pasará si se quedan unos cuantos miles de votos sin repartir? Como dicen las malas lenguas que le interesa al gobierno.


Pasmao

La diferencia entre las masonerías es abismal. Las masonerías de Francia o Gran Bretaña, son «patriotas», es decir miran por los intereses de sus países, las masonerías hispanas, las de aquí y las de América, son patriotas inglesas o francesas, según su obediencia.

Cierto, los USA nunca fueron nuestros amigos, hubo unos años de caminar juntos, en según qué cosas y nada más. Ahora están con Marruecos, entre otras cosas porque les compran armas, mientras que nosotros no tenemos dinero para eso y los aviones, que es donde más se gana, son europeos, lo mismo que los tanques.

El problema es el de siempre, es muy fácil montarse en un tigre, lo difícil es bajarse.


3.Publicado por Pasmao el 13/07/2023 21:14
Buenas tardes Don Francisco

Presuponer conciencia a Sánchez me parece mucho suponer.

Yo creo que fue simple prepotencia. Está tan acostumbrado a tongos arbitrales si las cosas se ponen mal, que ha perdido la capacidad de reaccionar cuando se tuercen las cosas.

Lo que me sigue sorprendiendo, el médico de izquierdas del otro día es otro caso, es la incapacidad de mucho personal de izquierdas de enterarse donde están. Y lo que es peor, lo que necesitan que "aparezca", como si de un revelación Mariana fuera, de alguien que les quita la desazón de su orfandad respecto al PSOE, para volverlo a votar con unción.

Porque me temo que en estos dos casos, en cuanto les pongan un nuevo muñeco (o muñeca), que diga cuatro cosas bien adobadas desde un atril con el puño y la rosa, ahí entrarán de nuevo olvidando lo que ha sido Sánchez o Zapatero.

No me cabe duda de que son buenas personas y que en sus ámbitos profesionales lo deben de hacer bien. Pero no es que los árboles no les dejen ver el bosque. Es que se pegan al árbol para no tener que excusarse de que no ven el bosque, para no tener que verlo.

Y eso me parece grave. Porque no son casos aislados.

Un muy cordial saludo

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros