Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Colaboraciones

LA ERA DEL BURRO VOLADOR


Nota

Lo hemos leído y no nos podemos resistir a publicarlo porque refleja la estupidez obtusa del mundo político que nos gobierna.

Muchos conocerán el texto, pero los que no lo hayan leído encontrarán respuestas y todos aprenderemos mucho.
---



La historia empieza así. El gobierno publica una ley para que los burros vuelen. Pasado un tiempo, se comprueba que los burros, pese a su obligación legal de volar, no lo hacen. Pero el Gobierno, lejos de rectificar, justifica el fracaso de la ley alegando que no se ha gastado lo suficiente para que los burros vuelen y se destinan más recursos para asegurar el éxito de la iniciativa.

La gente sensata protesta alegando que los burros son burros, no águilas. Entonces, el Gobierno pone en marcha una intensa propaganda para denunciar que hay sectores en nuestra sociedad que odian a los burros y quieren negarles su derecho a volar.

Con el paso del tiempo, una parte importante de la población olvida la cuestión clave: que los burros, en efecto, no son águilas. Y el debate deriva hacia un enfoque moral con dos bandos enfrentados. Por un lado, la línea oficialista, que establece la obligación de amar a los burros y defender su inalienable derecho a volar como las águilas. Por otro, los críticos, que consideran la iniciativa un disparate.

Para neutralizar a los críticos, el Gobierno establece el delito de odio al burro volador. Y para reeducar a los que consideran que los burros voladores son una patraña, se crea la figura del agente experto en perspectiva de burros voladores. Además, a las nuevas generaciones se las orienta hacia la devoción al burro volador. El burro volador y la Democracia son inseparables. Negar la existencia del burro volador significa negar la democracia.

Sin embargo, pese a todos los esfuerzos y después de miles de millones de euros gastados, los burros, que son muy suyos, no ejercen su derecho a volar. Y lógicamente afloran las críticas por la disparidad de los recursos empleados y los resultados obtenidos. Pero el Gobierno de nuevo recurre a la propaganda y neutraliza el debate lanzando una consigna: "¡Ni un paso atrás en la defensa de los burros voladores!". Los importantes avances conseguidos en materia de derechos para el burro volador marcan un antes y un después, son la diferencia entre una sociedad egoísta e insensible y una sociedad diversa y plena de empatía.

Décadas más tarde, los burros siguen sin volar. Nadie ha visto a ninguno hacerlo. Pero el burro volador se ha convertido en un símbolo. Las evidencias ya no importan. Se trata de estar del lado de la historia, promover un mañana mejor en el que los burros puedan surcar los cielos libres y gráciles como palomas. Hasta que ese día llegue, el burro volador es algo aspiracional, una lucha alrededor de la que florecen políticas, observatorios, subvenciones, asociaciones, agencias internacionales, incluso nuevas carreras universitarias. También las multinacionales colocan al lado de sus marcas el sello normalizado del burro alado para demostrar al público que están a favor de la gran causa.

Hay un Día Mundial del Burro Volador, un doodle de Google y huelgas estudiantiles, y de las otras, en defensa del burro volador, porque el burro volador, como símbolo del Bien, siempre estará amenazado por el Mal. La mejor prueba de ello es que los burros siguen sin ejercer su derecho a volar, no porque sean “inasequibles a los deseos del legislador, sino porque subyace una opresión estructural que se lo impide. El mundo académico hace tiempo que se sumó a la causa, y los científicos sociales amontonan estudios con datos agregados sobre la población de burros y la aplicación del derecho a volar. La conclusión es unánime: hay mucho margen de mejora, pero son necesarias nuevas leyes y más recursos. El burro volador goza de un gran protagonismo en las citas electorales. Años de campañas de sensibilización logran que muchas personas consideren que la intención debe prevalecer sobre la evidencia. La intención es legítima y buena; la evidencia, limitante y malvada. Así pues, el burro no debe depender de sus capacidades reales sino de las aspiraciones que se le reconozcan. ¡Por un burro volador digno!

Estar a favor o en contra del burro volador puede marcar la diferencia entre sumar votos o restarlos. Y lo que es más importante: acceder o no al generoso presupuesto al que se ha hecho acreedora la gran causa. Por lo tanto, los partidos que antes consideraban al burro volador como un disparate legislativo, moderan su discurso. Todavía no reconocen el derecho del burro a volar, pero sí su derecho a saltar como una gacela. Entonces, el burrismo se desdobla en dos corrientes: un burrismo radical y un burrismo moderado. Pero el burrismo es ya una corriente dominante.

Pasaje de *La ideología invisible*.

Javier Benegas

- -
Martes, 7 de Septiembre 2021
Artículo leído 1729 veces




Comentarios:

1.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 07/09/2021 08:24
Ya había leído esta fábula y está muy bien. Viene a representar lo que en definitiva todos (y todas) los políticos pretenden, que no es otra cosa que modificar la realidad a su antojo, para crear un “mundo nuevo” que sea para ellos el gancho con el que pescar a la gente y llevarlos a su terreno, para que estén sometidas creyendo en sus “promesas” aunque sepan a ciencia cierta que no se realizarán, pero que es una forma de mantener el poder. Poder que únicamente se sostienes o creando miedo o creando ilusiones.
Y no es que esté tan lejos de la realidad esta fábula, los políticos pretenden siempre modificar la realidad diciendo que es para “mejorar la vida de la gente”, y sí, es posible esa modificación pero hasta cierto punto. Existen limitaciones de todo tipo que hacen imposible ciertas “ideas”, como ahora tan en boga lo del “cambio climático”, que pretenden que con medidas legales pueden “dominar” el clima, medidas que implican gastos (como con lo del burro volador), y que hacen que vivan de ellas muchas gentes a sabiendas que lo de “modificar el clima” no es posible así como así.
También ocurre en la economía, pretenden hacer ver que todo es posible, que con un gasto público desmesurado y una deuda pública enorme es posible mantener un sistema económico de forma continuada, cuando la Economía es precisamente la “ciencia de la escasez”, no es posible mantener estos niveles de deuda y gasto permanentemente, tarde o temprano la burbuja de la deuda, el gasto público desmesurados y la oferta monetaria cuasi infinita terminarán por llegar a un límite, causando recesión, crisis financieras, económicas y sociales.
Ayn Rand, filósofa y autora de “La rebelión de Atlas” sostenía que los políticos (a los que llamaba místicos sociales) estaban en continua lucha con la realidad a la que pretendían amoldar a sus deseos, aunque fuera a costa de la mentira y el sometimiento. Pues algo así pasa, los políticos pretenden que su deseo sea la realidad, aunque sepan que es imposible, pero con mentira y sometimiento se mantiene la ilusión y el miedo para obtener y mantener el poder, que no es otro el objetivo, lo demás da igual.

2.Publicado por mentalmente el 07/09/2021 08:25
Buenas a todos,

No conocía el texto. Me ha parecido muy bueno.

La fuerza que tiene un mensaje político absurdo frente a uno sensato.

Será porque lo sensato es aburrido, previsible y determinante. En el absurdo hay cierta creatividad, y no se sabe adónde va a llevar.

Alguien puede pensar que si se sigue insistiendo finalmente los burros volarán de una manera o de otra.

Lo triste es como se señala a quien no quiere participar en eso como si fuera alguien malvado. Esa especie de juego deja de serlo para convertirse en una amenaza para la paz y la libertad.

Un saludo

3.Publicado por pasmao el 07/09/2021 08:38
Excelente pasaje Don Francisco

Javier Benegas y su página

www.disdentia.com

se ha convertido en un rincón de obligada visita pata todos aquellos que nop queremos vernos obligados a comulgar con ruedas de molino y además a decir que nos gusta.

No necesariamente hay que estar de acuerdo con lo que allí se escribe. Faltaría mas. Extraordinario lo que comenta sobre el burro volador.

De todos modos lo peor con cosas como el burro volador no son quienes las impulsan, si no los que se meten en el rebufo del impulso para aprovecharse de al situación legitimándola ante quienes no están covencidos. Las elgitimaciones suelene darse por varias vias:

- tampoco es para tanto y al fin y a la postre todos tenemos que convivir

- tampoco se va mucho dinero ahí..

- si gente tan poderosa y "sabia" lo aceptan, es que no debe de ser tan malo..

Hay muchas mas, yo he puesto tres. Y en ese rebufo se podrían significar en España Monarquía, Ejército, IBEX, Iglesia Católica (la Conferencia y sus asociados). + el perejil de todas esas salsas llamdo PP.

La pregunta del millón es hasta que punto un partido como VOX, que se presume como única alternativa real, puede defendernos (previa delegación de nuestra defensa en ellos) sin enfrentar llamando con nombres y apellidos a dichos poderes..

Un cordial saludo

Un cordial saludo

4.Publicado por El iluminado el 07/09/2021 10:28
Un poco de sonrisas!
"En un encuentro casual en una finca en Francia entre un burro y una vaca esa última le dice a su amigo :me voy a vivir a la a India que allí las vacas son sagradas y el burro le contesta ,me voy a España que allí los burros son presidente.

5.Publicado por vanlop el 07/09/2021 11:49

Es una metáfora de lo que está ocurriendo, lo vemos con las leyes absurdas que se aprueban, no sólo en España, sino en todo el mundo. Y se va cambiando la sociedad.

En realidad el objetivo no es que los burros vuelen, el objetivo es cambiar la sociedad para hacerla dócil a los mandatos de la casta. Tenemos muchos ejemplos. Además, mientras perdemos el tiempo en rebatir y demostrar que los burros no pueden volar, la casta lleva sus ideas adelante y sin que nos demos cuenta.

Pero tampoco debemos angustiarnos, al fin y al cabo los defensores de los burros lo tienen casi todo y pronto lo tendrán todo, nosotros lo único que podemos hacer es intentar sobrevivir.

Pasmao

Muchas gracias por la parte que me toca de su comentario.

Lo de las purgas en el ejército me recuerda la purga que hizo Stalin antes de la IIGM, solo que en ese caso tuvo razón porque los alemanes le dieron información falsa y él creía que los militares que 'depuró' eran culpables. Aquí ni por asomo. Se trata de 'rebajar' el ejército para eliminar personal y de paso quitar a los más 'fachas', para llegar al 'ejército rojo'.

Pero apuesto el millón de euros que no tengo ni tendré, que además corre la pasta y si miramos hacia abajo hasta la podemos ver venir.

Lo de Rusia será algo que debemos analizar con detalle, si D. Francisco no hace un artículo, alguno de nosotros debería hacerlo.

Respecto al burro y como siempre la cosa está, no en los impulsores, sino en quienes tratan de adaptarse al disparate. Tal vez la justificación más peligrosa sea la tercera, el concepto de 'autoridad': si gente 'sabia' lo considera bueno, ¿quién soy yo para cuestionarlo? Y así es como nos hacen la ingeniería social.

Mentalmente

Lo que dice de los impuestos tiene una explicación más o menos teórica, que es la curva de Lafer (o como se escriba), que demuestra que cuanto más bajos son los impuestos, más se recauda, como están demostrando en Madrid desde hace tiempo. Pero a los marxistas no les preocupa tanto recaudar como conseguir la sumisión de la sociedad vía subvenciones y miedo.

Por otra parte, es cierto que hay empresas legales que influyen, como las farmacéuticas y luego están las ilegales que menciona. En tanto no comprendamos que los dirigentes últimos (los que no se ven) de las legales y las ilegales son los mismos, no entenderemos nada.

Detox

No es que las empresas pagan a la casta, es la casta está al servicio de los dueños de las empresas, con lo que en el fondo, no les cuesta tanto tener a la casta a su servicio.

Jadriv

La aplicación de Telegram requiere el teléfono y yo no tengo teléfono para eso, por tanto no puedo dar un número. Seguiré investigando.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros