Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Colaboraciones

IMPUESTOS OCULTOS


Nota

Además de los muchos impuestos que pagamos, un ámbito en el que España destaca como país saqueador de sus ciudadanos, los españoles pagamos otros impuestos que están ocultos y no figuran como tales, pero que representan ingresos para las administraciones y gastos para el sufrido y expoliado contribuyente. El mal estado de las carreteras es uno de ellos porque ahorra gastos a la administraciones públicas, desgasta neumáticos y vehículos, provocando más consumo y más impuestos. Pero hay muchos otros, todos ellos consecuencia de la inmoralidad del poder.

Publicamos hoy un interesante articulo de Vanlop sobre ese asunto, escasamente enfocado por los medios.

Todos conocemos los impuestos a que nos someten, sin misericordia, por cierto. Son públicos y hasta disfrutan restregándonos la obligación de pagarlos. Pero no nos percatamos de otras formas de perder dinero por nuestra parte y que ahorra una sustanciosa cantidad a las distintas administraciones, es lo que llamo, a falta de otro nombre, que seguro que lo tiene, "impuestos ocultos". Pero las administraciones sí los conoce muy bien.
---



Me voy a fijar en dos, pero hay muchos más, que en cuanto pensemos un poco los encontraremos.

El primero es la profusión de rotondas. No me refiero a las que hay en las salidas de las autovías, que salvo excepciones cumplen perfectamente su función. En concreto durante quince años he pasado una vez en semana por una, creo que han sido más de ochocientas veces, sólo he tendido que dejar pasar a otro coche en tres casos.

Pero tengo que pasar, tres o cuatro veces en semana y no paso más por el problema que supone, por un tramo de carretera que tiene una rotonda cada menos de un kilómetro, con una circulación de más de veinte mil vehículos al día. Eso supone colas kilométricas, con el consiguiente consumo de carburante y la consiguiente pedida de tiempo, que para los trabajadores y empresarios suman muchas horas al año.

Pero es más fácil construir una rotonda que un paso elevado y además sirven para justificar zonas verdes. La Administración se ahorra un dinero y el ciudadano paga en gasto de carburante y en horas de trabajo. Y encima dicen que tenemos la competitividad empresarial baja.

La otra son los contratos de las ambulancias. Todas las ambulancias van con la sirena, vayan a una urgencia o no. Eso produce el mismo efecto en los ciudadanos, gasto de carburante y perdida de tiempo. A cambio la ambulancia puede dar dos o tres viajes más al día, lo que puede suponer la diferencia entre que sea rentable o no el servicio. El sistema de salud se ahorra un dinero que pagan los ciudadanos de forma oculta.

Otro ejemplo puede ser el hacer las obras durante el día, por ejemplo asfaltar una calle o una carretera. En Madrid lo hacen durante la noche, luego saben las molestias y gasto que producen, pero como paga el sumiso…

Vanlop


- -
Viernes, 30 de Julio 2021
Artículo leído 1033 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 30/07/2021 09:57

Muchas gracias por poner este pequeño artículo, que queda de alguna forma un tanto 'refrescante' y sirve muy bien para casi cerrar el año. Un artículo para reflexionar, pero sin irritarse ni pensar demasiado. O al menos eso creo. Mañana será, Dios mediante, el cierre, con un artículo, que esperemos sea también ligero, salvo que la actualidad disponga otra cosa.

En todos estos casos, como el gasto que produce en el ciudadano es pequeño, no lo echamos a ver y no damos importancia, pero si se suma todo, son muchos millones. Hace unos años tuve un coche que tenía el consumo instantáneo y me di cuenta que al entrar en una rotonda el consumo se duplica. En una rotonda el vehículo anda unos doscientos metros, me entretuve en hacer el cálculo y salen al cabo del año muchas toneladas de carburante, que salvo por los impuestos no benefician a nadie y sí suponen un gasto para el ciudadano y por supuesto una 'huella' de carbono importante, pero eso sólo sirve para culpabilizarnos, a ellos no les importa.

Y aquí es donde está la indecencia, que ellos se pasan el tiempo responsabilizándonos de todo lo que se les ocurre, pero no hacen nada por evitar esos fallos en el sistema, es más, parece que les gusta un sistema ineficiente. Y tal y como están las cosas, parece que a la casta no le importa el despilfarro, ese despilfarro inútil que no aprovecha a nadie, aunque por supuesto, los técnicos de las administraciones lo saben perfectamente.

Es muy triste que por su negligencia, seguramente fruto de su escasa inteligencia, tengamos que gastar un dinero que ni siquiera a ellos les sirve.


Pasmao

El problema de si el papa sigue determinadas políticas es que, como todo en política, presenta aspectos ocultos que no podemos conocer y en base a eso se toman las decisiones y por tanto, muchas de ellas nos parecen absurdas. Esto ocurre en todos los gobiernos. El problema es que estamos acostumbrados a pensar en la Iglesia como algo espiritual, por encima de las cosas del mundo y ahí nos produce el conflicto.

Como es natural, no podemos saber si esta elección fue pensando en que hiciera lo que hace o la cosa salió así y ha sido una sorpresa parcial, porque a estas alturas, todos los cardenales se conocen perfectamente, no como hace cien años que tenían que conocerse en el cónclave.

Al Papa lo eligen los cardenales y esto no lo digo yo, lo dijo Benedicto, así que será verdad y eso supone muchas cosas. Fundamentalmente que el Papa es un gobernante con sus virtudes y defectos y me refiero fundamentalmente al gobierno espiritual, sin olvidar que se trata de un Estado y la política internacional también cuenta. Y el gobierno de un estado o una religión tiene muchos condicionantes, que obligan a hacer cosas o a no hacer otras y que no conocemos.

Hay otros problemas más graves en la Iglesia que decir la Misa de una forma u otra, lo que pasa es que el decreto se ha hecho de forma bastante brusca y ha sentado mal a algunos. pero si nos fijamos, afecta al 0,0...1 % de los que van a Misa, por lo que el ruido ha sido bastante irrelevante en la práctica.

No nos hacemos, aparentemente, esas preguntas, porque entendemos que la iglesia no es del Papa, es de Dios y ya cuidará y hará lo que mejor convenga y si permite ciertas cosas, es para que aprendamos y la Iglesia salga mejor de la prueba. Y por otra parte, ¿qué periodo de estos dos mil años ha sido tranquilo? Siempre ha habido problemas, de un tipo o de otro e incluso mucho peores que el actual y siempre ha salido adelante, sólo que se trata de periodos mayores que la vida humana y por eso no lo vemos en directo y nos asustamos.

Jadriv

Eso se verá con la suficientemente perspectiva histórica, ahora no podemos hacernos una idea exacta de cómo es la infiltración, que tampoco es lago novedoso, que siempre ha habido infiltración de un tipo u otro.

Mentalmente

Siempre es la lucha por la libertad. El catolicismo es la mejor defensa de la libertad, por su propia naturaleza, empezando por la libertad de ser o no católico.

Julia

Es que el Papa no es divino, ni tiene el don de no equivocarse. Los papas se equivocan muchas veces, como humanos que son y ahí está la Historia para confirmarlo. Ni tiene la asistencia permanente de Dios, porque entonces no se equivocarían.

La Iglesia está gobernada por hombres, con sus virtudes y defectos, que cometen errores y tienen aciertos.

La asistencia divina sólo se produce en algunos casos y son muy raros. Es al definir un dogma y el ultimo dogma se definió a mediados del XIX, hace casi dos siglos, si no me falla la memoria.

Por ejemplo, esta especie de decreto sobre la Misa en latín, no es más que eso, producto de una mente humana y aparte que pueda o no ser un error, lo aceptamos o no. Pero como todas las leyes, hay que cumplirlo y por eso van a desaparecer las misas en latín en algunos sitios, lo que no implica que la gente lo acepte de buen grado.

2.Publicado por Josuhé el 30/07/2021 12:13
España, un país con futuro, en el que llegaron ‘ellos’ y todo cambió


En una ocasión me contaron cosas, me contaron historias, me hablaron de un país que pensé que sólo existía en los libros de aventuras, en los libros de Julio Verne o Emilio Salgari, en las novelas de leyendas.

Se decía que una vez existió una nación respetada y respetable, grande, poderosa. Una nación que ni era discutible ni discutida. En ella sus habitantes prosperaban, eran felices, trabajaban y eran solidarios y respetuosos con sus vecinos, independientemente de cuál fuera su lugar de nacimiento. Una nación grande, unida, una nación libre.

La usura era mal vista y la vivienda un bien con el que no se podía especular. Existía la cultura del esfuerzo y la recompensa, existía una clase media mayoritaria que daba consistencia y estabilidad al país, una clase media que era la columna vertebral de la sociedad. Existía conciencia de lo que se era y se deseaba. Con una ley igual para todos sin discriminaciones, ni por edad, ni sexo, ni afiliación política y muchos menos, por lugar de residencia.

Una ley justa, aplicada por personas justas, donde el delincuente estaba en la cárcel, donde el asesino cumplía sus penas, donde la familia era respetada y ayudada, donde los heterosexuales no eran perseguidos, donde no te aconsejaban lo que tenías que fumar, lo que tenías que beber o con quién te deberías acostar.

Donde la libertad individual se tenía en cuenta muy por encima de otras consideraciones, si esto no afectaba al conjunto de todos. Donde no era necesario inventar la historia para adoctrinar a las generaciones venideras, donde las pensiones no estaban en peligro, donde nadie jugaba con el dinero de los demás, donde los banqueros no robaban ni engañaban con el consentimiento de la clase dirigente. Donde no te cobraban por conducir, por aparcar, por abrir un negocio; donde se confundían trabajadores y empresarios, ediles y ciudadanos. En definitiva, un país con futuro, con pasado y con ilusión.

Entonces, llegaron ellos y una neblina oscura y densa lo cubrió todo. Nos hablaron de constitución, de hechos diferenciales, de comunidades autónomas, de Europa, de burocracia, de guerras en países lejanos, de cultura y religiones que nos odiaban y que por el contrario deberíamos permitir su expansión en nuestra nación.

Nos dijeron que seríamos libres por votar cada cuatro años como borregos. Duplicaron instituciones, leyes, normas, nos instalaron en la cultura del pelotazo, del dinero fácil, en la cultura de la corrupción, en el hecho diferencial. Inventaron historias y sucesos que jamás existieron. Adoctrinaron, no educaron, dieron categoría de idiomas a dialectos, incluso, pusieron traductores en el senado para poder entendernos en nuestra propia nación.

Degradamos nuestra lengua, nos degradamos a nosotros mismos. Se pusieron calles y estadios del fútbol a asesinos y genocidas, nombres de rameras a parques, se homenajeaba a criminales, los héroes de nuestra historia fueron borrados y su lugar fue ocupado por mediocres e insignificantes sujetos.

Cayó la noche más oscura, se liberó a los delincuentes, se crearon múltiples gobiernos, se gastaron nuestro dinero, nos hicieron más pobres, más ruines, más cobardes.

Medios de comunicación al servicio de lo políticamente correcto, al servicio del poder y la corrupción. Construyeron nuestra particular torre de Babel.

Ellos, los vividores. Ellos, los que vinieron. Ellos, los golfos, los mangantes y ladrones. Ellos, lo que todo lo corrompieron, que todo lo pudrieron. Ellos, los mentirosos e ignorantes.

Javier Garcia Isac

Director Radio Ya

3.Publicado por mentalmente el 31/07/2021 06:41
Buenas a todos,

Quería responder al comentario de Vanlop, he vuelto a leer mi propio comentario para tratar de averiguar porque me habla del catolicismo.

No he caído en la cuenta que es porque el tema era el papa Francisco se puede interpretar que yo estoy refiriéndome al catolicismo. No era eso lo que pretendía que pareciera. La relación con el tema viene porque en el discurso del papa Francisco hay socialismo. El socialismo es el totalitarismo, no me refiero a la religión.

Quiero hacer incapié que ser ignorante es una virtud mientras uno sepa que lo es. Porque nos sabemos ignorantes, es quizás uno de los ingredientes básicos del genio de nuestra inteligencia, y eso conecta con la idea de libertad.

Creo que la defensa de la libertad tiene mucho que ver con saberse ignorante. Y el totalitarismo con creer que se sabe más que el resto. De estas dos maneras de pensar me siento más identificado con la del que se sabe ignorante. Aunque a veces pueda pensar que sé más de algo que otras personas, algo que es muy común en todo el mundo, por encima de todo, la idea de que saber que soy ignorante es superior a esta idea de pensar que sé más que otras personas.

Entonces yo quiero visualizar una dialéctica entre estas dos maneras de pensar en la humanidad, como una guerra entre dos planteamientos irreconciliables, para mí, el que cree que sabe lo suficiente para imponer como tienen que vivir los demás, como tienen que pensar los demás, no solo es totalitario, está loco, más allá de alguien que seguramente también ignorante es alguien peligroso que no sabe lo que hace.

Si uno sabe algo que otro no sabe, y quiere que el otro lo sepa, también tiene que saber como enseñarlo, aunque es posible que al intentarlo, en verdad se de cuenta que no sabe lo que creía que sabía. Es de tal manera que la explicación de algo que sea un conocimiento debe ejemplo claro y sencillo como para que lo entienda cualquiera, cuando esto no ocurre, es probable que no sea verdadero conocimiento.

Un saludo

4.Publicado por Food handler el 06/08/2021 18:21

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros