Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Colaboraciones

FÁBULA DE LOS LOBOS ASTUTOS Y LAS OVEJAS COBARDES


Nota

Publicamos hoy una interesante fábula del profesor y doctor Francisco Garrudo, de la Universidad de Sevilla, llena de enseñanzas, que nos recuerda el comportamiento de las sociedades acobardadas, entre ellas la española, frente la astucia de unos gobernantes depredadores que, si las víctimas se unieran, podrían ser fácilmente derrotados.
---



Una manada de lobos se surtía habitualmente de un rebaño de ovejas. Con la implacable periodicidad que dicta el hambre, cada tres días se acercaban al aprisco en la negrura de la noche y se hacían con el cuerpo de una de ellas sin mejor método de selección que la efectividad y la rapidez huyendo del pastor.

Un buen día, el líder alfa de la manada, más leído que el resto de los miembros, propuso aplicar métodos democráticos en la selección de la víctima que, por ley biológica y natural, les correspondía como especie predadora.

En una entrevista nocturna entre los dos colectivos implicados, los lobos propusieron a las ovejas que, para evitar traumas, imprevisiones, improvisaciones y estentóreas manifestaciones de pánico entre el colectivo ovino, sus miembros se pondrían de acuerdo democráticamente antes del día acordado y prefijado, y seleccionarían una víctima para cada ocasión. El sistema beneficiaría igualmente a la manada de lobos al ahorrarles la molestia del sigilo, el tiempo del cerco, y facilitar con el silencio el cobro de la pieza mientras dormitaba el pastor.

Las ovejas balaron de alegría pues encontraban que la idea propuesta era muy loable y útil: aceptadas las despiadadas reglas de la naturaleza y plegándose por ineludible necesidad al depredador, el cambio de sistema les agradó sobremanera. Ya podrían descansar incluso el día del pago del sangriento tributo pues todo se habría programado según la voluntad de los miembros del rebaño.

Así se acordó y, tras el acuerdo, los representantes de los dos colectivos se despidieron hasta el siguiente jueves, en que los lobos vendrían pacíficamente a retirar su derecho predatorio.

Y llegó la noche del jueves...

Los delegados de la manada se iban acercando al aprisco...

Extrañamente, no podía percibirse ni un balido, ni un movimiento, ni una señal de vida... Solo un extraño olor a sangre, flotando en el aire...
Al aproximarse más pudieron ver que los cuerpos de las ovejas, todos y sin excepción, yacían inertes y desparramados por el suelo, con obvias muestras de violencia.

Evidentemente, concluyó el líder alfa, que era el más leído de la manada, las ovejas, incapaces de enfrentarse a sus depredadores para defender su vida, sí lo habían hecho entre sí, con inusitada violencia, tratando de decidir quién se sacrificaría por el colectivo.

Los cobardes, que no se atreven a unirse y luchar contra quien les oprime, sacan su fiereza contra sus iguales. El hombre, a menudo incapaz de enfrentarse al tirano, es muy capaz de matar a su compañero de esclavitud por el mendrugo que el tirano les arroja.

Epílogo: Se acabaron las ovejas y los lobos siguieron comiéndose otros bichos que, probablemente actuarían de manera análoga.

Es la historia de la humanidad. En los campos de concentración se pudo ver.

Y en otras sociedades y pueblos.

Francisco Garrudo

- -
Sábado, 26 de Diciembre 2020
Artículo leído 2480 veces




Comentarios:

1.Publicado por pasmao el 26/12/2020 10:22
Buenos días Don Francisco

Excelente metáfora.

La buena noticia es que eso se puede cambiar.

1/ Lo primero es saber que se puede cambiar

2/ Lo segundo es combatir a quienes intentan impedir que se sepa

3/ Lo tercero es que ese combate incluye el hecho de buscar ese cambio

4/ Para cambiar es necesario que alguien desde afuera nos ayude, porque nos sirve de referencia de que ese cambio es posible, se tiene tan interiorizado que muchas veces aunque sepa de la situación, no se puede salir de ella sólo, hay que aprender a salir.

Todo ello lo estudió muy bien un psicólogo social llamado Martin Seligman en y lo denominó INDEFENSIÓN APRENDIDA

Dejo dos links al respecto, pero con esas palabrejas pueden buscar mucho mas en google. Hay que advertir que ha sido usado profusamente por feministas para explicar el caso de esas mujeres que son maltratadas continuamente por sus parejas, que saben y reconocen que son maltratadas, pero que son incapaces de abandonar dichas relaciones.

Esas mismas feministas, caso de la Lidia Falcón, podrían aplicarse ese mismo cuento respecto a esa izquierda que las maltrata pero respecto de la cual son incapaces de decir explícitamente que no se la vote, aunque detecten muchas amenazas "fachas" en el entorno. Cosas que pasan.

Respecto los puntos que he comentado es terrible constatar que la labor de la prensa es impedir que se sepa que se puede cambiar, y sólo está, existe, para que aceptemos la situación de la manera mas resignada posible.

También es terrible constatar que una de las instituciones que mas nos podría ayudar a salir de esa situación, porque insisto en que es necesaria la ayuda exterior, es la Iglesia. Porque en el fondo nuestra cárcel es moral. Pero ésta Iglesia lo que hace es convencernos de que lo que tenemos que hacer es procurar que esa cárcel sea lo mas cómoda posible, y no el luchar por salir de ahí.


https://es.wikipedia.org/wiki/Indefensión_aprendida

https://www.youtube.com/watch?v=OtB6RTJVqPM


Un muy cordial saludo

2.Publicado por vanlop el 26/12/2020 10:35

Hoy no sé por donde "meterle mano" al artículo, porque tengo la sensación que algo falla en el razonamiento pero no acabo de enfocarlo.

La fábula es impecable y verdadera, de ahí la dificultad para comentar algo que no esté dicho.

Creo que el fallo está en la muerte. Ningún parásito produce la muerte del huésped, porque supone su propia muerte, en realidad el fin de la fábula está un tanto traído por los pelos, porque los lobos se supone que no tienen donde comer.

Supongamos la sociedad española y supongamos que la chusma nos aplica unas leyes tan drásticas que nos dejan en ruina total, que no hay que tener mucha imaginación para eso. Cuando se acabe el dinero, se acabó la chusma, porque tendrían que ir a otro país y ahí tienen a su propia chusma que no les va a dejar.

Veamos que nos dice la Historia al respecto. Pues más o menos que los tiranos parasitan a sus siervos hasta cierto punto y sólo en casos extremos de malas cosechas o catástrofes del tipo que sean, los obligan por encima de sus posibilidades y cuando las condiciones vuelven a normalizarse suavizan la presión.

La respuesta de los siervos siempre ha sido la misma, o la huida o el motín. En cualquier caso el resultado es malo. El parásito tiene que tener mucho cuidado de no matar al huésped. En este caso, con la muerte física en los motines o muerte efectiva cuando se van a las tierras de otro parásito. Pero cualquiera de los dos supuestos se producen siempre que el huésped no tiene nada más que su vida y entonces no teme perderla.

El caso de Venezuela nos puede ilustrar al respecto. Se ha marchado el 20 % de la población, los que no tienen nada que perder. Los motines son imposibles porque las fuerzas armadas son completamente adictas al tirano, así que se marchan. También tenemos el caso de Cuba, cuando la gente se arriesgaba en el mar para huir. Pero siempre, el denominador común es la falta de todo, tanta falta, que es preferible la muerte.

Afortunadamente en España no hemos llegado a eso, todavía. No sé si llegaremos, porque los parásitos cada vez aprietan más y la economía se va destruyendo, pero por otra parte, la gente se va hartando, de modo que sabemos lo que traerá el futuro. También influirá la situación intencional y lo que determinen los verdaderos amos.

Pienso que la gente está aguantando porque todos tenemos algo que perder, seguramente la idea es igualarnos a todos por abajo, de modo que todos podamos cubrir las necesidades básicas, de forma muy precaria y mísera, pero que impida el motín. Pero eso tiene el fallo que si todos cobramos la subvención ¿de donde va a salir el dinero?

Como es natural y como hacen las ovejas del cuento, primero nos mataremos entre nosotros, ya ocurrió lago de eso cuando la transición y el felipismo, pero se dieron cuenta que eso llevaba a la ruina y se acababa el parasitismo, así que sobornaron a la gente y ahora la situación está razonablemente tranquila. ¿Por cuanto tiempo? Esa es la gran pregunta.

3.Publicado por TONY el 26/12/2020 10:57

Me quedo con el ejemplo que ya se hizo magnificamente en este blog, de la Dictadura Perfecta de Adolf Huxley, no se pudo explicar mejor.

Cuando supuestamente una Democracia en el papel es la mejor de las dictaduras y los ciudadanos no la cuestionan ni se rebelan en psicologia esto se llama la INDEFENSION APRENDIDA

4.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 26/12/2020 13:36
Ya lo dijo Benjamín Franklin: "Democracia son dos lobos y un cordero decidiendo qué van a comer", algo parecido a la fábula que cuenta hoy el escrito.

Pero lo malo es que la democracia ha derivado en que quienes deciden son los lobos, por muchos corderos que voten al final son los lobos (los políticos) los que deciden, los que toman las decisiones importantes basadas únicamente en su interés partidista. Un Estado que ha sido tomado por los políticos no tomará decisiones por la gran mayoría, sino por y para los intereses partidistas y partidarios de los políticos, por mucho que digan que lo hacen pensando en "la gente". Para ellos "la gente" somos borregos que tenemos que obedecer sus decisiones. No valoran a las personas por su condición de persona, sino por su condición de "gente", por su condición si acaso de "ciudadano", pero ciudadano obediente y si acaso algo "tonto", que se trague todo lo que digan y todas los tejemanejes que se traen entre ellos (todos) para conservar el poder.

Un Estado no tiene por qué estar dirigido por los políticos, los políticos no son buenos gestores, son simplemente personas que deciden agarrarse a la mamandurria de la política para vivir. Son "lobos" que no pretenden otra cosa que tener a las ovejas a su disposición para tener poder, su único objetivo.

5.Publicado por Josuhe el 26/12/2020 14:14
Dijo una vez un pensador judío que la democracia era dos lobos y una oveja votando que es lo que se va a cenar esta noche.

Os quiero dejar otra fábula a lo Esopo escrita por Pablo Molina de como funciona "nuestra democracia" de hoy día. Haber que os parece, se titula La cigarra progre y la hormiga fatxa

Había una vez una cigarra que pasaba los días en la rama de un eucalipto leyendo a Saramago, cantando canciones de Paco Ibáñez y fumando petas, en otras palabras, luchando por un mundo más justo. Era un verano muy caluroso, como lo son todos los veranos desde que el cambio climático hizo su aparición por culpa del capitalismo. Muy cerca de allí, una hormiga tenia su casita excavada en la tierra, junto a la raíz más grande del árbol de la cigarra. La hormiga, en una actitud odiosamente egoísta, no hacia nada por cambiar la sociedad, sino que se pasaba los días recogiendo comida y guardándola, en su hormiguero para, según decía, poder alimentarse cuando llegará el crudo invierno.

El verano trascurrió en este estado de cosas: la cigarra concienciando al resto de los insectos de las bondades de la lucha revolucionaria y la hormiga acaparando bienes de consumo ajena a cualquier razonamiento solidario. Llegó el otoño y la hormiga seguía recogiendo comida de sol a sol mientras cantaba para entretenerse el Cara al ídem (esto último es lo que decía la cigarra al resto de animalitos para desprestigiarla, aunque en realidad, la hormiga no había cantado en su vida porque eso le parecía una mariconada). La despensa de la hormiga acaparadora e insolidaria estaba casi repleta, lo que le garantizaba que, por muy duro que fuera el invierno, no tendría que salir de casa a pasar frío para echarse algo a las mandíbulas.

Y llegó el invierno. Y fue mucho más frió que los anteriores, con grandes nevadas y fuertes ventisca. La cigarra se moría de frió y de hambre mientras lo odiosa hormiga pasaba lo días felizmente arrebujada junto al fuego de la chimenea comiendo de lo almacenado de los meses anteriores.

La situación era un ejemplo evidente de injusticia social. < ¿Por qué tengo que pasar frío y hambre mientras esa fascista vive rodeada de lujos sin querer compartir sus bienes con los más desfavorecidos?>, clamaba la cigarra desde su rama a todo el que la quería oír. Rápidamente, el caso de la cigarra se hizo popular entre los sectores más concienciados de la sociedad. Los movimientos solidarios de vanguardia organizaron manifestaciones a la puerta del hormiguero denunciando el egoísmo de la hormiga y las televisiones invitaron a la cigarra a sus programas para que contara su dura situación, agradada por el hecho de que su vecina la hormiga no se daba por aludida. Los telediarios se habrían con imágenes de la pobre cigarra muerta de hambre y tiritando de frío alternada con otra de la hormiga cómodamente instalada en su casa comiendo opíparamente. La opinión pública estaba escandalizada por el hecho del que capitalismo pudiera provocar situaciones tan injustas.

El gobierno, finalmente, decidió tomar carta en el asunto y elaboró una ley con carácter retroactivo que condenaba a todo aquel que no compartiera con los demás los frutos de su trabajo. A la hormiga le cayó una multa de campeonato y la obligaron a pagar una fuerte indemnización a la cigarra. La hormiga entonces tubo que vender su casa, despensa incluida, para hacer frente a la multa y, a continuación, emigró a un paraíso fiscal. (Cereal, en este caso) donde tenía un modesto deposito en previsión de que las autoridades descubrieran sus avariciosos manejos.


La casa de la hormiga se convirtió en una comuna de cigarras que en cuestión de un par de semanas acabaron con la reserva alimenticia de la hormiga. Los telediarios dieron cuenta por aquellos días de las feliz noticia, mientras mostraban a la audiencia la felicidad de la cigarra a la que por fin se había tratado con justicia cuando se acabó la comida, la cigarra comenzaron a provocar altercados que producirían graves molestias al vecindario, el hormiguero quedo completamente destrozado por la falta de cuidados y unos días mas tarde la cigarra moría de una sobredosis. Por culpa de la sociedad, naturalmente.

Las organizaciones solidaria pidieron la dimisión del ministro del ramo y exigieron una comisión de investigación parlamentaria que depurara responsabilidades por el fallecimiento de la cigarra, símbolo de la revolución popular a favor de la justicia redistributiva. Hoy, la cigarra tiene un monumento cerca del hormiguero expropiado con un inscripción que reza: A la cigarra, luchadora por la libertad, cuya injusta muerte no pudimos evitar.

6.Publicado por TONY el 26/12/2020 23:15
para Josuhe magnifico y pedagogico ejemplo

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros