Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Colaboraciones

Elecciones anticipadas. Esperado y deseado cambio fiscal.


Nota

Antonio Garañena Cubes, presidente de la Asociación Contra el Impuesto de Sucesiones en la Comunidad Valenciana y luchador incansable contra las injusticias y abusos del poder, lanza en este artículo fuego de artillería pesada contra los que gobiernan la comunidad Valenciana por su voracidad fiscal, corrupción, derroche y abuso de poder.

La situación del gobierno socialista de Valencia es parecida a la que padece Pedro Sánchez, también socialista, a escala nacional. Su imagen es ahora débil y su gobierno pierde fuerza ante una sociedad española que está deseosa de expulsarlo del poder.
---



El presidente de Valencia está debilitado y acosado por la corrupción y el fracaso
El presidente de Valencia está debilitado y acosado por la corrupción y el fracaso
La dimisión de la Vicepresidenta del Consell de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, por su presunta responsabilidad por el caso de abuso sexual por parte de su exmarido Luis Eduardo Ramírez, y la investigación sobre las posibles subvenciones ilegales a favor de una productora del hermano del President de la Generalitat, Ximo Puig, agravadas por la contratación del hijo de éste por la susodicha empresa, pone al gobierno del tripartito en una situación límite, tanto que uno de los escenarios posibles, para antes de final de este año, serían unas elecciones anticipadas en la Comunidad Valenciana.

Una citación esperada y previsible. No existe un gobierno estable, los presupuestos para 2023 están en el aire y con grandes dificultades para mirar hacia delante. Todo lo contrario de lo afirmado recientemente por el president de la Generalitat, Ximo Puig. Una oportunidad para que se inicie, antes de tiempo, un cambio, reduciendo la presión fiscal con el Impuesto de Sucesiones que en nuestra autonomía puede llegar a ser del 81,6%.

Es obvio que a la mayoría de la población no le gusta pagar impuestos, pero hay que reconocer que son necesarios para mantener una sociedad prospera y equitativa.

Pero tras los años de nefasta gestión, despilfarro y corrupción, con los últimos gobiernos de la Generalitat, lo que nació en 1987 y 1988, con la regulación del Impuesto de Sucesiones y la adaptación del de Plusvalía, como una contribución fiscal para atender principios de equidad, redistribución, progresividad y bienestar social, se ha convertido en la aplicación de unos impuestos injustos, confiscatorios e incluso ilegales, haciendo de la Muerte un hecho gravoso a la hora de pagar impuestos.

Mientras que algunos, con ideales desfasados, los justifican como un reparto de la riqueza, otros muchos calificamos a los Impuestos a la Muerte como un robo.

Y no somos pocos los que pensamos así. En una reciente encuesta realizada por el propio Ministerio de Hacienda, revela que el 72,7% de los españoles están "muy" o "bastante de acuerdo" con la afirmación de que "el Impuesto de Sucesiones debería de desaparecer”. Desde nuestra Asociación, entendemos que en la Comunidad Valenciana, ya que ocupamos la segunda posición en el ranking de las autonomías donde más se paga por este impuesto, el porcentaje será más elevado.

No está en peligro la sanidad, la educación, las inversiones y el progreso. El Impuesto de Sucesiones no llegó a cubrir el 1,13 % de los gastos de la Generalitat para 2020. Para que se entienda mejor: ¿una familia con unos ingresos de unos 25.000 euros anuales, dependería su bienestar si dejara de percibir 282 €? Rotundamente NO.

Lo que está en peligro, son los asesores, los chiringuitos, las prebendas, las corruptelas, los privilegios y el enchufismo.

Si con las elecciones anticipadas se consigue un cambio político hacia ideas más liberales, dejando atrás la gestión intervencionista del gobierno del tripartito, lo más seguro es que en la Comunidad Valenciana, volvamos a recuperar las máximas bonificaciones en el Impuesto de Sucesiones que ya disfrutamos desde 2004 al 2013 y que ahora disfrutan los ciudadanos de otros territorios autonómicos.

Serán, una vez más, los alicantinos, castellonenses y valencianos, quienes tengan lo oportunidad, en unas elecciones anticipadas, con su voto, para dejar en la cuneta a los ladrones de herencias y, para nunca mejor dicho, cavar el agujero para enterrar los Impuestos a la Muerte. Unas elecciones anticipadas que pueden suponer un esperado y deseado cambio fiscal.

Antonio Garañena Cubes

- -
Sábado, 2 de Julio 2022
Artículo leído 782 veces




Comentarios:

1.Publicado por Pasmao el 02/07/2022 09:54
Buenos días Don Francisco.

Valiente carta la de Don Antonio Garañena.

Pero el problema no es en exclusiva porque “los asesores, los chiringuitos, las prebendas, las corruptelas, los privilegios y el enchufismo” puedan peligrar debido a su desaparición. El problema es que impidiendo la acumulación de riqueza y permitiendo que el personal pueda organizar su vida sin depender del Estado. Es esa necesidad de hacernos depender de un Estado que pivota sobre un poder despótico con derecho al saqueo, como son las Agencias Tributarias, Consejerías de Hacienda de las Taifas, etc… lo que hay detrás. Mucho más que recaudar más o menos.

Muy probablemente con una estructura fiscal justa se recaudaría mas, pero el poder despótico del Estado y de esos funcionarios que operan como inquisidores no prosperaría y eso es lo que no pueden permitir.

Sería estupendo que hubiera anticipadas en Valencia. Pero si están en la seguridad de que las van a perder no creo que las haya; es más, harán todo lo posible para retrasarlas al máximo.

Sólo una censura social amplia y continuada, incluyendo a los capitostes de la Consejería de Hacienda, cuyos nombres y apellidos + foto deberían de circular como si fuera la clásica lista de los más buscados por el FBI, ayudaría a que la espera se les hiciera a ellos tan larga cómo a nosotros. Además serviría de “recordatorio” al siguiente, para evitarse malas tentaciones.

Y si por ventura se diera el cambio alguna vez aviso al Sr Garañena que exija que el cambio en los tipos impositivos y en las leyes que tasan los inmuebles se haga el primer día de gobierno. Porque me temo que lo dejarán para cuando no haya más remedio, lo más tarde posible.

Hay un tema en Valencia (también en Murcia) que me preocupa. Y es VOX.

Temo un petardazo parecido al de Andalucía. En Valencia tendrían una muy estupenda candidata: CRISTINA SEGUÍ. La periodista que estuvo dale que te pego con el caso Oltra, ante el ese mirar por encima del hombro tan habitual de los medios masivos, que ha conseguido que al final haya (abogado mediante) que esa señora tenga que responder ante un juez.
Tuvo cierta relación con VOX en sus inicios. Pero luego lo dejó. Supongo que es un espíritu demasiado libre para depender de la estructura de un partido. Pero es la persona que representa de manera más clara esa ruptura con el estatus quo del sistema actual, que nos es tan necesaria. Y no me extrañaría que una buena campaña con ella llegara al 30% o más de los votos. Incluso con INDRA en contra.

Si alguien con mando en VOX nos lee; por favor dejen de mirarse el ombligo y lamerse las heridas. Vayan, dejándose ese aire de superioridad moral en el armario y hablen con la Sra. Seguí. Propónganla como candidata y dejen que sea ella la que organice la campaña. No se arrepentirán.

Un cordial saludo

2.Publicado por Vanlop el 02/07/2022 14:28

En Valencia hay dos asuntos a tener muy en cuenta: la corrupción del sistema, incluido el impuesto a los muertos y el caso Otra.

Ya hemos comentado sobre el caso Oltra y del gobierno de Valencia también se ha dicho bastante.

Sólo diré algo sobre el impuesto.

Hace unos días me encontré con un amigo al que no veía desde hace tiempo. Me dijo que había hablado con un alto cargo de una delegación de la junta de Andalucía y le dijo que están haciendo la vista gorda respecto a las herencias de hermanos y demás. Las de primer grado no pagan.

Son conscientes de los votos que se manejan en el asunto y no están dispuestos a perderlos.

Pero como son unos maricomplejines no se atreven a lanzarse y quitar el impuesto del todo.

Es posible que dependa eso del gobierno, pero el Sr Núñez tendría que decir algo.

Pasmao pone el dedo en la llaga o en las llagas, que son varias. La principal la cuestión de la dependencia del estado provisor y benefactor. Luego está la cuestión de vox sobre la que no voy a insistir para no repetir.

Estoy de turismo sanitario, que es el único turismo que practico y estoy escribiendo desde un móvil. No es tan malo, pero es muy pesado. Si todo va bien, mañana por la tarde estaré en casa y con suerte, podré escribir un comentario bien largo.

3.Publicado por mentalmente el 02/07/2022 16:36
Buenas a todos,

¿La democracia por qué? ¿Por qué no cualquier otro sistema, que funcione mejor que el actual, sea como se llame?

El sistema actual es un modelo político desequilibrado, tiene problemas para subsistir, lo llamo partitocracia, porque gobiernan partidos políticos, pero en realidad podría llamarse aristocracia popular. O república popular, al igual que se llaman las dictaduras socialistas. Solo que estos que se llaman así son simples monarquías absolutas.

Creo que acabo de caer en la cuenta de que las verdaderas repúblicas populares son las nuestras, las partitocracias, y no las que dicen ser los países socialistas.

Las nuestras son repúblicas populares porque el gobierno de partido que sea depende del voto de los ciudadanos, eso es popular. Y repúblicas porque se riguen según una ley superior, la constitución.

Mientras que las que se llaman republicas populares, no son repúblicas, porque no hay ley superior que limite al gobierno y vele por los derechos civiles, toda ley está bajo el control del gobierno, y no hay derechos civiles en la práctica. No son populares, porque los ciudadanos no pueden influir sobre el gobierno ni cambiarlo. Son monarquías absolutas y además son dictaduras, porque el gobierno no tiene consideración al respecto de que la ciudadanía no se le presupone su libre determinación para disgustarse frente a él, criticarlo, y querer cambiarlo por otro o cambiar por entero el sistema.

La distorsión del lenguage a la que estamos acostumbrados nace del marketing, es hacer que algo parezca ser mejor de lo que es realmente. Entonces si estas dictaduras dicen que sus gobiernos son repúblicas populares, nosotros no podemos decir lo mismo de las nuestras, para resaltar la idea en las personas de que nuestro sistema es mejor que el suyo, entonces decimos que es una democracia.

Esto la gente tiene que verlo, pero si queremos que se hable con propiedad es difícil, es difícil poner límites al lenguaje político, no es como engañar al cliente con un producto diciendo que contiene determinados ingredientes que no tiene, o que produce determinados efectos positivos que no produce. Porque todo eso se puede comprobar.

Las palabras políticas no están sujetas a ningún convenio, y cualquiera puede decir que su sistema es lo que le venga en gana decir. Así hay quien dice que el socialismo es democracia, pese a toda evidencia, y nadie les puede decir nada, ni reclamar nada. Se puede decir cualquier barbaridad y no importa.

Uno puede imaginar que es democrático que el gobierno te persiga por estar en su contra bajo el pretexto gubernamental de suponer un "peligro de seguridad nacional". Con el tema de la seguridad, los gobiernos, que presuntamente son republicanos, y diciendo que son democracias, se convierten poco a poco en dictaduras muy similares a las de países socialistas, pero tratando de que no se note demasiado. Además todos estos gobiernos presuntamente republicanos, y diciendose democráticos, utilizan actualmente dinero sin respaldo, el dinero fiat, un dinero que cada vez más está bajo la excusa de la seguridad, en control de gobiernos, y se parece cada vez más al dinero de los países socialistas.

Llegamos a la conclusión de que por seguridad nacional hay que perseguir a todo aquel que piense que su gobierno es basura, entonces el gobierno al hacer eso, confirma lo que su presunta víctima piensa de él.

La toxicidad de un gobierno dictatorial se autoconfirma al perseguir a sus detractores. Porque en ese acto viola principios morales que son consecuentes a la mera condición de toda especie inteligente. No se debe ir en contra de la crítica atacando al mensajero si no tratando de demostrar que la crítica, diga quien la diga, no es correcta. Así queda realzada la condición de inteligencia, de otra manera, quedaría condenada, y eso es una huella en la conciencia de las personas con conciencia, que saben que hacer eso es hacer el mal, es ir por el camino incorrecto.

El socialismo justifica el mal. Lo que resulta un oxímoron. Justificar el mal es como blanquear la oscuridad. De la misma manera que cuando intenta demostrar que su sistema es mejor frente al que lo critica, es cuando realmente queda en evidencia demuestrando que es malo. Con independencia del argumento del que lo critica.

Entonces volviendo a la pregunta inicial. ¿La democracia por qué?

En principio, porque los sistemas políticos actuales que más defienden la libertad están al borde del colapso, y muchos de ellos, ya colapsaron o están colapsando, y convirtiéndose en países socialistas o puede que algo peor como califatos islamistas.

¿Cómo la democracia supone una ayuda para evitar esto en vez de un inconveniente? Esto quizás sea lo que llevase más tiempo de analizar y estudiar. Alguien tendría que explicar por qué tanta gente está atacando modelos políticos o ideas políticas de libertad, y finalmente ayudando a transformar el modelo político en el que vive en uno peor del que tenía.

Esta tendencia autodestructiva de la sociedad no se puede resolver como quien resuelve una ecuación matemática. En este procedimiento de la sociedad hay muchos componentes. Uno de ellos es la naturaleza humana que tiende a no apreciar lo que ya se tiene en un momento dado, y desear algo nuevo que todavía no se tiene. Algo que muchas veces lleva a perder lo que se tiene a cambio de nada. Este mismo componente también actúa haciendo que muchas personas se abstengan en las elecciones, no siendo capaces de discriminar los beneficios de los que ya disfrutan en contraste a que saben ver los beneficios que no les produciran quienes juegan con sacrificarlos. Es naturaleza humana no apreciar el estado actual de la situación, y el progreso que ya se ha realizado.

Esto es la naturaleza común de todos los seres humanos a querer progresar en todo momento, con gran independencia del estado de progreso que ya se haya alcanzado, a veces con cierto rechazo y desprecio. Esta tendencia al progreso es uno de los reclamos que utilizan minorías características desestabilizadoras, para su provecho parasitario, y ese reclamo parece cobrar especial fuerza al interconectar a la sociedad a través de internet.

Internet tiene mucho que ver con todo esto, es un nuevo escenario donde sucede la parasitación progresiva de estas minorías del resto de una sociedad. Entonces la tendencia al progreso, de algún modo estas minorías desestabilizadoras, logran fraguar que lleven en la práctica, al retroceso, pero lo llamen progreso. Esto es igual que todo lo anterior, marketing lingüístico vs realidad conceptual.

Estas minorías utilizan muchas veces lenguage o discursos de ideologías colectivistas que atraparon las mentes de las personas en un pasado, como fue el caso del socialismo, y las víctimas potenciales no conocen o no son conscientes de estar siendo engañados y repitiendo errores de la historia. En la manipulación que sufren de algún modo terminan con un comportamiento antisocial y pensando que el progreso necesita de destruir todo aquello que es el "estado de progreso actual", entonces atacan la constitución, atacan sus fundamentos, etc. en vez de tratar de continuar a partir de ese punto.

Se llega a ese comportamiento porque la intención de esas minorías desestabilizadoras tiende a ser su propio beneficio, en ese camino tienen que corromper los instrumentos políticos y justificarlo, ya que necesitan sacar dinero, apoyos, etc. de la sociedad, para montar sus chiringuitos, así que necesariamente deben corromper las instituciones.

Pero estas minorías desestabilizadoras dentro de este contexto cultural, tienen siempre que buscarle una justificación a todo lo que hacen, porque si no no pueden mantenerlo, esto es lo que produce eso en la sociedad, tienen que justificar el latrocinio, la mentira y la violencia, etc. entonces de algún modo convencen a sus víctimas psicológicas de que está bien aquello que está mal, y que la base del sistema actual es errónea, como que porque una ley diga que tenga que llover, tenga que llover.

Que si el gobierno dice que se prohibe la pobreza, ya no hay más pobres, etc. De alguna manera terminan confundiendo el poder del gobierno, o del Estado con algo como Dios. Como un ente completamente externo al ser humano, superior y perfecto, que interviene y crea o resuelve de la nada una situación.

Y si no es Dios actualmente, tiende a ver que es por culpa de la constitución, o de las ideas del liberalismo, la igualda de de derechos, independencia judicial, etc. que no tiene esas leyes que garantizan realidades finales de las cosas.

Esto es un poco exagerando, pero la idea tiende a ser esa. Considerar de manera errónea el rol del estado en la sociedad, atribuyéndole características o capacidades fuera de su alcance, perfectas o incoherentes al respecto de la base de su funcionamiento, que es la misma sociedad de seres humanos.

Si se fijan, estos últimos días se ha estado hablando del aborto, y es como que a través del lenguaje se intenta blanquear. De algún modo, el mismo sistema de libertades que conocemos progresa hacia su autodestrucción atacando todos sus fundamentos básicos como el derecho a la vida. Se avanza hacia el transhumanismo y cosificación de los seres humanos, a tratarlos como si fueran cosas. Para cualquier ser humano normal a simple vista es imposible pensar que un embrión humano es una cosa, si no algo prácticamente sagrado, de incalculable valor, que no se puede mancillar, y a una mujer embarazada todos debemos respetar, y tratar con especial atención, con independencia de la cultura o situación que sea. Ir en contra de esta idea, es algo peligroso. Ataca los fundamentos de la sociedad, de la moral, del orden social. Todos hemos sido ese ser humano dentro de un vientre materno, por fuerza, por empatía básica, por conciencia, por sentido común, amor propio, etc. todos tenemos que respetar eso, si todos lo hemos sido. Tenemos que respetarlo como si nos respetaramos a nosotros mismos ahora.

No me puedo desviar demasiado del tema de la democracia. ¿Cómo resuelve la democracia la situación de degradación de libertades en todas nuestras repúblicas populares, pero que llamamos democracias por marketing?

Pues yo creo que uno de los puntos es muy claro, con todo lo que he dicho hasta ahora. Si la degradación se produce porque la naturaleza humana tiende a buscar el progreso, y tiende a despreciar el progreso que ya ha alcanzado hasta ese momento. Y que este proceso es parasitado por minorías desestabilizadoras llevando a justificaciones de lo injusto, hasta la histeria colectiva que lleva al retroceso.

Pues entonces, la solución para mantener la libertad en estas repúblicas, es que haya un proyecto real de progreso para la sociedad que busque la democracia, más allá del marketing, a mi modo de ver, ese es el progreso real. Pero debe ser de tal manera que sea imposible cualquier mecanismo de parasitación habitual del proceso o del discurso de progreso. Esto es indispensable. Sin esto, es el riesgo de fracaso es muy elevado, e innecesario.

Así pues el discurso de democracia debe ir acompañado y fundirse con una metodología democrática, en mi opinión una de las claves sería, que fuerza a la generación de representantes políticos aleatorios en grandes bolsas de capacitación pasivas, quiere decir que incluyen a todo los ciudadanos aptos, aunque no se hayan apuntado personalmente ni sepan nada de esto. Por el mero hecho de ser ciudadanos capacitados deben estar en esa bolsa. Que luego se intentaría impelir a aceptar y ejercer al que saliera seleccionado. Que pueden finalmente rechazar, pero se debe tratar de dificultarlo a toda costa. Y en ese caso, se sacaría aleatoriamente a otro ciudadano.

De esta manera, con algunos ajustes, se puede lograr poco a poco a establecerse una dinámica democrática. Pero más allá de esto, lo que importa es que sea quien sea, todo el mundo pueda saber que es lo que piensan el conjunto de ciudadanos, o sea, el conjunto de sí mismos, de todos los temas fundamentales básicos, y de específicos sobre los que ellos mismos quieran preguntarse y responderse.

Estableciéndose una lógica democrática, como proyecto de progreso, dentro de un sistema actual de partidos políticos, de república popular, sin estar en contra de nada de lo que la constitución provee, si no, especialmente protegiendo y aprovechando las libertades, el progreso actual que produce, al que todos hemos llegado a través del liberalismo, y fraguando constituciones, para tratar de construir por encima de esos cimientos, un orden social mejor, más garantista en libertades, especialmente libertades activas y políticas, con procedimientos civiles, sociales, políticos secundarios, a la constitución, que en nada necesitan de modificarla, ni en nada la contradicen.

Esto es un verdadero discurso de progreso. Y es necesario hacerlo, porque las alternativas que actualmente tenemos para protegernos de la degeneración de estos sistemas. No hace falta que yo lo diga, pero ni ellas mismas se plantean como progreso, y de hacerlo, seguramente no les funcionaría. No son verdaderas soluciones, si no únicamente el intento de la sociedad que es consciente de toda esta degeneración, de sujetarse más fuerte a la rama del árbol para no caerse, a veces tratar de mejorar mucho de lo que se ha destruido. Pero en cualquier caso es un discurso de recuperación de elementos perdidos por la degeneración, pero no un discurso de progreso, sobre lo que realmente teníamos al principio.

Un saludo.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros