Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.

Colaboraciones

ESPAÑA: un país bajo la tiranía de los mediocres


Nota

Este texto se lo han atribuido al recién fallecido Forges, pero no es suyo. Sin embargo, merece la pena reproducirlo, leerlo y meditarlo porque es certero, lúcido y retrata el mayor de los males de España: la mediocridad.
---



Quienes me conocen saben de mis credos e idearios. Por encima de éstos, creo que ha llegado la hora de ser sincero. Es de todo punto necesario hacer un profundo y sincero ejercicio de autocrítica, tomando, sin que sirva de precedente, la seriedad por bandera. Quizá ha llegado la hora de aceptar que nuestra crisis es más que económica, que va más allá de estos o aquellos políticos, de la codicia de los banqueros o de la prima de riesgo. Asumir que nuestros problemas no se terminarán cambiando a un partido por otro, con otra batería de medidas urgentes, con una huelga general, o echándonos a la calle para protestar los unos contra los otros.

Reconocer que el principal problema de España no es Grecia, el euro o la señora Merkel. Admitir, para tratar de corregirlo, que nos hemos convertido en un país mediocre.

Ningún país alcanza semejante condición de la noche a la mañana. Tampoco en tres o cuatro años. Es el resultado de una cadena que comienza en la escuela y termina en la clase dirigente.
Hemos creado una cultura en la que los mediocres son los alumnos más populares en el colegio, los primeros en ser ascendidos en la oficina, los que más se hacen escuchar en los medios de comunicación y a los únicos que votamos en las elecciones, sin importar lo que hagan, alguien cuya carrera política o profesional desconocemos por completo, si es que la hay. Tan solo porque son de los nuestros.

Estamos tan acostumbrados a nuestra mediocridad que hemos terminado por aceptarla como el estado natural de las cosas. Sus excepciones, casi siempre, reducidas al deporte, nos sirven para negar la evidencia.

- Mediocre es un país donde sus habitantes pasan una media de 134 minutos al día frente a un televisor que muestra principalmente basura.

- Mediocre es un país que en toda la democracia no ha dado un solo presidente que hablara inglés o tuviera unos mínimos conocimientos sobre política internacional.

- Mediocre es el único país del mundo que, en su sectarismo rancio, ha conseguido dividir, incluso, a las asociaciones de víctimas del terrorismo.

- Mediocre es un país que ha reformado su sistema educativo tres veces en tres décadas hasta situar a sus estudiantes a la cola del mundo desarrollado.

- Mediocre es un país que tiene dos universidades entre las 10 más antiguas de Europa, pero, sin embargo, no tiene una sola universidad entre las 150 mejores del mundo y fuerza a sus mejores investigadores a exiliarse para sobrevivir.

- Mediocre es un país con una cuarta parte de su población en paro, que sin embargo, encuentra más motivos para indignarse cuando los guiñoles de un país vecino bromean sobre sus deportistas.

- Mediocre es un país donde la brillantez del otro provoca recelo, la creatividad es marginada –cuando no robada impunemente- y la independencia sancionada.

- Mediocre es un país en cuyas instituciones públicas se encuentran dirigentes políticos que, en un 48 % de los casos, jamás ejercieron sus respectivas profesiones, pero que encontraron en la Política el más relevante modo de vida.

- Es Mediocre un país que ha hecho de la mediocridad la gran aspiración nacional, perseguida sin complejos por esos miles de jóvenes que buscan ocupar la próxima plaza en el concurso Gran Hermano, por políticos que insultan sin aportar una idea, por jefes que se rodean de mediocres para disimular su propia mediocridad y por estudiantes que ridiculizan al compañero que se esfuerza.

- Mediocre es un país que ha permitido, fomentado y celebrado el triunfo de los mediocres, arrinconando la excelencia hasta dejarle dos opciones: marcharse o dejarse engullir por la imparable marea gris de la mediocridad.

- Es Mediocre un país, a qué negarlo, que, para lucir sin complejos su enseña nacional, necesita la motivación de algún éxito deportivo.


- -
Sábado, 31 de Marzo 2018
Artículo leído 1936 veces




Comentarios:

1.Publicado por pasmao el 31/03/2018 10:34
Buenos días Don Francisco

En efecto hay mucha mediocridad, y hemos ido a mas. Pese a lo cual hay marcas españolas (aunque en el mundo no se identifiquen como españolas, si no como francesa o italiana), caso de ZARA, que nos muestran que si se puede.

La cuestión es cómo revertir ese avance de la mediocridad. Y la pregunta que hemos de hacernos es por qué.

Es evidente que nuestra clase política ha ido cada vez a menos, hubo un caso de político que si sabia inglés y sabía de que iba la cosa global, se llamó Calvo Sotelo, pero nos duró 4 días. Y además llegó de rebote, tras la dimisión de Suárez.

Pero sin embargo ahí están, indestronables.

No será que hay quien si sabe inglés y de geopolítca, y de muchas cosas, aunque no juega en interés de España, o de los españoles.. que les apoya y sustenta desde detrás para que la partida se alargue y alargue..

Porque sólo hay que verlos para saber que no tienen media torta. Pero ahí están.

Cuando teníamos al general también existían mediocres, pero no se los ponía a dirigir una caja de ahorros o de rector de una universidad. Bien es cierto que había represaliados a los que ciertos puestos de responsabilidad les estaban vedados. Pero los que que ocupaban esos puestos no eran unos inútiles.

A los mediocres se los hacía cabo furriel, se les daba un kiosko o un puesto de tabaco.. no todos los dueños de kioskos o de estancos lo eran, cuidado, y punto. Y si hacían un destrozo este sería limitado.

Ayer hoy dos frases que se me quedado:

Mark Twain «Nunca discutas con un ignorante, te hará descender a su nivel y ahí te vencerá por experiencia» Ponga medicre por ignorante y será lo mismo.


Y otra, mas que una frase una reflexión empírica sobre la organización del trabajo:

En el despacho de Lord Latimer, en el alto mando británico, durante la Segunda Guerra, había un cuadrito que decía: “Hay cuatro clases de oficiales: los inteligentes, los trabajadores, los vagos y los tontos. En la mayoría de los casos, las cualidades concurren de a dos. Los que son vagos y tontos conforman el 90 por ciento de la oficialidad. Los inteligentes que son trabajadores hay que mandarlos al Estado Mayor. El inteligente que es vago califica para las más altas tareas de mando porque sabe delegar y tiene el aplomo y la claridad mental necesarios para tomar decisiones de peso. Y del tonto y trabajador hay que protegerse y nunca delegarle ninguna responsabilidad porque siempre causará alguna desgracia”.


"Lo curioso es que la frase era de un general del ejército alemán, un general que seguía vivo y que, en los papeles al menos, aún pertenecía al ejército de Hitler, aunque pasado a retiro. Su nombre era Hammerstein, desde que en 1933 eliminó la partícula “von” de su apellido, junto con el título de barón que la antecedía. Dejó de tener trato con sus colegas de la nobleza el día que pidió la baja, y pidió la baja el día que Hindenburg nombró al cabo austríaco (así llamaba Hammerstein a Hitler) canciller de la nación."

Dejo un link sobre la vida de éste militar alemán sobre el que se ha escrito un libro (biografía novelada) que apunta ser muy interesante.

https://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-229406-2013-09-20.html

http://www.abc.es/20110514/cultura/abci-culturallibros-201105131140.html
("Hammerstein o el tesón")

Conviene recordar cual fue la época mas mediocre por oscura de Alemania y quienes lucharon contra ello desde dentro.

Un cordial saludo

2.Publicado por vanlop el 31/03/2018 11:19

En efecto es el texto es eso que dice y que es lo que venimos denunciando en el blog desde siempre, unas veces con unas palabras, otras con otras, pero en el fondo de todo lo escrito en estos años está la denuncia de la mediocridad.

La mediocridad es la forma que adopta de decadencia de la sociedad y la Historia nos enseña que es un paso más en la evolución de las sociedades.

La decadencia es inevitable, porque pertenece a la sociedad y de la misma forma que hay periodos de esplendor los hay de miseria. Desgraciadamente, también vemos en la Historia, que durante la decadencia los gobernantes son mediocres y cuando surge uno brillante, se estrella contra una sociedad que se regodea en su mediocridad.

Porque el problema es la mediocridad de la sociedad que se da gobernantes mediocres. Siempre ha sido así, aún en los periodos más tiránicos y no digamos en un periodo democrático como el que tenemos. Porque al fin y al cabo, los dirigentes salen del pueblo y aunque parezca que no los elige nadie, siempre hay un proceso de selección en el que avanzan los más acordes con el pueblo.

Esto lo vemos en el mundo occidental, aunque otras sociedades tampoco escapan a esto, en este mundo globalizado todas las sociedades están en decadencia. Si hubiera alguna en expansión conquistaría a las otras, esto también ha sido una constante histórica. Tal vez China y posiblemente Rusia, sean las únicas con ciertas posibilidades de ocupar ese espacio hegemónico, pero hoy por hoy la cosa no está muy clara. China, con sus dos sistemas, es un experimento que no se sabe como puede terminar y a Rusia le falta gente, la población va disminuyendo de forma inexorable.

La salida a las decadencias siempre se han resuelto con una invasión, de "bárbaros" que han cambiado la sociedad. Pero eso es justamente lo que no queremos, que nuestra sociedad, con unos ciertos valores, desaparezca y sea sustituida por otra distinta. aunque visto lo visto, los valores que sustentan la sociedad sean precisamente los que nos llevan al caos y por tanto no está mal que desaparezcan.

Sin embargo hoy por hoy no vemos ninguna sociedad con unos valores pujantes capaz de invadirnos y transformarnos. Porque los que parecen pujantes, en realidad son pura contradicción y así no se llega lejos.

Pero aún queda mucho tiempo de decadencia y en esos muchos años puede salir una sociedad capaz de la conquista. Al fin y al cabo, Occidente lleva un siglo de decadencia y seguramente le quede otro siglo más.

Mientras, aquí en España podemos intentar frenar la nuestra, que es más acusada que en el resto, a base de una revolución pacífica que restaure los valores, porque una revolución violente, mucho más rápida, a lo único que conduce es a cambiar de amo.

Pasmao

Es cierto que saber idiomas ayuda mucho, pero no es imprescindible si se tiene la suficiente inteligencia para saber rodearse de gente inteligente. Como dećia aquel militar, o inteligentes y trabajadores o inteligentes y vagos, pero nunca vagos y tontos, aunque por su vagancia no suelen hacer mucho daño. El peligro es los tontos y trabajadores, que al ser tontos por mucho que trabajen nunca se enteran de nada y por tanto llevan al desastre.


3.Publicado por mentalmente el 31/03/2018 13:43
Solo digo que la última frase, se explica por todo lo anterior. Hay complejos en enarbolar la bandera de España, porque significa toda esa mediocridad, que viene desde que España perdiera todas sus conquistas y guerras por las mismas. España perdió incluso una guerra de conquista contra Marruecos.

España significa todo eso.

4.Publicado por toni el 31/03/2018 16:11
La Meritocracia en España ha muerto viva la mediocridad.

Cualquiera que se pase por un Ayuntamiento, por una Concejeria por una diputación, por partidos politicos, saben que hoy cualquier tonto sin ningun tipo de exigencia y de nivel, puede llegar muy alto solo hay que ser fiel a quien temanda.

No me preocupa la voces de los ignorantes sinoi el silencio de los inteligentes

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER

Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros