Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Colaboraciones

EL TRABAJO, EL SALARIO Y LA DIGNIDAD EN LA CUBA SOCIALISTA


Nota

El socialista Pedro Sánchez quiere convertir la España libre y democrática que hemos creado entre todos después de la muerte de Franco en una tiranía socialista como la cubana o la venezolana, infectadas de indignidad, pobreza, esclavitud y falta de libertades y derechos.

Publicamos hoy un artículo escrito por el disidente cubano Dagoberto Valdés con motivo del día 1 de mayo, día del trabajo.

El autor de este artículo ha sido citado hoy por la policía política cubana para, con toda probabilidad, presionarlo, amenazarlo o tal vez encarcelarlo.

Al leerlo, todo ciudadano libre y demócrata siente asco ante la monstruosidad que el socialismo construye cuando controla el poder.

Leer a Dagoberto es algo parecido a anticipar lo que puede ocurrirnos a los españoles si Pedro Sánchez sigue gobernando el tiempo suficiente para destruir las libertades y derechos de los españoles.
---



Imagen de la Habana, ciudad que fue hermosa y hoy es un despojo creado por el socialismo.
Imagen de la Habana, ciudad que fue hermosa y hoy es un despojo creado por el socialismo.
Se acerca el primero de mayo, y en numerosos países del mundo se celebra el Día del Trabajo. Vayamos directamente al fondo del problema. En Cuba el trabajo ha perdido su sentido, su vocación, su misión y sus resultados. Y aún más profundo, cuando se pierde todo eso se lesiona seriamente la dignidad de los trabajadores. En las actuales circunstancias del trabajo en Cuba, no solo se violan los derechos humanos de los trabajadores, sino que, por eso, se menoscaba la dignidad de la persona del que intenta vivir honestamente de su trabajo.

En efecto, en Cuba: el salario es del todo insuficiente para vivir dignamente; las condiciones del centro de trabajo son inhumanas por la falta de recursos, de electricidad, de agua, de un ambiente sano y seguro para el trabajador que, la mayoría del tiempo, debe trabajar sin el clima ni la ventilación adecuados a la temperatura de Cuba; el transportarse para ir a trabajar se ha convertido en una agonía adicional a la que se vive en el puesto de trabajo; el ambiente de chisme, de intriga, de delación, de desgano, de queja, de injusticia en el trato de los trabajadores es asfixiante; las exigencias para obtener resultados sin tener los recursos es inmoral; las supuestas organizaciones sindicales no son tales sino correas de transmisión de la administración, y así sería interminable la enumeración de las violaciones, injusticias y zozobras del que va a trabajar con la angustia adicional de que lo que cobra no le alcanza ni para empezar a sostener dignamente a su familia y, para más injusticia, la moneda en que se paga no es la misma en que se compra en las únicas tiendas que tienen un mínimo de abastecimiento.

Quiero referirme, además, a otras dos situaciones graves acerca del mundo del trabajo en Cuba que hieren profundamente la dignidad de la persona del trabajador:

La primera, como el salario no alcanza, los cubanos se han acostumbrado a robar. Para disfrazar la vergüenza y la inmoralidad del robo, se le llama “resolver”, “luchar”, “gestionar”. Pero la dura realidad es que, muchos asumen que para vivir hay que robar, o comprar de contrabando, o caer en la ilegalidad. Es tremendamente injusto y criminal inducir, por necesidad, a los seres humanos a robar para vivir y para dar de comer a sus hijos o a los ancianos de la familia.

Es verdad que el robo siempre ha existido y existe hasta en aquellos países en que el salario es justo. Pero eso se atribuye a una aberración personal de los vagos, de los delincuentes, de los que no recibieron una adecuada educación y a la miseria humana que inclina al error aún cuando no hay necesidad de ello. Pero cuando robar, “resolver”, se convierte en una necesidad, en la casi única forma de subsistir, la responsabilidad primera es del que comete el robo, pero hay una responsabilidad aún mayor, por el alcance y profundidad, de aquellos que, por tener el poder de decisión, crean o permiten, fomentan o toleran, estas estructuras de injusticia que crean la pobreza, producen la inflación, bloquean o limitan el emprendimiento privado, violan las leyes del mercado, y destrozan la economía.

Provocar este estado de hambre, miseria, pérdida de valores, ambiente generalizado de corrupción a todos los niveles de la sociedad cubana, no solo es éticamente inaceptable, sino que constituye un grave crimen contra los seres humanos, especialmente los niños, los ancianos y los más vulnerables, pero también contra aquellos que han recibido de su familia o de la Iglesia una formación ética suficiente como para resistirse a la tentación de caer en el robo.

La segunda situación es que el trabajo en Cuba pierde cada vez más, casi hasta el límite, su sentido y su razón, porque nos han acostumbrado y nos hemos dejado, inmoralmente, a vivir principalmente de las remesas de nuestros familiares porque el trabajo personal en Cuba no recibe la remuneración justa y es totalmente insuficiente. La solidaridad de la familia para paliar las necesidades de sus parientes que quedan en Cuba es admirable y ejemplar. Si no fuera por ello, hace tiempo que en Cuba se hubiera arribado a una crisis humanitaria de dimensiones inimaginables. Aún más que la que ya estamos viviendo.

Sin embargo, que las remesas de la familia, que vive de su duro y meritorio trabajo fuera de nuestra Patria, estén ayudando a paliar en algo las penurias de todo tipo en que vivimos, no puede provocar que olvidemos que esa ayuda provoca, sin quererlo, sin ni siquiera sospecharlo, un daño antropológico del que se acostumbra a no trabajar y, a la vez, produce el arraigo de una cultura de la dependencia del trabajo ajeno y fomenta un proceso de desvalorización y el desprestigio del trabajo propio. Que la forma de centralizar y dirigir nuestra economía cree dependencia del trabajo ajeno es, no solo lamentable sino condenable. Hay, sin duda una responsabilidad individual en cada uno de los que caen y se acomodan en esa dependencia y, desde ese comodín, se asientan en la vagancia, pero hay que ir a la causa profunda y sistémica que provoca que el trabajo en Cuba haya perdido su sentido y que el salario sea una especie de limosna que no alcanza ni para lo más esencial: es su modelo económico y político.

Teniendo en cuenta el análisis que hemos realizado hasta aquí, y muchas injusticias más, me pregunto: ¿qué hay que celebrar en Cuba, el primero de mayo, día de los trabajadores?

Dagoberto Valdes

- -
Miércoles, 1 de Mayo 2024
Artículo leído 966 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 01/05/2024 08:20


Hay un par de ideas que saco del artículo.

Una es que la gente al no tener suficiente para comer, porque se trata de comer, recurre al robo, que se ha institucionalizado y a lo que le mandan sus familiares y eso ha convertido al trabajo en algo extraño y al que si cayera el régimen, la gente tendría que aprender a trabajar.

Por otra parte, las remesas de dinero que mandan lo familiares mantienen vivo al régiemn que consigue las divisas necesarias para importar ciertas cosas imprescindibles.

Desgraciadamente las cosas no van a cambiar en Cuba, los luchadores pierden el tiempo, porque Cuba es un laboratorio para que los que mandan vean la forma de esclavizarnos y comprueben lo que se puede y no se puede hacer.

Para desgracia nuestra, la gente sabe de sobra lo que es Cuba y cómo se vive, pero unos pensando en ser ellos de los dirigentes y otros pensando que no nos va a pasar, permitimos que esto se deslice suavemente hacia eso que pensamos que no nos va a pasar.

Hay un lanar del que nunca hablamos y es el que piensa que como todos son iguales, lo cual es cierto, se quedan en sus casas en lugar de votar a partidos más o menso marginales, que con esos votos se convertirían en partidos que molestarían a la casta y si no molestan, la próxima vez se vota a otros. Pero la cultura de no meterse en política está muy arraigda y hay un lanar fanático de ella.


**No hay que quejarse de las fechorías de la banda del doctor: hay que ver cómo expulsarla del poder.
**Nada desea más Feijóo que congraciarse con el PSOE y liquidar a VOX. Eso no debe olvidarlo cualquiera que analice la realidad actual con algo más de fondo que el habitual chismorreo político. (Pio Moa)


Mentalmente

Un interesante comentario con varios puntos de interés.

Seguramente la cura al socialismo sea la democracia, pero como dice, ninguno está por la labor. El socialismo es un gran invento para que los que mandan sigan mandando y tener al lanar muy tranquilo. Así que ningún partido se va a poner en serio a eliminarlo. En los países donde ha caído, ha sido por errores propios no por la acción externa.

Posiblemente el socialismo sea como una religión, una creencia, que como todas las creencias, no tiene una explicación racional y que, como todas, crea gente muy adicta e insensible a los razonamientos. Tal vez esta cuasi religión se deba a la expulsión de Dios del marxismo y ya se sabe que cuando no se cree en Dios, se cree en cualquier cosa.

Ninguno hemos vivido en los 30, pero nos han contado cosas y tenemos la sensación de haber vivido ya lo que está pasando. Por supuesto, con su diferencias propias.

Fco López

En efecto, no hay movimientos de masas y seguramente es eso que dice: cesarismo. Y como a todos les viene bien y todos quieren ser césares, nadie hace nada en serio para derribar al tirano.


2.Publicado por mentalmente el 01/05/2024 11:27
Buenas a todos,

Con el socialismo pasa que cuanto peor es mejor. Quiero decir, está claro que el socialismo es un desastre de manera racional. Pero justamente el desastre es la fuente de su fuerza.

Y cuanto más destroza un país, más fuerte se hace, se crece ante sus perjuicios. Esto lo vieron desde el primer momento en el que se puso en práctica los soviéticos y los maoístas.

Que la cuestión, supuestamente sobrevenida, de que su socialismo no funcione les beneficia enormemente especialmente a la hora de seguir sometiendo y manipulando.

El desastre podría ser intencional desde un primer momento en España para someter al pueblo español a vejaciones, para invadirlo, someterlo, imponerles ideas, como dice Vanlop, para hacer experimentos humanos y con la sociedad.

Si el socialismo funcionara, seguramente no interesaría, como las drogas, interesan en parte porque hacen daño y no solo por la sensación que producen.

Veámoslo de otra manera, si las drogas fueran sanas, seguramente no se querrían consumir, es raro imaginar la adicción a algo que sea sano. La adicción siempre tiene algo de masoquista. Si no hace daño no es adictivo.

Si el ludópata ganase dinero en vez de perderlo, no sería adicto al juego. Sería en ese caso una especie de aburrido empresario buscando sacar un margen con las apuestas, entonces ya no es divertido.

Lo que cuenta está carta del disidente cubano es lo mismo que pienso, y también he mencionado en otras ocasiones.

Con el socialismo la sociedad pierde la moral y donde supuestamente debería ser más social, justa y cooperativa, se vuelve más individualista, egoísta, salvaje y recelosa. Se acostumbra a robar y así se convierte en tan inmoral como sus opresores.

El socialismo crea un círculo vicioso de degradación social difícil de romper. Por eso me parecen muy ingenuos los que creen en el resto de Europa que a ellos no les va a llegar, o que cuando les llegue sabrán solucionarlo.

Una vez llega este ciclo de la censura, de locura, de frentismo, victimismo, propaganda constante, pensamiento y actitud totalitaria, cada día que pasa va a peor, la sociedad aprende poco a poco a ser más inmoral, corrupta, servil, lamer botas al poder, ser nepotista hasta el infinito.

Porque es lo que se va premiando. Y el que haga el discurso de clase más victimizante y a favor de salvar el planeta y a los muertos de hambre de un país lejano, es el que gana a los demás.

Es una dinámica basada en la hipocresía pura y censura la que está introduciendo el socialismo en todo occidente, no solo es España. Está ya en Reino Unido, en Canadá, en Estados Unidos, pero estos se salvan por la 1 y 2 enmienda constitucional a favor de la libertad de expresión absoluta y la tenencia de armas.

Por esto, todos los países libres constitucionales deberían tener estas mismas dos enmiendas como fundamentales para salvaguardar la libertad.

La gente le gusta el socialismo sabiendo que le hace daño y le gusta la manipulación mediática del gobierno sabiendo que les están mintiendo. Es una droga.

Un saludo

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros