Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Colaboraciones

EL MÉTODO MILEI Y LA REGENERACIÓN DE LA DEMOCRACIA ESPAÑOLA


Nota

Análisis brillante de Pedro de Tena sobre los caminos y métodos utilizados por Javier Milei para liberar Argentina del totalitarismo peronista (socialista) y emprender la ruta de la libertad, que es la que engrandece a los pueblos.

España, en manos del socialista Sánchez, que es marxista y de los peores, sin escrúpulos ni principios, está tan necesitada como Argentina de ese tipo de cambio hacia la libertad.
---



Se confrontaron en Davos y ganó Milei por goleada. El argentino fue veraz, alabó la libetad y a las empresas, mientras Sánchez siguió mintiendo y fustigó tanto a las empresas como a la libertad individual
Se confrontaron en Davos y ganó Milei por goleada. El argentino fue veraz, alabó la libetad y a las empresas, mientras Sánchez siguió mintiendo y fustigó tanto a las empresas como a la libertad individual
Hay un libro de Federico Sturzenegger titulado Yo no me quiero ir: claves y razones para apostar por la Argentina (Planeta Argentina 2013). Este imponente economista liberal, educado en Argentina y Estados Unidos, ha salido de la sombra mediática por ser el inspirador de un proyecto de reforma de la economía, la sociedad, la política y la cultura argentina que quiere poner en práctica el nuevo presidente Javier Milei y que, de hecho ya lo está haciendo desde el llamado Decreto Ómnibus.

Ocupó importantes cargos públicos desde sus comienzos como secretario de Política Económica de la República Argentina en 2001 en el gobierno de Fernando de la Rúa a presidente del Banco Ciudad de Buenos Aires con Mauricio Macri. También fue diputado nacional y finalmente Presidente del Banco Central de la República Argentina hasta 2018 bajo el mandato del propio Macri.

En el método Milei, lo que aparece inicialmente es el estudio detenido de los problemas de la nación argentina para hacer efectivas tres aspiraciones populares que conforman los cimientos de la República y la democracia: la defensa de la nación compartida, la prosperidad material de sus ciudadanos y la efectiva igualdad ante la ley haciendo inexpugnables los derechos a la vida, a la propiedad y a la máxima libertad compatible con la convivencia.

Es decir, es absolutamente necesario saber lo que funciona mal en un país, no en general, sino en detalle, minuciosamente, y determinar sus causas. Para ello hay que estudiar profundamente lo que va desviando a la Nación de su tradición democrática y próspera, de su aspiración al progreso real, material y moral y comenzar a hilvanar las soluciones escalonadamente sucesivas que habría que aplicar para que una degeneración como la argentina, (o como la española, pongamos por caso), sigan destruyendo su futuro.

Javier Milei cuenta que en su juventud dedicaba demasiadas horas al “arco”, a la portería de su amado fútbol y que, en una visita al supermercado con su madre, vio la barbarie de la inflación y decidió mutar los palos de arquero por el estudio esforzado de la economía. La inflación, es sabido, es el mayor crimen que se puede cometer contra los más pobres porque los saquea de forma inmisericorde y los hunde en la miseria más absoluta haciéndolos indiferentes, e incluso enemigos, del amor a la libertad y a la igualdad.

Federico Sturzenegger, a pesar de los problemas, no quería irse de Argentina, sino resolver sus dificultades y volver a situar a su República en la senda de la libertad maltratada obscenamente por los Kirchner, especialmente desde el mandato de la nefasta Cristina Fernández. Resumía así cuál era la situación:

“Efectivamente, en los años siguientes, el gobierno de Cristina nos fue adentrando en un laberinto cada vez más complejo e inentendible. Un laberinto que no sólo era económico, sino que también incluía un avance significativo sobre las libertades políticas e individuales. Para comienzos del año 2013, con ya 16 meses de recesión a cuestas, con inflación creciente, con un gobierno que removía jueces con la impunidad de un dictador, que cuando no podía removerlos cambiaba las instituciones para licuarles su poder o poder presionarlas, con la prensa maniatada o comprada, con la corrupción en niveles inéditos…y con un relato poderoso que parecía justificar todas las acciones del gobierno sobre la base de la construcción de una nueva sociedad, me pareció que había llegado el momento de plantar otra bandera. De explicar que otro camino es posible. Que hay otra Argentina que podemos construir”. (El parecido con el gobierno de Pedro Sánchez es inquietante).

Aunque nadie lo ha recordado, el partero del método original y civil para la reforma decisiva de la nación fue Mario Vargas Llosa cuando en 1987 optó por la reforma liberal de Perú para frenar su deriva totalitaria. Lo recuerda Sturzenegger subrayando el análisis del escritor en su artículo Hacia un Perú totalitario:

“El progreso de un país consiste en la extensión de la propiedad y de la libertad al mayor número de ciudadanos y en el fortalecimiento de unas reglas de juego -una legalidad y unas costumbres- que premien el esfuerzo y el talento, estimulen la responsabilidad, la iniciativa y la honestidad, y sancionen el parasitismo, el rentismo, la abulia y la inmoralidad. Todo ello es incompatible con un Estado macrocefálico donde el protagonista de la actividad económica será el funcionario en vez del empresario y el trabajador; y donde, en la mayoría de sus campos, la competencia habrá sido sustituida por un monopolio. Un Estado de esta índole desmoraliza y anula el espíritu empresarial y hace del tráfico de influencias y favores la profesión más codiciable y rentable.”

Vargas Llosa no lo consiguió en Perú, pero sí lo ha hecho, para muchos milagrosamente dado el poder inmenso de sus adversarios, Milei en Argentina. Tal vez la diferencia más llamativa ha sido la existencia de Internet y sus redes sociales, redes que los totalitarios de todo signo no logran controlar y que permite la expansión y circulación libre de las ideas al margen de los medios de comunicación tradicionales que pueden ser ocupados o comprados o vigilados por los gobiernos.

Añadía Sturzenegger que “Vargas Llosa contó cómo se había sumado a la vida política del Perú en 1987, organizando un movimiento de protesta que luego, casi sin quererlo, lo lanzaría a competir por la presidencia, durante las elecciones que terminaron depositando en el poder a Alberto Fujimori.”
Curioso es que tanto Milei como Vargas Llosa abrazaron causas imposibles a primera vista. El segundo, defendía a los banqueros libres de la obsesión nacionalizadora. El primero, ha defendido a pecho descubierto el capitalismo occidental, la “gran cosa mala” del izquierdismo multicolor y acéfalo de nuestros días. ¿Por qué? Porque habían estudiado a fondo al enemigo ideológico, marxismo, nacionalismo y en economía, el keynesianismo.

Ninguno de los dos hizo lo que hizo desde las estructuras de un partido. Segundo punto relevante del método. Al contrario, ambos optaron por la fragua de un movimiento civil anclado en la conciencia por un análisis concienzudo de la realidad de la vida del pueblo, por unas convicciones ideológicas y morales claras y sencillas de comprender y por la predicación continua de las mismas desde todos los foros posibles. Esta marea, iniciada originalmente en grupos reducidos pero muy activos y pedagógicos, logró crecer hasta el punto de casi ganar la presidencia de Perú y obtener brillante y desahogadamente la máxima autoridad política en Argentina.

No es que se desprecie la importancia de los partidos políticos, que son necesarios para muchas cosas, como se ha demostrado esta semana en el Parlamento Europeo con motivo de la vergonzosa amnistía a golpistas y a terroristas “buenos”. Se trata de que el movimiento primigenio de análisis, ideas, convicciones y voluntad de los que “no quieren irse ni rendirse” condense un mensaje claro que penetre en esos partidos y los alivie de sus artrosis burocráticas que les impide ver lo esencial para perderse en laberintos formales, jerárquicos y accidentales.

Pero para que se adentre en los partidos, siempre atentos a los votos y a los porcentajes, a lo inmediato y a lo cercano, el movimiento debe empapar antes a los ciudadanos que sienten su necesidad y los cambios que propone de forma que sea imposible que las cúpulas de los partidos ignoren o torpedeen el proyecto, sus ideas y sus metas. En Argentina, el realismo y la generosidad de todos han hecho posible que los partidos políticos asumieran reformas que ya se habían encarnado en el cuerpo nacional gracias al movimiento civil previo animado por Milei y sus allegados.

El tercer punto del método es la lluvia cultural constante lanzada a la conciencia de los ciudadanos libres de las propias alternativas generales y concretas. El poder filototalitario argentino pudo controlar muchas palancas, decisivas instituciones, varios instrumentos de poder, desde instancias judiciales a plataformas educativas, universitarias y de comunicación. Pero el surgimiento de las redes sociales y las nuevas tecnologías de transmisión de mensajes, ideas, actos y proyectos son, por ahora, incontrolables en su totalidad.

Se cree que el nazi Goebbels dedujo que el rumor de una falsedad (interesada y/o distribuida políticamente) podía viajar a más velocidad que el sonido y ser utilizada en provecho propio si se dominaba el arte de la propaganda. Pero en el siglo XX, las mentiras, las medias verdades, las intoxicaciones, las deformaciones y demás usos perversos de la propaganda eran poco detectables. Los comunistas españoles extendieron el falso rumor de que su asesinado por trotskista, Andrés Nin, se había pasado al bando nacional o al fascismo. Sólo mucho después se supo que fueron los propios comunistas, vía sus jefes del servicio secreto soviético, los que lo habían despellejado vivo en las afueras de Madrid.

Hoy, con la revolución técnica que va desde Internet a la IA, de la reproducción fiel de lo que ocurre casi al instante a la proliferación de redes y plataformas de coordinación de ideas y mensajes, vídeos, podcasts, memes y demás elementos aportadores de hechos innegables y conformadores de juicios de valor, aunque pueden manipularse y se intenta, no es tan fácil como lo era antes. Por ejemplo, en España, las mentiras de un presidente del Gobierno pueden comprobarse fácilmente en las redes sociales, facilitando así la información y las valoraciones políticas.

Lo mismo ha ocurrido en Argentina donde Milei, que optó inicialmente por el rechazo de la política de los partidos, ha vertido sus mensajes en la redes sociales mediante conferencias, encuentros, actos con simpatizantes, manifestaciones y manifiestos, escritura y publicitación de libros afines, documentales[i], clases on line…Su éxito fue tal que cuenta el propio Milei en El camino del libertario que rompieron las barreras de plataformas de transmisión en directo como Zoom, que permitían 10.000 conectados simultáneos con peticiones superiores a las 45.000. Poco a poco fue relacionándose con grupos y asociaciones simpatizantes en todo el territorio argentino, hartos de la miseria económica y el sentimiento de humillación nacional.

Su presencia en Whatsapp, Instagran, Youtube y demás tribunas electrónicas le permitió vincularse a una inmensa cantidad de jóvenes[ii] y vacunarlos contra el “tercerismo”, esa manía acomplejada y servil de buscar la aprobación o la censura en un tercero, apostando por la formación libre del carácter y las decisiones propias. Tras un intenso trabajo de más de diez años denominado hoy entre nosotros “batalla cultural”, despreciada por los partidos en cierto modo afines si no logra ser domesticada por sus jerarcas, Milei logró ser conocido, reconocido y distinguido con el afecto popular, simpatía por sus formas atípicas y alianza con su fondo rebelde. En 2021, ya fue señalado como la cuarta personalidad más conocida en Argentina.

Aunque en una primera fase consideraba que la batalla cultural era suficiente, decidió formalizar su ingreso en una estrategia política desde la formación La Libertad avanza con Victoria Villarruel. Tras dos años como diputado, en los que sorteó su sueldo afirmando que iba a vivir de sus conferencias e intervenciones públicas, su popularidad llegó a máximos inesperados.

Pero no era suficiente con popularizar el mensaje, con explicarlo y hacerlo entender. Además, hacía falta el estudio necesario de los cambios precisos para revertir una situación como la Argentina, atrapada en la miseria de la mitad de la población, con una hiperinflación empobrecedora, unas instituciones corrompidas o inoperantes y una extensión casi total de la ideología del Estado Interventor o Benefactor frente a las ideas de libertad, esfuerzo, mérito y propiedad. Es la cuarta dimensión del método.

¿Cómo se revierten tantos mecanismos jurídicos, políticos, morales, de costumbres, de inercias perversas para la regeneración de la democracia argentina y su prosperidad? Pues analizando con finura, con maestría y con conocimiento de causa por expertos prestigiosos qué medidas habría que tomar para lograr la reforma liberal de la sociedad y evitar que en un tiempo futuro pueda volver a prosperar el amor a la violencia, el estatismo y la dictadura que el amor a la libertad, a la propia responsabilidad y a la democracia.

En ese punto, fue decisiva la colaboración de Federico Sturzenegger, que a lo largo de años había diseñado un catálogo de las acciones jurídicas, políticas, sociales y culturales cuya aplicación podría lograr que Argentina dejara de estar entre los países más pobres y desprestigiados del planeta a pesar de sus recursos naturales y su potencia para prosperar.

La quinta y última parte del método Milei es la naturalidad y flexibilidad con la que ha pasado de protagonizar un combate cultural e ideológico sin precedentes contra los defensores del kirchne-peron-social-comunismo, a asumir la necesidad del acceso al poder político para realizar las reformas sin las cuales los objetivos de su liberalismo libertario quedarían en meras nebulosas metafísicas al margen de las instituciones y las leyes que repercuten en los hechos reales.

En esta parte de la metodología hay que destacar la facilidad y la cintura política de todo el centro derecha liberal argentino para asumir que el ganador de las elecciones fue Javier Milei pero que todos se necesitaban mutuamente. La realidad parlamentaria ha impuesto sus cesiones y concesiones, pero el proyecto sigue. Si piensan en lo que pasa en España entre PP y Vox verán lo lejos que estamos de tener la conciencia de la necesidad de la cooperación para decidir el futuro de España.

Sufrimos una degeneración diferente a la Argentina. Su vertiente política y cultural pesa, por ahora, más que su dimensión económica, que presenta también síntomas alarmantes. El peligro es la existencia misma de España, tal vez más grave que su retraso económico que también es real. Si en Argentina, se trata de recuperar la prosperidad que tuvo para rehabilitar la dignidad nacional desde la libertad, en España nos jugamos, además de lo mismo, la propia perduración histórica de la patria común.

El método expuesto en estas líneas exigiría disponer de una doctrina básica, clara y distinta de denominador común aceptable para toda la oposición civil, social, económica y política. Igualmente, exigiría una detección minuciosa de los boquetes jurídicos y políticos que han permitido o facilitado el naufragio actual y, cómo no, un paquete de reformas necesarias para impedir que los monstruos históricos vuelvan a vernos disfrazados de demócratas y a aterrarnos.

Del mismo modo, la batalla cultural por la libertad, que en Argentina se ha dado con pasión y aglutinación desde hace más de diez años, aquí, donde también se da, adquiere la forma de guerra de guerrillas sin coordinación y sin conexión alguna entre las diferentes personas y asociaciones que podrían estructurarla al margen de toda jerarquía política. Ni siquiera hay confeccionada una relación de colectivos, blogs, webs, asociaciones o grupos de afinidad que pudieran confluir en un acuerdo básico para influir en la generalización del frente cultural y moral.

Tampoco parece haber una personalidad destacada, parecida al notable Milei, capaz de catalizar toda las energías que produce la reacción contra las políticas antinacionales y anticonstitucionales de Pedro Sánchez y sus espantajos cleptoparásitos, de los que ha elegido ser portavoz y verdugo. Pero tampoco surge un grupo personalidades de trayectoria inmaculada y honorable que se atrevan a proponer y liderar un movimiento así, capaz de superar las rigideces de los partidos políticos sin olvidar sus ventajas, compensar sus desencantos y aglutinar a tanto desanimado y desconcertado como hay suelto.

Se me viene a la cabeza una relación precisa de personas intachables y capaces de hacer lo que debe hacerse prudentemente, esto es, de la mejor manera. Y me pondré a la tarea de relacionar cuántos y quiénes son los están dando la batalla cultural y desean la forja de un gobierno que revierta la destrucción nacional.

Finalmente, habida cuenta de la realidad socio-política de España se trata de que los objetivos de este movimiento civil influyan para forzar una agrupación de electores única – sea cual sea su forma -, que unifique y entusiasme el voto nacional fiel a la Constitución y al espíritu convivencial que la infunde. Su victoria será el primer paso para emprender una nueva etapa desde un gobierno sin complejos que evite el descuartizamiento de la nación, el asesinato del espíritu conciliador de la Transición y la pérdida de las libertades constitucionales.

El gran maestro Ortega, recuperado y revigorizado para las nuevas generaciones españolas por Agapito Maestre, era un demócrata cabal que conocía el valor de la verdad para la formación de los juicios y los votos. De hecho, contó en un artículo destinado a “la nueva generación argentina”, mucho antes de nacer Javier Milei, que existió en París una Union pour la verité en la que “los hombres de ciencia y de letras discutían entre sí, de espaldas al público, sin tolerarse vanos aspavientos, felonías ni otras ruindades inspiradas por el afán de quedar encima. Un rigoroso imperativo de veracidad presidía a la polémica. Yo pienso fundar en Madrid una sociedad parecida que se llamará “Diálogo”. Nunca lo hizo lamentablemente.

Nosotros podremos fundarla o desarrollarla a partir de instituciones ya existentes. Dios lo quiera por lo necesaria que sería. Y muchas otras cosas. Pero antes hemos de hacer lo que debemos. El método Milei puede inspirarnos algunas iniciativas, pero se trata de España y de la gravedad de su tragedia. Aunque el fin sea parecido, ideas y formas pueden ser diferentes. Lo que no puede permitirse es el irse o el rendirse.

Pedro de Tena


[i] Uno de ellos fue su épico y propio programa de TV en directo y abierto a todos en los canales sociales, “Demoliendo mitos”. Otro, su “Cátedra libre”.
[ii] Es una diferencia esencial con la oposición española y sus deseos de regeneración que reúnen a muchos menos jóvenes. Cómo vibrar al unísono con buena parte de la juventud española es un reto para el cambio.


- -
Sábado, 27 de Enero 2024
Artículo leído 1432 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 27/01/2024 11:03


Un intenso y extenso artículo que explica muchas cosas que nadie ha explicado y luego aporta soluciones para nosotros.

Lo primero que nadie ha dicho es que Milei luchó durante diez años para que sus ideas calaran en una parte de la población y a partir de ahí ya pudo organizar el movimiento político que le llevó a la presidencia.

Y esa es la parte que nos falta. Como dice, aquí vamos de guerrilleros, que se nos da muy bien, pero ninguna guerrilla ha ganado nunca una guerra. El artículo aporta la solución y es simple pero que nadie quiere ver. Se trata de coordinar a todos esos guerrilleros y ver lo que hay en común y luchar juntos por eso.

Pero también necesitamos alguien que catalice a la gente. Ueron muchos años Milei ganando audiencia. Aquí no existe eso. Tal vez porque somos muy indiviualistas.

Como hizo Milei, se trata de crear una conciencia general de lo que hace falta y luego plantear las soluciones. Pero eso requiere un tiempo que no tenemos. Lanzarse ahora a un proyecto a diez años vista o más es inútil, porque para entonces el régimen bolivariano estará muy bien asentado y nada se podrá hacer. Ese es nuestro problema, que se nos acaba el tiempo.

Por cierto, el gran maestro Ortega, sin duda era un gran filósofo y un buen demócrata, pero en cuanto a ideas políticas fue un desastre. Aquella frase suya «España es el problema y Europa la solución» es de las frases más tontas que se pueden decir. Ni España es el problema, el problema son algunos españoles que quieren vivir del cuento y Europa no es solución de nada, como estamos viendo. Por otra parte y eso es lo más grave, se lanzó a derribar la monarquía sinver las consecuencias de la república.



Ojito: el Fiscal General de Texas acusa a la administración Biden de colaborar económicamente con los carteles mexicanos para introducir inmigrantes ilegalmente por la frontera sur, pagando una cuota por cada inmigrante introducido.
(Lee esta noticia una segunda vez porque creo que a la primera no te darás cuenta de su gravedad: quién acusa, de qué acusa y a quién acusa. ¡CONSPIRACIÓN!).
https://twitter.com/RealPatrickWebb/status/1750634671321264339?s=19

Si partimos del axioma "el modus operandi de los globalistas es el mismo en América y en Europa", de acuerdo a lo que afirma el Fiscal General de Texas, los gobiernos europeos también deben estar pagando a los piratas que traen a los africanos a Europa. (Me refiero a grandes cifras al margen de las subvenciones a ONGs).

Ojito, que Trump se "salta" a Biden y ordena el despliegue de la Guardia Nacional en Texas.
Nos metemos en un conflicto serio.

Ojito, que comienza la escalada. El gobierno de Biden amenaza a la Guardia Nacional tejana si se despliega en la frontera.

El blog Astillas de realidad2 ha desaparecido. No es la primera vez, se ve que no gustaba a algunos.

Van a traer a Uropa leche de Nueva Zelanda.


2.Publicado por mentalmente el 27/01/2024 17:07
Buenas a todos,

Estoy muy de acuerdo con la propuesta de la sociedad Diálogo pero creo que en la actualidad el debate debe ser necesariamente público y es la función de quien lo organiza de preservar la integridad en pro de la verdad de dichos debates.

En España, a diferencia de Argentina, abunda mucho más eso que se menciona como "tercerismo", y la vacunación contra eso es lo que Kant definió como Ilustración que mencioné el otro día, el texto de Kant dice así:

"La Ilustración es la salida del hombre de su autoculpable minoría de edad. La minoría de edad significa la incapacidad de servirse de su propio entendimiento sin la guía de otro. Uno mismo es culpable de esta minoría de edad cuando la causa de ella no reside en la carencia de entendimiento, sino en la falta de decisión y valor para servirse por sí mismo de él sin la guía de otro. Sapere aude! [¡Atrévete a saber!] ¡Ten valor de servirte de tu propio entendimiento!, he aquí el lema de la Ilustración. Inmanuel Kant"

Sin embargo, en España consideramos desde siempre que los argentinos se tiene el mito de que ya eran confiados en sí mismos, y en eso se basan chistes que se hacen sobre ellos. Por eso, tengo serias dudas sobre que Milei haya vacunado del tercerismo, más bien lo que ha hecho es dirigir ese espíritu de la ilustración que ya estaba ahí hacia un fin colectivo y político concreto, en vez de dejarlo disperso.

En España eso no serviría, he de decir que los españoles somos mansos y borregos felizmente, la ilustración en España fue un ligero soplido, no caló apenas nada. Además tanto franceses como ingleses fueron y todavía son enemigos. Con todo lo que eso se relaciona, incluyendo el liberalismo.

Si Franco venció al socialismo es porque fue un paso por delante al aliarse con el fascismo, que es el socialismo más radical, así podría decirse que ganó al socialismo porque fue más socialista que los socialistas, dirigiendo al rebaño a una causa nacional y la creencia en un Estado todopoderoso salvador.

Y hoy por hoy, sufrimos las consecuencias pues muchos votantes del socialismo son hijos, nietos y herederos del franquismo, que ven indirectamente en los discursos del PSOE y sus socios, los logros sociales de Franco, como las empresas públicas y la sanidad. Aunque paradójicamente hablan mal de Franco. Viven en la eterna contradicción que nunca han podido explicar los socialistas.

El fascismo fue un mal porque era contrario a la libertad, y por suerte desapareció, sin embargo era un mal menor en los resultados, al respecto de lo que supuso el socialismo para la sociedad, y todavía sigue suponiendo. El mérito de Milei es que ha enfrentado el socialismo desde la defensa de la libertad. Y lo ha logrado porque había una base cultural que sustentaba esa libertad.

En España esa base cultural, yo digo que no existe. Aqui, los medios de comunicación y principales periodistas no creen en la libertad, creen en la censura y manipulación, e incluso se enorgullecen de ello, se enorgullecen de estar a favor de un partido político, o de un presidente, etc.

No entienden el concepto de "independencia", cuando hay una voz independiente, piensan que es de la oposición cuando dicen algo contrario a su partido político, o que son de los suyos cuando dicen algo que también defiende su partido político, finalmente todos lo tachan de traidor y lo expulsan de todos los sitios.

Todos, incluyendo gran parte de la ciudadanía, activamente contribuyen a la cultura de cancelación de la libertad apedreando metafóricamente las voces independientes.

Estoy muy de acuerdo con la propuesta de Diálogo, siempre que sean los debates en público, no de espaldas a los ciudadanos, pero no esperen tener gran audiencia ni ganar dinero como un canal de televisión. A pesar de todo es necesario que tal cosa exista, para ir defendiendo poco a poco la libertad, que algunas voces minoritarias en España defienden.

Un saludo

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros