Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos



Colaboraciones

EL CLASISMO: LA ENFERMEDAD DEL PROGRESISMO.


Nota

El Progresismo real se ha contaminado por la ideología 'progre'. Un planteamiento 'de clase' que los socialistas y los comunistas han impuesto para convertir a sus 'colectivos' en la nueva 'clase revolucionaria' después de la caída del Muro de Berlín.
---



Hoy en día es imprescindible diferenciar a un ‘progresista’ de un ‘progre’. El primero, armado con una ideología que pone a los derechos individuales y sociales por encima de cualquier otra consideración, enarbola el Humanismo Ilustrado -no tanto en su formulación histórica como en su significado intrínseco- como bandera para definirse y hacer política. El segundo, por el contrario, no representa más que el subproducto de la metacultura resentida de los que no supieron qué hacer tras la Caída del Muro de Berlín, en 1989. Estos últimos parecen haber monopolizado el espacio progresista genuino, apartando a los que lo son de verdad y definiéndolos como reaccionarios o ‘fascistas’, en tanto que no comparten sus postulados. De manera que ‘avanzar’ significa lo que ellos digan, y ‘retroceder’ también. La gracia de todo el asunto estriba en que esta nueva ideología ‘progre’ no tiene absolutamente nada que ver con el ‘Progresismo’ genuino. Se trata, para quien quiera verlo, de una ideología fuertemente reaccionaria.


Ahora, con los terremotos electorales que parecen avecinarse en España, las piezas se ponen en su sitio y lo que antes se camuflaba con facilidad hoy no hay dónde esconderlo. Con todas sus miserias, dicho sea de paso. Y es que ahora, lo ‘progres’ salen a la calle a linchar a los que no piensan igual o a quienes legítimamente han conseguido escaños en un Parlamento, en una puesta en práctica del ‘jarabe democrático’ que uno de sus líderes de referencia, el marxista-leninista Pablo Iglesias, ahora desde su chalé millonario en Galapagar y con dos criaturas que cuidar, recomendó como el remedio más efectivo a la hora de tratar con los discrepantes. Saben que pierden apoyo y no tienen ni idea de cómo cortar la hemorragia, toda vez que los puntos de sutura se han revelado insuficientes para tan mastodóntico problema. Les duele reparar en la evidencia de que la mayoría social puede estarse dando cuenta ya del chollo ideológico-electoral que se han montado durante décadas, y esté dispuesta a ajustar cuentas. Con todas las consecuencias.


El montaje no ha estado exento de una táctica brillante ante la evidencia empírica: que los comunistas y los socialistas se han quedado sin ‘clase revolucionaria’. El ‘proletariado’ no existe y los trabajadores -que somos todos- prefieren mejorar sus condiciones de vida y libertad dentro de sociedades democráticas y pluralistas que ser materia prima desechable para un materialismo dialéctico que la Historia ha demostrado sin sombra de duda que el papel que les reserva es la esclavitud dentro del nuevo organigrama. ¿Qué hacer entonces? Buscar nuevas ‘clases’. ‘Clases’ que se han identificado con ‘colectivos’: los ‘homosexuales’, las ‘mujeres’, los ‘okupas’, los ‘inmigrantes’, los ‘musulmanes’, los ‘estudiantes’, los ‘ecologistas’, los ‘animalistas’, los ‘independentistas’ y un largo etcétera. Ojo, no apoyan a estos colectivos como tales, sino al lobby infiltrado y manejado por ellos que ha ideologizado todas estas reivindicaciones, identificado a quien no comparta el dogma religioso del grupo de presión en cuestión como un ‘enemigo’, en un ‘mal homosexual’ o una ‘mala mujer’.


Muestra de lo cual es su apoyo a leyes violentamente corrosivas de los derechos individuales más elementales en tanto que identifican como ‘legal’ lo que establece el colectivo bajo cuyas sigas se diseñan y se presentan ante un parlamento estas leyes. ‘Homófobo’ no es quien odia a los homosexuales sino quien está en contra de los postulados ideológicos del Movimiento LGTBI. ‘Machista’ no es quien discrimina a una mujer por ser mujer sino quien se opone a la Ideología de Género. ‘Islamófobo’ no es quien rechaza a quien profesa la Fe musulmana sino quien critica que el Islam político no sea un peligro. ‘Xenófobo’ no es quien rechaza al extranjero por el mero hecho de serlo, sino quien se aparta de la política insensata de la inmigración ilegal sin control. Y así. ¿Ante qué estamos? Ante una nueva Ideología de Clase. Que consiste en valorar no a los seres humanos individuales sino contemplarlos antes y por encima de todo en función del ‘grupo’ al que pertenecen. Un lógica bastarda que nos conduce al Derecho Penal de Autor ampliamente practicado en países como China (donde se reservan derechos en función de la clase social) o Arabia Saudí (donde la mujer es tratada como poco menos que un animal).


Esta y no otra es la razón por la que los planteamientos políticos ‘progresistas’ han perdido fuelle, contaminados por la ideología ‘progre’, una ideología reaccionaria ‘de clase’ que utiliza la presión sobre las instituciones políticas para imponer su propia censura, adoctrinar en los colegios y universidades y purgar a los discrepantes. Una ideología fiel heredera de la Inquisición de Torquemada. Antagónica a más no poder del avance hacia un Estado de Derecho más amplio, con más libertades, más garantías sociales y menos inhibiciones psicológicas. El testigo de la servidumbre moral que la Religión ejerció en Europa durante la Edad Media y que ejerce ahora en los países Musulmanes ha sido recogido por estos nuevos inquisidores, a los que no les importa lo más mínimo las causas que dicen defender, y quienes han infectado ideológicamente todas las reivindicaciones sociales e identitarias, condenándolas al ostracismo de la ortodoxia impuesta por sus comisarios políticos.


Ninguna ideología ‘de clase’. Ninguna. Ha conducido jamás a la Libertad ni a la Democracia. Al revés. Siempre a la Tiranía, a la discriminación y al asesinato. Frente a la concentración exclusiva que socialistas y comunistas tienen en sus nichos electorales predilectos, otros grupos avanzan por la exitosa senda del consenso social interclasista más amplio, sibilino e inteligente. Con un caldo de cultivo especialmente abonado para ello: la inmensa mayoría de la población está hasta las narices de la cultura hipócrita e infantil de la ‘disculpa permanente’ que nos quieren imponer.

Pablo Gea

Pablo Gea
Sábado, 26 de Enero 2019
Artículo leído 891 veces




Comentarios:

1.Publicado por el iluminado el 26/01/2019 08:45
Mi sincero agradecimiento por su artículo que enseña la verdadera enseña del "progresismo"

2.Publicado por vanlop el 26/01/2019 10:05

Es la evolución del marxismo cultural. Ciertamente se han quedado sin base ideológica cuando desparecieron los proletarios y han recurrido a los colectivos.

Como la ideología de fondo es el odio, esto funciona en tanto la gente acepta, lo que ocurre es que una coa es defender a los proletarios y odecir que los capitalistas son malos, que funciona mientras hay proletarios y ha sido mucho tiempo y otra muy distinta es decir que las mujeres son buenas y los hombres malos, que es una mentira tan grande que, hasta los menos informados, se dan cuenta que es falsa y que los están manipulando.

Pero hasta que la sociedad se revuelva y los eche, falta algún tiempo.


Mentalmente

Creo que tiene razón en no queremos la democracia. Y creo que la cosa es sencilla: la democracia implica esfuerzo de cada uno y lo que queremos es la comodidad de que nos lo den todo hecho. Nadie está dispuesto a perder su tiempo en un esfuerzo, aunque sea mental, para elegir bien y estar al tanto de lo que ocurre para impedir que los políticos hagan de las suyas.

El problema es que no hay términos medios, o se hace el esfuerzo o no se hace y se permite que unos mangantes manden. Lo ideal sería que personas honradas estuvieran en los cargos y se les eligiera con un mínimo esfuerzo. Pero eso no es posible porque los cargos los ocupan personas de dudosa moral y los entramados y relaciones son complejos. Y eso contando con una prensa libre. Si nos fijamos en lo que hay, con una casta parasitaria y una prensa a su servicio, el esfuerzo que tiene que hacer el ciudadano es tan inmenso que no lo hace y acepta estar sometido a la casta mientras le dejen vivir. Y eso sí tiene cuidado la casta, deja vivir a la gente, lo justo para que no se subleve.

Y con esto doy respuesta a Julia, que también tiene razón, todos queremos democracia, pero cuando llega la hora de pagar el precio ya no queremos o no podemos.

3.Publicado por pasmao el 26/01/2019 11:58
Buenos días Don Pablo

Excelete artículo y comentarios.

VANLOP "Y creo que la cosa es sencilla: la democracia implica esfuerzo de cada uno y lo que queremos es la comodidad de que nos lo den todo hecho. Nadie está dispuesto a perder su tiempo en un esfuerzo, aunque sea mental, para elegir bien y estar al tanto de lo que ocurre para impedir que los políticos hagan de las suyas."

En efecto, pero la cosa es aún peor, implica además el esfuerzo de reconocer que a veces nos podemos equivocar y que tenemos que pagar un precio por ello. O sea asumir responsabilidades.

Por lo demás:

Observarán que el trágico accidente del niño de Málaga los que han bajado al gujero han sido hombres, los que han pringado durante todo el proceso han sido hombres.. hombres, hombres.. a ninguna feminazi se le ha ocurrido exigir paridad para bajar ahí abajo, ni para excabar.. y no habrá sido por falta de ganas.

Es que sabía que la habrían enviado a la mierd*. Porque una cosa es poner a una pandilla de indigentes mentales, que por cuota, acaparen los puestos de arriba para salir por televisión.. y se admite porque en el fondo admitimos (ese es nuestra responsabilidad) que para esos puestos de tanta responsabilidad en la gestión de los recursos de la nación vale cualquiera, porque en el fondo hay alguien detrás (que no vemos, y que probablemente será un hombre, porque si fuera mujer se la vería) que si en determinado momento .. puede tomar los mandos, aunque luego se censure en los medios. Y otra dejar que allí abajo y delante de todas las cámaras se vea en vivo y en directo la incompetencia de una ley de género.

un cordial saludo

4.Publicado por Julia el 26/01/2019 21:55
Pasmao:
No estoy de acuerdo en que en el rescate de Julen no haya colaborado ninguna mujer. Esos fuertes y valientes hombres han recibido los alimentos que les han preparado las mujeres de Totalán. Cierto es que la mujer no está fisicamente preparada para realizar esos rescates, no obstante esos hombres si que han necesitado la colaboración de las mujeres para poder soportar la dureza de la misión. Hay muchas mujeres que no estámos de acuerdo con ese colectivo que usted llama "feminizis", pero si defendemos nuestra libertad y nuestro importante papel en esta sociedad.

5.Publicado por María José el 27/01/2019 12:27
Pasmao creo que estás cayendo en el mismo error de lo que pretendes criticar. Todos los extremos son malos y tú estás en uno de ellos. No te equivoques.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros