Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.

Colaboraciones

!YA SOY PROGENITOR, SUBCLASE 'A'¡


Nota



!YA SOY PROGENITOR, SUBCLASE 'A'¡
Menos mal que desde ayer el Gobierno me ha sacado de mi ignorancia. Yo, que me creía del sexo masculino, me casé con mi esposa la cuál era, y es, del sexo femenino. Creíamos que, tras nuestro matrimonio, formábamos una pareja de cónyuges. Vamos, un matrimonio. Incluso aunque no hubiéramos sido progenitores.

Pues no. Según la última disposición del Gobierno de lo que todavía se llama España publicada en el BOE del viernes día 3 de marzo de 2006, resulta que hemos pasado a ser "progenitores", nada de marido y mujer o de esposo y esposa. Para mayor exactitud cada uno de los dos somos progenitor (no progenitor y progenitora, palabras que por establecer diferencias entre dos personas por razón de sexo podrían considerarse discriminatorias). Pues bien, la nueva norma legal, evitando tales discriminaciones, y para distinguir entre las dos personas (los llamados antiguamente marido y mujer) dispone sabiamente que se les denomine: a uno progenitor "A" y al otro progenitor "B". La citada norma no aclara a quien de los dos progenitores le corresponde cada letra "A" ó "B". Quizás el Ministerio de Justicia haya querido dejarlo a la voluntad de los progenitores, que bien pueden decidirlo mediante un sorteo, o dando la posibilidad de elección al primero que llegue al Registro Civil. En cualquier caso esta cuestión debiera quedar muy clara evitando posibles abusos y favoritismo de una de las partes. No se debe pasar por alto que la letra "A" siempre ha gozado de cierto grado de
preeminencia: es la primera del alfabeto ocupando, por tanto, el lugar destacado. No es así en el caso de la letra "B" que no deja de estar postergada a un puesto segundón. Nadie -incluso los carentes de una cultura elemental- comienzan el alfabeto con la letra "B", sino con la "A". Es usada con este simbolismo incluso para la designación de los pisos en las comunidades de vecinos. La letra "A" siempre es la primera. En esto el
alfabeto es muy rígido y muy clásico, aunque todo es mudable. Por tanto, habrá que ser muy cuidadosos en la asignación de una u otra letra a cada progenitor. Yo propongo que para evitar, en lo posible, una desagradable discriminación se asigne a cada uno de los dos progenitores siempre la letra "A" con una única diferenciación la de añadir -siempre contando con el acuerdo mutuo- una tilde o un signo circunflejo, al
progenitor que, por ejemplo, lleve sombrero ese día, o cualquier otro detalle aleatorio, y si es posible festivo. No me parece solución copiar la costumbre de la Real Academia de la Lengua y repetir el alfabeto con letras mayúsculas y letras minúsculas. Se discriminaría por razón de tamaño (tamaño de las letras, naturalmente).

En el caso de los que la nueva norma sanciona como cónyuges, es decir en el caso de las uniones de personas del mismo sexo, la cuestión es también peliaguda. ¿quién de los/las dos queda favorecido con la letra "A"?. Creo que -salvo mejor criterio- las normas a seguir deben ser las mismas que para el caso de los progenitores simples.

Una especie no contemplada -supongo que por olvido involuntario no malicioso del Ministerio- es la de los matrimonios formados por personas de distinto sexo pero que no son, o no quieren ser, progenitores. Recuérdese que la ley reserva la calificación de cónyuges a las uniones de personas del mismo sexo. No serían cónyuges (ni "A" ni "B" porque manifiestan ser de sexo distinto) pero tampoco serían progenitores (ni "A" ni "B") por el simple hecho de que no quieren, o no pueden, progenitar. Triste caso por un doble motivo: carecen de descendencia y además se les priva de una denominación
legal adecuada.


José Luis Múgica

Franky  
Domingo, 5 de Marzo 2006
Artículo leído 928 veces






 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER

Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros