Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.

Destacados

Los políticos sobran y deben ser suprimidos si queremos salvar el mundo


Nota

Uno de los mayores errores de nuestro tiempo es creer que los políticos y sus partidos son necesarios. Es incomprensible y triste que muchos ciudadanos sigan pensando que los políticos son imprescindibles y que caigan tan bajo que hasta votan en las urnas a sus verdugos. La realidad es que somos víctimas de un terrible engaño al creer que los partidos políticos son una parte esencial de la democracia, cuando son no sólo prescindibles, sino verdaderamente nocivos y los culpables de que nuestro mundo esté en manos de la corrupción, el abuso de poder y la injusticia.
---



La existencia de los políticos y de sus partidos es reciente en la Historia, desde hace poco más de dos siglos. Antes estaban prohibidos porque los filósofos, juristas y pensadores los veían con recelo y presentían con razón, que traerían la división y una lucha por el poder que pervertiría el sistema. La Historia les dio la razón porque, como el nombre de "Partido" indica, fueron "parte" y no "todo", partieron la sociedad, la dividieron en bandas, acabaron con la unidad de los ciudadanos en torno al Estado común y trajeron consigo vicios terribles, sobre todo los del egoísmo, la corrupción y la codicia.

Los revolucionarios franceses los odiaban y los prohibieron. La peor ofensa que podía decirse a un político en la Asamblaea Nacional era que formaba parte de un "partido". A algunos, haberlos fomantado para tener más poder le costó la Guillotina. Todos los grandes revolucionarios, desde Robespierre a Dantón y Marat, rechazaron los partidos como obra del diablo y como el peor peligro para la revolución.

En la revolución norteamericana que creó la primera democracia del mundo, los partidos también fueron condenados y considerados un verdadero peligro para la democracia. Ningún padre de la patria apostó por esas formaciones y todos ellos expresaron sus temores y recelos ante los temibles partidos políticos y los políticos profesionales encuadrados en esas formaciones.

Hoy, sobre todo después del gran triunfo del partido bolchevique en Rusia, donde derrotó al régimen zarista, los partidos se han incrustado en el Estado, se han apropiado de la política y han adquirido un poder inmenso que lo domina todo, capaz incluso de haber pervertido la democracia y haber expulsado a los ciudadanos de la política, que ellos ejercen en régimen de monopolio.

Copio y pego con algunos retoques de estilo un comentario publicado en Voto en Blanco, cargado de acierto de Francisco Lopez Roma, digno de ser leído porque ataca con fuerza y convicción una de las grandes mentiras propagadas por el sistema político mundial, el de que los políticos son imprescindibles. Nada más lejos de la verdad porque los políticos estorban y degradan todo lo que tocan. Son la gran estafa y el mayor problema del mundo.

"Los políticos son el gran problema. Los políticos sobran. Y no sólo en España, sino en todos sitios y en todos los ámbitos de la vida. Es fácil demostrar que los políticos sobran, que sin políticos cualquier organización triunfa y sigue adelante y no necesita de nadie que diga a los demás lo que hay que hacer. El político, como persona, arruina y somete y construye un presente insatisfactorio para crear él un sistema a su medida, en el que él es necesario con sus normas absurdas. Eso ocurre en cualquier ámbito de la vida. En cualquier simple comunidad de vecinos, está el político, que primero protesta porque no le gusta la situación, luego convence a los demás para que le sigan, creando una opción determinada y dividiendo al grupo, y posteriormente se erige en guardián de la norma que él mismo ha creado, hecha su medida y beneficiosa para él. Y si eso pasa en cualquier pequeña organización, que no será en todo un país. El político, como persona, es nefasto para los demás y sólo provechoso para él y sus secuaces. Si hoy criticamos a Sánchez es porque es político. Creemos que los criticamos por sus actos, pero lo hacemos porque son políticos y comparten los mismos métodos. Da igual lo que hagan o dejen de hacer. Sánchez y Rajoy, Zapatero, Azanar, González, todos son parecidos, casi idénticos. Llegan a poder y, en el mejor de los casos todo sigue igual".

Me convenció de esta tesis el general Omar Torrijos, hombre fuerte y dictador blando de Panamá, en una conversación que mantuve con él en 1979, en su residencia de El Farallón. Era uno de los hombres más lúcidos e intuitivos que he conocido y me dijo que "Los gobernantes empeoran las cosas para después arreglarlas. Cuando no hay problemas, ellos los crean para poder apuntarse el éxito de haberlos solucionado. El principal defecto de los políticos es que dividen la sociedad y la pervierten con todas sus actuaciones".

Me puso un ejemplo concreto que afectaba al coronel Noriega, quien después de la muerte (o asesinato) de Torrijos ocuparía el poder en Panamá. Decía Torrijos que la delincuencia había quedado prácticamente erradicada de Panamá, que era por entonces un país muy seguro y pacífico, "pero Noriega, que como sabes está al frente de la policía, está pagando a los delincuentes para que actúen y está promoviendo la delincuencia para pedirme más dinero y efectivos policiales y así acumular más poder".

Ese es el método que resume la actividad de los partidos y de los políticos en el mundo actual. Su actividad lo complica todo y cuando están fuera de todo control democrático, como ocurre en las tiranías y en algunas democracias degradadas, como España, generan problemas para después atribuirse su solución, agrandan el Estado, utilizan la corrupción para demolerlo todo, destruyen los valores, marginan al ciudadano, monopolizan el poder, compran voluntades, someten a los medios de comunicación, politizan la Justicia, destruyen la separación de poderes, trucan los procesos electorales, instauran la mentira como política de Estado, disparan el gasto y meten las manos en el dinero público, financiando todo ese montaje con impuestos abusivos que cobran sin piedad a unos ciudadanos que ya están desarmados y sin las defensas que les proporcionaba la democracia en sus orígenes.

Aunque suene duro, la única manera de acabar con el caos, la corrupción y las muchas injusticias y desequilibrios del presente pasa por prescindir de los políticos y acercarnos al modelo que existía antes de la irrupción de los partidos, adaptándolo a nuestros tiempos. Antes de que la democracia fuera pervertida por los partidos, en las naciones existían dos grupos que ejercían el poder: el gobierno y los funcionarios. Así fue desde el principio de los tiempos. Unos y otros servían al Estado y al pueblo y funcionaban en armonía. Cuando llegaron los políticos, ellos dejaron de servir al Estado y al pueblo para servir a sus propios partidos, lo que inició esa locura destructiva y abtidemocrática que nos ha conducido hasta el mundo del presente, donde un puñado de mediocres unen fuerzas y gobiernan una nación entera, no bajo la tutela del bien común y del interés general, sino bajo el imperio del propio partido o bando. Todo un desastre.

Francisco Rubiales


- -
Jueves, 5 de Julio 2018
Artículo leído 1238 veces




Comentarios:

1.Publicado por guardias pretorianas el 05/07/2018 07:35
efectivamente, como dijo Torrijos

Me puso un ejemplo concreto que afectaba al coronel Noriega, quien después de la muerte (o asesinato) de Torrijos ocuparía el poder en Panamá. Decía Torrijos que la delincuencia había quedado prácticamente erradicada de Panamá, que era por entonces un país muy seguro y pacífico, "pero Noriega, que como sabes está al frente de la policía, está pagando a los delincuentes para que actúen y está promoviendo la delincuencia para pedirme más dinero y efectivos policiales y así acumular más poder".

si uno cobra 1600 euros, y cuando se monta un pollo te envian a solucionarlo con 150 diarios de dietas, pues hay que ser imbecil si uno lo soluciona.

o lo que es lo mismo, validez e imparcialidad de todos los informes que se han hecho sobre cataluña por parte de los que cobran 150 euros diarios de dietas mientras haya follones

2.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 05/07/2018 08:06
Gracias por hacer buena referencia a mis comentarios, Sr. Rubiales.
Me gustaría incidir en mi idea de que los políticos no son necesarios.Me refiero a que no es que sea ácrata o anarquista en el sentido de que rechazo todo poder, sino en el sentido de que veo que el poder político, en definitiva, el PODER PÚBLICO, ya que se requiere de un orden y del establecimiento de reglas que permitan la convivencia humana, la cual se traduce en el ejercicio del poder, es necesario ejercerlo de alguna forma. Y para ello no son necesarios partidos políticos compuestos por personas cuyo único objetivo es alcanzar el PODER PÚBLICO para luego ejercitarlo UNICAMENTE de acuerdo a sus ideas y no digamos a sus propios intereses.
Como dice el escrito, para eso están los poderes legislativos (no formado por políticos sino por legisladores), ejecutivo (compuesto por funcionarios de todo tipo), y judicial (formado por jueces). No son necesarios políticos en estos poderes, sino profesionales en cada uno de sus ámbitos. Con que haya un Presidente elegido por la sociedad de cualquier forma, sin necesidad de tener que elegir entre partidos políticos; y que sea en definitiva la última autoridad del Estado, con poder limitado en el tiempo y con controles por parte de esos poderes legislativo, ejecutivo y judicial para que no se convierta en un dictador, es únicamente lo que se necesita. No tantos políticos en cualquier ámbito de la vida.

3.Publicado por vanlop el 05/07/2018 10:42


Todos sabemos de sobra a estas alturas, tras 40 años, que los partidos son el desastre y que sin ellos viviríamos muy bien. El problema es que el ser humano necesita sentir que alguien manda y que alguien conduce la sociedad y como no se conoce otra forma, se vota a la casta, sólo para evitar el vacío de poder. Naturalmente la casta impide que haya otras formas de llevar la sociedad.

La principal cuestión no está, creo, en que la gente sepa que los políticos sobran, el principal problema está en encontrar la manera de sustituirlos. ¿Porque de donde se puede sacar, así de pronto, a un grupo de personas capaces de gobernar?

Creo que todos tenemos muy claro que la casta es nuestra ruina, pero son los que hay y no hay otros y no hay posibilidad de poner a otros, porque, lógicamente, no se dejan sustituir.

A estas alturas de la Historia está todo inventado y seguro que ya se han probado todas las formas de gobierno posibles, se trata de elegir una y adaptarla a la sociedad en concreto. Pero es imposible hacerlo, la casta no lo permite.

Un sistema que me parece interesante es el de ese pueblo de los USA que en lugar de alcalde tiene un gerente y los concejales, sin cobrar y elegidos por el pueblo, le dicen lo que debe hacer y vigilan que se haga, pero no le dicen como tiene que hacerlo. Y si el gerente no lo hace bien, se pone a otro.

¿Que la casta crea los problemas? Esa es la parte que la sociedad no tiene clara. Pero no es porque no lo pensemos, es porque nuestro cerebro se niega a aceptar lo evidente, que tal vez sea lo más difícil de aceptar. Y lo evidente es que la casta utiliza el cargo para su beneficio y crea los problemas para que los consideremos imprescindibles y perpetuarse en el cargo. El juego de partidos que suben y bajan es la forma de dar una cierta apariencia de parecer que la cosa funciona como la gente piensa que debe funcionar.

Pero, insisto, el problema es cómo bajar a la casta del poder, el resto es fácil.

mentalmente

Es curioso como el psoe fue sacado del olvido por Carrero. En mis tiempos universitarios no oí hablar del psoe, en aquella época se hablaba de la socialdemocracia como la panacea. Eran los tiempos de pujanza de Suecia y todos querían ser como Suecia.

Nadie y era el franquismo, hablaba de las checas del psoe, de los robos, ni de tantas cosas como nos hemos ido enterando después. Tal vez porque era el partido necesario para dar la pátina democrática al posfranquismo. En aquel tiempo todos hablaban del partido comunista y de lo malos que eran.

Para mí fue una sorpresa enterarme de la existencia del pose, sabía de su existencia, pero como partido minoritario durante la guerra y que apareciera como representante de la izquierda fue la sorpresa. Luego nos vendieron los cien años de honradez, a lo que la gente añadía y tres en los ayuntamientos, porque en esos tres años ya habían robado lo suficiente como para que la gente lo supiera.

Y sin embargo en el 82 le votaron masivamente. La técnica está clara a estas alturas. Se trata de convertir al partido gobernante en un desastre y la gente, harta, votará al otro aunque sepa que son peores.


4.Publicado por pasmao el 05/07/2018 11:31
Bunos días Don Francisco

excelente recuperacion del comentario de Don Francisco Lopez Roma y excelente post de VANLOP

Yo creo que una parte del problema es que hemos infravalorado dos cosas

1/Los políticos si sirven, pero no a nosotros, si no a terceros que realmente mandan. Nos pasamos todo el tiempo hablando de los políticos pero hay pánico a nombrar a esos terceros.

2/ Entre esos terceros, además de a los sospechosos habituales, Bilderbergs, masonerias, NOM... que son muy pocos pero mandan mucho, están además otros que mandan muy poco pero son muchos.

Son los que dan inercia al sistema. En España podríamos incluir a gran parte de los funcionarios, los que cobran una pensión sin haber cotizado ni de rebote, los de los sindictos,asociaciones patronales, peridiostas (por decir algo), ONGS.. No se atreven a decirlo por las claras, pero ellos están dispuestos a luchar a muerte por su estatus quo, y ese estatus quo sólo puede existir con los políticos tal y cómo los conocemos.

Pero tampoco se denuncia su existencia y parasitismo.

Del cerdo de la política come mucha gente.

Cuando la transición muchas cosas funcionaron porque había un plus de ilusión o ingenuidad. Ahora NO.

Ellos lo saben, y saben que si el sistema se rompe las cosas irán por las malas. Y el sistema se está rompiendo. Si no es imposible entender el cambio de Rajoy por Sánchez.

Recuerden Gamonal (Burgos) y la que se montó poco después cuando asesinaron a la Pta. de la Dip. de León. Recuerden la enorme tensión ambiental y social. Lograron distraernos unos años.. pero lo de entonces está reviniendo y esta vez no hay pasmarote (Podemos) con que aguantar 10 minutos mas.

Y si se lía no contaran con el plus de ilusión y solidaridad que había en la transición para reconducir la situación.

un cordial saludo

5.Publicado por javierito el 05/07/2018 12:21
Sr Rubiales, ha escrito Vd a la perfección lo que yo pienso desde hace años.
Los partidos políticos no dejan de ser unas asociaciones de delincuentes, criminales y ladrones, cuyo único objetivo es vivir como marajás del trabajo y ahorro ajeno. Son parásitos, gentuza de la oscuridad, que con la ayuda o asociación de "los perros del poder", dividen y enfrentan a la sociedad con gilipolleces como derechas e izquierdas, para apoderarse del instrumento con el que someter a todos: el estado.
Son los modernos negreros o esclavistas, pues cuando todos los años te roban un 50% de lo que ganas, a eso solo se le puede denominar con dos palabras: esclavitud o servidumbre. O somos siervos de los políticos o somos esclavos. Y lo que es peor, no tienen límites en ese saqueo, cada año lo incrementan.
Ir a votar por quienes te esclavizan demuestra que la inteligencia y el sentido común son muy escasos en el género humano.
Lo único que necesitamos para vivir prósperamente es un estado pequeñito y unos gestores competentes. Sobran los políticos y sus bandas, los partidos.
Por algo mis tendencias desde la adolescencia siempre han oscilado entre la minarquía y el anarcocapitalismo.
Para aquellos que quieran tener un vislumbre de lo que sería un mundo sin políticos que se den una vuelta por el siguiente enlace y si no dominan el inglés que utilicen el traductor de web de google.

https://www.zerohedge.com/news/2018-07-02/mexican-town-overthrew-their-local-government-and-things-are-going-great

6.Publicado por mentalmente el 05/07/2018 18:03
Señor Rubiales,

Me gusta mucho cuando la gente mira más allá de los carteles y se cuestiona la estructura política entera. Como ha hecho usted hoy en este pequeño blog. Más allá de las conclusiones que saque. Eso da lo mismo.

Yo quiero ver gente así, que se acostumbre a pensar más allá, creativamente, y que esta sea la natural respuesta a la solución de los problemas.

Quiero ver personas que no simplemente intentan solucionar 1 problema, que les afecte, que vayan al grano de los problemas. Que este sea el procedimiento estándar para tratar cada asunto político.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER

Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros