Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.

Destacados

Los políticos españoles ya le temen al pueblo y España empieza a ser demócrata


Nota

Los españoles se han vuelto exigentes con los políticos y eso es lo más saludable e importante que ha ocurrido en la política española desde 1975. Hasta hace poco, los políticos podían hacer lo que quisieran en España sin que nadie los cuestionara, ni siquiera la Justicia, pero eso ha cambiado y ya no pueden seguir comportándose como niñatos tiranos y antidemocráticos.

Hay una sentencia sabia que dice que cuando el pueblo teme a sus políticos, es porque hay tiranía, pero si son los políticos los que temen al pueblo, es porque hay democracia.
—-



Todo estaba permitido en aquellos tiempos
Todo estaba permitido en aquellos tiempos
Durante décadas, los políticos españoles tuvieron libertad plena para gobernar a capricho, sin trabas ni obstáculos. Los ciudadanos tenían tanta fe en la democracia y tanta confianza en los políticos elegidos que les permitían todo tipo de abusos y arbitrariedades. No existía prácticamente la vigilancia y la crítica al poder, dos condiciones fundamentales para que la democracia funcione. Como consecuencia de esa permisividad suicida, la clase política española se volvió arrogante, antidemocrática, arbitraria y corrupta, disfrutando hasta hoy de una impunidad que no tiene cabida ni en la democracia ni en la civilización.

Esa impunidad, arrogancia y desprecio a la ciudadanía, vicios típicos del sistema político español, han permitido que Pedro Sánchez se niegue a convocar las elecciones anticipadas que prometió, a pesar de que las encuestas revelan que siete de cada diez españoles las exige. Esos vicios, insultantes para la dignidad y la democracia, fueron los que permitieron que Zapatero nos llevara hasta el borde de la ruina, que Rajoy incumpliera sus promesas electorales, que Aznar eligiera a dedo a su sucesor y otras muchas barbaridades y abusos del poder que jalonan la historia reciente de España.

Los culpables de haber llegado a un grado tan profundo de degradación de la democracia y de la ética son tanto los políticos como los ciudadanos, los primeros por haber gobernado como sátrapas y los segundos por haber permitido a la clase política española abusos, desmanes y hasta delitos criminales, como resulta evidente en los juzgados y las cárceles.

La impunidad de los políticos españoles es tan brutal que para ser presidente del gobierno hay menos exigencias que para ser oficinista o secretaria.

Los españoles hemos ignorado que la democracia no es solo votar cada cuatro años, sino también vigilar a los políticos e impedirles que se comporten como tiranos, limitando constantemente sus poderes e impidiendo sus excesos.

Esa ignorancia y dejadez hicieron posible que un gobierno como el de Felipe González, frente al que la sociedad española era temerariamente permisiva, causara a España y a sus ciudadanos daños relevantes e irreparables como el haber desmantelado la industria española, destruido la organización y el poder de la sociedad civil, el robo de RUMASA, los pactos ignominiosos con los nacionalistas catalanes, a cambio de votos, germen del actual conflicto separatista, la apertura de las puertas del Estado y de la sociedad a la corrupción y la creación e imposición en España de un estilo y un comportamiento político repugnante, con aquella moral devastadora resumida en frases como "Montesquieu ha muerto", “el que se mueva no sale en la foto”, “en política todo vale”, al enemigo ni agua” y “en política no hay que dejar heridos sino cadáveres”. La permisividad disfrutada por los gobiernos de Felipe Gónzalez permitieron que el Estado llegara a practicar la aberración del terrorismo y que llegara a secuestrar y asesinar a enemigos de ETA.

Por desgracia, el estilo de Felipe González marcó toda la vida de la democracia española y fue imitado con fervor por sus sucesores socialistas y por la derecha del PP, convirtiendo la democracia española en una pocilga.

Hoy , por fortuna, las cosas empiezan a ser diferentes y los políticos han aprendido a tener miedo a la ley y a la ira del pueblo, algo muy saludable en democracia y garantía de la libertad. Pero todavía falta mucho por avanzar en control del poder y ética de gobierno, hasta impedir en el futuro que existan gobierno tan miserables como el actual de Pedro Sánchez, que gobierna contra la voluntad popular y la decencia, como lo demuestra el hecho de gobernar apoyado por partidos que odian a España, negándose a cumplir su promesa de convocar elecciones inmediatamente.

Fueron demasiados, los abusos, injusticias, corrupciones y canalladas protagonizados por la clase política española, probablemente la peor y con menos ética del planeta democrático mundial: destrucción y saqueo de las cajas de ahorro, estafas bancarias que afectaron a cientos de miles de ahorradores, apropiaciones indebidas, construcción de un Estado insostenible, con más políticos a sueldo que Francia, Alemania e Inglaterra juntos y una ristra de suciedades que incluye impuestos abusivos, incumplimientos de promesas, acuerdos mafiosos entre partidos, compra de votos, endeudamientos locos, despilfarro indecente y otros muchos desmanes.

Lo sorprendente e inexplicable es que los políticos hicieron todas esas canalladas con impunidad, sin devolver jamás el botín robado, sin pagar por sus desmanes, sin que ni los jueces ni el pueblo lograran que los delincuentes mordieran el polvo y se pudrieran en la cárcel, como merecían.

Francisco Rubiales


- -
Viernes, 5 de Octubre 2018
Artículo leído 1837 veces




Comentarios:

1.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 05/10/2018 08:50
Los políticos entiendo yo que no tienen miedo a la ley, porque como saben que son ellos los que pueden cambiarla pues tarde o temprano la adaptan a la situación para su favor. Como dije el otro día, ningún político hace una ley que vaya en contra suya, siempre si acaso en contra del político contrario. Ya hasta proponen algunos "regular", por no decir "censurar", la información de los medios de comunicación, ya no se conforman con controlar a los medios, ya quieren imponer qué publicar y qué no publicar. Al contrario, ya se han vuelto cada día más temerarios intentando controlar más a la población, estableciendo cada día más impuestos de todo tipo, malversando la Historia para que se diga únicamente lo que les interesa según sus ideas, controlando a la Justicia, etc., etc.

La ira del pueblo es distinta, porque saben que ya el pueblo no se rebela como en siglos pasados, nos han inbuído tanto que la violencia no se usa (aunque el Estado la use de una forma u otra), pues ya la ira del pueblo se expresa únicamente a través de las manifestaciones o últimamente a través de las redes sociales donde la ira se desboca algunas veces diciendo cada uno las barbaridades que le parece, e incluso cuando se dicen barbaridades pues ya viene la Policía y te detiene.

Los políticos están tranquilos, todo controlado.

2.Publicado por vanlop el 05/10/2018 11:31

No estoy muy seguro que el pueblo haya asumido el concepto de democracia, algo se ha avanzado, pero es una incógnita si "le pueblo", la masa que nunca dice nada, lo tiene claro. Y es complicado saberlo pues las encuestas no son fiables, ni siquiera la del cis y las elecciones tampoco, sólo en el caso de una evolución masiva, ni las encuestas ni las elecciones podrían disimular el hecho. Pero no parece el caso, de momento.

Naturalmente "el pueblo" habla y critica a la casta, pero no sabemos si lo que dicen lo sienten verdaderamente o es por evitar discutir con el otro. Nosotros no tenemos forma de llegar a otros estratos de la sociedad de forma razonablemente masiva y tenemos que conformarnos con comentarios captados en los transportes públicos, en el bar y situaciones similares. Pero luego los votos no varían, pero eso puede ser porque la gente habla mucho y actúa poco o porque los votos están asignados desde el principio y no importa lo que se vote.

El otro día salió que la famosa reunión de la actual ministro de justicia daba pié a anular el caso Gurtel y me enteré o recordé, que ya había sido sentenciado. Lo digo para ilustrar lo frágil que es la memoria y yo soy una persona preocupada por los asuntos políticos.

Cuando sea la sentencia de los eres, ya veremos la reacción de la gente, pero me temo que sea bastante tibia y al poco tiempo todo olvidado.

Es cierto que ahora la gente conoce más las cosas, pero eso obliga a afinar más la técnica, con lo que al final estamos como al principio. Los ladrones siempre van por delante de la policía.

Frco López

En definitiva, que todo está atado y bien atado. La casta hace las leyes, controla los medios y se asegura que nadie soliviante al pueblo. Y si encima nos dicen que todo es perfecto y que tenemos un sistema que funciona muy bien, el que opina lo contrario se ve solo y piensa que es un bicho raro y que será cierto que la cosa funciona muy bien.

De ayer

De las alternativas de protesta al votar, la única que podría servir es la abstención, si es suficientemente masiva como para que todos vean las urnas vacías, pero esos todos son pocos porque si la gente no va a votar, no ven las urnas, pero siempre están los componentes de la mesa, que comentan.

El voto en blanco he comprobado que no funciona. He seguido la trayectoria de Escaños en blanco y siempre sacan los mismos votos y dado el enfado del personal, deberían aumentar aunque fuera poco.

El voto nulo sólo lo ven los de la mesa, luego van a la junta electoral y listo. En los medios sale que la gente es tonta pues no echa las papeletas bien, pero no dicen que la gente ha anulado los votos.

Votar a un partido pequeño es irrelevante. Por la misma razón que los casos anteriores, como no hay control, ponen los votos que quieren. Siempre hay entre el 60 y el 70 % de participación, los mismos votos blancos y los mismos nulos y los partidos pequeños nunca sacan más votos que los testimoniales.

Como digo lo único que serviría es publicar los resultados mesa por mesa, cosa que no van a hacer o que la abstención sea tan masiva que no puedan disimularlo.

Mentalmente

Con un sistema de control absoluto, es irrelevante quién sea cada cual, al final sacarán los votos y los escaños establecidos. La ventaja que tienen estos partidos es que sirven para que la gente piense que algunas cosas se pueden hacer de otra forma y poco más.

3.Publicado por mentalmente el 05/10/2018 13:11
Bueno, creo que por fin ya he comprendido (a medias por lo menos) de porqué no está siendo posible la democracia real en ningún lugar del mundo.

Es porque la democracia está relacionada con una situación de un cierto orden social en una manada que es profundamente conflictivo y en cierto modo un tabú arcaico.

El origen de la democracia está en la tiranía de los machos dominantes, y la primera forma de democracia está en cuando la manada llega de algún modo al punto crítico, como una olla a presión en la que, la obediencia al líder se torna en un solo instante en una furia asesina colectiva descontrolada, que comienza con una sola chispa.


La democracia está de algún modo conectada con la idea de un instante de violencia extrema.

Por eso los políticos e incluso los propios ciudadanos aunque hablan de democracia, nunca pueden del todo trabajar por ella, hay una fuerza que opone resistencia a la democracia en el inconsciente colectivo, y que tiene que ver con la relación entre esta, la violencia, y el replanteamiento total del orden establecido.

La democracia es por el momento, algo a lo que se recurre en su mínima expresión a los efectos de salvaguardar cierto orden y paz social, pero no se pretende nunca que el conjunto de ciudadanos realmente tenga el poder, realmente pueda crear nuevas reglas que cambien el orden establecido.

Solamente pueden adaptar el orden establecido a las nuevas necesidades, no tienen el control real del sistema.

4.Publicado por mentalmente el 05/10/2018 13:13
Vanlos,

No sé si el comentario que escribí antes se publicó, escribo esto otra vez por si acaso.

No entiendo su comentario hacia mí, no sé que tiene que ver con mi último comentario de ayer, ni otros que yo recuerde. Ni tampoco soy capaz de entender que significa de manera aislada. Cuando dice "estos partidos" a cuales se refiere, y a que se refiere con "Control total", de qué y por quien y como.

5.Publicado por mentalmente el 05/10/2018 18:47
En resumen de lo que he dicho antes.

La democracia no es posible porque, incluso las personas que la deseamos racionalmente, como orden de sociedad ideal, en el fondo sentimos cierta contradicción con este deseo, le tenemos cierto miedo inexplicable, como si fuera un orden/situación prohibido o conflictivo, y eso impide a todos los seres humanos llegar a un orden verdaderamente democrático.

Hay cierto miedo a la libertad total que representa la democracia.

6.Publicado por Ramón el 05/10/2018 21:51
Hoy, Sr. Rubiales, comparto con Ud. cuantos hechos relata de esas primeras décadas de "democracia", pero no así su afirmación de que España empieza a ser demócrata. Me explico: nos creíamos que la democracia consistía en acudir a votar cada cierto tiempo y nos hicieron creer que todo lo anterior había sido malo, malísimo. Muerto el dictador, había que ser súper abiertos, consentidores, buenistas... así se cometieron los primeros errores garrafales de este período democrático. Pues, al abrir puertas, entraron de nuevo los enemigos de la Patria, léase independentistas y comunistas.

Después llegaron las autonomías y, con ellas, el mayor despilfarro económico de nuestra historia. Las administraciones públicas no dejaban de crecer, puesto que los partidos en el poder debían asegurar bien sus dominios. Tenemos administraciones paralelas cuyos funcionarios son, en su gran mayoría, afiliados y allegados a partidos y sindicatos.

No, para mí España no es ni está empezando a ser demócrata. Es cierto que se ve descontenta a la gente y en RRSS comentan mucho, pero del dicho al hecho..., si no, ahí están los resultados de las elecciones: hay pocos cambios en algunos sitios y ninguno en otros. La gente se conforma, la han amansado.

Hay una o dos generaciones completamente aborregadas y sumisas a quienes auparon al poder, no sólo en Cataluña y País Vasco (éstas ya están perdidas). Se encargaron muy bien de adoctrinar en las escuelas y de amansar con los subsidios y subvenciones.

Tal ha sido la degeneración que ya hasta alcanza a las más altas instituciones. En todas ellas hay o ha habido alguien que se ha saltado la Ley (con mayúscula), no la ley o leyes que hacen los políticos (pues éstas son de quita y pon).

Con todo esto, ¿qué esperanza nos queda? España se ha convertido en una Sodoma y Gomorra.

El refrán dice: "Otro vendrá que bueno te hará". Y me vienen a la memoria las últimas frases del dictador: "No olvidéis que los enemigos de España y de la civilización cristiana están alerta. Velad también vosotros y para ello deponed frente a los supremos intereses de la patria y del pueblo español toda mira personal. No cejéis en alcanzar la justicia social y la cultura para todos los hombres de España y haced de ello vuestro primordial objetivo. Mantened la unidad de las tierras de España, exaltando la rica multiplicidad de sus regiones como fuente de la fortaleza de la unidad de la patria."

7.Publicado por mentalmente el 05/10/2018 23:16
Teniendo en cuenta los problemas psicotécnicos que imposibilitan una realidad democrática, refiriéndome a lo mencionado anteriormente.

Sigo pensando que es inevitable desearla por ser racionalmente ideal, siendo el hombre racional, y que la sociedad la alcance en algún momento esa realidad de alguna manera.

Creo que teniendo en cuenta estos límites el objetivo parece más alcanzable, porque si bien ahora entiendo mejor por qué no se puede, también podemos llegar a tener una idea más precisa de como superar ese obstáculo que lo impide(a mi juicio ahora es el principal) y lograr un verdadero consenso y aprobación social de esos mecanismos que tengan en cuenta ese factor.

Si hay una base de conocimiento, hay una base de consenso, y sobre ese consenso se puede trabajar políticamente sin caer en posturas dogmáticas y fanáticas que siempre fracasan.

La democracia es un orden conflictivo porque al parecer, hay un instinto que así lo atestigua y que deja una huella de culpabilidad y resentimiento por violar el orden natural en el que gobierna el más fuerte y lo justo es relevarlo en una lucha justa individual, y no en una alianza entre toda la manada, que además se torna en una furia asesina descontenida.

Luego, también es un orden conflictivo por lo que sucede después, la libertad resultante resulta chocante y no hay ningún manual ni registro ni experiencia previa que ayude a enfrentar ese nuevo estado que parece no tener un arriba y abajo, un delante y detrás. Sin referencias, solo plena responsabilidad individual y no en relación a otra cosa. Una especie de desconexión con las leyes naturales complicadas pero cómodas psicológicamente que resulta traumáticas.

La idea de democracia se asocia a ese estado nuevo porque tiene que ver con un orden basado en la asociación que contradice otro basado en el liderazgo, patriarcal o matriarcal que es fácil de entender.

Por ultimo, es conflictiva también racionalmente, porque la mente humana es consciente de que necesita tener problemas, pequeñas contradicciones, retos diarios, para ser persona normal, y que la ausencia de conflictos, enemigos a los que combatir, muchas cosas en las que se basan las decisiones y sobretodo "preferencias" diarias, va a producir una situación anómala en la que aparentemente se puede elegir cualquier cosa potencialmente, socialmente, y la mente sabe ahora mismo que una situación así puede llegar a ser mortal y causar incluso la extinción o la muerte masiva de personas incapaces de adaptarse a una forma de vida a conflictiva.

Hay muchos puntos que están resumidos en exceso al respecto de mis propias ideas, así que es posible que no se entienda de donde he sacado algunas conclusiones anteriores.

Por todo lo dicho anteriormente, la democracia necesita que la gente entienda y conozca todas estas limitaciones para que por sí mismas puedan adaptarse al menos a cierta mentalidad flexible que pueda adaptarse a ambas situaciones, y en ese proceso, debería haber intentos de progresión a formas políticas transicionales entre aristicracia-partitocracia-populismo y democracia de facto.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER

Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros