Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Destacados

La socialdemocracia ha muerto y lo que queda es mafia al servicio de las élites


Nota

El socialismo democrático o socialdemocracia fue un intento fallido que murió tras el derribo por los ciudadanos del Muro de Berlín. A partir de entonces, tras su práctica desaparición en Francia, Alemania e Italia, los restos de la socialdemocracia se transformaron en una mafia organizada para ordeñar al Estado, vivir de los privilegios del poder y ayudar al comunismo en su lucha por conquistar el mundo.

En España, esa transformación del socialismo es hoy una mafia de poder y en una muleta del comunismo gobernada por un Pedro Sánchez desenfrenado, capaz de cruzar todas las líneas rojas y de patear la democracia a diario.

La degeneración se percibe con una claridad asombrosa en el "sanchismo", un socialismo degradado que incumple sus promesas, miente, ha arrojado por la borda sus principios y gobierna con los comunistas, luchando por construir un mundo dictatorial sin democracia, muy próximo al derrotado comunismo de la URSS.
---



Pedro Sánchez y el multimillonario Soros, uno de sus padrinos del poder mundial oculto.
Pedro Sánchez y el multimillonario Soros, uno de sus padrinos del poder mundial oculto.
Basta con analizar el sanchismo para descubrir que no tiene parecido alguno con aquella socialdemocracia que defendieron Billy Brand, Mitterrand, Bettino Craxi y Felipe González, entre otros, un sistema que creía algo en la democracia, en algunos valores y en el amor a la propia nación.

La caída del Muro de Berlín causó no el hundimiento del comunismo, sino el de la socialdemocracia. El comunismo se escondió y se camufló para destruir la democracia y cambiar el mundo. Se agazapó en otros partidos, las universidades, la sociedad civil y las ONGs, entre otros puestos de combate disimulados, mientras que la socialdemocracia se hacía pedazos y se extinguía ante la evidencia de que el comunismo era una monstruosidad intolerable para la civilización humana, quedando en el olvido el esplendor socialista de Francia y Alemania, donde esa doctrina política fue influyente y hegemónica durante largos años.

Los analistas son casi unánimes a la hora de señalar la causa principal del desastre: el socialismo siempre muere de corrupción, una enfermedad mortal para toda la izquierda marxista. El comunismo supera la corrupción gracias a la tiranía, pero la socialdemocracia, obligada a vivir en ambientes de libertad y libre información, no puede nunca superar.

Por eso, Pedro Sánchez, consciente de que la verdad es su gran enemigo, dedica grandes sumas de dinero público a comprar medios de comunicación y periodistas, a los que convierte en promotores de la mentira y tapaderas de la verdad.

Los partidos socialdemócratas de Francia, Italia y hasta el español de Felipe González se hundieron a causa de las grietas que produjo en su carcasa la corrupción. En Alemania el socialismo, corrompido, ha tenido que atravesar un desierto durísimo hasta hoy, donde intenta renacer muy debilitado.

En España, el socialismo de Zapatero, ganador del poder gracias a un atentado terrorista que conmocionó al electorado, ya no era socialdemócrata sino un remedo corrupto y camuflado del comunismo, que se mantenía con aparente vigor sólo porque había mucho dinero y privilegios para repartir en el gobierno, desde donde realizó una labor de constante contaminación de la sociedad y de acoso a la democracia que ha culminado con la toma del poder por el monstruo Pedro Sánchez, un tipo que encarna toda la bajeza y suciedad del nuevo socialismo comunistoide y totalitario, ajeno por completo a la democracia.

A pesar de su poder, el nuevo socialismo de Pedro Sánchez es nada mas que un espejismo que sólo sobrevive porque la sociedad española se ha vuelto cobarde y tolera abusos, arbitrariedades, injusticias y suciedades hasta más allá de lo razonable.

Detrás del artificial optimismo de Sánchez, alimentado con dinero público y privilegios tiránicos, está la enfermedad infecciosa, contraída en tiempos de Felipe González, cuando el gobierno no sólo alcanzó niveles de corrupción desconocidos en Europa, sino que, además, sobrepasó la línea roja de la decencia política cuando el GAL asesinó a terroristas en nombre del poder político.

El "sanchismo" ha cruzado todas las líneas rojas de la democracia, desde la rotura de la separación de los poderes básicos del Estado hasta el desprecio a los controles al poder y el respeto a la voluntad popular, y solo se mantiene con aparente pujanza gracias a tres factores claves: la incapacidad de los españoles para defender la democracia, la abundancia de dinero corrupto, que el sanchismo emplea para comprar votos y voluntades de manera obscena y masiva y el apoyo directo de las élites mundiales que controlan el poder desde la oscuridad, que han descubierto que el sanchismo es la mejor vía para alcanzar sus objetivos de una tiranía mundial inamovible gobernada por los multimillonarios desde las sombras.

Francisco Rubiales

- -
Domingo, 15 de Enero 2023
Artículo leído 1523 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 15/01/2023 09:04


El artículo da hoy una explicación, que no diré que es mala, al contrario, como explicación está bien pues encaja bien todas las piezas y hasta es posible que sea casi la verdadera, pero se pueden dar otras posibles explicaciones, seguramente con más fallos, pero pensemos que es muy difícil dar con la buena.

Para mí, las cosas son un poco distintas y con esto no quiero decir que mi explicación sea mejor, al contrario seguramente tenga muchos más fallos, pero la voy a mencionar porque es otra explicación a lo ocurrido. Y como no vamos a esperar doscientos o trescientos años a que los historiadores nos cuenten lo que pasó, pues intentamos soluciones.

El comunismo, o mejor dicho sus mentores, visto que la revolución proletaria no arraigaba en Europa, se inventaron la socialdemocracia, para mantener viva la llama. Si dejaban Europa a su suerte, seguramente entre el capitalismo y el fascismo se repartirían la tarta y el comunismo que tanto costó implantar en Rusia, acabaría por hundirse.

Los teóricos del comunismo sacaron una especie de solución de compromiso con la socialdemocracia, de esta manera mantenían vivas las reivindicaciones obreras y se infiltraban en las democracias europeas. En América la cosa siguió otros caminos. En los USA, consistió en infiltrar los partidos, especialmente el demócrata, pero no hubo demasiado problema porque los que daban el dinero para la elecciones, eran los que querían el mundo marxista.

En todo el resto de América, no importaba, los gobiernos corruptos ya se ocuparían de crear las masas de proletarios que conquistarían el poder, como estamos viendo.

La cuestión estaba en Europa, que por entonces y hasta la caída del Muro, era el centro del mundo civilizado, así que no se podían poner gobiernos corruptos y mucho menos tras el trauma de las dos guerras, había que infiltrarse sutilmente para conseguir el poder. Y estuvieron a punto.

Pero como todo degenera, fueron tomando el poder en los partidos socialdemócratas, gentes cada vez más mediocres y más ambiciosas, lo que condujo a los sobornos y choriceos varios, que hasta en España sentaron fatal. Aquí la gente, que todavía soñaba con el marxismo, se derivó hacia la extrema izquierda, ya sin ningún pudor democrático, mientras que en Europa, muy convencidos de la democracia, les volvieron la espalda y desaparecieron o se volvieron testimoniales. De todas formas, en Alemania el gobierno es, si no socialdemócrata, sí heredero del «tío Wily» y en los países nórdicos, siguen siendo partidos más o menos viables.

De todas formas, lo que sirvió en los 60s y 70s, no se adaptó a los nuevos tiempos y tras la caída del muro, las ideas defendidas por los socialdemócratas ya no calaban en los Europeos, especialmente cuando pudieron ver en directo lo que había tras el muro.

La socialdemocracia no está muerta, pero ya no es lo que fue y seguramente en unos años, acabe desapreciando. Desgraciadamente, no existe una alternativa ideológica en el mundo, lo cual puede conducir a situaciones muy desagradables, porque la llamada derecha, basada en la economía, no responde a ciertos retos, a los que la socialdemocracia pretendió responder. Tal vez por eso siguen existiendo tendencias como el sanchismo.

Que el comunismo no haya muerto y sí la socialdemocracia, siendo esta mucho mejor que aquel, no sindica que los que mandan, siguen empeñados en conseguir el dominio y esa es la parte que debemos cuidar, porque contar ahora como murió la socialdemocracia no pasa de ser un ejercicio de Historia, pero lo que nos va a afectar es lo que hayan decidido los que mandan. En definitiva, lo que queda no es más que una mafia a su servicio.


Joshue

Eso que propone es una solución que desearíamos todos, si no fuera porque una vicroeia del sanchismo nos conduciría a la tiranía total, como en Venezuela, donde no habría posibilidad de salir. Así que estas votaciones son decisivas, si gana el frente popular, se acabó la democracia por un montón de años, si ganan los otros, podremos tirar un poco más y mientras que la situación internacional se clarifique.


2.Publicado por Alberto Borges Moreno el 15/01/2023 11:43
Cómplices de la dictadura cubana y de todas las dictaduras en hispanoamérica. Amigos de Putin y enemigos de Europa... ! Es hora de despertar.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros