Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Destacados

La oclocracia española


Nota

Mientras que la democracia es el gobierno del pueblo, la oclocracia es el gobierno de la chusma, de los peores.

España ya está en la oclocracia, el peor gobierno posible. Sólo nos queda esperar a que llegue el salvador providencial que restaure el orden y los valores perdidos.

Es lo que explica con acierto la teoría de los ciclos políticos de Polibio (anaciclosis), teoría cíclica de la sucesión de los sistemas políticos, a la que también alude Maquiavelo.

Pero en lugar de esperar a que llegue la persona providencial que restaure en España el orden y la decencia democráticas, hay que luchar para que esa llegada sea posible. Para ello hay que denunciar constantemente el abuso y la iniquidad de los que nos mal gobiernan.
---



La oclocracia llega a las democracias degeneradas cuyos pueblos no han sabido defenderlas. Es, según multitud de pensadores, la podredumbre de las democracias, como ya advirtieron Platón, Aristóteles, Polibio, Pericles, Juvenal, Lope, Shakespeare, Tocqueville y Ortega y Gasset, entre otros muchos. La oclocracia no es "el gobierno del pueblo", como la democracia, sino "el gobierno de la chusma y de los peores". El sistema degenera hasta abandonar la razón y el bien común para ejercer como un cuerpo corrupto que conduce a la destrucción, la pobreza, el desprestigio, la injusticia y a entronizar la maldad y el abuso en el ejercicio del poder.

En la oclocracia la chusma sólo beneficia a la chusma y castiga a los mejores, a los ciudadanos demócratas y cumplidores, a los que no tolera porque su existencia representa una acusación permanente a la bajeza de los oclócratas.

La Oclocracia no tiene nada de espontánea. Está pensada y planificada por demagogos para conseguir el poder que dan los votos y servirse de él (y de los ciudadanos) para sus intereses particulares o los de su grupo.

La oclocracia convierte a la democracia, que es el menos malo de los sistemas, también en el peor posible, cuando anida en sus entrañas. Es una paradoja fatal que convierte al ciudadano libre de la democracia en el más sometido y esclavizado vasallo.

Fue Polibio, hace dos milenios, quien acuñó el término OCLOCRACIA, que define el “gobierno de la muchedumbre”, una masa conducida por demagogos sin escrúpulos. El autor griego afirma que la Oclocracia: “es el fruto de la acción demagógica cuando, con el pasar del tiempo, la democracia se mancha de ilegalidades y violencias”

Por su parte, Jean Jacques Rousseau en “El contrato social”, define esta Oclocracia como la degeneración de la democracia; y el escocés James Mackintosh, lo hace como “la autoridad de un populacho corrompido y tumultuoso, el despotismo del tropel, nunca el gobierno de un pueblo”.

La España actual, la que está gobernada por Pedro Sánchez y su corte de comunistas, amigos del terrorismo, golpistas y separatistas, constituye una imagen perfecta, de manual, de oclocracia. La chusma que roba viviendas, la que odia a España, la que delinque en la calles casi con impunidad, la de los vagos que viven de las subvenciones y la inmensa marea de corruptos que ordeñan al Estado es la que tiene el poder o es bonificada por los demagogos que gobiernan. La mentira y el engaño asesinan a la verdad cada día y el egoísmo ha suplantado al bien común, todo ellos ejerciendo el poder de forma corrupta, buscando su legitimidad a través de la manipulación del sector más ignorante de la sociedad –pero formado por votantes potenciales-, sobre el que vuelcan su atención, sus consignas y su propaganda.

La oclocracia roba a los que trabajan y reparte ese dinero entre los vagos, además de permitir a los dirigentes oclócratas una vida de lujo. Los demagogos mienten, engañan, despilfarran, se endeudan sin prudencia, esquilman a los buenos ciudadanos, odian la prosperidad y prefieren gobernar siempre sobre incultos y pobres porque a ellos es mas fácil engañarlos y someterlos que a las personas pensantes, cumplidoras y libres.

El arma más efectiva de los políticos de la oclocracia es la ignorancia de los ciudadanos, nunca el interés general, ni la libertad. Su objetivo siempre es el mismo: conseguir y mantener el poder.

Para ellos, las leyes que limitan el poder son odiosas y siempre procuran burlarlas o cambiarlas. En países donde la oclocracia ha triunfado y se ha asentado de manera estable, como en Cuba, Nicaragua, Venezuela y otros, los demagogos corruptos han cambiado las leyes y las han sustituido por la indecencia que ellos han dictado.

Para conseguir el control y degradación de la sociedad y la marginación de los ciudadanos libres y honrados, utilizan el control del sistema educativo y de los medios de comunicación. consiguiendo el dominio sobre una masa que cada día piensa menos, que ha dejado de reflexionar y que es empujada por el poder hacia el vasallaje y la esclavitud.

No hay otro camino para erradicar la oclocracia que la denuncia constante del pueblo libre y la recuperación del control de los medios de educación y de comunicación, siempre con el objetivo de implantar una democracia auténtica, no degenerada, que someta a la chusma e imponga la racionalidad y la bondad.

La oclocracia ha logrado imponerse muchas veces a lo largo y ancho de la Historia. En España tenemos un ejemplo claro y evidente con la II República, que al caer en manos de la oclocracia provocó una rebelión militar y una dictadura. La oclocracia de los republicanos en los años previos a la guerra civil estuvo capitaneada, curiosamente, por los mismos que hoy pilotan la del presente: socialistas y comunistas.

Francisco Rubiales

- -
Viernes, 28 de Enero 2022
Artículo leído 2990 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 28/01/2022 08:17

Un artículo sobre teoría política que debemos tener presente a la hora de meditar sobre lo que ocurre.

Desgraciadamente, la oclocracia es consecuencia de la democracia, cuando el pueblo deja de luchar por ella y se acomoda en la vagancia permitiendo que los más canallas tomen el poder. Eso ha ocurrido siempre, tras la democracia viene la oclocracia.

Algunos piensan que lo que tenemos se definiría más bien como coprocracia, pero como este término no está reconocido por los pensadores, podemos dejarlo en oclocracia. La definición es más o menos la misma: el poder de los peores.

¿Y cual es la salida de la oclocracia? Pues la dictadura.

Se nos ha machacado estos cuarenta años con los males de las dictaduras, sin dejarnos ver que la dictadura es un remedio que tiene la democracia para mantenerse. Se supone que el dictador o tirano, como se le llamaba en Grecia, era una persona que la cabo de un cierto tiempo y una vez expulsados a los sinvergüenzas devolvía el poder al pueblo.

Eso ocurrió en alguna ocasión, tanto en Grecia como en Roma, pero lo normal es que los demagogos hicieran fracasar la dictadura a base de terrorismo, de forma que el dictador tenía que aplicar la violencia y cuanta más violencia, más se le oponía le pueblo, hasta que lo echaban o lo asesinaban. Y venía otro dictador, pero este sin la menor intención de devolver el poder.

Es lo que estamos viendo en muchos sitios, bien dictadores directos que toman el poder ante la degradación de la sociedad o bien dictadores que toman el poder desde las urnas. Si bien en algunos casos los dictadores han mejorado la situación de la sociedad, recordemos la Dictadura, que modernizó España, lo normal es que o bien el dictador va a lo suyo o bien si intenta algo honrado, no le dejen. El resultado es que los dictadores acaban reprimiendo al pueblo.

La solución histórica ha sido siempre la misma: un gran trauma. Que eche del poder a la chusma y ponga gente honrada. Este trauma suele ser una invasión, de forma que los invasores, en general gentes primitivas, respecto a los conquistados, aun no han desarrollado la canallería y tratan de recuperar la sociedad en ruinas, naturalmente en favor de los suyos, quedando los invadidos como gente a explotar. Al cabo de uno o dos siglos, la sociedad se uniformiza y con suerte, puede prosperar. Otras veces el trauma es una gran guerra que deja a la sociedad tan traumatizada que sólo piensa en el buen gobierno y permite que los mejores manden. Es lo que pasó en Europa tras la IIGM.

Desgraciadamente en nuestro caso, la solución pacífica es casi imposible, de modo que sólo nos queda esperar que el trauma no nos pille, personalmente, demasiado.

Tal y como está el lanar y además, en aumento numérico, la solución democrática, a base de echarlos con los votos, resulta utópica. El problema es que la violencia, soluciona, en le mejor de los casos, el problema un tiempo, pero luego se vuelve a la oclocracia o a una dictadura contra el pueblo.

2.Publicado por nos están boicoteando el 28/01/2022 08:47
"El Supremo rechaza que Vox participe en los debates electorales de castilla y león porque no tiene grupo propio"

Confirmado, el Supremo sigue siendo del PP

3.Publicado por pasmao el 28/01/2022 08:53
Buenos días Don Francisco

Me parece que oclocracia y cloaca comparten etimología.

Sólo que una buena cloaca es necesaria por razones sanitarias y lo otro ....

Dice usted que se combate con la educación; no estoy completamente de acuerdo. En mi opinión se combate enraizando en el personal el sentido de la responsabilidad, mayormete individual, sin cuentos que hagan que se delegue en terceros (mayormente el Estao).

Porque gran parte del poder de los olócratas proviene de el miedo del lanar a asumir obligaciones báscicas que delegan en el estado.

Seguramente esto, lo de asumir las responsabilidades que nos vienen impuestas e incluso mas (devenidas del hambre de libertad); lo considere usted incluido en la educación. Yo también.

Pero mucha gente NO. Y se piensa que simplemente primando al personal para que sea muy educado se solucionará la cosa. Pero recuerde que en la Alemania pre Hitler el nivel eductivo del lanar era el mayor de Uropa, y pasó lo que pasó.

La necesidad de ser libre aumiendo nuestra responsabilidad, mayormente ante un Ser Superior incorruptible cuando la espichemos, y no ante un Estado blandito, es fundamental.

Un cordial saludo

4.Publicado por Detox el 28/01/2022 11:30
Acertado articulo hoy como siempre, yo me pregunto si lo que tenemos ya es una "cloacracia", porque el hedor que desprende el sistema es insoportable.

Tenemos a oclócratas como Bill Gates diciendo desvergonzadamente que hay que reducir la población mundial un 15%, ¿porque no empieza el pegándose un tiro en la cabeza?

Los que mandan continuamente están diciendo que hay demasiada gente en el mundo, que hay "sobrepoblación", ¿no será que la población se ha vuelto inmanejable y quieren gobernar sobre un grupo mas pequeño de esclavos?

No creo que aparezca un "salvador" porque los poderes en la sombra no lo permitirían, lo intentarían comprar y si eso no funcionase lo matarían, como a John Kennedy que en un discurso cargó contra las "sociedades secretas" y ya sabemos que le sucedió poco después.

A continuación dejo un vídeo con el discurso de John Kennedy anti sociedades secretas:

https://www.youtube.com/watch?v=VdWp1z1x40Y&ab_channel=DrK1lluminati

En el mundo nunca ha habido democracia verdadera porque desde siempre los presidentes no son elegidos por el pueblo si no que son seleccionados por los poderes en la sombra (como lo será Pedro Sanchez otra vez seguramente). Los políticos de diferentes partidos por fuera se muestran como opositores pero por dentro son amigos y hasta "hermanos" dentro de las mismas sociedades secretas, por ejemplo George W. Bush (republicano) y John Kerry (demócrata) son hermanos dentro de la sociedad secreta "skull and bones 322", esto debería ser suficiente para que se encendiera una alarma y despertar y darnos cuenta de que en política no existe una autentica oposición, es todo teatro para dividir y conquistar, como decía Vladimir Lenin "La mejor manera de controlar la oposición es conducirla nosotros mismos".

La derecha y la izquierda son las dos columnas sobre las cuales se asienta el sistema, los poderes en la sombra controlan tanto a la derecha como a la izquierda y les interesa que los dos modelos sean excluyentes entre si (sin llegar a romper el sistema claro), les interesa que la derecha y la izquierda nunca estén de acuerdo en nada para que el pueblo no se pueda unir contra los que mandan.

Las verdaderas decisiones políticas no se toman en el Parlamento, si no en lugares y reuniones como Bohemian Grove en California, a esa reunión anual acuden los ricos y poderosos del sistema (políticos, príncipes y reyes, directores de medios de comunicación, magnates, etc) y los periodistas tienen prohibida la entrada o sea que teóricamente no sabemos de que hablan allí, ni que decisiones toman.
Pero no es difícil imaginar que cosas hablan y deciden allí.

Y nadie puede entrar o acercarse al Bohemian Grove porque los medios y fuerzas de seguridad que despliegan en la zona son muy altos, el entorno del Bohemian Grove esta super protegido.

La corrupción sirve para comprar voluntades y callar bocas, a los que mandan les va muy bien que hayan políticos corruptos, así pueden controlarlos mejor porque si alguno se le ocurre salirse de la agenda o decir algo contra los intereses de los que mandan pueden hacer que el corrupto lo pierda todo en un pestañeo.

Es un sistema sucio y decadente pero que de momento funciona, no sabemos quienes son en verdad los amos del mundo, solo conocemos a las cabezas visibles (que por tanto no dejan de ser paniguados ellos mismos como Rockefeller, Rothschild, Gates, etc), desde luego que existen individuos mas poderosos y que están por encima de la élite conocida.

Todos los políticos han pactado con los poderes en la sombra y debemos considerarlos como a enemigos, ¿por cuanto tiempo mas vamos a permitir que nos pisoteen?

El problema es que no hay unión, la mayoría de la gente son zombies chipeados (Neuralink) conectados a un Metaverso semi-virtual y que no se enteran ni de quien manda ni de que planes tiene.

Pero hay que continuar denunciando a los poderes en la sombra (los que han estampado una pirámide con un ojo en el billete de dolar) pese a la desidia e indulgencia general, porque algún día caerán y caerán muy duro, y ese día no debe cogernos desprevenidos.

5.Publicado por mentalmente el 28/01/2022 17:01
Buenas a todos,

El deseo del salvador lo comenté hace poco, eso siempre ha existido cuando hay caos, la gente quiere que se imponga el orden, piensan en alguien como un lider militar.

Esto me recuerda a la Biblia. Ya que nunca nadie piensa en alguien como Jesus de Nazaret, si no en alguien como Conan el barbaro, alguien de ficción, y con fuerza, armas, que imponga el orden a la fuerza mediante la violencia.

Pero ese lider militar realmente puede tener cierta forma real, puede ser alguien como Francisco Franco o como Hugo Chávez. Claro que si eliges que haya un dictador que imponga orden, no puedes pedir elegir el tipo. Es parte de la gracia.

Si puedes elegir el tipo de dictador no sería un verdadero dictador. El dictador perfecto todavía no ha llegado, es una inteligencia artificial que someta al mundo a sus designios, sus cálculos, su inteligencia artificial quizás llegando a ser superior a la nuestra.

Lo que es presuntamente deseable del dictador es que no puedes controlarlo, para así no poder pervertirlo, y someterse a su voluntad sin opción a réplica, ahorrando un esfuerzo en luchas por el poder, que podría dedicarse simplemente a vivir dentro de las libertades permitidas, y a trabajar produciendo cultura o bienes.

La democracia se puede construir en cualquier momento, incluso ahora teniendo una situación crítica, lamentable socialmente y políticamente, existen medios de sobra para edificar una democracia socialmente válida, aceptable, segura ante la corrupción, con este contexto también, y muchas maneras diferentes, pero no se hace, seguramente porque no tenemos un patrón de conducta para hacerlo, estamos condenados a seguir cierto movimiento inercial, que en verdad es lo contrario a movimiento.

Nadie nos ha enseñado en millones de años que el pastel que estaba encima de la mesa se podía comer, así pues no tocamos el pastel, pero esperamos que alguien o algo haga que nos caiga un pequeño trozo por casualidad, como si no tuvieras derecho a tocarlo. Siempre lo tienen otros.

Un saludo.

6.Publicado por Yorick el 28/01/2022 19:37
Lo peor de la oclocracia es su carácter infeccioso.

Los demagogos, más influyentes y mediáticos que nunca, emiten toxinas de fácil transmisión, que hunden a las sociedades en la desorientación y la modorra.

La vileza, la miseria y la fealdad, connaturales a estas formas de gobierno, se extienden como sucio humo y difuminan los perfiles de cualquier cosa buena, próspera y hermosa.

Obsérvese la exhibición de mal gusto del pabellón progresista gubernamental en la Expo de Dubái. Es imposible ser más ignorante, ridículo y malintencionado, pero a la vista queda que no es imposible ser tan hortera, ridículo y malintencionado. Al final, también los engendros marcan tendencia.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros