Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos



Destacados

La extensa y pavorosa corrupción en España


Nota

Con Pedro Sánchez en el poder, la corrupción en España está alcanzando niveles inéditos y espeluznantes. Al tradicional robo de fondos públicos y prostitución de concursos públicos, contrataciones de personal, contratos y subvenciones, ahora hay que agregar violaciones a la Constitución, agresiones a los derechos humanos básicos, apuestas por la desigualdad, ruptura de la separación de poderes, compra de medios de comunicación, acoso a los que piensan distinto y la construcción de una España donde ya no existe igualdad entre las autonomías y ciudadanos.

Si se conociera el verdadero alcance de la corrupción en España y la brutal naturaleza de sus delitos, el sistema entero saltaría por los aires. Aseguran que Jordi Pujol, para salvarse del castigo que merece y conociendo la dependencia de la Justicia española de la clase política, posee un dossier con pruebas de la barbarie y los gravísimos delitos cometidos por la clase dirigente española, sobre todo por los políticos, sin excluir al viejo rey emérito.

Nadie sabe si todas las brutalidades y abusos que se atribuyen a los políticos son ciertas, pero lo grave es que millones de españoles se lo creen sin dudar, lo que resta dosis elevadas de legitimidad al sistema político español.

Se equivocan los que creen que el núcleo de la corrupción en España es el robo del dinero público. Hay pecados de corrupción mucho peores que apropiarse de los fondos públicos. El abanico de corrupciones practicadas en España, que es uno de los países más corruptos del mundo próspero, es inmenso y comprende desde gobernar mal y generar infelicidad hasta crímenes ocultados y desconocidos para la opinión pública, injusticias tan graves como condenas de inocentes en los tribunales, subvenciones y ayudas masivas para los amigos, marginación y vidas destrozada para los enemigos del poder, manipulación de la inspección de Hacienda para que los enemigos sean esquilmados y los amigos se libren de pagar impuestos, concursos públicos trucados, comisiones por doquier, nepotismo, clientelismo, miles de enriquecidos ilegalmente y mil brutalidades crueles con las que los dueños del Estado aplastan a sus adversarios, a los que muchas veces, tras destruir su fama, su trabajos y vida familiar, empujan hasta el suicidio.

Un viejo cuadro de los servicios de inteligencia, ya jubilado, me dijo un día, ya hace años, que si llegaran a conocerse los "crímenes" cometidos por los poderosos y cuidadosamente ocultados, el sistema político y económico español se desplomaría. Esa misma persona me dijo que los dossier que esconde Jordi Pujol y que le permiten segur en libertad a pesar de ser uno de los ladrones más activos y corruptos de Europa, contienen precisamente esos secretos, entre los que podría haber casos de cadáveres, pederastia y otras brutalidades terribles. Y concluyó afirmando: "muchas muertes que se presentaron como naturales y así pasaron a la Historia, han sido asesinatos".

Pero dejando a un lado los grandes delitos del poder, que existen, como aquel terrorismo de Estado practicado por el gobierno de Felipe González o el saqueo, también por los socialistas, de las reservas del Banco de España, durante la guerra Civil de 1936-39, el corazón de la corrupción en España está en el mal uso que se hace del poder y en la brutal capacidad de los gobernantes para destrozar las vidas de los adversarios, aplastar a los rebeldes, degenerar al pueblo con la ignorancia y la incultura y generar dosis insoportables de chantaje, miedo, inseguridad e infelicidad en la población.

España cuenta con una de las clases políticas peores del planeta y también de las más delictivas a implacables. Por el número de los delitos cometidos y los encausados en prisión o en el banquillo de los acusados, el PSOE y el PP son las asociaciones de maleantes más activas y corrompidas, detrás solo de la banda terrorista ETA.
---



La extensa y pavorosa corrupción en España
Se nombran jueces a dedo, se ha eliminado el verdadero debate en los partidos y en los parlamentos, se ha expulsado al ciudadano de la política, se ha estrangulado la sociedad civil, se incumplen las promesas electorales, los partidos tienen mas poder del que les corresponde, los políticos son arrogantes y casi impunes, la vida pública está pervertida, se compran subvenciones y concursos públicos, se cobran comisiones, se esconde el dinero en paraísos fiscales, miles de políticos tienen los colchones de sus casas llenos de billetes y el Estado se ha engordado y encarecido hasta el delirio solo para otorgar puestos de trabajo a inútiles y enchufados con carné de partido.

El sistema español es tan perverso y está tan dañado que permite que verdaderos ineptos ocupen las mas altas magistraturas del Estado y que los ciudadanos estén indefensos frente a un poder que ha aprendido a violar la decencia, saquear y humillar, como ha ocurrido con los grandes escándalos de la corrupción o con abusos tan sucios como el saqueo de las cajas de ahorro y la gran estafa de las participaciones preferentes, el aterrador caso de los EREs socialistas y muchos otros dramas que afectan por igual a las izquierdas, a las derechas y al nauseabundo nacionalismo mercenario y golpista de Cataluña y el País Vasco.

Todas esas aberraciones corruptas casi nunca se pagan porque la mayor corrupción en España reside en la impunidad de los ladrones y criminales con poder. Los ciudadanos, cansados de soportar a gobernantes engreídos y corrompidos que jamás piden perdón o dimiten, acabarán vengándose, más pronto que tarde, de una clase política que llena de miedo a los ciudadanos, solo sabe rodearse de policías, periodistas comprados y jueces amigos para que les cubran sus miserias y canalladas.

La política, en España, hace décadas que demuestra su falta de altura, su continuo abuso del poder y su concepción bastarda de una política que ha dejado de ser servicio al pueblo para convertirse en satrapía y privilegios.

Por el actual camino no va a conseguirse nada. Lo importante en España no es cambiar a quien gobierna sino cambiar el sistema, que está pervertido hasta la médula, fortalecer los controles democráticos al poder, instaurar de una vez la verdadera democracia y erradicar la actual dictadura camuflada de partidos y de políticos profesionales que está llevando a España hasta la ruina económica y, sobre todo, ética y política.

Especialmente interesantes son las opiniones sobre corrupción expresadas por Susan Rose-Ackerman, una de las más prestigiosas expertas mundiales, profesora y codirectora del Centro de Derecho, Economía y Políticas Públicas de la Universidad de Yale, ex consultora del Banco Mundial y autora de decenas de artículos y de libros donde una de sus más sólidas conclusiones es que los partidos políticos son "fuentes de corrupción".

España es, sin duda, un país corrupto y lo es no tanto porque su vida política esté plagada de escándalos de corrupción o porque su urbanismo sea una fuente de enriquecimiento ilícito para cargos públicos, sino porque la democracia, que es el mejor antídoto existente contra la corrupción, está degenerada y no funciona.

La democracia sólo funciona como antídoto frente al delito cuando sus poderes y fuerzas están equilibrados, cuando existe una prensa libre con capacidad crítica, cuando la sociedad civil opera como contrapeso del gobierno y cuando los poderes básicos del Estado funcionan con independencia y se vigilan unos a otros.

En España, esos equilibrios no existen porque los partidos políticos han acaparado un poder desmesurado y han invadido, sin escrúpulos ni prudencia, la sociedad civil, los poderes básicos y la prensa libre, ocupando también instituciones y espacios de la sociedad civil que les están vedados, como sindicatos, universidades, religiones, fundaciones, medios de comunicación y hasta empresas, al mismo tiempo que relegaba al ciudadano, que es el soberano indiscutible en democracia, a un vergonzoso segundo plano.

¿Acaso han funcionado en España los comités de disciplina de los partidos ante casos de corrupción? ¿Acaso no se ha justificado la práctica de cobrar comisiones afirmando que "no es para mí sino para el partido"? Ante un poder político descontrolado y con una ética trastocada, lo más lógico es que los ideseables metan la mano en el dinero y se lo lleven.

La situación ética en España es tan dramática que nada menos que la actual vicepresidenta socialista, Carmen Calvo, afirmó que "el dinero público no es de nadie", una barbaridad jurídica de tal calado que causa rubor y que, además, parece invitar a meterse en el bolsillo ese dinero público que, en realidad, pertenece a la ciudadanía, a todos.

España, como nación, no tiene futuro en este siglo XXI si no realiza antes una limpieza profunda que acabe con los sinvergüenzas y canallas que se han apoderado del sistema y del Estado. Hay que renovar la podrida fauna política y asegurar el funcionamiento independiente y correcto de los poderes básicos del Estado, hoy controlados por el Ejecutivo, y las autonomías, verdaderos nidos de víboras corrompidas que impiden que funcione el Estado de Derecho y que el ciudadano se sienta gobernado por una enorme banda de maleantes.

Francisco Rubiales

- -
Martes, 21 de Enero 2020
Artículo leído 850 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 21/01/2020 10:35

Tal vez se trate de eso, que España no tenga futuro como nación. Y para ello están los serviles, los traidores, que de eso siempre ha abundado mucho en España, de forma que la Historia de España no se entiende si no se cuenta con los traidores.

Como bien dice, la corrupción en el dinero es la menos importante, aunque a sus protagonistas les resulte la principal y por llevarse el dinero no dudan en hacer de todo, incluido el asesinato. Pero la principal corrupción es la moral, que se ha introducido en el pueblo y ya, el pueblo, corrompido hasta la médula, ve normal lo que hace la casta.

Por ejemplo, la Sra Celaa, la que educó a sus hijas en un colegio de monjas y por entonces seguramente segregado, dice lo de que los hijos no son de los padres y la gente no se levanta en masa. Sólo los 'fachas' se han atrevido a criticar lo dicho.

Aunque en esto, la cosa no está demasiado clara. Según una encuesta, los votantes del pp en un 96 % desaprueban las palabras, aunque la dirección se ha puesto de perfil. De c's la desaprobación es también muy alta, aunque su directiva considera que los hijos no son de los padres, ganas de suicidarse, lo llamo yo. En el psoe hay más de una cuarta parte de los votantes que rechazan las palabras. De modo que la cosa no es tan favorable a la Sra ministro, pero eso luego no se traduce en votos, que es la parte importante y que es donde ellos juegan.

Por otra parte, se ha instalado aquello que dijo el Sr Guerra, que el que se mueve no sale en la foto. Que traducido quiere decir que el que protesta queda eliminado civilmente y en algún caso físicamente, como parece que ha ocurrido con alguna muerte un tanto sospechosa.

Y por supuesto, los dosieres del Sr Pujol no deben ser los únicos, debe haber mucha gente que tiene documentos en mayor o menor abundancia, para protegerse de los que no quieren que salga en la foto.

Pero tenemos un problema, las leyes se han hecho, empezando por la constitución, para que los corruptos queden impunes, no hay más que ver el juicio por los EREs, que además de no estar completo, las penas han sido ridículas, de modo que aunque se organizara una limpieza como en Italia, nos encontraríamos con unas leyes que no castigan debidamente todas las corruptelas, empezando por la constitución y lógicamente siguiendo con todas las leyes elaboradas a partir de ella. Que además están muy mal redactadas, seguramente con la idea que se puedan interpretar como convenga en cada caso.

Y esta es la parte del meollo. Porque o se hace una limpieza dentro de la ley y con las debidas garantías o los que hagan la limpieza, se limitarán a sustituir los corruptos por otros más corruptos. El régimen del 78 debe caer, parece cosa evidente, pero debe caer dentro de la ley, no por la violencia. Pero ¿dentro de qué leyes?

2.Publicado por Blogger el 21/01/2020 19:09
Es un comentario de prueba.


3.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 21/01/2020 19:15
" Lo importante en España no es cambiar a quien gobierna sino cambiar el SISTEMA,...instaurar de una vez la verdadera democracia.

Y para cambiar el SISTEMA, entiendo que tendría que para ser una "verdadera democracia", sería aquella que da el poder a las personas siempre, no sólo el día de las elecciones. Esto no quiere decir que haya que estar continuamente en asambleas vecinales, ni tampoco como predican ahora que decidamos todos votando cualquier cosa a través del móvil, no, la verdadera democracia, para mí, es donde la libertad de la persona es el valor supremo, donde orden espontáneo de la sociedad y de la economía es superior a cualquier forma de organización y planificación estatal. Es donde cualquier idea de patria socaba la verdadera soberanía del ser humano, hay que recuperar para la persona las mayores cotas de soberanía posibles en todos los órdenes de la vida, combatiendo su invasión por el colectivo. Por democrático que sea el sistema político y por legitimados que se hallen los gobernantes, el Estado no tiene derecho a invadir el ámbito de soberanía del individuo. Ninguna decisión que pueda ser tomada de forma independiente por cada persona debe serle sustraída para su adopción colectiva. El mecanismo democrático de decisión colectiva no es el aplicable en los casos en que se puede devolver el poder al ciudadano para que sea él quien decida individualmente. Ni siquiera una abrumadora mayoría tiene legitimidad para usurpar el ámbito de decisión individual de una persona e imponerle la opción deseada por las masas. La soberanía no reside en el Estado, ni en la nación, ni en el pueblo, sino en el individuo. El ciudadano, individualmente considerado, está injustamente ausente del contrato social entre gobernantes y gobernados, en el que se basa el edificio democrático contemporáneo, ya que a éstos últimos se les considera habitualmente como un todo homogéneo.

El individuo humano es la unidad básica de cualquier agrupación, desde la familia hasta la sociedad en su conjunto. Es importante visualizar correctamente esta realidad ya que son muchos los colectivistas de diferente índole que intentan considerar a las personas como meros integrantes de grupos, con la consecuencia directa de una merma sutil de su soberanía personal, que se ve condicionada por los intereses del grupo en cuestión. El interés de los colectivistas en afirmar derechos “sociales” de grupos específicos en detrimento de los individuales esconde el insaciable deseo de los líderes de estos grupos por controlar la resistencia de los individuos a que se les impongan valores desde fuera. Apelando al instinto humano a la sociabilidad y a identificarse sentimentalmente con sus semejantes, y asociando a todo el grupo los intereses y valores particulares de los líderes, éstos últimos consiguen muchas veces el sometimiento de las voluntades de los individuos. Si bien este peligro de manipulación colectivista existe a todos los niveles, desde los grupos de amigos al Estado, sólo cuando su éxito se refleja en leyes que gozan del apoyo del Estado las libertades individuales retroceden realmente.

Esto que escribo es parte fundamental del ideario del Partido Libertario, aunque estoy contra la partitocracia, entiendo que por lo menos es una base sólida para empezar un nuevo SISTEMA. ¿Le parece bien?.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros