Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Destacados

Gloria y honor a los héroes del año 2020 en España: el sanitario y el periodista libre


Nota

El año 2020 en España ha quedado marcado por dos tragedias, la de la pandemia del coronavirus y la de las mentiras del poder. El maldito año del confinamiento nos ha hecho valorar lo que hemos perdido: la salud y la verdad. Por eso los verdaderos héroes del año han sido los sanitarios y los periodistas libres.

El médico ha estado a nuestro lado combatiendo la enfermedad y librándonos de la muerte, mientras que el otro héroe, el periodista libre, nos ha librado de ser esclavos de la mentira, que fluye como nunca antes del poder político, convertido en un sinvergüenza que no para de mentir y de engañar.

El año termina con la esperanza de que la pandemia sea derrotada por la vacunas, pero sin solución para derrotar a la mentira y la estafa que emanan del poder. Por esa razón, el periodista libre es, al entrar en escena el esperanzador año 2021, el ser necesario y el protagonista del nuevo año, en el que tendrá que seguir defendiendo a la sociedad de los mentirosos, estafadores y manipuladores que envenenan España.

La imagen del periodista libre suele ser la de un amateur que defiende cada día la verdad y combate las mentiras del poder sin cobrar por su trabajo, pero con eficacia vital y decisiva, supliendo la gran vergüenza que representa que el grueso del viejo periodismo, sobre todo el que opera desde la influyente televisión, haya caído en la sucia corrupción, sometiéndose al gobierno y a los grandes partidos, manipulando al ciudadano, asesinando la verdad y engañando a los que tienen el derecho a ser verazmente informados.

Ese héroe periodista aficionado está logrando neutralizar la insoportable lluvia de las mentiras del poder, propagando verdades y dejando en ridículo a los profesionales mercenarios, bien pagados y envilecidos por su asqueroso sometimiento a los que mandan y les compran.

Honor, gloria y homenaje a esos héroes del año que nos han defendido de la muerte física y de la muerte moral que representan el coronavirus y la mentira oficial. Gloria especial para esos periodistas aficionados, veraces y valientes, que se levantan cada mañana, escudriñan el mundo sin quitarse el pijama y publican informaciones, análisis, artículos e imágenes contra la tiranía y la corrupción que infectan el mundo.
---



El periodismo mentiroso al servicio del poder merece desprecio y condena
El periodismo mentiroso al servicio del poder merece desprecio y condena
Los médicos y el personal sanitario han pagado un alto precio en su lucha contra la pandemia y muchos han caído en la infección y la muerte en esa lucha por salvarnos la vida. Sin duda merecen gratitud y reconocimiento, como también la merecen aquellos periodistas libres que quedan para defendernos de las venenosas y letales mentiras del poder. En la lucha contra el maldito virus ya se ve la victoria, gracias a las vacunas, pero en la lucha contra la mentira todo es oscuridad y miedo porque los políticos y sus amos oscuros no cesan de utilizar el engaño, la estafa y la manipulación para conducir al la raza humana hasta la esclavitud sometida al Estado.

Se levantan de la cama, se sienten inspirados, escriben un post y lo cuelgan en la red. Es el típico comportamiento del blogger (blogueros) y del activista de las redes sociales, un periodista o cronista amateur moderno, generalmente urbano, osado y creativo, que combina su inteligencia personal con la infinita libertad y la eficacia de Internet para hacer llegar al mundo sus pensamientos, investigaciones, ideas y sueños.

Gracias a su trabajo heroico, la libertad sigue teniendo protagonismo, a pesar de que desde la cúspide del poder se apuesta a diario de manera corrupta, con toneladas de dinero procedente de los impuestos, por la mentira, el engaño y la más burda y anticonstitucional manipulación de las mentes.

Aunque parezca increíble, la revolución de las redes sociales está sólo en su comienzo y esos millones de heroicos periodistas amateurs que ya existen, veraces y valientes, a los que la libertad y la civilización deben muncho, son apenas el 20 por ciento de los que existirán dentro de diez años, cuando quizás ya hayan logrado, con su tesón y entrega, derrotar las mentiras del poder y mejorar el podrido mundo que nos han construido los políticos.

Cada minuto nace un nuevo bloguero, tuitero o activista de las redes, que suma su esfuerzo a la revolución. Todavía son pocos, pero ya han batido records y cubierto metas sorprendentes: han hecho temblar al poder corrupto, cuyas mentiras han quedado al descubierto, han puesto en ridículo al viejo periodismo y lo han obligado a renovarse, han aportado más investigación periodística que toda la prensa mundial junta, han destapado escándalos, acosado a los corruptos y tumbado a políticos y grandes empresarios, están cambiando la estrategia de los partidos y el comportamiento de los líderes políticos, han obligado a los criminales y mafiosos a ser más cautos, han demostrado una desconocida eficacia a la hora de recaudar fondos, crear campañas y generar corrientes de opinión, y han convertido la información y la opinión, que antes eran productos para las élites, en comida diaria para gran parte de la Humanidad.

La gente más decente del planeta lee hoy a los periodistas libres que trabajan en pijama con más fe y deleite que a muchos periodistas ricos y famosos que trabajan en los grandes medios, muchos de los cuales han dejado de ser fiables porque el poder los ha corrompido y comprado.

Por fortuna, existen grandes medios de prensa tradicionales, de gran prestigio, que todavía resisten y cuidan la libertad, lo que constituye una gran esperanza para la civilización.

Los periodistas libres que descubren y propagan la verdad en un mundo de mentiras oficiales son grandes creadores de información, algunas inservibles, pero muchas llenas de una verdad atractiva, imaginación y frescura, que son ansiadas tanto por los medios tradicionales como por los servicios de inteligencia. Los blogueros y periodistas amateur que triunfan suelen ser rápidos, divertidos, imaginativos y osados, hasta el punto que leer sus informaciones resulta más atractivo que leer las páginas de un diario tradicional.

En Estados Unidos, país líder en esta revolución, los periodistas más famosos se han visto obligados a abrir su blog y los grandes diarios fichan a los blogueros y tuiteros estrellas y rediseñan los contenidos de sus vetustas páginas para dar cobijo a ese aire nuevo que refresca y crea músculo informativo. Los políticos diseñan ya sus estrategias de comunicación teniendo en cuenta la fuerza de Internet y las necesidades del periodismo amateur, al que han aprendido a temer.

En apariencia, la lucha del periodista libre contra el inmenso poder de los gobiernos es desigual, pero quizás vuelva a repetirse la victoria de David contra Goliat.

Las transformaciones que las redes sociales van a imponer en la política apenas han comenzado. El poder, lento, anquilosado y asquerosamente mentiroso, tendrá que reformarse para ser más ágil, atractivo y tal vez hasta veraz. Si no lo hace, tiene perdida la batalla de la información frente a los periodistas libres, a los que el pueblo quiere y valora cada día más.

Algunos tuiteros y blogueros influyen mas que los grandes columnistas. En algunos blogs, entre ellos el español Voto en Blanco, por ejemplo, hay artículos publicados que se acercan a los dos millones de lectores, más que los lectores de toda la prensa escrita de la nación.

Pero no todo es positivo en las redes, donde se han infiltrado los partidos políticos y en la que los gobiernos intervienen con bajeza pagando a trolls demoledores que crean bulos y pretenden desprestigiar todo el mundo de internet.

El año 2021 va a ser crucial en esa batalla eterna entre la verdad que el pueblo ansía y a la que tiene derecho y las mentiras que emanan del poder, tan letales como el veneno de una víbora.

Lo que nadie duda es que el periodismo libre es un gran recurso al servicio de la libertad y la democracia, porque lleva los problemas hasta el ciudadano, sensibiliza, informa e introduce la política en los hogares y en la vida cotidiana. Sin duda, ese periodismo veraz es el mayor freno y la peor pesadilla para los que quieren convertir el mundo en un campo de concentración lleno de esclavos al servicio del Estado.

Varias encuestas, entre ellas una de Time Magazine, revela que el 70 por ciento de los ciudadanos del mundo desarrollado no saben con certeza qué son las redes sociales, ni saben utilizarlas para estar informados y ser más libres, pero el 30 por ciento que las utiliza es el sector que posee más riqueza, influencia y poder, lo que convierte al periodismo libre en influyente y en un viento favorable de gran fuerza.

Miles de periodistas consagrados son ávidos lectores de blogs aficionados y de redes sociales, donde se inspiran para escribir o hablar.

Ese periodismo amateur y de pijama ha logrado ya éxitos sorprendentes: ha acercado la política al ciudadano, ha metido el miedo en el cuerpo a los tiranos que propagan mentiras y se ha convertido en una esperanza sólida para los que luchan contra la tiranía, además de haber mejorado la información, agilizándola, acercándola al ciudadano y, sobre todo, haciéndola más libre, combativa y atractiva.

Ese periodismo libre, que es el héroe indiscutible del año 2020, junto con el valioso mundo de los sanitarios, es la bofetada que el poder político corrupto y los periodistas vendidos necesitaban. Sus verdades osadas y brillantes ridiculizan y convierten a políticos corruptos y a periodistas vendidos en momias del pasado, decadentes y enemigas de la Humanidad.


Francisco Rubiales

- -
Miércoles, 30 de Diciembre 2020
Artículo leído 1784 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 30/12/2020 08:45

Una cuestión para empezar: se ha perdido el artículo de ayer. Supongo que no tendrá dificultad en recuperarlo.

Hoy nos pone un artículo optimista y no quiero ser el que rebaje el optimismo pero hay ciertas cosas que es necesario matizar.

De la misma manera que hay periodistas del pesebre, también hay sanitarios del pesebre, que no todo es oro. Y de la misma manera que hay periodistas que luchan como fieras por la verdad, hay sanitarios que luchan contra la enfermedad.

También observo que es un devoto de las vacunas. Estas vacunas no van a solucionar nada y sí van a crear problemas nuevos. Ayer copié unos textos que aparecen en los artículos originales como fotos y por tanto tuve que hacerlo a mano. En esos se resume bastante bien lo que tenemos.

A estas alturas no se conoce el virus, no se tiene una muestra a disposición de los científicos y sin tener una muestra y saber a lo que nos enfrentamos, difícilmente se puede encontrar una vacuna. No niego que hay algo que está enfermando a la gente, que seguramente es un virus y hasta es posible que sea un coronavirus. Un equipo indú ha secuenciado una proteína, que parece ser del virus y digo parece, porque al no tener el virus, lo que se tienen son trozos sueltos. Esa proteína tiene cuatro trozos que según dicen, no se pueden dar por evolución natural, de modo que algo sabemos y es que alguien ha manipulado una proteína. ¿Esa proteína pertenece al virus? No lo sabemos.

Las vacunas son novedosas, se trata de introducir en las células del cuerpo unos ARNm que provocarán, supuestamente, que la célula produzca anticuerpos contra el virus. La teoría está muy bien, pero en menos de un año no se puede hacer una vacuna tan novedosa que supone una revolución y pensar que todo va a ir sobre ruedas.

Seguramente, la vacuna utiliza tecnología probada pero secreta, que se tiene desde hace varios años, pero se supone que el virus es nuevo y que no se conoce, por tanto, se está inyectando algo que puede funcionar o no y mientras, no se saben los efectos secundarios que puede haber. Algunos se conocen y aunque son minoritarios, son bastante graves.

Y lo más curioso, que la vacuna la garantizan para tres meses, no para un año o dos. Eso supone riesgos añadidos pues hay que volver a vacunarse.

Quiero pensar, aunque me cuesta, que las farmacéuticas actúan de buena fe y que son los políticos los que han pedido una vacuna como sea, para poder salir en la foto. De ahí que las responsabilidades las paguen los gobiernos, es decir, nosotros. pero como los efectos más graves se detectarán dentro de unos años, si se producen, ya habrá otros mandando y lo peor que puede pasar es que acusen a estos de negligencia y paguen las indemnizaciones.

Y aquí es donde entran os periodistas del pesebre. en lugar de plantear las dudas que todos tenemos, se dedican a hacer publicidad de lo malo que es el virus y de la cantidad de gente que muere y de lo buenas que son las vacunas y que nos van a solucionar el problema.

Y no se hacen las preguntas que cualquier periodista decente se hace y que se hacen los ciudadanos, peor ellos se limitan a una serie de vaguedades que suponen propaganda. Y funciona. El lanar está convencido que la vacuna es la solución. Y es posible que lo sea, pero eso hay que demostrarlo.

Hay que reconocer que la propaganda es muy buena y funciona muy bien y si no fuera por esos periodistas que desde los blogs y medios alternativos dicen lo que creen adecuado, todos estaríamos abducidos y deseando que nos metan lo quiera que sea.

La pandemia ha servido para varias cosas y ninguna buena. La sociedad ha cambiado y no precisamente para bien. No sabemos si para mal, pero no se ve el bien por ahora. Y tal vez donde más se note el cambio haya sido en la Administración, que ha implantado las citas previas y que sea una sola persona la que acuda. Eso da una ventaja indudable al sistema, pues lo normal es que el ciudadano no sea experto y la no poder llevar a alguien que sepa, está a merced del funcionario, que lógicamente va a favor de quién le paga, que es el ciudadano, pero resulta que es la casta la que nos ha convencido que son ellos los que pagan. Como efecto secundario, el trabajo de los funcionarios se ha reducido bastante, pues las citas se dan para que sobre tiempo.

Y en la Administración se encuentra la Seguridad Social y aunque con los ERTEs los funcionarios están trabajando muchas más horas, el resto han puesto la marcha lenta y da gusto. Y entre estos, hay muchos sanitarios, que entre las presiones de sus jefes y el río revuelto, están dejando mucho que desear. Se están posponiendo tratamientos vitales, como los oncológicos y ya las cuestiones no vitales, pues cuando toque. Y todos conocemos casos.

El tratamiento de la pandemia fue un desastre al principio, con más voluntad que acierto, en parte por las órdenes contradictorias que venían de los políticos y de la propia OMS, pero se echó en falta una cierta iniciativa por parte de los médicos e incluso a estas alturas, con unos protocolos más estabilizados, los tratamientos experimentales son muy minoritarios. Y la solución, puede estar en los tratamientos más que en la vacuna. ¿Esa experimentación no se hace por que los políticos no quieren? Pues hay que decirlo. De la misma manera que estamos esperando, eso sí, sentados, a que alguien nos explique por qué no se hicieron autopsias.

En este asunto, como en todos los asuntos de la vida, tenemos héroes anónimos y caraduras profesionales y entre estos extremos, un sin fin de personas que tratan de hacerlo lo que mejor que pueden o quieren, que de todo hay.

2.Publicado por Julia Herrero el 30/12/2020 09:56
Libre no hay nadie. Todo ser está sometido a algo o alguien , sin quererlo, incluso sin saberlo. Generaciones futuras que no se enteran porque solo miran el piercing de su ombligo. Crear sociedad inteligente no interesa al poder supremacista y lo está consiguiendo porque estas generaciones que creemos futuras van a repetir lo malo de la historia porque no la conocen; ya se han ocupado de ello las leyes de educación....crear seres jóvenes que solo se ocupen del piercing de su ombligo.

3.Publicado por TONY el 30/12/2020 10:49

Mientras la sociedad española no tome conciencia que la complicidad politica y judicial forma parte del problema y no de la solución.

La lucha está en señaarlos y desemmascararlos

4.Publicado por pasmao el 30/12/2020 12:05
Buenos días Don Francisco

Muy buen artículo el de hoy y el de ayer.

En éste momento hay dos Españas, la de los españoles que se "informan" por los medios aborregados y la del resto.

Cualquiera de los que le leemos, escribimos aquí o leemos a otros que también escriben aquí sómos de la segunda. Y a cualquiera de nostros si nos asomamos a los medios "habituales".. siempre envueltos en mucha publicidad, mayormente institucional o de empresas del Ibex.. nos entra una especie de vértigo cuando vemos que nos cuentan acerca de una España que no existe, excepto en el imaginaria mas lanar.

Por otro lado; nunca tanto dinero y poder sirvió para tan poco. Porque los que estamos a éste lado del muro ya hemos probado el sabor de la libertad y no vamos a renunciar a él.

Que tengamos que soportar un telediario porque toca por circunstacias fuera de lo comñun, pues vale. Pero que nos creamos lo que dice...

Un cordial saludo

5.Publicado por el iluminado el 30/12/2020 16:36
Creo que ha llegado la hora de poner nombre y apellidos a esos hombres y mujer que luchan a diario por decir la verdad y también a los que se aferran a las mentiras y corruptelas de los gobiernos del PP Y DEL PSOE

6.Publicado por pasmao el 30/12/2020 19:11
Buenas tardes VANLOP

A grandes rasgos coincido con usted.

Muchos médicos del común no se fían un pelo de la vacuna, igual no se oponen a ella frontalmente por que a estas alturas del partido no quieren tener aún mas enemigos, pero en petit comité te dicen que mejor que si puedes que te esperes una año o año y pico y después ya se verá.

Entiendo que quien está en situación complicada y que si piílla el bicho tiene muchas posibilidades de que la cosa se ponga fea, sopesando un riesgo u otro se decida por la vacuna, pero eso debería afectar a un 10-15% de la población. A lo sumo un 25%. Pero para el resto esperar a ver que pasa parecería mas aconsejable.

Una vacuna que además te va a obligar a seguir usando mascarilla la verdad es que no me da muy buena espina.

Y es pavorosa la actitud servil de la prensa al respecto.

El problema para esa prensa es que una parte creciente de la población ya no influye en absoluto. No se si pasará al final cómo con el cuento del pastor mentiroso y si por casualidad nos dicen alguna vez que viene el lobo, y resulta que es verdad, no cuele. Acostumbrados a tantas mentiras. Y se acabe liando.

Francamente me parece imposible. Mienten tanto que ni siquiera es cómo el caso ese del reloj parado, que por lo menos daba la hora correcta dos veces al día. Estos que no tienen ni manecillas, que se las han robado.

Del bicho mi teoría es que los de arriba saben mucho, pero nos dicen sólo una parte; el resto se lo guardan. Bien por que el bicho es de origen artificial, bien porque no es para tanto o bien porque es mucho peor. Pero se lo callan porque les pone en una situación de ventaja.

Además restringen las investigaciones ad hoc para que otros no puedan igualar la posición que ellos tienen. Y sobre todo porque su apuesta son las vacunas.

Yo estoy seguro de que investigando sistemas de diagnóstico se podrían acabar descubriendo PCR sencillos, fiables rápidos y baratos que permitieran saber con rapidez, precisión y poco coste si una persona estaba o no infectada.

Ídem con remedios clínicos para aquellos que ya estuvieran enfermos, con medicamentos posiblemente con su patente ya caducada.


Con ambas cosas, test + remedios, como he comentado; el tema de la vacuna pasaría a un segundo plano. Sobre todos por los riesgos asociados.

Pero ellos, los que mandan, perderían la gran baza de tenernos a todos acojonados y dependientes como idiotas de un maná vacunil que nos "salvaría la vida". Y eso si que no se lo pueden permitir.
Por supuesto, no encontrará a nadie sensato y con conocimientos científicos homologables en un medio de comunicación masivo que defienda lo que yo he expuesto. Por mas que sea de sentido común.

Si tendrá al mas friki de los antivacunas acaparando portada tras portada. Eso no faltará.

Sólo que el engaño es tan burdo que ya no cuela.

Un muy cordial saludo

7.Publicado por vanlop el 30/12/2020 21:11

El iluminado

El vídeo no me sorprendió porque sigo muchas informaciones alternativas sobre la plandemia y mantengo un escepticismo lo más neutro posible, pero ni así me trago lo que nos cuentan.

No sé si las vacunas son la respuesta política a un año de incertidumbre y piensan que no se puede tener al 'pueblo' tanto tiempo sin respuestas y la vacuna es la forma más fácil, aunque muera más gente por la vacuna que por el virus, cosa que no sabremos. Porque ni sabemos cuantos mueren por el virus, que es distinto de morir con el virus ni, por supuesto, sabremos cuantos mueren o enferman por la vacuna.

La gente que lucha por la verdad y la decencia no lo hacen por obtener nada, lo hacen porque creen que deben. A los que hay que poner nombres y fotos es a los que entorpecen o simplemente no hacen nada, como esos liberados sindicales que no aparecieron por los hospitales cuando hacía tanta falta el personal.

Pasmao

Es curioso como se despilfarra el dinero en cosas que ni siquiera les sirven a la casta.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros