Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos



Destacados

España debe a sus políticos ser un país marcado por la corrupción


Nota

La condena de una "manada" de políticos destacados del socialismo español por el escándalo de los EREs, en la que hay dos ex presidentes de Andalucía y del PSOE, unidos en las condenas a consejeros y altos cargos del gobierno socialista andaluz, probablemente el más corrupto de Europa, ha demostrado y hecho ver a los ciudadanos que la corrupción en España ha alcanzado límites que ya son famosos en el mundo civilizado y que se ponen como ejemplo de lo que puede ocurrirle a un país cuando la clase política no da la talla y cuando los ciudadanos son tan permisivos o cobardes que no se rebelan contra el abuso de los políticos.

La corrupción en España es peculiar porque ha comenzado en las alturas del poder y desde allí ha descendido, infectando a gran parte de la sociedad, mientras que en otros muchos casos el recorrido es inverso, el de una sociedad corrompida que infecta a los políticos, al Estado y a sus instituciones.

Lo más podrido del país siempre estuvo y está en las alturas del Estado y en las grandes instituciones del gobierno. Una vez más los políticos han sido los grandes culpables del drama español.
—-



Los "miserables" no son sólo los socialistas, sino también todos los que han tocado poder en España
Los "miserables" no son sólo los socialistas, sino también todos los que han tocado poder en España
Todo el mundo sabe que la culpa principal de la corrupción en España la tienen los partidos políticos y sus dirigentes, que se han convertido en cánceres contagiosos que lo infectan todo, pero dice el ex presidente José María Aznar que la culpa de la corrupción en España la tiene "el síndrome de los nuevos ricos". Según esa tesis, los españoles, al elevar con rapidez su nivel de vida, se hicieron corruptos. Se trata de una tesis falsa que exonera de culpa a una clase política española, que fue la que contrajo el virus, lo hizo crecer y lo transmitió a toda la sociedad, infectándola. Se trata de una tesis falsa que, como es lógico, exime de culpa a la clase política más podrida de Europa y culpa a los ciudadanos, todo un comportamiento típico de sátrapas corrompidos, incapaces de autocrítica y verdad.

Lo cierto es que la corrupción en España se debe a tres factores. El primero es que la cúpula del Estado y los partidos políticos se corrompieron y se pervirtieron; la segunda es que ni el sistema ni el pueblo fueron lo bastante exigentes para controlar y castigar a los políticos y funcionarios corruptos y delincuentes; y la tercera fue la que menciona Aznar, la del síndrome del nuevo rico, que invadió la sociedad española y la hizo frágil y fácilmente corruptible, con los viejos valores en bancarrota. Esta última es la menos importante, mientras que el mal ejemplo de los altos cargos políticos, infectados de corrupción y delito, fue, con gran diferencia, la más destacada y nociva.

Especialmente significativo fue el papel demoledor ejercido por la Corona, a la que muchos observadores y analistas acusan de haber sido un faro de corrupción en la cúpula del Estado, donde el rey se enriquecía a base de comisiones con la complicidad de los gobiernos de turno. Parece lógico pensar que si lo mas alto del Estado no da la talla, los demás le imiten y se enriquezcan gracias a las ventajas del poder.

Hay otros dos factores de enorme importancia que ha disparado la corrupción en España: el excesivo poder de los partidos políticos, que nunca han practicado la democracia interna, y el papel multiplicador de la corrupción y el abuso que han significado las comunidades autónomas, entregadas a la competencia, a la acumulación de poder y a competir con el mismo Estado en ostentación, lujos y privilegios, todo lo cual se ha traducido en una especie de loca carrera en busca de poder y dinero fácil.

Quizás la clave del desastre ha sido que el pueblo español, tras la muerte de Franco, tenía tantas ansias de democracia y de política de partidos que fue incapaz de comprender que la democracia consiste no tanto en votar cada cuatro años como en controlar a los políticos, vigilarlos y evitar, mediante las leyes y la resistencia cívica, que acumulen demasiado poder y se conviertan en sátrapas y tiranos travestidos de demócratas.

El balance de los políticos españoles tras la muerte de Franco es estremecedor, por mucho que la propaganda y la prensa comprada intenten ocultarlo. Obra suya ha sido el endeudamiento hasta las cejas de un país que cuando murió Franco era el menos endeudado de Europa, y a ellos les debemos también el auge del separatismo, el despilfarro, la corrupción, la degeneración de la democracia, el terrible grosor del Estado, que es el más obeso y lleno de políticos de toda Europa, la ineficacia, la desigualdad, los impuestos abusivos, la marginación de los ciudadanos, el clientelismo feroz y el abuso de poder en todas sus facetas conocidas.

Los ciudadanos españoles, hoy víctimas de una clase política ineficaz y podrida hasta la médula, es cómplice directo del drama por haber incumplido su deber de haberse alzado a tiempo contra los corruptos y haberlos arrojado del poder a patadas.

Después de los fracasos escandalosos de los presidentes Zapatero y Rajoy, sobre todo del primero, el pueblo español, cansado de soportar corruptos y miserables en el poder, parecía decidido a ser más exigente y criticar con fuerza a la clase política para forzar un cambio hacia la ética y la decencia, pero el esfuerzo ha resultado inútil porque los políticos ya se han blindado y se han podrido tanto que ya no pueden rectificar ni abandonar la inmensa pocilga en la que viven. El presente, con un Pedro Sánchez infectado hasta el tuétano de los peores males de la política española, ha sido el "resultado" no sólo de la degeneración interna del PSOE y de la frustración de los españoles ante el PP, sino también de nuestra cobardía e incompetencia como ciudadanos.

Francisco Rubiales

- -
Viernes, 29 de Noviembre 2019
Artículo leído 710 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 29/11/2019 08:48

Hoy también estoy de acuerdo en todo, matizaré algunas cosas.

La cosa empezó ya en el franquismo. Dicen, que cuando la crisis del petróleo, se aseguró el suministro negociando con Arabia y fue el entonces príncipe a hacer la negociación. Esto no es un rumor, esto está en los documentos, porque fue público y notorio. Lo que no fue público y la sospecha que hay, fue que el príncipe vino con una comisión sobre el petróleo que se compraba a Arabia. De ser esto cierto, en efecto, la cosa empezó por la cabeza.

Lo que sí parece cierto es que la transición se montó para que los partidos se enriquecieran. Lo que no queda claro es si Suarez estaba en eso o lo engañaron, probablemente esto último, ya que no era hombre de mucha astucia, aunque él se creyera el culmen de ella.

Y ese ha sido el mal que nos ha infectado: una serie de "listos" y una serie de"tontos", más preocupados de figurar en la Historia que de vigilar el negocio que tenían a su cargo. Luego, ya no fueron necesarios los tontos, la maquinaría funcionaba sola.

El otro día repasando lo ocurrido, a cuenta del separatismo y de las declaraciones de las viejas glorias socialistas, recordaba como estos que ahora se rasgan las vestiduras con el doctor, le daban a los separatistas lo que pedían, que entonces era poco, pero la sociedad lo consideraba excesivo. Si ellos no hubieran permitido aquellas "minucias", ahora no tendríamos el riesgo cierto de ruptura del país.

Por ejemplo, recuerdo que en los planes de estudio, se pusieron dos horas semanales de "lengua vernácula", es decir que los alumnos catalanes tenían dos horas de catalán. en poco tiempo se pasó de dos horas de catalán a dos horas de español sin que los sucesivos gobiernos, fundamentalmente, felipistas, dijeran nada.

Durante estos cuarenta años nadie ha dicho nada sobre nada. El de arriba manda y los de abajo obedecen y mandan lo que pueden. Ha sido una estructura piramidal muy bien hecha, donde, salvo alguna excepción, todos han callado, en el mejor de los casos o se han aprovechado del sistema. Y al final el sistema se ha convertido en una máquina de delincuencia.

Y el pueblo ha terminado de corromperse, viendo como natural, lo que era mera delincuencia. Y se empezó porque el dinero era para financiar al partido, hasta que alguien dijo que eso no era legal ni moral. Pero una parte de la sociedad ya estaba infectada y ahí sigue.

Curiosamente o no tanto, los más condescendientes con el robo institucionalizado son los que menos tienen, pues se hacen el razonamiento que como ellos no pagan impuestos, a ellos no los roban y como a los que roban son a los ricos, que además son fachas, pues todo está bien. No se dan cuenta que ellos pagan muchos impuestos, en forma fundamentalmente de iva y por otra parte, ellos son los principales perceptores de los beneficios sociales, de modo que cuanto menos dinero hay, menos beneficios reciben. Pero como son los suyos...

También es cierto que la corrupción es mayor en unos partidos que en otros. Mientras que los EREs han manejado casi mil millones, aunque sólo se hayan demostrado menos de setecientos, la gurtel manejó menos de doscientos mil y todavía quedan los cursos de formación, donde se habla de más de dos mil millones. Por otra parte, ni siquiera es necesario tocar poder, caso de coleta Morada, que no ha explicado de donde ha salido el millón de euros que le ha costado su mansión.

Pero la gente les sigue votando. Y les votan porque para la mayoría la democracia consiste en eso y como es cada cierto tiempo, la gente se aprovecha del momento en que pueden "expresarse" y son felices. El resto del tiempo, "no se meten en política" y se dedican a seguir la liga, que es lo importante.

2.Publicado por mentalmente el 29/11/2019 08:49
Mientras dependen de la clase humilde, esta nunca desaparecerá, y será más amplia si es preciso. Pero eso sí, culpando hábilmente a la derecha, especialmente la acomplejada, y cediendole gobiernos para ese propósito, el bipartidismo podrido y sus juegos.

3.Publicado por pasmao el 29/11/2019 09:52
Buenos días Don Francisco

El problema de Aznar (uno de ellos) es que no quiere reconocer que él puso a Rajoy, y lo puso porque sabía que era una amoral y un débil, y así él podría manejar el PP sin necesidad de tener que dedicarse a la política en el día a día, que eso era etapa superada y que ahora estaba a cosas mas importantes. Eso no fue corrupción de abajo a arriba, si no de arriba a abajo, y de órdago.

El mismo que presumía de las bases y militancia del PP, decían que tenían mas de 800.000 militantes, y resultó que cuando Casado no llegaban a 80.000 Pero decir que tenían 800.000 servían para blanquear unos ingresos y una estructura (personal, sedes, cajas de puros...) que ha sido muy parecida, entonces, a la de ahora. Con un 10% de militantes y el 50% de los votos. La releche.

De los tres factores que menciona, el primero " .. es que la cúpula del Estado y los partidos políticos se corrompieron y se pervirtieron" yo creo que nacieron ya corruptos. Y lo hicieron porque nacieron emputecidos por unas oligarquías, unos poderes que están fuera de los medios, que eran y son los que cortan el bacalao. A partir de ahí y con esos cimientos era imposible que el edificio saliera bien.

Comenta " Quizás la clave del desastre ha sido que el pueblo español, tras la muerte de Franco, tenía tantas ansias de democracia y de política de partidos que fue incapaz de comprender que la democracia consiste no tanto en votar cada cuatro años como en controlar a los políticos, vigilarlos y evitar, mediante las leyes y la resistencia cívica, que acumulen demasiado poder y se conviertan en sátrapas y tiranos travestidos de demócratas." No se si había mucha ansia de democracia, era muy pequeño para poder apreciarlo, lo que sí vi fue mucho miedo (infundado, pero bien alimentado) a que los fantasmas de la Guerra Civil reaparecieran (lo de Portugal había sido hace poco) y la necesidad de que se pusiera fin a esa incertidumbre deprisita.

Y cómo Franco lo había hecho relativamente bien en lo económico y lo social, se confió en las mismas élites que lo habían acompañado mas otras nuevas (las masónicas, uropeas, y nazionalistas..) sin entrar en honduras para que la cosa entrara pronto en vereda.

Dado que con Franco, ahí estuvo su error, el pensamiento no estuvo jamás en lo de "meterse en política" ese lanar que se había acostumbrado a no meterse en esas cosas dejó hacer a esas élites y ahora tenemos lo que tenemos.

Por último nos comenta usted acerca de Zapatero y Rajoy. Del primero lo mas lamentable fue la reacción del lanar reeligiéndole sabiendo lo que ya sabía. Pero no engañó. Hizo lo que dijo que iba a hacer. Lo peor vino del segundo, Rajoy. Que teniendo todas las cartas en su mano para revertir la situación continuó las políticas del anterior.

Y además impuso una política de tierra quemada para que pareciera que no había alternativa a sustituirle. Haciendo la vida imposible a UPyD (por primera vez en mucho tiempo que había una izquierda nacional), promocionando a Podemos para que por miedo la ofuscación persistiese e impidiendo a los medios que mencionasen a VOX para que nadie disgustado con el PP reconsiderase su voto.

Un cordial saludo

4.Publicado por Julia el 29/11/2019 12:00
Yo, Sr. Rubiales, nunca me he sentido cobarde para votar, pero sí impotente, cuando el resultado de las elecciones llevan bastante tiempo que no consiguen gobiernos valientes y fuertes. El resultado de los últimos gobiernos será meter en el poder al gran canalla mentiroso que representa, se supone, a todo el PSOE. Cosa que no creo, porque este tipo no puede representar a un partido que lleva la palabra obrero y español, cuando éste pacta con los enemigos de España: golpistas, nazis, filoetarras y comunistas bolivarianos. Vamos, cuanto más, peor.
Espero que las verdaderas personas que sí que representan a ese partido reaccionen, aunque mucho me temo que lo más radical de la izquierda ya se ha apoltranado dentro del PSOE...mal van, mal vamos patria querida.

5.Publicado por RM714 el 29/11/2019 13:45
La causa de la corrupción es el exceso, o la misma existencia, del dinero público, ese dinero que según los socialistas "no es de nadie". Un país que cobra a sus contribuyentes el 40 y hasta el 50% de lo que ganan es un país ladrón, en el cual vive mucha gente de la mamandurria del dinero que nos roban a la gente de a pie. Y, cuanta mas gente viva de ese dinero, mas difícil será quitarse de encima el robo. Un país con unos impuestos del bíblico diezmo, el 10%, sería mucho mas próspero que esta mierda que nos hemos dado.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros