Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos



Destacados

Esclavos y libres, dos formas antagónicas de entender el mundo


Nota

La división del mundo político en "derechas" e "izquierdas" es irreal, estúpida, inexacta y un invento de la clase política, que utiliza esa dicotomía "derecha-izquierda" para dividir, enfrentar y cosechar votos. La verdadera división es entre "despotismo" y "liberalismo", o lo que es lo mismo, entre los que quieren prefieren ser esclavos y los que quieren ser libres. Los que tienen vocación de esclavos adoran al Estado fuerte, buscan un poder que lo solucione todo y son enemigos de las libertades, mientras que los amantes de la libertad defienden al individuo frente al poder, al que luchan por limitar y controlar porque siempre tiende a ser despiadado.

Sin la menos duda, soy de los que aman la libertad y están dispuestos a dar la vida por ella, lo que me impide ser socialista, comunista, fascista e, incluso, militante de uno de esos partidos que exigen sometimiento al líder y anteponen la lealtad al grupo al bien común y al interés general.
---



La política mundial está dividida en dos bloques: por un lado el despotismo, que somete a los ciudadanos y utiliza el intervencionismo del Estado fuerte para dominar y cambiar el mundo, y por otro el liberalismo, que tiene como fundamento y como razón última la defensa de las libertades y derechos y limitar el poder despótico, sea cual sea su fuente, para permitir el desarrollo del individuo en sociedad.

El despotismo defiende el predominio del Estado sobre la sociedad y de lo colectivo sobre lo individual, mientras que el liberalismo se atrinchera en la persona y la defiende de sus enemigos déspotas, sobre todo de un Estado al que considera como el peor depredador inventado por el ser humano.

Basta dar un vistazo al mundo para descubrir que los déspotas están ganando la batalla por goleada. Es cierto que el comunismo, principal defensor del despotismo estatal, prácticamente ha dejado de existir en el mundo, pero quedan muchos millones de comunistas camuflados en la vida pública, muchos de ellos encuadrados en partidos socialistas, en populismos, nacionalismos e incluso en partidos de derecha infectados de leninismo..

A los adoradores del Estado, muchos de ellos disfrazados de demócratas, que se han apoderado el poder en muchos los países del mundo, les ha servido de excusa el principio de que lo colectivo debe prevalecer sobre lo individual, una falsedad que encubre abusos, liberticidios e iniquidades. Respetar al ser humano concreto es la clave, no el respeto a lo colectivo, que es fácilmente eludible y se presta a engaños.

No es fácil distinguir la paja del trigo en nuestro planeta político. Hay países como Cuba o Corea del Norte donde las conquistas liberales han sido claramente aplastadas, pero hay que reconocer que en la mayoría, por lo menos formalmente, se respetan principios como la división de poderes, la separación Iglesia-Estado, la igualdad ante la ley, los derechos y las libertades de expresión e información, principios y valores que forman parte del acerbo común.

El diagnóstico es complejo porque los poderosos han aprendido a mentir, camuflar y confundir. Las libertades y derechos son formalmente respetados, así como la democracia como sistema, pero en realidad las libertades y derechos están conculcados y debilitados, mientras la democracia ha sido degradada hasta extremos insoportables, destruyendo desde el poder sus principales defensas, cautelas y contrapesos.

En teoría existe la libertad de información, pero la mayoría de los medios están comprados y al servicio del poder; Existen los derechos humanos básicos, pero se violan a diario desde el poder político, como, por ejemplo, el derecho a una vivienda digna, garantizado por la Constitución Española, pero sin vigencia real alguna. La ley no es igual para todos, aunque formalmente sí lo es, ni se respeta el ámbito de la sociedad civil, que ha sido ocupada poco a poco por el poder político, ni se respeta la privacidad, ni las elecciones, que son el corazón de la democracia, están libres de manipulación y trampas, como las listas cerradas y bloqueadas, las trampas en los recuentos de votos, los pactos contra natura, sólo sellados para acceder al poder, el incumplimiento de las promesas electorales o la convivencia del poder político con la corrupción, el abuso y otros muchos vicios contrarios a la democracia y a las libertades y derechos.

No cabe duda de que los políticos son los principales culpables del gran deterioro de la política y de los derechos y libertades, pero también es cierto que los ciudadanos cometimos el error de pensar que las conquistas que se habían logrado eran irreversibles.

Algunos ilusos hasta hablaron del "fin de la historia" cuando el liberalismo y la sociedad abierta consiguen su triunfo más resonante con el derribo del muro de Berlín y el fin del socialismo real, ignorando de manera temeraria que los enemigos de la libertad y de la verdad jamás descansan, salen de le los cascotes de su imperio del terror derruido y disfrazan el viejo comunismo asesino de socialismo moderado, nacionalismo, indigenismo, populismo, feminismo o cualquier otro ropaje que sirva para el engaño y la opresión, ante la torpeza y la indiferencia de una ciudadanía que ignora, una y otra vez, que el precio de la libertad es una vigilancia permanente del poder.

Hay reflexiones y pensamientos que los hombres libres deberían tener siempre presentes, sin olvidarlos jamás. Uno de ellos es que la "igualdad ante la ley" es una cosa y que la "Igualdad por ley" es otra. Pero lo que hay que defender con mayor fuerza es la democracia real y auténtica, que es un destilado del liberalismo, el único sistema que respeta la división de poderes, las libertades y los derechos individuales. La falta de vigilancia ciudadana ha hecho posible que los adoradores del Estado, ya sean autoritarios verticales o totalitarios travestidos, hayan podido desvirtuar y degradar la democracia hasta convertirla en un refugio de sátrapas, corruptos y dictadores.

Frente a los déspotas, que jamás respetan los principios y las leyes, sólo hay dos defensas, que son la fuerza de los demócratas y el rigor de la ley. Si los déspotas no tienen respeto a la virtud y los valores, por lo menos que tengan miedo a la ley. Pero si, como ha ocurrido en países desgraciados, como España, los ciudadanos han permitido que los peores individuos de la sociedad y los más antidemocráticos y corruptos controlen el Estado, entonces han permitido también que los gobiernos fabriquen esclavos, que las leyes sean desiguales, que los jueces sean sometidos, que los medios de comunicación estén al servicio del poder y, en definitiva, que la democracia sea degenerada y el despotismo se imponga sobre el liberalismo, las libertades, los derechos y los grandes valores.

La izquierda ha olvidado que debe su existencia al liberalismo, que fue quien introdujo las ideas de limitación del poder, de igualdad de los hombres ante la ley, de derechos fundamentales; etc., pero esa izquierda se hizo socialista y construyó una ideología para aprovecharse de la envidia, para igualar por debajo y, efectivamente, para establecer una tiranía.

El liberalismo es resultado de la filosofía griega, de las tesis estoicas, de las Sagradas Escrituras y de tradiciones libertarias que se han desarrollado en Occidente a lo largo de la historia, con la libertad humana siempre como protagonista.

Las legiones del despotismo no descansan en su asalto a la fortaleza de las libertades. Hoy las legiones no son únicamente las integradas por el viejo socialismo, sino que se han incorporado al asalto también los ejércitos del populismo, que es un socialismo reencarnado en doctrinas progresistas varias y las peligrosas tropas de la derecha extrema, llenas de vigor ante la debilidad de los defensores de las libertades en todo el mundo. Todos ellos son especies de pescadores que se benefician de los ríos revueltos.

Hay un pensamiento de Tocqueville que retrata el momento presente del mundo y que sirve de maravillosa advertencia. Dice que "en el momento en que los partidos políticos son incapaces de suscitar ninguna adhesión y en cambio sólo son capaces de granjearse el odio, y de atender más a la enemistad que tienen entre si que al deber que tienen hacia la gente, hay que prepararse a la servidumbre porque el amo está cerca".

Eso es, milimétricamente, lo que está ocurriendo en la desgraciada España, hoy en manos de falsos demócratas que adoran el Estado imponente, desprecian la democracia y son expertos en fabricar esclavos.

Francisco Rubiales

- -
Sábado, 6 de Julio 2019
Artículo leído 1974 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 06/07/2019 07:53

Poco hay que añadir al artículo. Señalar que la viñeta es un resumen de todo, porque en definitiva la casta es la invencible y la que hace todo lo que dice en el artículo.

Sin embargo y no pretendo que sirva de excusa ni disculpa, la casta no es más que otro grupo de esclavos al servicio de los que mandan. Ahora bien, son un grupo privilegiado pues disfrutan de un tipo de vida vedado al resto y seguro que no saben que son tan esclavos como los demás. La diferencia es que ellos tienen los privilegios y el derecho sobre la vida y hacienda del resto de los súbditos, de modo que están en un escalón superior, pero siguen siendo esclavos.

Pero es que incluso los que mandan, son esclavos, al fin y al cabo, tienen que responder ante alguien, generalmente consejos de administración o de accionistas, que individualmente no tienen mucho poder y tener que responder ante eso consejos, convierte a los directivos en esclavos también. Salvo que haya unos cuantos que estén por encima de todo y no tengan que responder ante nadie, cosa que se dará en unos pocos casos.

Por tanto, hemos conseguido un mundo de esclavos, en el que hay unos pocos que mandan, muy pocos y que en el fondo tampoco son libres, porque tienen que cuidar el negocio. Al fin y al cabo, cuanto más tienes, más esclavo eres.

Y no existen términos medios, si quieres ser libre, tienes que despojarte de todo lo que pueda atarte, pero entonces no eres realmente libre porque siempre habrá algo que deseas y no puedes tener. Pero si se tiene una mentalidad estoica, se puede ser razonablemente libre. Pero ser libre integrado en la sociedad o al menos razonablemente libre, pues no se puede. Sin embargo en otras épocas sí que se podía, había unas reglas claras y dentro de esas reglas hacías lo que te daba la gana. Hoy día no existen reglas claras y cada vez hay más, con lo que nunca sabes cuando vas a saltarte alguna y entonces viene la autocensura y con ella la negación de la libertad.

Y termino con una frase de Ayn Rand, que no es autora de mi devoción, pero tiene algunas frases muy buenas. Cito de memoria: El socialismo y el comunismo sólo se diferencian en la forma de obtener el poder, los comunistas por la revolución, los socialistas por las urnas.

2.Publicado por Antuan el 06/07/2019 19:05
Aquí siempre defendí lo absurdo de dividir todo a la simplificación derecha-izquierda.
El tema también está en que el Estado no es el único enemigo de una sociedad. Y no está tan enferma la sociedad española, no, ni la andaluza, no señor. Que sí, que hay un sector mayor de descerebrados que hace 4 décadas, pero aquí hay una gran parte de la sociedad que sigue siendo sana, que se preocupa por levantar del suelo a aquel que cae, que ayuda al vecino o que dona sus órganos cuando ya no los necesitará.
Sin embargo, sólo tiene uno que irse a vivir a Estados Unidos para darse cuenta de que una gran mayoría de la sociedad está enferma, enferma por tranquilizantes y drogas, enfermas porque ven la pobreza con desprecio, enfermas porque están vacunados contra las desgracias ajenas y enfermas por aislamiento social como paradigma del buen vivir.
La realidad social es muy compleja, pero hay tendencias que marcan la pauta.

3.Publicado por vanlop el 06/07/2019 20:01

Les voy a dejar unos cuantos enlaces. Todos pertenecen a Astillas de realidad, sólo hay que entrar en ese blog y seguir el orden de lectura o no. Pero si no quieren, les dejos los enlaces. Ni que decir tiene que me parecen lo suficientemente importantes como para ponerlos.

http://astillasderealidad.blogspot.com/2019/07/periodista-canadiense-destapa-el.html

Es sobre las pateras. Ahora se pueden explicar ciertos comportamientos y actitudes. El artículo habla de autoridades marroquíes, pero ¿por qué no también españolas? Se maneja mucho dinero.

http://astillasderealidad.blogspot.com/2019/07/renta-basica-el-futuro-programado.html

Este nos habla de la inevitabilidad de la renta básica, que ahora la lanzan los podemitas como invento suyo, pero será algo que se impondrá dentro de unos años y sin que podemos o quién ocupe su espacio diga ni haga nada.

http://astillasderealidad.blogspot.com/2019/07/los-ideologos-de-genero-pedofilos.html

Este habla de quienes son los ideólogos de género y se entienden muchas cosas y también nos sorprende que nos nos sorprenda al descubrirlo.

http://astillasderealidad.blogspot.com/2019/07/gladio-en-espana-eta-y-la-estrategia-de.html

4ª entrega de una serie sobre el terrorismo en España. Algunos asesinatos de eta dice que no fueron de eta. Se pueden mirar las otras tres entregas.

4.Publicado por mentalmente el 17/07/2019 14:52
Creo que el problema está en asumir responsabilidades que por coherencia corresponden al conjunto en el individuo y viceversa, asumir responsabilidades que por coherencia corresponden al individuo en el colectivo.

Ejemplos de ambas cosas hay muchos. Pero se nota más cuando la responsabilidad corresponde verdaderamente al colectivo, porque ahí es donde se ve claramente que el Estado falla. Eso lo dicta la experiencia. Pero no la razón.

Pero el estado no es perjudicial por ser estado, es perjudicial, porque todos o la gran mayoría de estados políticos conocidos son o han sido corruptos desde el principio porque todos surgen de individuos.

El estado beneficia desde una sola persona, el monarca, o a un subconjunto minoritario, la clase y poder política-económica, y estos se responsabilizan de todos, pero en ese acto de responsabilizarse de todos, primero se benefician a sí mismos.

La única forma de resolver este problema es mediante un estado democrático, algo que se dice pronto, que se oye a menudo, pero tal cosa en la realidad de verdad no ha existido nunca.

Un estado democrático es más fuerte aún que un estado monárquico o aristocrático, porque es un poder que no encuentra oposición y que no necesita del uso de la fuerza u otros metodos coercitivos para mantenerse, se mantiene por el interés de todos los miembros que lo conforman en mantenerlo y el beneficio que les produce.

Al mismo tiempo, en un estado democrático, la libertad del individuo es la más grande que pueda existir, el estado democrático está basado en la lógica del derecho y por tanto, tiende a maximizar la libertad.

El único problema de tantas ventajas, es que el ser humano en ese estado democrático que es ideal, puede perder progresivamente la noción de sí mismo, a diferencia de una dictadura, no se fuerza ni se ataca la libertad individual, sin embargo esta libertad individual, puede ser redundante, confundirse entre el todo, y terminar por desaparecer por innecesaria.

Y esta es la razón por la que un estado democrático ideal, en mi opinión personal claro está, también necesita de un ser humano "especial", que no pueda perder su individualidad, bajo ningún concepto, aunque no cumpla ninguna función o sea redundante.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros