Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos



Destacados

¿Es legítimo el gobierno de Pedro Sánchez?


Nota

Si el respeto a la verdad es un atributo irrenunciable de la democracia, el gobierno de Pedro Sánchez no es demócrata ni legítimo.

Un gobierno que nació envuelto en la mentira y el engaño, como el de Pedro Sánchez, que estafó a sus votantes con promesas que nunca cumplió y realizando lo que prometió que no haría, es bastardo, dañino e ilegítimo en democracia.

Dijo que no pactaría con Podemos y hoy ese partido ocupa la vicepresidencia. Prometió que nunca pactaría con Bildu y ahora el filo terrorismo vasco está dirigiendo el Estado. Pedro Sánchez es hijo de la mentira y la oscuridad, lo que le hace incompatible con la democracia, un sistema que se basa en la transparencia y el respeto a la verdad.
—-



Hasta sus aliados le acusan de ser un mentiroso irresponsable
Hasta sus aliados le acusan de ser un mentiroso irresponsable
Todo gobierno que nace estafando a sus votantes es ilegítimo en democracia, como lo es también el gobierno que antepone cualquier otro interés al bien común, que tiene que ser absolutamente prioritario. El gobierno de Sánchez incumple esas dos condiciones básicas para la legitimidad.

El origen del gobierno actual está en la moción de censura, que fue legítima, y en unas elecciones que, aunque envueltas en sospechas de fraude, al no estar demostrado, no restan legitimidad formal. Lo que es profundamente ilegitimo es el comportamiento del gobierno, antidemocrático y plagado de mentiras. Su gestión del poder, al estar basada en el irrespeto y la burla a la Constitución, el engaño, la mentira y la estafa a la ciudadanía, es claramente ilegítima en democracia.

Cuando les atacas por sus traiciones a España y violaciones de la Constitución, los social comunistas dicen que ellos son un gobierno "legitimado en las urnas", olvidando que lo que da o quita legitimidad no son las papeletas sino la forma de gobernar. Hitler también ganó unas elecciones y esa victoria nunca le hizo legítimo ni demócrata.

El argumento de que "son legítimos por haber sido elegidos" es el que frena y reprime a los españoles indignados por la deriva miserable de la nación, en manos de Pedro Sánchez y sus aliados de la escoria nacional, donde militan totalitarios, pro etarras, independentistas cargados de odio y varias tribus marxistas. Pero se trata de un argumento falso porque ningún gobierno que haya ganado las elecciones con mentiras y engaños tiene legitimidad en democracia.

El argumento de la "legitimidad", falso de origen, frena y ata las manos a la Monarquía, a las fuerzas armadas, a los jueces democráticos, a la Iglesia y a parte del pueblo indignado y les impide luchar abierta y frontalmente contra los que desde el gobierno están arruinando y destrozando la nación.

La Constitución que ellos esgrimen para realizar sus abusos y arbitrariedades está siendo continuamente violada por el mismo gobierno, que premia a las autonomías amigas y castiga a las adversarias, que gobierna sin democracia interna, que rompe el principio de igualdad, que cobra impuestos confiscatorios, prohibidos por la Carta Magna, que compra medios de prensa que deben ser libres y que censura a los ciudadanos, acosando y maltratando a los que piensan diferente, muchos de los cuales han sido ilegalmente condenados a "muerte civil".

Existe una amplia y rica literatura jurídica internacional que justifica la rebelión contra los tiranos y la lucha contra la opresión, aunque esa opresión haya surgido de las urnas. La Constitución de los Estados unidos es uno de los textos fundamentales que justifican alzarse contra el mal, aunque el mal haya ganado las elecciones.

El grito de Abascal, Celia Villalobos y de muchos otros españoles acusan al gobierno de Sánchez e Iglesias de no ser "legítimo" suena cada día con más fuerza, a medida que los españoles contemplan las barbaridades que este gobierno realiza contra España y sus ciudadanos, incluyendo mimos y concesiones a los partidos independentistas que odian nuestra nación, lo que constituye una violación grave de la esencia de la Constitución, donde el principio de igualdad tiene rango superior. Ciudadanos, desde sus eternas timideces y medias tintas, considera "legítimo", pero inmoral el gobierno de Sánchez.

El pensador Agapito Maestre es uno de los que mejor argumenta la "ilegitimidad" del gobierno de Sánchez, al que considera ajustado a la ley, pero preñado de ilegitimidad. La inmensa carencia de legitimidad de Sánchez emana de su enfermiza y antidemocrática aversión a la verdad y afición desmedida a mentir. La democracia es el reino de la verdad y la transparencia, mientras que Sánchez es una criatura de las sombras y la falsedad, que cambia constantemente sus discursos y que ha incumplido lo que prometió en campaña a los que le eligieron.

El análisis de los discursos y propuestas del presidente obliga a concluir que es un enfermo mentiroso compulsivo que estafa continuamente a su pueblo.

Ya sabemos que para socialistas y comunistas la verdad solo debe respetarse si conviene a sus intereses y que las promesas electorales, como decía Tierno Galván, alcalde socialista de Madrid, "están para no cumplirlas", lo que constituye una actitud digna de cárcel en democracia ante la que los españoles, imbécilmente, se reían en lugar de mandarlo detener. Esa afición a la mentira y a utilizar la ley en beneficio propio no sólo no le exime de culpa, sino que hace merecedor al socialismos español de ser precintado y expulsado de la democracia que no respeta.

Las mentiras de Sánchez, sus incumplimientos, engaños y trucos parecen no tener fin. Es un tipo enfermo de mentira y de falsedad que, al frente de una nación como España, se vuelve nocivo y letal. Dijo que no pactaría con Unidas Podemos y hoy tenemos a Pablo Iglesias como vicepresidente y dirigiendo el gobierno. Dijo que jamás pactaría con Bildu y acaba de ser incorporado a la "dirección del Estado". Pedro Sánchez, dese la óptica de la verdad, es un psicópata y un enemigo mortal de la democracia, lo que lo convierte en plenamente ilegítimo y en un tipo inhabilitado para presidir un gobierno democrático de hombres y mujeres libres.

Están también sus medidas de gobierno, sus rasgos totalitarios, como la censura solapada, su apuesta por la pobreza y la esclavitud de los ciudadanos y sus agresiones a la unidad de España, políticas nefastas y casi todas ellas envueltas en traiciones y engaños, pero todas esas agresiones y brutalidades, a pesar de su carácter antidemocrático y letal para la nación, son menos graves que el rasgo más cruel y peligroso de su perfil: su íntima colaboración con la mentira y la estafa.


Francisco Rubiales

- -
Jueves, 3 de Diciembre 2020
Artículo leído 2511 veces




Comentarios:

1.Publicado por mentalmente el 03/12/2020 08:27
Buenas,

Quisiera explicar por qué, conceptualmente hablando, socialismo es peor que comunismo.

Alguien que realmente cree en el ideal comunista, no cree en que tenga que haber un Estado que organice y dirija la vida de las personas. Por tanto, un comunista está más cerca ideológicamente a un libertario. Solo que el mismo filósofo que propuso esta utopía, propuso a su vez montones de ideas peligrosas: la lucha de clases, el materialismo dialéctico, la dictadura del proletariado, y el socialismo científico. Básicamente Marx está diciendo con todo esto: "El fin justifica los medios". Ahí lo terrible del comunismo.

No es el propio comunismo. Lo terrible del comunismo es todo aquello en lo que se hizo creer a la gente que es necesario para lograrlo. Y a día de hoy, persiste esas ideas de fondo. Que tanto gustan a todos los totalitarios del mundo.

Precisamente todo lo que les gusta a los poderosos del comunismo es todo lo que tiene que ver con conquistar el poder por la fuerza y mantenerlo. No es el comunismo. No es el objeto final del comunismo. Si no los medios que el filósofo propuso, que se pueden aplicar para cualquier cosa.

El socialismo es una de esas ideas peligrosas. Un estado basado en el poder, en el control de la sociedad, en el sometimiento de toda la masa social a la clase dirigente, una monarquía absolutista en toda regla. Y mantenida con una fuerte propaganda, la fuerza de las armas y el fraude electoral.

Por tanto, no sería descabellado proponer a los comunistas que no necesitan abandonar sus creencias en una sociedad utópica, lo único que deberían abandonar es todas sus ideas y actitudes maquiavélicas que creen necesarias para lograrla. Que en vez de defender finales defendieran principios. Como la división de poderes, que las elecciones no se cuenten con procedimientos oscuros como las máquinas, y que mientras existan naciones, que se honren sus banderas, su historia, las diferencias que las hacen especiales, y se defiendan sus fronteras.

Saludos

2.Publicado por vanlop el 03/12/2020 09:13

Es lo que hay. Estando de acuerdo con lo que dice, creo que hay que ir un poco más lejos.

Un gobierno legítimo no es sólo aquel que respeta las regles democráticas, pues puede y de hecho ha habido y seguramente hay por el mundo algún gobierno que sin ser democrático sea legítimo. Antes de la restauración democrática del siglo XVIII, todos los gobiernos eran más o menos autoritarios o al menos no eran democráticos en el sentido que entendemos ahora y sin embargo solían ser legítimos. La democracia no da la legitimidad, pero ayuda. Por otra parte, tenemos gobiernos perfectamente democráticos en sus formas que son ilegítimos.

La teoría política define perfectamente las características de un gobierno legítimo. No las conozco todas, pero me fijaré en la principal y que el gobierno debe procurar el bien común. Claro, con esta sola no basta, pero sin ella, no hay gobierno legítimo.

Por supuesto si además de procurar el bien común, está sustentado en la democracia, la legitimidad no se duda.

Hay serias dudas de la pureza democrática en origen, de este gobierno, peor lo más importante es que, tal y como vemos, no procura el bien común. Y por supuesto, a estas alturas, la democracia es una ficción, de la que presumen, pero de la que carecen.

Dado que la condición indispensable para todo gobierno es mantener la integridad de la nación, cuando pacta con separatistas, que directamente le exigen una consulta para la segregación, está claro que al integridad de la nación no le importa y que la supedita a sus intereses particulares, que además, son tan vulgares y rastreros como mantenerse en la poltrona a toda costa.

De modo que por ese motivo, el gobierno ya es ilegítimo. Pero hay mucho más.

Está empeñado en la destrucción de la sociedad y para ello utiliza diversos métodos en diversas áreas, como la educación, la presión impositiva sobre las clases medias, la falta de medios en las fuerzas armadas y cuerpos de seguridad y prácticamente cualquier asunto que toca, para que la demolición sea tan grande que surja una nueva sociedad donde ellos puedan hacer lo que quieran. La nación está a su servicio y por esta razón, también es ilegítimo.

Y por supuesto no es democrático, pero debemos tener en cuenta que ningún gobierno en estos cuarenta años, lo ha sido. Se ha mantenido una ficción para que las masas estén tranquilas y hay que reconocer que la ficción ha sido efectiva, no hay más que ver lo numeroso que es el lanar.

Mientras ha corrido el dinero, a nadie le ha preocupado de donde salía, cuando deje de correr veremos que dice el lanar. Pero seguramente será tarde, porque todo está bien atado y ya nadie se puede mover. Seguramente habrá motines, posiblemente alentados desde el gobierno, que les servirán para demostrar lo bien que lo hacen y que los malvados fachas quieren echarlos.

Que en Cataluña estén deseando ser como Madrid no es más que una consecuencia lógica de 40 años de robos y miserias. Desgraciadamente el lanar allí es muy abundante y así no hay manera. Pero también hay otro asunto y que muchos han coqueteado con el separatismo porque obtenían ventajas en el reparto del dinero, sin pararse a pensar que ese dinero era un robo a otros, que su prosperidad suponía que otros no la iban a alcanzar, así que tampoco les vendrá mal un poco de justicia, aunque sea poética y como de costumbre, paguen justos por pecadores.




Ayer leí sobre las mujeres más influyentes de este país. No conozco a la mayoría. Entiendo que la Sra Botín sea una persona muy influyente, pero figura entre ellas la reina y si el rey, por su función, no es influyente, mucho menos debería ser la reina. Pero lo sorprendente es que el tercer lugar lo ocupe la Sra Calvo. Pensé, que el que la Sra Calvo sea influyente indica el nivel al que hemos llegado y explica que el gobierno desgobierne a conciencia.

3.Publicado por pasmao el 03/12/2020 10:14
Buenos días Don Francisco

Por desgracia yo no estaría tan seguro sobre su legitimidad.

¿Los que les han votado están dispuestos mayoritariamente a seguir votándolos a pesar de que hayan traicionado lo que dijeron que iban a hacer? Cómo con la segunda legislatura de Zapatero. O sea que no se sienten tan traicionados. O puede que su rencor sea superior a su sentimiento de traición.

El problema real, del que se deriva no que sean legítimos si no de que sea un gobierno ilegal es el de si el resultado electoral (visto lo que está pasando en USA) se parece en algo a lo que votaron los españoles o no. Y si no lo es, simplemente es un Gobierno ilegal y de ahí su ilegitimidad.

Gobierno ilegítimo de verdad el de Rajoy en 2011.

Probablemente no hubo grandes alteraciones electorales en esas votaciones, de haberlas serían para que UPyD que sacó 5 diputados, de haber sacado mas no pasara de 5, no se fuera aliar la cosa.

Pero Rajoy traicionó a una enorme parte de sus votantes. De ahí su ilegitimidad. Sólo la promoción, desde el propio gobierno a Podemos, retuvo a algunos; hasta que el engaño no prosperó y se fueron a Cs y VOX. Y cada vez mas a VOX.

No ha habido Gobierno mas ilegítimo que el de Rajoy en 2011. Nadie le votó para tener un Zapatero II.

Por el contrario, muchos de quienes votaron tanto a Sánchez cómo a Zapatero sabían muy bien que hacían. Y no se pueden sentir defraudados. Otra cosa es que les de vergüenza reconocer que han votado a traidores gruñan. Pero a la hora de la verdad los apoyan.

Y yo sigo en mis trece acerca de los verdaderos resultados de las elecciones. Que es de donde se dirime primero la legalidad y después la legitimidad. No puede haber legitimidad cuando hay ilegalidad.

Y sigo en mis trece acerca de si hay verdadero interés por quienes participan en las elecciones en enfrentarse a esa situación.

Un cordial saludo

PS

https://elmanifiesto.com/tribuna/781601066/1920-un-ejemplo.html

Mas o menos va en la idea de lo que yo comenté antes de ayer. Pero el autor sabe mucho mejor la historia. Recomiendo leer otros artículos de SERTORIO, que no se quien es y con quien no coincido necesariamente, pero al que hay que reconocer que de lo suyo sabe.

4.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 03/12/2020 11:46
El gobierno que tenemos en principio es legal porque nace de la Constitución que también en principio está vigente aún. Ahora, lo de legítimo es otra cosa, porque incluso si nos ponemos la Constitución del que nace el gobierno tampoco se puede decir que ya sea muy legítima, porque se incumple por parte del gobierno en casi cada uno de sus actos políticos, y una constitución que es tan fácil incumplirla, o por lo menos tan fácil el hacer con ella lo que se quiera y que favorece que los poderes del Estado estén supeditados a la voluntad de los políticos de turno, aparte de mala es que no tiene capacidad de aspirar a estar legimitada por mucho tiempo, y son ya más de cuarenta años (más que Franco).

Se ha demostrado que tras más de cuarenta años la constitución vigente no ha podido anular las capacidades de los independentistas que cada día triunfan más, aparte de que ha convertido el Estado en un nido de políticos que únicamente sirven a su partido y a ellos mismos.

Así que si se pretende considerar a esta constitución, de la que nacen los gobiernos, como legítima para ser la piedra angular del Estado de España sin alcanzar los objetivos marcados en su Preámbulo y en su Título Preliminar pues entonces es que el Estado de España no se apoya en un marco legal que lo defienda, proteja, y desarrolle. Todo lo contrario, el Estado de España es cada día menos de España, de los españoles en general, y más de los independentistas que lo usan para sus privilegios, y los políticos son los que realmente y de verdad los que ejercen el poder sin considerar a los ciudadanos. Por tanto, la legitimidad es cada vez mas escasa, mas infravalorada, y mas ilegítima.

5.Publicado por Julia Herrero el 03/12/2020 20:48
Si después de todo lo que estamos viviendo con este par de chulos p...., Pedro y Pablo, el lanar sigue votando a estos sociatas comunistas (no encuentro término despectivo para los sicópatas de extrema izquierda comunista), habrá demostrado ser un pueblo realmente enfermo mental. Estoy sufriendo mucho cuando veo a estos dos chulos p.... en imágenes en televisión, por lo que intento no verlos ni escucharlos. Y lo que me horroriza de verdad es ver a la escoria, nuevos socios, los filoetarras y los del golpe al Estado mofándose del lanar porque van a conseguir todo traicionando a España ejerciendo un chantaje detrás de otro al chulo supremo presidente del Partido Sanchista......pongan ustedes el mejor taco que encuentren para definirlo......yo ya le he llamado de todo.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros