Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos



Destacados

El rey Felipe VI debe reclamar Gibraltar y luchar por recuperar la colonia


Nota

El rey Felipe VI está en vísperas de cometer un error del quizás tenga que arrepentirse pronto porque le va a alejar del pueblo español y del patriotismo.

En lugar de luchar como un jabato por recuperar Gibraltar, colonia arrebatada a España por Gran Bretaña, como es su deber, y de considerar a Inglaterra como lo que es desde hace siglos, el peor enemigo de España, el rey Felipe VI acudirá a Londres, donde la Reina de Inglaterra le impondrá, el 17 de junio, la Orden de la Jarretera, en el palacio de Windsor.

Recibir una condecoración del enemigo es como confraternizar o quizás peor. Además, España no gana nada con esa condecoración, que es personal, sólo del monarca.

Don Felipe asistirá como caballero, junto a la Reina, al capítulo de la Orden, en la Capilla de San Jorge, y nos obligará a soportar una humillación que España no se merece, por su dignidad y su grandeza histórica. El rey español debería considerar que no es digno ni conveniente recibir una condecoración destacada del país que mantiene ocupado un trozo de España, contra la legalidad internacional y la voluntad del pueblo español.
—-



El rey Felipe VI debe reclamar Gibraltar y luchar por recuperar la colonia
Inglaterra ha sido nación enemiga de España no sólo en la guerra, sino también en la paz y en casi todas sus relaciones y manifestaciones, recurriendo, para causar daño, a la piratería, al robo de mercancías españolas, al asesinato y a la creación y expansión de la Leyenda Negra anti española, una sarta de mentiras montadas para denigrar a España, ensuciar su historia y ocultar al mundo los muchos crímenes ingleses, casi insuperables porque incluyeron expolios y exterminios de etnias y pueblos enteros.

La forma como Inglaterra se hizo con Gibraltar hubiera avergonzado hasta al mismísimo pirata Francis Drake. Los ingleses acudieron, a principios del siglo XVIII, a España para defender los intereses de uno de los candidatos a la Corona hispánica, el Archiduque Carlos, y regresó de aquella guerra internacional con un trocito de aquellas tierras para gloria de la Reina Ana. Claro que, en un mapa europeo en constante cambio, ni el inglés más optimista pensó jamás que el Peñón de Gibraltar podría conservarse hasta hoy. Si lo mantienen es por la cobardía y falta de brío y dignidad de los españoles, sumidos en una decadencia atroz a partir del siglo XVIII.

Los gobiernos españoles, con excepción de los del régimen de Franco, han disimulado siempre lo que gran Bretaña significa para España y han ocultado a su pueblo que ese país, que en teoría es un aliado, es un país hostil que sigue causándonos daño y que mantiene en su poder una colonia arrebatada a España injustamente. Gibraltar es la única colonia que subsiste en Europa, toda una afrenta para España, infringida por un falso aliado.

Todo rey de España debería jurar, al ser coronado, que hará todo lo posible por recuperar la maldita colonia inglesa de Gibraltar, perdida por el primer Borbon, el rey Felipe V. También deberían hacer ese juramento todos los presidentes de gobiernos de Espala, junto con la jura de la Constitución.

Franco fue, desde el año 1700, el dirigente español que más hizo por recuperar Gibraltar, infringiendo a los ingleses sus dos peores derrotas: la resolución de la ONU que declara a Gibraltar colonia y ordena su descolonización, y el cierre de la verja, que puso de rodillas a los británicos y a los habitantes del Peñón (los llanitos).

Sin duda alguna, la mejor baza española en su lucha por recuperar Gibraltar fue la Resolución 2.070 de la XX Asamblea General de Naciones Unidas, aprobada el 16 de diciembre de 1965, que invita a los gobiernos de España y el Reino Unido a iniciar sin demora conversaciones sobre la soberanía de Gibraltar. Fue la primera de una serie de textos en los que se reitera la necesidad del diálogo entre Londres y Madrid. Como otras muchas resoluciones que no le interesan, Gran Bretaña la ignora y la incumple, demostrando así su naturaleza depredadora y su deslealtad inamistosa con España.

Felipe González fue el que menos hizo por recuperar la colonia y el que más favoreció los intereses británicos al conceder, a cambio de nada, el 14 de diciembre de 1982, siete años después de la muerte de Franco, la apertura de la verja que cerró Franco, después de 13 años de bloqueo, la ampliación del aeropuerto, construido sobre territorio español, y al conceder las miles de líneas telefónicas que la colonia necesitaba para convertirse en un próspero emporio económico y en un sucio paraíso fiscal, refugio del dinero indecente del planeta.

Partidos como VOX, de acentuado patriotismo, deberían advertir a Felipe VI que recibir la mayor condecoración del país que mantiene en su poder un trozo de suelo español robado es por lo menos indigno y humillante para los españoles patriotas y dignos.

Es sorprendente que en vísperas de esa visita humillante de nuestro monarca a Londres, ningún partido o asociación de españoles haya protestado con fuerza.

El tratado de Utrecht fue firmado tras la Guerra de Sucesión Española, por la que austracistas y Borbones se disputaron la corona española, tras quedar vacante con la muerte de Carlos II, ‘El hechizado’ . El tratado se firmó en 1713, tras 12 años de conflicto. Fue posible gracias al acuerdo entre Francia y Reino Unido, a espaldas del Sacro Imperio Romano Germánico. Los británicos, que en un principio apoyaron a los partidarios del Archiduque Carlos de Austria, como es habitual entre piratas, cambiaron de bando por sorpresa y empezaron a negociar con los franceses a escondidas.

El pacto con los franceses implicaba la aceptación de Felipe V como Rey de España a cambio de unas cuantas concesiones territoriales para los británicos. Entre ellas, dos afectaron a España: la pérdida de Gibraltar y de la isla de Menorca.

Menorca fue recuperada por España durante la Guerra de Inglaterra con los independentistas de Estados Unidos, pero Gibraltar, contra todo pronóstico y para vergüenza de España, sigue siendo una colonia, la espina más humillante, clavada por nuestro peor enemigo histórico, en el corazón de España.

La historia de Gibraltar está llena de incidentes que destacan la impotencia de España y el alma traicionera de Gran Bretaña. Hay, incluso, una carta del Rey Jorge I prometiendo devolver Gibraltar a España, promesa que después incumplió, como era de esperar.

Francisco Rubiales



- -
Martes, 11 de Junio 2019
Artículo leído 1237 veces




Comentarios:

1.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 11/06/2019 08:20
Puestos a criticar al Rey, pues habría que empezar por que, como dije el otro día, haya nombrado candidato a Presidente de Gobierno al Sánchez sin tener apoyos ninguno. Se ha limitado a cumplir protocolariamente con su función constitucional y simplemente ha seguido las directrices que le habrán marcado desde el PSOE para que con este nombramiento sin garantías suficientes de ser elegido pues sea únicamente una acción más del Rey dirigida por los políticos y en la única posibilidad que le da la Constitución al Rey de elegir a quién él considere oportuno sin tener que echar cuenta a los políticos pues sigue ejerciendo de "muñeco".

Como haya que repetir las elecciones es para que la gente se echara ya definitivamente a la abstención pues tenemos unos políticos impresentables, ... y un Rey que le sigue su juego.

2.Publicado por vanlop el 11/06/2019 11:21

Tiene razón en lo que dice y está bien poner las cosas en justo término, conociendo un poco la Historia, que no se enseña. Se ha llegado a una ignorancia absoluta sobre esto, la gente ni siquiera sabe cual es el problema.

Pero creo que el problema mayor es que al lanar no le importa, ven esta situación, no como una ignominia, sino como algo normal y desde luego ni la casta ni los medios hacen anda por remediarlo.

Es más, si observan las revistas del corazón y las secciones rosas de todos los medios, la familia real británica siempre está presente, incluso para contar cosas de una importancia nula, incluso para un británico.

El rey, no creo que sufra especialmente, pues los monárquicos se perdonarán todo y los republicanos, especialmente las izquierdas, lo echarán cuando puedan independientemente de lo que haga.

Teniendo en cuenta que lo más que se puede ser en este mundo es rey de España, una condecoración más o menos no le afecta para nada y en este caso es una humillación importante. Pero como digo ni la casta ni el lanar entienden ni les interesan estas cuestiones del honor y demás, que ellos consideran perjudiciales.

Como dice, en lugar de ir a humillarse ante los británicos, debería reclamar Gibraltar de todas las formas posibles y animar a la casta a reclamarlo. Claro que este rey, en su exquisita neutralidad no le dirá nada a la casta. Confundiendo la neutralidad con la pasividad. En los temas que afectan las relaciones de España con otros países, todo el mundo debe estar de acuerdo y el rey debe ser el animador principal.

Pero si un aparte de la casta está a favor del enemigo, porque un país que mantiene una ocupación de territorio es un enemigo y el resto de la casta calla cual mujeres públicas, pues todo está dicho.

No quiero entrar en el tema de la otan, que no nos defiende de nuestro único enemigo potencial y sí nos obliga a gastar vidas y recursos en guerras que benefician a otros. Como tener fuerzas en la frontera de Rusia, un país con el que no tenemos ningún problema y obedecer las directrices de un país que nos ocupa.

Pues como dice el título de aquel drama de Rojas Zorrilla, "del rey abajo ninguno". Pues eso, del rey abajo ninguno reclama lo que es nuestro.

Fco López

Se le ha echado de menos estos días.

Eso que dice sobre designaciones, no es más que otro aspecto de la cloaca. No podemos estar mencionando todas las inmundicias del sistema, entonces no nos apartaríamos del teclado.

3.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 11/06/2019 11:46
Gracias por echarme de menos, pero como dije un día, estoy HARTO de política y políticos. Y creo que es mejor estar un tiempo viviendo como si no existieran.

4.Publicado por Julia el 11/06/2019 19:16
Tiene razón Sr. Francisco López , estamos hartos de política. Sobre todo porque en esta legislatura no va a cambiar nada para bien y sobre todo para confiar en que se dé algún aporte valiente, ni tan siquiera del Monarca que se supone que al menos Reina, pero sólo se dedica a cumplir con "el protocolo"...y nada más que sepamos. Esperemos que haga algo más que no sepamos por lo menos

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros