Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Destacados

El mundo es de los mediocres


Nota

"El mundo es de los mediocres". Lo dijo Josif Stalin y lo confirman personajes como Pedro Sánchez, uno de los mediocres más mediocres que ha producido la humanidad. Son grises y parecen tontos, lo que les sirve para que los más listos se confíen y le permitan seguir subiendo, poco a poco, hasta alcanzar el grado suficiente de poder para aplastar a todo el que sobresalga más que él.

El mediocre es un tipo gris, pero sagaz, inepto, pero peligroso y rencoroso. Están hecho con la pasta de los triunfadores, pero lo malo es que esa es también la pasta de los asesinos y los tipos más crueles y dañinos del género humano.

El prototipo del mediocre es Stalin, un hombre gris, que ni siquiera sabía hablar en público, pero que consiguió tanto poder que eclipso a personajes más listos que él, como Lenin y Trosky, al que también asesinó lleno de envidia por su inteligencia superior. El otro gran prototipo de mediocre es Adolfo Hitler, un miserable gris que por lo menos sabía hablar en público.

En España, el prototipo del mediocre es Pedro Sánchez, al que nadie puede arrebatarle el mérito de haber llegado a lo más alto sin poseer ni siquiera una inteligencia media. Es un mediocre de tomo y lomo.
---



Stalin, el gran mediocre
Stalin, el gran mediocre
Esta curiosa frase del tío Josif, como a él le gustaba que lo llamasen: «El mundo es de los mediocres», aseguraba, y lo hacía con conocimiento de causa. «Mediocre y oscuro», así lo definió Trotsky al poco de conocerlo, sin sospechar que a no mucho andar Stalin lograría no solo eclipsar su rutilante estrella, sino hacer que palideciera también al astro rey de la revolución, el mismísimo Lenin. ¿Cómo un hombre poco elocuente, con una inteligencia rústica y cerrado acento georgiano logró abrirse paso entre camaradas mucho más brillantes que él y convertirse en uno de los hombres más poderosos y temidos de la Tierra? Precisamente por una para él venturosa conjunción de mediocridad y crueldad a partes iguales. Mediocridad para, en el comienzo de su andadura política, no levantar suspicacias.

Una muy útil grisura que le permitió infiltrarse en las esferas dominantes hasta situarse, para asombro de todos, a la par de Lenin. Y crueldad para, primero, convertirse en imprescindible ocupándose del trabajo sucio y, más adelante, una vez alcanzado el poder, utilizándola como implacable arma política hasta hacer tristemente cierta esa otra frase suya que seguro conocen: «Una muerte es una tragedia, pero un millón de muertes es solo estadística». Siempre me han fascinado los mediocres. ¿Qué especial talento tienen para estar siempre en el lugar adecuado en el momento preciso? ¿Cómo consiguen alcanzar metas más elevadas que otras personas más inteligentes, más preparadas, más interesantes?

A diferencia de los brillantes, que inevitablemente levantan envidias y recelo, los mediocres vuelan bajo el radar y poco a poco procuran hacerse imprescindibles. Incansables pelotas, los mediocres son tenaces, y cuentan con otra poderosa arma, su propio resentimiento, motor tanto o más útil que el entusiasmo, el idealismo, la inteligencia incluso. Los mediocres no serían tan peligrosos si, una vez alcanzada su meta, dejaran de pensar como mediocres. Pero no, cuando tienen éxito, y para proteger la situación que tanto les ha costado alcanzar y que tan grande les queda, se vuelven despóticos, dan órdenes absurdas, caprichosas, injustas. ¿De quién se rodea un mediocre cuando está arriba? Obviamente no de personas que puedan hacerle sombra. Por eso en su corte celestial abundan los necios, los tontos útiles y, por supuesto, más mediocres. Otra de sus tácticas es, puesto que no pueden hacerse admirar, hacerse temer. Y bien que lo logran practicando el «divide y vencerás», la arbitrariedad y hasta la crueldad más refinada. Paradójicamente, y por fortuna, la vida a veces se toma sus curiosas revanchas. En el caso de Stalin, por ejemplo, era tal el pavor que inspiraba que, al final de sus días, la parca le tenía reservada una sorpresa. Una noche le sobrevino un ataque cerebrovascular. Durante casi cuarenta y ocho horas estuvo agonizando sobre sus propios orines y excrementos sin que nadie se atreviera a abrir su puerta. Cuando por fin lo hicieron, los médicos no querían tocarlo siquiera (meses atrás había mandado fusilar a su galeno de cabecera). Su agonía se alargó durante días. No podía hablar ni mover un músculo, pero sí ver la cara de satisfacción de sus herederos políticos rodeando su cama. Un fin a la medida de tan cruel mediocre.

La gran obra de los mediocres han sido los partidos políticos, que son asociaciones de mediocres perfectamente diseñadas para ejercer el poder, donde la unión interesada los más imbéciles y crueles se impone a la dispersión de los más listos y valiosos.

Es casi imposible encontrar en la Historia un personaje que reúna más rasgos y características del mediocre que Pedro Sánchez: inmoral, gris, cruel, rencoroso, insensible, ambicioso y dispuesto a todo, incluso a aplastar al mundo entero, con tal de prevalecer y seguir controlando el poder. Sin el apoyo de su partido y de los miles de mediocres que le sostienen, Pedro Sánchez sólo sería una persona vulgar y escasamente dotada para destacar. Pero insertado en una manada de mediocres vulgares, Sánchez se crece y será capaz hasta de disputarle el liderazgo a Stalin y a Hitler.

Francisco Rubiales

- -
Sábado, 15 de Abril 2023
Artículo leído 1360 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 15/04/2023 09:10



Un muy interesante artículo retratando a los mediocres. Poco se puede añadir. Sin embargo voy decir un par de cosas de los mediocres.

En primer lugar, un mediocre es un «todo terreno», no destaca en nada, pero puede hacer cualquier cosa, regular o mal, pero puede hacerla, tal vez por eso ascienda en el aparato. Naturalmente el mediocre que no se mete en política, no asciende porque en la empresa, ascienden los que valen, pero la mayoría de los mediocres se conforma con su trabajo anodino e incluso los que pululan los partidos, nido de mediocres, como dice, no suelen aspirar a más que un puesto que les permita vivir sin trabajar o al menos sin trabajar mucho.

Las personas brillantes, suelen serlo en un campo, pero en los demás suelen ser muy deficientes. Eso lo encontramos en los deportistas, genios en lo suyo pero tontos de remate n lo demás, cosa que comprobamos al oírlos hablar de otros temas que no sean su especialidad.
Por tanto, las personas brillantes no suelen ascender mucho en política donde se requieren amplios conocimientos de todo. Las personas brillantes en todos los campos son muy escasas y es muy raro que lleguen a algo en la cosa pública, porque además suelen ser tímidos. La política es el ecosistema perfecto para los mediocres.

Una persona brillante va muy bien para colaborador, puede ser ministro, porque sabe mucho de su ramo, pero necesita alguien que coordine lo que hace con los otros ministros y eso lo puede hacer razonablemente bien un mediocre, que no lo sea mucho o una de esas raras personas inteligentes en todos los campos, que no osn genios, pero sí inteligentes y capaces de llevar un país.

Dentro de los mediocres, se encuentran los psicópatas y adyacentes (narcisistas y demás fauna) y estos son los peligrosos, pues no tienen ningún sentido moral o mejor dicho, su moral se reduce a que lo bueno es lo que le conviene y lo malo lo que le molesta y donde los demás no son más que objetos que pueden ser útiles o no y en este caso, se prescinde de ellos sin remordimientos. Estos son los que se dedican a la política, porque es un terreno muy propicio para su forma de pensar. Afortunadamente no todos los políticos son psicópatas, pero en su mediocridad, permiten que el psicópata ascienda y por eso los grandes tiranos son psicópatas.

Cuando llegan a la cima, los demás mediocres intentan derribarlos, pero ellos se mantienen porque eliminan a cualquiera que intente algo. Naturalmente sus adictos son los más mediocres, personas que sin el tirano no habrían pasado de un puesto mísero en cualquier delegación y que saben que cuando caiga le tirano, volverán a ese puesto, por eso son fieles guardianes del tirano, porque fuera de la moqueta hace mucho frío. Las órdenes se cumplen escrupulosamente, aunque sean disparates. Lo vemos a diario.

Hay que matizar que no es lo mismo un mediocre de dictador que en un gobierno democrático. El dictador sigue y sigue porque los que le rodean lo mantienen por la cuenta que les trae, entre otras cosas, asegurarse unos fondos que le permitan no volver a su antiguo puesto. En el gobierno democrático, la gente lo acaba echando, pero suelen tardar bastante en comprender que tienen mandando a un mediocre que lleva al país a la ruina, por eso suelen repetir mandato. Lo malo es que ponen a otro mediocre, no hay mucho donde elegir y vuelta a empezar.

¿Tenemos que resignarnos a tener a mediocres mandando? Me temo que sí, no hay una perspectiva clara en la política mundial que pueda establecer dirigentes de cierta brillantez. Supongo que es le signo de os tiempos.


2.Publicado por Yorick el 15/04/2023 10:20
Excelente artículo, don Francisco.

En muchos aspectos que a la humanidad se refieren, la naturaleza tiende al equilibrio, de modo que en no pocas ocasiones dota de ambición al que carece de talento, dando origen a un trepa.

Sin duda, el éxito de los trepas y mediocres, valga la redundancia, se basa en que son legión, y si no sube uno lo hace otro. Además, a lo largo de los siglos, han modelado e institucionalizado un sistema político a su medida. Democracia representativa lo llaman, y vaya si están bien representados.

3.Publicado por mentalmente el 15/04/2023 17:50
Buenas a todos,


Noticia de Junio de 2022.

"La salud mental de los españoles sigue empeorando y la de nuestros jóvenes parece haber entrado definitivamente en barrena.
Los datos, en frío, producen algo más que escalofríos: una encuesta, realizada con entrevistas a más de 1.500 chavales entre 15 y 29 años, revela que uno de cada cuatro de ellos (el 25 %) consume psicofármacos. Además, el 44,3 % ha tenido ideas suicidas en el último año.
Así se desprende en el III Barómetro Juvenil. Salud y Bienestar, que realizan la Fundación Mutua Madrileña y la Fundación FAD Juventud. El suicidio se ha convertido en la primera causa de muerte no natural de los jóvenes españoles: en 2019 un total de 319 jóvenes se quitaron la vida, mientras que 128 fallecieron por accidente de tráfico."

"El 25 % de los encuestados ha recurrido a psicofármacos y, sorprendentemente, la mitad dice que lo ha hecho sin prescripción médica."

Lo primero que quiero comentar sobre esto es que es una encuesta de 1500 no es una cantidad considerable para tener suficiente fiabilidad.

Ahora bien, esa tendencia al empeoramiento de la salud mental y aumento de muertes por suicidio es generalizada en muchos países. En EEUU es igual.

Me encuentro con algunos datos que confirman mis visiones sobre el mundo del mañana.

Un mundo, o al menos una parte importante de él, donde prácticamente la mitad de la población o más tiene problemas mentales. Unos viven voluntariamente dentro de grandes hospitales psiquiátricos que son como ciudades cárcel.

Y el resto vive afuera pero en condiciones muy similares, en el sentido de baja salud mental y que los gobiernos son como dictaduras que controlan todo, dando una sensación similar a estar en una cárcel.

Y que no hay una manera verdaderamente efectiva de curar la mayoría de casos. La enfermedad del desorden psicológico, sea en el sentido que sea, parece tener un mismo origen general.

Ese origen se debe a la ausencia de libertad principal en el sistema, las personas humanas no están siendo libres de decidir su destino, estando inmersas en una especie de orden político automatizado y aceptado.

En otras palabras, esta tendencia a la enfermedad mental con muchas vertientes no se va a frenar en muchísimos años. Todos los que tengan que pasar hasta que el sistema colapse y la gente en general sea capaz de darse cuenta de la raíz del problema, que es que en algún punto debe haber libertad real en la sociedad.

Y no me refiero a que haya democracia. Si no como todavía ahora, existen personas con poder que si ellos realmente quisieran podrían cambiar cosas, pues esas personas cada vez tendrán menores opciones y se dejarán llevar por el sistema ya establecido, sin poder cambiar nada, con lo que aumenta el grado de desequilibrio mental de la población afectada sobre la que son responsables en función del poder que tengan.

Las tendencias a censurar, por ejemplo, llegarán como decía Ayn Rand, de no poder expresar una sola idea a no poder expresar ninguna que no sea una predeterminada y sin control, una, producto del mecanismo creado accidentalmente, y que nadie es responsable de haber establecido ni de poder cambiarla, cuestionarla, etc.

Un saludo

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros