Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Destacados

El impuesto de Sucesiones, el que roba las herencias, es tan impopular que está casi muerto en España


Nota

El Impuesto de Sucesiones, el que permite a los políticos robar legalmente las herencias de los ciudadanos, está prácticamente muerto y no hay ya gobierno que se atreva a defenderlo porque al ciudadano le repugna y lo rechaza con fuerza.

La lucha contra el Impuesto de Sucesiones y el robo de herencias por los gobiernos se ha convertido en el gran símbolo de la resistencia fiscal en España contra los políticos depredadores.

En las autonomías donde sigue vigente, el pueblo se organiza para protestar y rechazarlo, mientras los gobiernos se empeñan en mantenerlo desesperadamente y luchan para que ese drama no salga en las noticias.

Ni siquiera la ministra María Jesús Montero, cuya voracidad y codicia fiscal han superado todos los límites, se atreve ya a hablar de “armonización”, la palabra suave escogida para restablecer el expolio de las herencias en toda España, después de que diferentes comunidades gobernadas por la derecha hayan decidido bonificarlo hasta casi suprimirlo.

Si el partido socialista mantiene abierta su intención de subir los impuestos tan odiados y anticonstitucionales como los del Patrimonio y Sucesiones, que expolia los ahorros y las herencias de los ciudadanos, es porque sucumbe a la presión de socios catalanes como ERC, que quieren asfixiar con impuestos elevados al resto de España, sobre todo a Madrid, porque las economías de otras regiones le están superando y Cataluña ya ha dejado de ser la región más rica y próspera de España.
---



Uno de los muchos carteles contra el impuesto de Sucesiones desplegados en las campañas contra el robo de las herencias por la izquierda española
Uno de los muchos carteles contra el impuesto de Sucesiones desplegados en las campañas contra el robo de las herencias por la izquierda española
El crecimiento de las autonomías que han logrado bajar los impuestos, sobre todo de Madrid y Andalucía, causa envidia y angustia en Valencia, Cataluña y el resto de las comunidades donde el robo fiscal es practicado con codicia, provocando la pobreza creciente de regiones que han sido, tradicionalmente, ricas y pujantes.

Los separatistas catalanes, con el odio y la envidia por bandera, en lugar de copiar el modelo de bajos impuestos que está triunfado en Madrid y otras regiones, presionan a Pedo Sánchez para que obligue a esas regiones "liberadas" de las cadenas fiscales, a subir los impuestos con el único objetivo de frenar su enriquecimiento, prosperidad y pujanza económica.

Pedro Sánchez, un dirígete sin moral que siempre cede a las presiones de sus socios con tal de conservar el poder, parece dispuesto a ceder y a atizar el fuego del "infierno fiscal" que socialista, comunistas y nacionalistas han creado en España, el país donde la presión fiscal general es la mas alta e injusta de la Unión Europea, si se compara lo que se paga con los sueldos reales.

Pero la impopularidad y la resistencia al expolio son tan grandes en España que ni siquiera el irresponsable y cruel gobierno de Sánchez se atreve ya a plantear una subida general del Impuesto de Sucesiones. Hasta la depredadora ministra de Hacienda guarda silencio sobre el robo de herencias.

Uno de cada cuatro españoles renuncia a su herencia porque el impuesto le arruina. Es la suciedad más sucia del sistema fiscal español. El silencio en torno a ese robo deleznable comienza a ser estruendoso y refleja la injusticia de ese maldito tributo. Es, junto con el del Patrimonio y el de Plusvalía, el impuesto más impopular e imponerlo le costaría al PSOE, según los expertos, la fuga de más de un millón de votos.

El de Sucesiones, el que permite robar las herencias al gobierno, es, sin la menor duda, el más impopular de los impuestos vigentes en España, más incluso que el del Patrimonio, otra brutalidad fiscal confiscatoria, propia de bandoleros, como lo demuestra el hecho de que España sea el único país de Europa que se atreve a cobrarlo.

El rechazo masivo al impuesto de Sucesiones ha sido una victoria del pueblo contra los depredadores de la izquierda española, empeñados en mantenerlo. Miles de ciudadanos en Andalucía, Aragón, Asturias y otras regiones se lanzaron a las calles para protestar y presentaron ante los medios de comunicación casos concretos de familias arruinadas y desquiciadas por el robo de lo que habían heredado. El resultado de aquellas campañas, desarrolladas en las dos primeras décadas de este siglo, fue que la ciudadanía asumió la maldad de ese impuesto y exigió a sus políticos que lo suprimieran, algo que ha hecho ya parcialmente la derecha allí donde gobierna.

En Andalucía, la terca tozudez depredadora de Susana Díaz con ese impuesto le hizo perder casi medio millón de votos, según declararon algunos expertos y despachos especializados, lo que equivale a decir que el socialismo perdió el poder por culpa del sucio robo de las herencias.

Las plataformas que luchan hoy contra ese impuesto ilegítimo y anticonstitucional por expoliador, desigual y confiscador, están desenterrando el hacha de guerra para, coincidiendo con la campaña electoral, hacer pagar caro a socialistas y comunistas su sucia e injusta voracidad depredadora fiscal, arrebatándoles cientos de miles de votos cuando se abran las urnas.

Francisco Rubiales

- -
Martes, 21 de Febrero 2023
Artículo leído 1693 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 21/02/2023 09:04


Me alegro comprobar que, a pesar del silencio mediático, el impuesto de sucesiones es recahazado por la gente. La pérdida de Andalucía por el socialismo por culpa del impuesto debería hacerles reflexionar, máxime cuando parece que le socialismo no va a tocar poder en Andalucía en muchos años. Según las encuestas, las siete capitales, obtendrán mayorías pperas y el sondeo de El Mundo afirma que los populares están a algo más de 2.000 votos de arrebatar la alcaldía de Sevilla a los socialistas. Aquí el voto por correo es vital.

No sabemos o no sé, que puede ocurrir en los pueblos grandes y en otras comunidades, pero ya se irá sabiendo, Sin embargo, ellos siguen manteniendo el impuesto, porque su voracidad fiscal no tiene límites.

Se intentó eliminar el impuesto del plusvalía y no se consiguió y ahí estuvieron todos de acuerdo. Ahora me ha llegado el plusvalía de una casa que vendí. La valoración del terreno es exagerada, es mayor que el precio real del solar. No consideran la diferencia entre lo que valía hace veinte años y ahora y sobre ese importe, el de ahora, lo multiplican por cero cuarenta y tantos y al resultado le aplican el 30 %. En resumen, aplican el 15 % sobre el valor del terreno que ellos dicen que vale. Lo voy a recurrir, pero me temo que será perder el tiempo. Y encima, eso lo hace una empresa subcontratada.

En los estados demócratas se está perdiendo población que se muda a los republicanos. Los demócratas suben los impuestos, los republicanos los bajan. El resultado es que en los estados republicanos se recaudan más impuestos, cosa que ocurre siempre que se bajan los impuestos, como pasa en Madríd y no sé si en Andalucía habrá llegado el aumento.

Ante esto, no cabe otra que pensar que esta gente lo quiere es arruinarnos para imponer el estado socialista en el que le pueblo es pobre hasta la miseria y los dirigentes son dueños de todo, incluidas las personas. Talmente como en Cuba.

La lucha contra los impuestos, en general y contra estos expolios en particular es justa, pero tiene un problema y es que dejemos de mirar otros asuntos importantes, incluso más importantes que estos impuestos abusivos. Que el pp diga que está feliz con el derecho al aborto, con los cambios de sexo en menores, ocn la ley que suelta a los violadores y demás disparates, nos hace mirar al dedo que señala la Luna en lugar de mirar la Luna.

Bien está luchar contra los impuestos abusivos y confiscatorios, faltaría más, pero también hay que luchar contra las leyes que destrozan la moral de la sociedad, con más interés si cabe, porque el dinero va y viene pero la moral social cuesta siglos recuperarla y siempre tras un trauma importante.


Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros