Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.

Destacados

El abismo catalán


Nota

El verdadero desafío catalán no es impedir que se celebre el referéndum, sino lograr que el independentismo, que ya es mayoritario, se debilite y que los millones de catalanes que hoy odian a España se sientan a gusto formando parte de esta nación.

La grave de ese problema es que no puede solucionarse con el empleo de la fuerza, ni con la aplicación de las leyes vigentes. La única receta eficaz es construir un país distinto y mejor que el actual, una España realmente democrática, justa, decente y atractiva donde todos nos sintamos a gusto y de la que formar parte constituya un privilegio.
---



Si esa es la única receta, el problema de España tiene una enorme gravedad y un pronóstico realmente pesimista porque ninguno de los partidos políticos españoles existentes en la actualidad está preparado para liderar ese avance hacia la dignidad, la justicia y la limpieza.

Uno de los principios básicos de la filosofía universal es que no puede surgir tierra del aire, ni puede fabricarse el oro a partir del agua. Lo que es imposible nunca es posible, del mismo modo que no pueden surgir la democracia, la dignidad y la limpieza de partidos políticos que son esencialmente indignos, corruptos, antidemocráticos e indecentes.

Parece evidente que el referéndum que los independentistas exigen no se celebrará, no sólo porque sea ilegal y contrario a la Constitución, sino porque el gobierno sabe perfectamente que los independentistas, en este momento, lo ganarían.

Todas las soluciones que se están aplicando no revierten la situación del pueblo catalán y sólo son remedios temporales que, en el mejor de los casos, aplazarán el drama.

La actual política que despliega el gobierno, al igual que la que han desarrollado el PSOE y el PP en las últimas décadas, son tan estúpidas y torpes que incrementan el nacionalismo y alimentan el deseo de ser independientes, no sólo en Cataluña, sino en otras muchas regiones y pueblos de España.

Hay en España cientos de miles de ciudadanos indignado a los que les gustaría vivir en un país mas justo y decente, deseosos de construir una España mejor, que también sienten la tentación de escapar de este infierno corrupto construido por socialistas y peperos.

El PP está jugando, frívolamente, al corto plazo, sin pensar seriamente en el futuro. Lo que pretende es parar el actual golpe independentista y desplazar hacia el futuro el drama latente, consiguiendo un efecto de calma y satisfacción en la atemorizada población española, que se traduciría en una mayoría absoluta en las próximas elecciones, que tal vez se adelanten.

El PP, agobiado por su creciente imagen de partido corrupto, necesita una victoria contra el independentismo para fortalecer sus opciones y sabe que los españoles le votarían en masa, si logra frenar el brote independentista con eficacia, a pesar de sus corrupciones, mentiras, incumplimientos, injusticias y abusos de poder.

Sin embargo, aunque el embate actual del independentismo resulte frenado, lo único que se logrará es una prórroga hasta que, dentro de pocos meses o quizás años, un nuevo brote de odio y rencor reaparezca y la furia separatista vuelva a desatarse.

El PP, el PSOE, Podemos y Ciudadanos, al igual que los partidos que impulsan la independencia, saben perfectamente que el verdadero problema no es celebrar o no el referéndum, sino lograr detener el avance constante del independentismo en la sociedad catalana, alimentado no sólo por el odio y el adoctrinamiento que han patrocinado los políticos catalanes, sino por la existencia de una España indecente, injusta, desigual, cobarde y llena de políticos indeseables y cargados de privilegios inmerecidos, una nación nada atractiva y a veces deleznable, construida, piedra sobre piedra por los gobiernos de Suárez, González, Aznar, Zapatero y Rajoy, verdaderos artífices de la miseria actual española y del drama de un país cuyos ciudadanos se sienten relegados, maltratados, expoliados y expulsados.

El único y verdadero reto es construir una España atractiva a la que apetezca pertenecer, pero esa tarea no está al alcance de la actual miserable clase política española.

Francisco Rubiales

- -
Domingo, 17 de Septiembre 2017
Artículo leído 4193 veces




Comentarios:

1.Publicado por Pedro el 17/09/2017 07:36
Creo que es mejor sustituir "independentismo" por "separatismo" e "independentistas" por "separatistas". D. Francisco.

2.Publicado por vanlop el 17/09/2017 08:50

Hoy sí que los comentarios deben explorar otras vías porque el artículo lo dice todo.

En resumen: La casta juega en corto, pensando en mañana, cuando lo que hay que hacer es pensar a muy largo plazo para que quede desmontado definitivamente el separatismo. Pero para eso, que no quita la utilización de otros recursos de forma inmediata, es necesario que el que esté libre de pecado lo inicie.

Y aquí es donde nos tropezamos con el escollo principal, toda la casta tiene esqueletos en el armario y por otra parte, no se puede iniciar nada antes de desmontar el estado de las autonosuyas. De modo que es imposible montar un sistema limpio y atractivo sin desmontar el que hay y eso no lo van a hacer.

Un sistema limpio no garantiza que los separatista se conviertan , pero a los españoles les daría la suficiente fuerza moral como para decirles lo que ahora no se puede decir. Y eso da mucha fuerza. Por otra parte como el separatismo está montado sobre la corrupción y no tiene sentido en un país limpio, también por ahí se desinflaría.

De modo que todos tenemos claras las soluciones pero también tenemos clara la imposibilidad de su aplicación. Y dada también la imposibilidad de echar a la casta por vía democrática pues otra vía nos conduciría a la larga a una situación peor, tendremos que esperar que el sistema se agote solo y se muera de asco para pensar en construir nada.

De todas formas, el mundo está cambiando, seguramente a peor y eso hay que tenerlo en cuenta a la hora de pensar en algún cambio.

3.Publicado por Isacar el 17/09/2017 10:01
Con carácter general D. Francisco, estoy de acuerdo con su articulo. Hay pasajes del mismo que no tanto pero para mi la cuestión mas importante es la siguiente: Naturalmente me apetece mucho, y creo que seremos muchos millones de españoles y de todas las tendencias políticas, quienes querríamos vivir en una España atractiva y decente de la que nos pudiéramos sentir orgullosos. La pregunta clave seria ¿Eso como Se hace?. Y sobre todo ¿Quien seria capaz de hacerlo?.

Tenemos la clase política que tenemos, no otra, y con esos bueyes hay que arar, lo cual no invita para nada al optimismo. Quizás un inicio de solución, a largo plazo porque a corto no la tiene, seria retirar las competencias en educación transferidas a las comunidades autónomas para pasarlas al estado, un pacto de estado por la educación entre los partidos políticos españoles, fundamentalmente entre los dos mas importantes PP y PSOE, y en consecuencia una directiva univoca en materia de educación de aplicación en todo el territorio nacional con base en la Constitución, los intereses, las peculiaridades del país y el amor a España.

De esta manera con tiempo, mucho tiempo, sensibilidad, sentido común y paciencia, se podría sacar del cerebro de nuestros jóvenes todo el veneno y la obnubilación que se les ha ido inculcando en las comunidades autónomas durante los muchos últimos años, particularmente la catalana y la vasca. Algunos, ya lo se, serian irrecuperables pero nuevas generaciones irían llegando que al ser debidamente educadas irían adecentando el inmundo albañal en que ahora chapoteamos.

Y de no ser así, pues habrá que asumir que como pais y como sociedad, nos iremos sencillamente a la mierda. Con perdón.

4.Publicado por CARR el 17/09/2017 10:29
Don Francisco su artículo es impecable pero los comentarios lo complementan. Un modo de empezar sería remitiendo al gobierno central algunas competencias básicas como educación, sanidad o justicia y así poco a poco ir revertiendo la caída en barrena de España e iríamos a una sociedad más justa y una nación más igualitaria .Mi pregunta sigue siendo ¿Son los separatistas mejores que los demás?
Mucho me temo que la respuesta es negativa.

5.Publicado por Blogger el 17/09/2017 10:53
Sr. Isacar:

Estoy de acuerdo con sus tesis y análisis, generalmente, pero hay una frase en su comentario de hoy que creo que es uno de los errores más graves de los españoles y una de las grandes causas de nuestras desgracias. Dice usted que "Tenemos la clase política que tenemos, no otra, y con esos bueyes hay que arar". Ya sé que usted no quiere expresar conformismo con esa frase, sino realismo, pero lo que hay que hacer es no arar con esos bueyes sino exigir e imponer otros, como sea, no votando a los actuales, sustituyéndolos por bueyes decentes, acosando a los bueyes indecentes, como sea. Un saludo cordial.

6.Publicado por pasmao el 17/09/2017 12:12
Buenos días Don Francisco

Cómo dice VANLOP poco que añadir. Completamente de acuerdo en que si se hiceran las cosas, sólo medianamente bien, fuera de Cataluña (visto lo que pasa allí), el atractivo de ir cada Taifa por libre se reduciría considerablemente.

Simplemente, no creo que la apuesta del PP lo sea cortoplacista, con la idea de sustuir la amenaza podemita por una separatista, con tal rascar unos votos mas o perder menos y llegar a ese desideratum de la mayoría absoluta. Aún a costa de enquistar el problema y que resurja con mas fuerza después.

No lo creo.

Una cosa es la táctica y otra la estrategia.

La estrategia de estos malnacidos (los partidos con representación en toda España, no sólo los nazionalistas) es ir a lo suyo y si para ellos hay que cargarse España, pues se la cargan.

Algo terrible porque el vacío de Poder que provocará nos llevará a una guerra civil, de baja intensidad (no hay músculo para mas) pero guerra (probablemente de Taifa contra Taifa, cortando recursos, agua, electridad, comunicaciones.. en la lucha por el reparto de las migajas de la tarta). Pero ellos están a otra cosa y con la idea de que de esa guerra también podrán chupar del bote.

Y la estrategia pasa por reformar la Constitución (pufo catalán incluido) a la remanguillé, sin referendum, ni disolución del parlamento, y asegurarse el control de la manija hasta que esto reviente.

El PROBLEMA ES LA TÁCTICA.

Y lo de la táctica pasa HACER CREIBLE LA PANTOMIMA:

- en la que se incluye la falacia de que nuestro sistema electoral no sólo no está amañado, si no que incluso nos representan.

- unos buenos actores, que sepan improvisar y que no requieran de mucho photshop por los medios (comprados) porque si no al final se nota.

- un buen sentido del "tempo". El saber cuando cada uno tiene que efectuar su papel.

La pelea actual simplemente hay que entenderla cómo el cabreo por parte del PP con los otros porque son muy malos actores, no se saben el papel y no saben improvisar, y además aparecen cuando no deben y no parecen cuando se les espera.

Y claro, el lanar se empieza a mosquear y si acaba concluyendo que lo de lo de ir a votar y los resultados electorales, LA UNICA LEGITIMACIÓN QUE LES QUEDA, es mentira; pues adiós el invento.


El invento es = Transición, Taifas, y lo de que somos una democracia.

Por ello lo de la ficción de que tienen que sacar mayoría absoluta, el PP, imposible sin un pucherazo de órdago, porque cómo el invento se les desparrame antes de lo previsto pues adiós muy buenas.

Porque lo previsto, para mantener la ficción de que nos representan, es que la modificación de la Constitución y .. se haga con un gobierno de izquierdas (ya se que el PP no es de derechas si no de izquierdas, pero en la ficción no) donde el PP y Ciudadanos presentaran sus enmiendas y con las que las izquierdas transigirán para que luego no digan que la izquierda lo quiere todo para ella (puro paripé, todos sabemos lo de derechas que sol el PP y Ciudadanos). Y con eso, bendecido por la izquierda, que es quien tiene la prerrogativa de bendecir, se aprobará por 2/3 y a los españolitos que nos den dos huevos duros.

Previamente ese mismo gobierno de izquierdas habrá tolerado que se haga el referendum, esta vez "legal", y precisamente para salvar ese resultado del referendum de hará esa reforma.

TODA ESA PANTOMIMA, está en peligro porque los actores son tan malos y el momento elegido tan apresurado que lo que podría colar dentro de 5-6 años nos lo quieren meter en 2.

Y por mi mejor. Mejor porque si revienta todo igual sale algo bueno de ello, que lo malo ya lo tenemos asegurados.

Es posible que unos cuantos caigan en que la libertad hay que ganársela y que quien vende la libertad para conseguir seguridad pierde ambas. Y que cierta prosperidad económica sólo se tiene si hay libertad de verdad y no democracias tuteladas.

un cordial saludo

7.Publicado por Anro Libertché el 17/09/2017 13:46
¡¡ BASTA YA, TODOS SOMOS IGUALES ANTE LA LEY ¡!

“La actual política que despliega el gobierno, al igual que la que han desarrollado el PSOE y el PP en las últimas décadas, son tan estúpidas y torpes que incrementan el nacionalismo y alimentan el deseo de ser independientes, no sólo en Cataluña, sino en otras muchas regiones y pueblos de España”.

El proceso independentistas catalán, man que les pese a los denominados constitucionalistas y españoles en general seguirá adelante. Poco puede importar si el gobierno impide el referéndum. Más temprano que tarde, brotara con más fuerza aún. Sin duda, vivir en un país, donde los privilegios descarados de unos sobre otros, las mentiras, las desigualdades y corrupciones, son los denominadores comunes, no merece la pena luchar ni vivir en él. Incluso merece su desmembración y las rupturas de buena parte de sus territorios. Al fin y al cabo España es más un Estado que una Nación, y Pueblos Unidos.

En el fondo a los independentistas catalanes, no les gustarían independizarse, utilizan la estrategia del secesionismo, para denunciar, y condenar a la clase política española, por tantas aberraciones y canalladas cometidas contra todos los ciudadanos sin distinción. Desde la mal llamada modélica Transición, han venido sucediéndose, estafas, mentiras y desmanes que de ninguna manera los ciudadanos decentes con justos raciocinios jamás aceptaron. Una clase política dirigente, que no da ejemplo en nada, no puede seguir gobernando los destinos de un Estado mal avenido y forzado, si antes no se ha constituido con fuerza y verdaderamente como nación. Las malas políticas desarrolladas en España, con las Autonomías, han sido los caldos de cultivos, que posibilitaran la desaparición del Estado Español. La mentira de la España, una, grande y libre, paga hoy sus consecuencias, por una mala gestión descentralizadora, a todas luces ficticias, inútil, costosa, y perjudicial para todos los ciudadanos, donde los únicos privilegiados y beneficiados, son los cargos políticos, sus adláteres y todo los que viven del cuento inventado autonómico.

Y paga sus consecuencias, porque en modo alguno, no se puede seguir con los inmovilismos y posicionamientos, de una clase política dirigente, y otras faunas de vividores que solo saben vivir a expensas del Estado, con privilegios inmerecidos y abusos que solo merecen el repudio y rechazo de todos los ciudadanos.

Cataluña y su independencia no será la única excepción, en España, otras regiones y pueblos seguirán por la misma senda, y todo ello, mientras no se cambie y se reforme a fondo, todas las estructuras y cimentos del mismo Estado, para dilucidar lo que queremos ser, a donde nos dirigimos, y cuáles son los fines y fundamentos de nuestra unidad como nación y estado.

La cuenta atrás ha comenzado, ya no valen surtifugios literarios ni juego de palabras tirando de sus acepciones para volver a engañar a los ciudadanos, con embaucadoras ideas vacuas, falsas promesas y acciones políticas que no desean los ciudadanos. O todos somos españoles o renunciamos a serlo. No valen medias tintas.

No es concebible, que los dirigentes políticos incumplan con las normas y leyes establecidas, se vayan de rositas e impunes, con los mismos privilegios, mientras los ciudadanos somos perseguidos y embargados, por una miserable multa de tráfico que se cometió inconscientemente.

Por lo tanto y como ciudadano, quiero, deseo, y anhelo ver detenidos, juzgados y condenados a todos los dirigentes políticos que conscientemente, han violado la ley, con actos de traición, sedición, y malversación de fondo. Y los quiero ver, con la inhabilitación para cargos públicos de por vida, con embargos de todos sus bienes, incluida la cárcel. Porque en otros tiempos con estados y naciones dictatoriales, hubiesen sido fusilados, sin más consideración.

Un saludo

8.Publicado por Antuan el 17/09/2017 20:03
Somos un Estado pero también una nación, con una Historia común y son más cosas las que a todos nos unen que las que nos separan. Una prueba del disparate y a la postre humillación para los separatistas es que vaya el hijo puta de Otegui, si hijo puta, hay que serlo para tener su trayectoria, que vaya a Cataluña y tenga que entenderse con los de su calaña en español, porque ni él entiende el catalán, ni los catalanes el vasco, de risa.
Por lo demás toda la razón, si los gobernantes en estos 40 años hubiesen construido algo medianamente potable el separatismo sería testimonial.

9.Publicado por Antuan el 17/09/2017 20:15
Otegi.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros