Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Comunicación y Medios

La trampa del 'cuarto' poder (1)


Nota



La trampa del 'cuarto' poder (1)
La prensa mundial está en crisis. Los grandes rotativos han perdido credibilidad, pierden lectores y mantienen sus tiradas a duras penas gracias a trucos como entregar regalos a los lectores. Las redacciones han perdido el poder y están desmoralizadas. Principios que eran fundamentales en el periodismo libre, como la objetividad, la independencia y la veracidad, han caído en el olvido, mientras que los periodistas profesionales pierden el control de la información mediática y nuevos productos como la prensa gratuíta y los medios de Internet (periódicos digitales y blogs) ponen de rodillas a grandes medios que hasta hace poco parecían torres invulnerables.

Mientras tanto, los periodistas, hasta hace poco tiempo considerados como los héroes de la democracia y los principales aliados del ciudadano y de la sociedad civil, por su capacidad de decir la verdad y de controlar a los poderes, han perdido el prestigio, ya no gozan del apoyo del pueblo y son considerados tan poco fiables como los políticos.

¿Qué ha ocurrido para llegar a esta triste situación? ¿Cómo ha llegado a desmoronarse en tan poco tiempo aquella alianza de hierro entre periódicos y ciudadanos que constituia uno de los puntales de la democracia y que hizo de la prensa una de las piezas claves del engranaje de la libertad?.

El drama comenzó el día en que empresarios y directores de medios creyeron que eran el "cuerto poder", concepto cuya invención se atribuye al filósofo conservador irlandés Edmund Burke. Al aceptar esa teoría y empezar a comportarse como el cuarto poder, fueron tan cretinos que olvidaron sus orígines, cuando nacieron como una emanación de los ciudadanos para garantizar y defender la democracia, y renunciaron a ejercer ese poder supremo que emana del pueblo y que, indudablemente, está por encima del primero, del segundo y del tercero.

A partir de entonces, tras haber renunciado al poder "supremo" para convertirse en el "cuarto", comenzaron a actuar como un poder más y fraguaron alianzas con los otros poderes, con los gobiernos, con los políticos y con los jueces, practicando también la esgrima del poder y la influencia con otros poderes, con las grandes empresas y los grandes grupos de intereses, a veces lícitos y a veces menos lícitos.

Al convertirse en el "cuarto poder" la prensa demostró haber perdido el norte y realizó un trueque erróneo, además de un pésimo "negocio", que terminaría pagando caro. Al romper su alianza de hierro con el ciudadano, que, en democracia, está por encima de todos los poderes, ya que es quien posee la soberanía y quien otorga o quita la legitimidad a los sistemas y poderes, los medios de prensa abandonaron voluntariamente el "cielo" democrático para adentrarse en los subteráneos de la política y de los intereses.

Cambiar el "poder supremo" que emanaba del ciudadano, del que la prensa libre y democrática fue una consecuencia, para convertirse en el "cuarto poder" fue ridículo y patético, todo un error producto quizás del espejismo que proyectaba el poder ejecutivo con su manejo de las influencias, los negocios y el brillo social.

Ese gran error propició otros errores y la caída se hizo constante e imparable, dentro de una catarata de cambios de prioridades y estilos: las redacciones perdieron el poder frente a los gerentes; los periodistas perdieron la inviolable independencia del pasado; la publicidad comenzó a comprar no sólo espacios sino también impunidades informativas; la ética se resquebrajó, al mismo ritmo que los conceptos de veracidad y objetividad; las fuentes prioritarios fueron otras; los lobbys encontraron grietas y penetraron por ellas en las redacciones para colocar información y opinión; las redacciones dejaron de ser consideradas como el santuario del negocio y se poblaron de becarios y de periodistas mal pagados, obligados a ser serviles y y a someter la veracidad a determinados intereses, no siempre confesables.

Llegaron los primeros síntomas de decadencia, como la pérdida de credibilidad y la caída de las tiradas y de la publicidad tradicional, pero su alcance fue minimizado y neutralizado con medidas como la política de promociones y la captación de publicidad cambio de influencia y blindaje informativo, algo que producía dinero pero que dejaba intacta la raiz del problema.

(sigue)

Franky  
Martes, 25 de Abril 2006
Artículo leído 2191 veces




Comentarios:

1.Publicado por sauco el 25/04/2006 16:34
Es verdad, lo estoy experimentando a diario en donde vivo. Yo mismo no compro ya nunca el periódico; consulto algunos periódicos digitales para ver el tiempo y algunas noticias por encima.

He observado en los quioscos que mucha gente "mira por encima" los titulares de las portadas pero ni siquiera tocan el periódico.

Los periódicos que sobreviven son los de anuncios de ocasión y los "regionales", con noticias de la comarca o con algún reportaje que pueda interesar. Desde hace poco están promocionando pequeños periódicos "gratuitos" que deben vivir de la publicidad y que distribuyen en lugares públicos como las estaciones. Pues la gente no toca ni esos periódicos. Buscan alguna información local: el tiempo, la cartelera de cines, o algún otro dato y los dejan enseguida.

Supongo que todos estos poderes a los que alimentamos con nuestra conducta cotidiana pueden hacer crisis y caer como un castillo de naipes con solamente cambiar nuestras hábitos de consumo.

Es verdad lo que dicen, en el fondo se han comportado como cretinos engreídos. El apocalipsis debe estar cerca... esperemos.

2.Publicado por cuadros el 18/03/2008 16:58
es muy importante saber que todo lo quesucede al rededor de la prensa es simplemente por el cuarto poder es decir por el poder del dinero porque todo se basa al rederor de el





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros