Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Zapatero se equivocó de interlocutor


Nota



imagen cedida por www.lakodorniz.com
imagen cedida por www.lakodorniz.com
Me cuentan, desde una fuente que siempre he considerado buena, una historia de ETA que, por su interés y porque quizás explique mucho de lo que se oculta y ha ocurrido realmente con el famoso "proceso", traslado, resumida y suprimiendo detalles, a la audiencia de Voto en Blanco:

A finales del año 2005, Zapatero recibió una misteriosa llamada que le aseguraba que ETA estaba dispuesta, en serio, a "abandonar la espada". Eufórico, quizás porque veía que siguiendo "la ruta de la paz" podría acabar con el terrorismo, renovar su mandato como presidente e, incluso, ganar el Nobel de la Paz, dió órdenes para que se sistematizara el diálogo.

Estaba tan eufórico que no podía reprimirse y comentaba con sus amigos aquella conversación milagrosa, sin ni siquiera pedirles que guardaran el secreto y afirmando que la intención negociadora de ETA era sólida.

Cuando Zapatero hablaba de esa "conversación" afirmaba que sus interlocutores eran "lo más alto" de ETA. Se refería, sin duda, a Josú Ternera, que, ciertamente, era entonces la cúspide de la banda, aunque su mandato, según los expertos de la Inteligencia española, nunca fue claro y, al parecer, siempre estuvo cuestionado por los radicales que tenían el control de las armas, que lo consideraban un tipo débil, contaminado por la política y amortizado.

Pero ETA estaba entonces abatida, como consecuencia de la eficaz lucha policial y de una importante caida en las recaudaciones, productos de la extorsión, y el liderazgo de políticos como Ternera tenía que ser "tolerado".

Ternera selló un pacto con Otegui y otros dirigentes de Batasuna para emprender el camino de la paz, confiados en que Zapatero haría concesiones importantes y en que, de cuaqlquier modo, la negociación les permitiría reconstruir la perdida fuerza. A finales del año 2005, ETA ya tenía claro los objetivos que esperaba lograr en la negociación, cuyo final debía ser siempre la autodeterminación reconocida por España y una Euskalherría políticamente dominada por Batasuna. Los escalones del "plan" incluían Navarra, la excarcelación de los presos y la legalización de Batasuna para poder participar en las elecciones municipales de 2007, bajo la euforia de la paz, y ganar centenares de alcaldías, con todo lo que eso significa de financiación pública y poder real en los pueblos y caseríos vascos.

Pero en el mes de julio de 2006 el liderazgo de Ternera y Otegui hace aguas y es desplazado, aunque sin una declaración formal. La causa del desplazamiento no es tanto que Zapatero se mostrase más duro de lo previsto y de que las concesiones fueran menos de las esperadas, sino que la banda se sentía nuevamente fuerte y musculada, capaz de desplegar su estrategia favorita, la de poner de rodillas al Estado Español a base de sangre y llanto.

Ellos, los interlocutores de Zapatero (Ternera, Otegui y los demás), creen que siguen mandando en el proceso, o al menos así lo dicen, pero no es cierto porque en la verdadera cúspide crece dia a día la desconfianza hacia los "políticos" de la propia banda, a los que empiezan a considerar como peligrosamente influidos por "los gorrinos" (socialistas). Los desfenestrados siguen siendo los interlocutores del gobierno español en el proceso, pero nadie quiso darse cuenta que eran intelocutores fantasmas y que, realmente, ya estaban desautorizados.

Ese ha sido el principal fallo de Zapatero, ese es el problema de "interlocución" que ahora reconoce Pepiño Blanco. Estaban hablando con fantasmas sin poder y no quisieron reconocerlo, a pesar de que fueron advertidos por las inteligencias de Francia y España y hasta por la policía y la Guardia Civil.

El resto ya es historia conocida. Un día, por sorpresa y con desprecio hacia sus propios negociadores, que no sabían nada, colocaron una bomba "cojonuda" en Barajas, "para que se enteren". Y los dos muertos ecuatorianos y las toneladas de cascotes y de hormigón cogieron desprevenidos y con al paso cambiado a Zapatero, a Ternera, a Otegui, a todos los muchachos "del proceso", a los partidos políticos y a millones de españoles que, inocentes, se habían encandilado con la paz. Dicen en círculos próximos a ETA que la bomba, para colmo de sarcasmo, iba a explotar el día de los inocentes, pero se retrasó dos días por razones de logística.

Quizás por eso, porque la sorpresa ha sido morrocotuda y traumática, porque la bomba ha sepultado de golpe grandes ilusiones, Zapatero y los suyos están confusos, se esconden y deambulan por el escenario de la política española como pobres boxeadores noqueados.


Franky  
Sábado, 6 de Enero 2007
Artículo leído 1734 veces




Comentarios:

1.Publicado por Alehop! el 06/01/2007 18:40
Interesante información franky, sin embargo pese a lo negativo que tiene que la banda terrorista vuelva a atentar contra los inocentes, debido a la pésima gestión de Zapatero, y pese al rearme de ETA, fruto de la pésima gestión del proceso de Zapatero, y pese a que hoy estamos peor que hace dos años, cuando Zapatero ganó las elecciones gracias a la gestión política del 11M, pese a todo ello cabe observar una interesante escisión en ETA, una escisión que la debilita moralmente, y que la aboca a su fin siempre que tengamos gobiernos serios.

Me explico, en algunos momentos, ciertos grupos de población con cierto tipos de problemas sociales son susceptibles de ser manipulados y captados por una organización terrorista como ETA, (y en otros casos sectas, bandas latinas, nazis, y cosas así) que se aprovechan de los peores instintos del ser humano para a través de un lavado de cerebro hacer creer que unos fines teóricamente justos justifican el uso de la violencia contra inocentes. Si los encargados del lavado de mente social se ven alejados por los violentos armados, el apoyo social irá disminuyendo hasta convertir a los terroristas en violentos asesinos a sueldo que no tienen otra forma de vivir, pero que carecen de una ideología que justifique sus actos. Una vez llegado a ese punto se podría poner fin al terrorismo con el uso de la Ley.

Puf! creo que me he explicado fatal. A ver, muchos ciudadanos apoyaban el proceso de paz (yo no, que quede claro) argumentando que con la acción policial y judicial no se solucionaba el problema, que la banda seguiría alimentándose de jóvenes independentistas, que el problema es político y la única solución es política. Ese era el argumento de muchos para romer el Pacto por las libertades y contra el terrorismo. Pues bien, en el supuesto caso de que tuvieran razón, y de lo que cuentas en el artículo fuese cierto, se estaría produciendo una escisión en ETA entre el soporte político-ideológico que "justificaba" sus atentados y la plantilla de asesinos a sueldo que forma parte del aparato militar.

Si el Gobierno fuera inteligente explotaría esta escisión, para llevarse a los políticos e ideólogos de la banda al terreno democrático, dónde pronto empezarían a perder apoyo popular, y la banda de asesinos a sueldo sin apoyo ideológico caería tras la acción policial y judicial, llevada a cabo en el marco del pacto por las libertades y contra el terrorismo.

2.Publicado por Clandestino el 06/01/2007 20:34

Hola Alehop. Te echaba de menos por aquí.

Estimado amigo, si el gobierno fuera inteligente o no estaría en política o no la habría llevado a las guaridas criminales, alejándolas de sus paganos.

Salvando las distancias entre la patética y triste realidad, y la fantasía dúctil y maleable de una historia ingeniosamente guionada por Michael Wilson, Carl Foreman y Pierre Boulle, magníficamente llevado al cine y magníficamente interpretada por un extraordinario plantel de actores y profesionales, en general, la obsesión de zapatero por colaborar con el enemigo me lleva a asemejarlo con uno de los protagonistas de una de las obras maestras del cine: El coronel Nicholson, en el laureado film ‘El puente sobre el río Kwai’.

La dosis de imaginación para diferenciar el talento profesional de la grotesca chapuza; y la inofensiva ficción de la agresiva y tosca realidad, la podemos equilibrar con la exacta simetría existente entre esa realidad enfermiza, dañina y obsesiva del ‘proceso’ de zapatero, con la que se deriva de una imaginación inteligente para una película extraordinariamente dirigida por David Lean, generando no pocos paralelismos entre esta inteligente trama y la ridícula y obsesiva memez de un presidente que se autolaurea en el orgullo de hacer muy bien el papel de traidor que destruye los cimientos de su propio Estado, entregado a sus enemigos, jaleado y arropado por su prensa, por su partido, por el gobierno y por todas las Instituciones de un Estado suicida, dedicando sus esfuerzos en descalificar y criminalizar a todos aquellos que les advertían de los graves peligros que corría la Nación con aquellos flirteos veleidosos que engrandecían a los radicales y asesinos, mientras que debilitaban peligrosamente al Estado.

Este paralelismo argumental llevado al cine, ubica, en la realidad, a zapatero en el lugar del coronel Nicholson, (extraordinario Alec Guinnes), a Rajoy en el del mayor norteamericano, Shears (Excelente William Holden), a Josu Ternera en el del coronel Saito (Impecable Sessue Hayakawa), eta en el de los guardianes torturadores del Campo tailandés y el ‘proceso’ de zapatero, como el ‘puente’, que se afana en construir, con absoluta perfección técnica y escrupulosa puntualidad, el coronel Nicholson, para el enemigo, resultando como clave de nuestra desgracia, el no poder emparejar, con nada ni con nadie, al Estado Mayor Británico (E.B.M.), que siguiendo el guión, tras la fuga del mayor Shears, acomete, sin dudas ni tapujos, la inmediata voladura del puente, aún arriesgando la vida del comando y la de sus propias tropas prisioneras de los japos, salvando con ello un incalculable número de vidas, no solo de nativos sino también de aliados. Para nuestra fatalidad, España carece del símil del E.M.B., permitiendo a los enemigos de la Nación un cambio, corto pero sustancial, en el guión, prolongando unos minutos el ‘The End’. Los suficientes como para permitir el paso del tren y cumplir los objetivos previstos por el enemigo, siendo ellos los que una vez agotado su uso y explotación del servilismo de zapatero y por extensión del Estado y sus recursos, los que lleven a cabo la voladura de un ‘proceso’ ya cansino e inservible hasta para ellos, por más que zapatero, y su clan, lo metiera a diario, con calzador, hasta en la sopa. Por más que millones de entre ilusos y espabilados, insultaran la inteligencia del resto de la Nación pretendiendo hacer bueno lo que era imposible disimular su hedionda podredumbre.

Para nuestra desgracia, España carece de mecanismos de defensa ante tamaño asalto y manejo interesado del Estado, por sus enemigos, sirviéndose de una cuadrilla de deficientes políticos, sin las nociones mínimas para entender la grandeza de sus deberes con la Nación, dando su particular versión en clave cortijera, en el único objetivo de saciar sus peregrinas ensoñaciones derivadas del rencor y el revanchismo, desde la vulgaridad y la insolencia del típico cantinero, machito barriobajero, que interpreta como mayores méritos de las políticas de Estado, ser considerados sus enemigos y tomarlos por consejeros, enrabietándose a muerte, con los que les exigen el cumplimiento de sus deberes para con ellos y el resto de la Nación, en la observación de la legalidad y de que para eso, y nada más que para eso, son elegidos y se les paga.

Al nacionalismo -al radical asesino y al otro- les ha bastado soplarles al oído que la familia, la iglesia, el trabajo y la honradez, son franquistas, para burlarse y poner a esta prole de mentecatos, supervivientes residuales del rencor añejo y agusanado, a su servicio humillante, bochornoso e incondicional y que tantos daños irreversibles ha producido ya, a la Nación y especialmente al Estado a merced de los ventajistas y hampones criminales durante más de dos años, lo que ha permitido que la banda asesina sea más fuerte que nunca –dentro y fuera de España- y que los nazis-nacionalistas tengan poderes sobre el Estado, si el Constitucional no lo evita.

El hecho de que estos indeseables no dimitan, tras delinquir de forma continuada contra la Nación y el Estado, en la continuada omisión de su legalidad democrática, hace evidente la talla y la calaña de esta recua de mastuerzos, tan peligrosos para la ciudadanía, como indignos de representarla, consecuencia de un Estado huérfano y enquistadamente, tirano.

Saludos cordiales.

3.Publicado por Breugnon el 07/01/2007 14:49
Contundentes comentarios que duda cabe.
Pero hay más
Zapatero ya advirtió al comienzo de la legislatura que los dos primeros años los dedicaría al Estatuto catalán, y los dos últimos a ETA. Así ha sido, es y será.
No se puede analizar su actuación desde un prisma moral, ético o político; él fué elegido candidato y hecho presidente para realizar una tarea, y está cumpliendo con su palabra.
Los que hemos vivido el tardofranquismo, la transición y vemos el estado de las cuestiones en nuestro país, nos asombramos de cómo se están llevando a cabo; pero olvidamos que esta falsa izquierda jamás ha luchado por hacer que las cosas fueran de otra manera. Resumiendo: España y los españoles les importan un pimiento.
No podemos entenderlo desde la simple lógica y es porque desconocemos la verdad de sus intenciones : Poder y dinero. El poder lo dan las urnas y el dinero el capital.
Todos ellos vienen de la OJE franquista y si recordaís su lema era: "Vale quien sirve"; lo que ocurre es que no entendieron que servir no significaba utilidad, sino servicio. Y este principio lo han llevado hasta sus últimas consecuencias.
Todo esto junto es lo que nos tiene en este sinsentido de razonamientos y disparates.
Por esos principios de poderr y dinero el alto el fuego fué visto de manera tan optimista; pero mientras que Batasuna y Gobierno hablaban y eran felices, los terroristas que disparan, ponen bombas, extorsionan y alborotan; o están en la cárcel o en su momento tendrán que dar cuenta por esos delitos, ya que ningún Ordenamiento Jurídico los dejara impunes, al tiempo que una amnístía ( que tanto reclaman) hoy es inviable, y deben de confiar en el futuro; y claro, a ese sacrificio no están dispuestos, ellos son los héroes de esta historia. Ahí esta la razón T-4.
Hoy por hoy es muy difícil combatirlos, tienen el Poder y tienen el Dinero.
Un saludo.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros