Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

SOBRE EL DERECHO A LA PROPIEDAD


Nota



A lo largo de miles de años, antes de la Historia, el derecho a la propiedad se ha consagrado como un derecho fundamental y los poderes públicos lo han defendido casi sin dudas. Sin embargo en los últimos tiempos, tal vez desde la Revolución y sobre todo con el marxismo, estamos asistiendo a un deterioro de este concepto bastante acusado.

Se nos dice que la propiedad es un bien social y si bien es cierto que el concepto romano de propiedad no es razonable, supeditar la propiedad al bien común sin amplios matices muy ponderados, tampoco es razonable porque siempre hay quien cae en la demagogia, como estamos viendo.

La propiedad es un bien social en cuanto a que contribuye al progreso de la sociedad, no a que la propiedad está disponible para que la sociedad haga lo que le parezca con ella, que es, precisamente, lo que está ocurriendo en estos momentos en España.

Hablar de propiedad en España es hablar de pisos, de viviendas en general. Los españoles hemos considerado, tal vez desde siempre, que tener una casa en propiedad era la aspiración lógica de toda persona. En los 60, con el desarrollo, esa aspiración se convirtió en algo real y poco después se convirtió en una forma de ahorro, al principio como forma de dejar una vivienda a los hijos y luego como una forma de aportar dinero extra a la familia.

Las cosas marchaban razonablemente bien hasta la crisis. Entonces nos dimos cuenta que se habían construido más viviendas de las necesarias y por tanto los precios cayeron y nadie compraba. Y además, conforme se muere la gente, las viviendas quedan vacías, con lo que se incrementa su número, entre otras cosas porque muere más gente que la que nace. ¿Pudieron ser tan irresponsables los gobiernos de la época para no ser capaces de ver que se construían más viviendas de las necesarias? Lo dudo, los ministerios saben exactamente las ofertas y las demandas en todos los productos.

Y ahora aparecen los okupas, una fauna que siempre estuvo pero, minoritaria y controlada. Y descubrimos con estupor que las leyes favorecen a esta gente en contra del propietario. Curiosamente no suelen meterse en pisos propiedad de los bancos, prefieren pisos en espera de alquiler o venta, pero tampoco le hacen ascos a viviendas utilizadas por sus propietarios.

El proceso es muy simple: cuando no hay nadie en la casa entran y la ocupan, a continuación llaman a la policía y piden que se declare la ocupación. A partir de ahí, el propietario se queda en la calle, no puede cortar la luz ni el agua, que tiene que seguir pagando y su único recurso es un interminable proceso judicial, que con suerte le permitirá recuperar lo que quede de la vivienda, en uno o dos años y tras muchos gastos.

Si la casa está vacía y no tiene suministros, ellos los conectan, hay ya “profesionales” que lo hacen y a gastar a costa de las empresas suministradoras. Entonces el proceso para echarlos puede ser infinito, pues los juzgados tienen mucho trabajo.

Lo que antes eran los ahorros para los tiempos difíciles, ahora son un infierno y encima tienes que pagar los gastos de la casa, al menos los impuestos, en cualquier caso y si los suministros son clandestinos, estos los pagamos entre todos, pues las empresas subirán los precios para compensar las pérdidas.

Y con este ambiente ¿quién va a comprar una casa como forma de ahorro? Y con tantos inmuebles vacíos, la construcción no levanta y la construcción era un sector productivo importantísimo en España. No es sólo los albañiles, es el cemento, el hierro, las puertas, ventanas, sanitarios… Así vemos como empresas de toda la vida, están cerradas o tienen graves dificultades. Tal vez la más significativa sea la siderurgia, orgullo de la industria española y ahora en manos de una empresa indú y con pérdidas.

Y la pregunta obligada es ¿por qué estos gobiernos permiten esto? ¿Qué ganan con ello? Porque la destrucción de la economía es algo muy serio, porque si la construcción funcionara, por ejemplo como antes del disparate de antes de la crisis, en estos momentos tendríamos dos millones de parados, que es el suelo de empleo en España. Sin duda algo tienen que ganar. No concibo que puedan ser tan tontos.

Con tanta tontería han destruido el concepto de propiedad y no sé como piensan que la economía funcione sin los pequeños propietarios. Si alguien tiene una explicación estaré encantado de escucharla.

Vanlop


- -
Sábado, 26 de Noviembre 2016
Artículo leído 954 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 26/11/2016 07:32

Muchas gracias por poner el artículo en portada.

No sé si al final los conceptos y la conclusión quedaron claros. Lo escribí con la obsesión de no hacerlo demasiado largo, porque los artículos deben ser lo más cortos posible.

La conclusión que pretendía es que comprendamos, contra el discurso dominante, que sin propiedad privada pequeña y hay que insistir en lo de pequeña y sin seguridad jurídica no hay forma de levantar la economía.Y al permitir los okupas y saqueadores, se están cargando la pequeña propiedad privada y por tanto la economía tal y como la conocemos y como, tal vez, es la mejor para una economía saneada y país feliz. O al menos es lo que los españoles hemos considerado como felicidad económica.

Pero tal vez sea eso lo que se pretende. En otros países europeos, vivir en alquiler es lo normal dado el precio prohibitivo de las casas. La propiedad es de grandes empresas, con un porcentaje alto de bancos, con lo que el concepto de pequeña propiedad no está tan arraigado como aquí. Tal vez se trate de eso.

Leí ayer que los bancos españoles, especialmente Santander y BBVA, están volviendo a Hispanoamérica, ocupando el sitio que dejan los bancos norteamericanos y la explicación es que estos se dedican a la economía financiera y no son capaces de sacar rendimiento de la banca doméstica, de la que son especialistas los bancos españoles.

Son formas de entender la vida, tal vez fruto de la mentalidad de cada país, en el caso de los anglosajones una mentalidad calvinista y en los de nuestro entorno, una mentalidad católica, conceptos que subyacen aunque las sociedades hayan dejado de ser religiosas. Y tal vez los problemas que tenemos los católicos se deban a esto más que a otras cuestiones más o menos teológicas o sociológicas. Se trata simplemente de eliminar el concepto de propiedad personal en favor de la propiedad corporativa.

En cualquier caso, ser pequeño propietario en España es una odisea y un sufrimiento constante. No es tanto por el valor dinerario de las propiedades, como el hecho que son el fruto del esfuerzo de dos o tres generaciones, que pasaron privaciones y ahora todo se va al garete.

2.Publicado por gustave moreau el 26/11/2016 08:02
los neofeudales globales tienen mas interes en ser los dueños del mundo que en que la economia crezca.
Forzaron el crecimiento basado en deuda impagable, que seria transferido a deuda publica; asi en quiebras privadas y publicas se quedaran con todo a precios de derribo.

3.Publicado por Juan Manuel el 26/11/2016 09:05
España no es un estado de Derecho es un estado de desecho, los pequeños propietarios no tienen seguridad juridica, esto es propio de un pais Tercermundista.
Las Leyes y los jueces están a favor de los delincuentes, antes que defender a las personas honradas, han exterminado a la clase media, toda esta patulea de jueces y politicos corruptos cobarde y acomplejados.

Si los Okupas ocuparan el Palacio de la Moncloa, la residencia de Botin, la de las Koplowitz, las Leyes se cambiaban en 5 minutos, no todos somos iguales ante la Ley

4.Publicado por Anro Libertché el 26/11/2016 19:13
LA PROPIEDAD PRIVADA NO SOLO ES UN DERECHO NATURAL E INHERENTE EN LA CONDICION HUMANA, SINO QUE ES CONSUSTANCIAL CON SU EXSTENCIA.

Es cierto que en los regímenes comunistas la propiedad privada no existe, es el Estado, el único dueño y por ende supuestamente todos los ciudadanos. Por el contrario en las sociedades capitalistas o/u de libre economía de mercado, la propiedad es un bien social con matices. Es decir, quienes puedan hacerse acreedor de una vivienda u otros bienes patrimoniales, bien heredado, o por los distintos medios que posibilitan los status laborales, financieros y económicos, de ingresos y solvencias, mediantes las relativas facilidades de préstamos e hipotecas por bancos cajas y financieras.

Claro que en casos de crisis, paros y otras insolvencias, son los bancos los que sin piedad y sin más requisitos y consideraciones, y por medios legales, sustituyen al Estado, para desposeer a los ciudadanos del derecho legítimo a la vivienda, como forma simplista y sin más retóricos protocolos para expresarlo, en casos legalmente de impagos deudas y morosidad, etc. todo lo contrario de los regímenes comunistas, donde el Estado, es quien concede o retira en cada caso, la garantía y el derecho a la vivienda, según las necesidades y las circunstancias personales y familiares de cada ciudadano.

Y efectivamente hablar de propiedad privada en España, es hablar de viviendas u otros bienes en general, como forma de ahorro y un valor añadido como garantía de patrimonio de las familias y otras consideraciones económicas de creación de riquezas, empleos y aspectos sociales.

Sin duda en España, por múltiples razonamientos la construcción de viviendas durante distintas etapas y décadas, en los últimos 25 años, constituyeron un poderoso motor de la economía y del PIB, los cuales suponía inversiones que cubría todo tipo de aspiraciones, entre las principales la creación de empleos y riquezas y las aspiraciones legítimas de todos los ciudadanos como derecho Constitucional.

Sin embargo, las incontroladas y excesivas licencias que se otorgaban para construir viviendas desde los últimos gobiernos de F. González, incluida la nueva ley de liberación de suelo del gobierno del Sr Aznar, y otras políticas especulativas de los posteriores gobiernos del Sr ZP, supusieron graves descontroles y desequilibrios, respecto a los datos de ofertas y demandas, llegándose a construir viviendas, sin límites ni controles algunos sobrepasando el 100%100 en algunas zonas y territorios.

La caída del gigante operador financiero e inmobiliario Lehman Brothers, en USA y sus directas repercusiones, con productos tóxicos en España y el resto del mundo, agravaron aún más lo que sería la crisis económica mundial y muy particularmente la crisis económica e inmobiliaria en España.

Grave crisis económica no solo en USA y el resto del mundo por la caída de gigante financiero, sino porque en España y en esas fechas, los ineptos políticos, el mismo presidente socialista ZP y el mundo financiero, incluido el Banco de España, negaban que la crisis afectara a nuestro país. Todas unas sartas de mentiras, falsedades y estafas de nuestros dirigentes, políticos y financieros, que no tardarían en ser descubiertas en posteriores trimestres, con llamadas y avisos a nuestros dirigentes políticos en esa fechas, de las más importantes autoridades políticas y financieras del mundo, tras comprobar los desajustes, faltas de controles y profundas intoxicaciones en bancos y cajas de todas España, y consiguientemente los impactos y explosiones de burbujas inmobiliarias y financieras en todo nuestro país.

Por lo demás mi estimado amigo y autor Sr. Vanlop, la propiedad privada no solo es un medio y fin, que redunda en beneficios de todas las economías de libres mercados, y sus sociedades, sino que sirve, mediante leyes de seguridad jurídica de sus titulares, un mejor ordenamiento legal y administración de espacios y territorios debidamente ordenados y registrados por las entidades a todos los efectos vinculados a los Estados en cualquier economía libre de mercado.

En cuanto a los conflictos que suscitan los grupos y personas denominados “Okupas” de viviendas vacías y otras situaciones, es evidente, que es un tema minoritario, manifiestamente declarado, más por las injusticias y desigualdades que conllevan inherentemente los sistemas capitalistas, que por las buenas y eficaces voluntades por resolverlas por parte de los responsables políticos, en particular en España, habidas cuentas, los superávit y disponibilidad de viviendas vacías y sin habitar, es un aberrante derroche producto de las malas praxis de las administraciones económicas privadas y públicas, siendo una realidad irrefutable, que de ninguna manera se puede seguir sosteniendo, sin las legales, éticas y obligadas respuestas sociales que un verdadero Estado de Derecho debe asumir con sus conciudadanos más débiles y desfavorecidos.


Un saludo cordial a todos.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros