Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Los depredadores y los trepas son ya rechazados en España


Nota

La política española está cambiando significativamente, pero no porque los políticos hayan mejorado, sino porque el pueblo se está cansando de soportar injusticias y abusos. En el pasado, los depredadores y los trepas ambiciosos eran premiados por los votantes, pero ahora son despreciados y castigados. El dúo ambicioso y depredador González-Guerra fue premiado en 1982 con una poderosa mayoría absoluta, pero Pablo Iglesias y Pedro Sánchez están siendo castigado por los votantes, que le abandonan por su ambición y su decepcionante insistencia en ser "presidentes".
---



Si los políticos gestionaran el mar, en cinco años se acababa el agua
Si los políticos gestionaran el mar, en cinco años se acababa el agua
Las últimas encuestas reflejan que los españoles están hastiados de sus políticos y auguran un estallido de abstención, votos en blanco y votos anulados de protesta. Ese cansancio y desprecio a la clase política representa un auténtico cambio en el electorado español, que, indignado, se ha vuelto más exigente y maduro.

Entre los que siguen dispuestos a ejercer el voto, el PP, incapaz de ilusionar, se mantiene a duras penas como primera fuerza, Podemos y el PSOE tienden a perder posiciones, a pesar de la alianza de poder de Podemos con Izquierda Unida, y sube ligeramente Ciudadanos. Según los sociólogos, esas tendencias son el resultado del rechazo a la ambición desmedida y del interés del electorado español por premiar el espíritu de diálogo y concordia en las lamentables y fallidas negociaciones para formar gobierno, tras las elecciones del 20 de diciembre.

El rechazo de los españoles a la exhibición de ambición mostrada por Pablo Iglesias, Pedro Sánchez y otros dirigentes de Podemos y del PSOE, en los que el pueblo ve más obsesión por el poder que por el servicio y más ganas de cargos y sillones que de mejorar la política española, está siendo sólido, hasta el punto de que están surgiendo fisuras y grietas en la estructura de esos partidos, en especial de Podemos, porque muchos miembros de ese nuevo partido consideran errónea la estrategia de Iglesias y de su equipo dirigente.

Los tiempos en los que la ambición y el instinto depredador eran premiados por el electorado han desaparecido. Ahora, cansados de ambiciosos y corruptos, los españoles quieren ver en el poder a políticos serviciales, humildes y empeñados en servir y cambiar la sociedad, más que en atiborrarse de poder y privilegios. Ese es un cambio sustancial y positivo, cargado de esperanza, pero también de frustración y rabia porque esos políticos serviciales, decentes, responsables y eficaces no existen en el panorama político español, ni en la derecha, ni en la izquierda.

Los españoles de hace tres décadas se reían y aplaudían las imbecilidades de aquel Alfonso Guerra que decía que Montesquieu había muerto y que "el que se mueve no sale en la foto", mientras imponía en la política otras máximas de pésimo estilo y nada democráticas, como "al enemigo ni agua" o "en política vale todo", auténticas herejías del sistema.

Los tiempos cambian y, por fortuna, los aires políticos españoles están cambiando también, no por voluntad propia de unos partidos que están podridos de corrupción y ansias de poder, sino por presión de un pueblo que está harto de soportar a depredadores, sátrapas, ambiciosos y egoístas que no gobiernan para el pueblo sino para ellos mismos.

Los ciudadanos acuden ya a las urnas con espíritu de venganza y con ánimo de castigar a los políticos que se burlan de la voluntad popular, que se bañan en la corrupción, que adoran los privilegios, que contemplan la política como una "carrera" profesional cargada de compensaciones y que desprecian al ciudadano y a sus exigencias.

Como no encuentran a políticos decentes, demócratas y capaces de ser verdaderos líderes, se arrojan en manos de la abstención, de la protesta y del castigo en las urnas.

Si se les permitiera manifestarse mediante referendum, los españoles aprobarían muchas reformas a las que los políticos de oponen, entre ellas la reducción drástica del tamaño del Estado y del número de políticos parásitos que viven del erario, el fin de la financiación pública de los partidos, la eliminación de las autonomías, la separación de los poderes, sobre todo de de la Justicia, vergonzosamente sometida al poder político, la reforma de la desigual, injusta y desequilibrada Ley Electoral y una profunda reforma del sistema de representación, que obligue a los partidos y a los diputados y senadores a rendir cuenta ante el ciudadano, no como ocurre ahora, que los ignoran y que sólo rinden cuentas y obedecen a sus respectivos partidos.

El cambio de tendencia en los gustos y exigencias de los ciudadanos españoles tiene que reflejarse en la política. Si los actuales partidos y sus políticos siguen oponiéndose a los deseos del pueblo, los ciudadanos terminarán despreciando la democracia, odiando a los políticos y esperando con ansias la llegada de cualquier salvapatrias que les prometa acabar con los politicastros y sus abusos.

Francisco Rubiales

- -
Martes, 17 de Mayo 2016
Artículo leído 1011 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 17/05/2016 09:26

No hay mucho que añadir.

La cuestión, relativa, es si las encuestas reflejan la verdad o están manipuladas. Pienso que están manipuladas, que le conceden a podemos más votos de los que en realidad puede sacar y al pp menos. La idea es simple: el terror, que la gente de derechas se asuste y vote masivamente y que la gente liberal y de izquierda moderada que votaron a podemos, se asusten y no les voten. Pero esto no tenemos forma de saberlo pues los resultados de las encuestas son el secreto mejor guardado.

Me parece increíble que podemos, después de la exhibición del ambición y mal gusto que demostró en las consultas, pueda ser votado por gentes que piensen un poco. Y con la que está cayendo, la mayoría de la gente y contra la costumbre y tal vez, sin que sirva de precedente, va a pensar un poco. Ni siquiera los comunistas sensatos le deberían dar el voto y aunque parezca un oxímoron, aún quedan votantes comunistas sensatos.

De modo que ante una abstención, previsiblemente antológica, los votos incondicionales más los que puedan obtener con sus trucos sucios, van a suponer muchos escaños, porque el escaño va a valer menos votos. Si el pp no pierde respecto a Diciembre, seguramente la abstención le suponga más de cinco escaños. Si a eso le sumamos los votos con la nariz tapada y con terror a podemos, pueden suponer otros quince más, con lo que se situaría en ciento cincuenta. Más que suficientes para gobernar con ciudadanos.

No es un contrasentido considerar a ciudadanos la segunda marca del psoe y que formen gobierno con el pp, dado que esta vez hay que formar gobierno necesariamente pues la casta no puede permitirse otro periodo sin gobierno. Nosotros sí, pero la casta no. Y aquí debemos pensar en la casta y no en partidos irreconciliables.

Que ciudadanos, como segunda marca del psoe vote al pp no es un disparate, al fin y al cabo, el pp ha mantenido todas las leyes del psoe y hasta la única ley del pp, la minireforma educativa, no va a continuar porque ni los pperos la cumplen. Por tanto, respecto al "progreso" un gobierno del pp va a consolidar las reformas del psoe, cosa necesaria, pues otras reformas del psoe sin consolidar las que hay, provocarían demasiado rechazo en la sociedad.

Por otra parte, la hoja de ruta al infierno que nos quieren meter, requiere un presidente que tome decisiones y permita que ocurran ciertas cosas. D. Mariano con su pasividad no lo va a permitir y por eso el todos contra Rajoy. Pero con un resultado de ciento cuarenta escaños, tendrán que fastidiarse y aguantar y formar gobierno entre ciudadanos y el pp, con la esperanza que ciudadanos obligue a sus socios a hacer ciertas concesiones progresistas.

No olvidemos que la ambición desmedida del Sr Sánchez debe haber creado un fuerte rechazo en la gente que puede votar al psoe, pero que no vetarían a un ambicioso sin cerebro como el candidato. Hay ciertos límites que no se pueden pasar.

Lo mismo ocurre con podemos, soberbia desmedida e imbecilidad manifiesta y la prueba es que aceptan a iu para salvar los muebles con los votos de estos, porque tenían el peligro que muchos comunistas votaran a iu en vez de a ellos y ocn la pérdida de los votos liberales y de izquierda moderada, que tal vez vayan a ciudadanos y a la abstención.

De todo lo que les cuento, no ocurrirá nada así, pero si ocurriera como digo, mi crédito como profeta político subiría a las nubes. Y si uno quiere subir, tiene que arriesgar. De todas formas, como profeta, uno tiene poco crédito.

2.Publicado por El nardo el 17/05/2016 11:13
El único dato que nos hará creer en una ciudadania concienciada y adulta es la abstención.

3.Publicado por SALVADOR el 17/05/2016 15:19
El Régimen del 78 ha impuesto una serie de mensajes que, desde hace 40 años, repiten las bocas de todos los agentes políticos y los medios de comunicación adictos al régimen. Nos dicen que la democracia es consenso. Yo disiento. La democracia es la libre elección del Gobierno por parte de todos los gobernados y la libre elección de cada diputado por todos los conciudadanos a los que cada diputado debe representar.
Muchos repiten ahora que estos nuevos comicios son una segunda vuelta. Yo disiento. En ningún lugar de la legislación española actual se establece la celebración de segundas vueltas. Quien miente acerca de la naturaleza de unas elecciones lo hace con una motivación política: manipular las conciencias.

Los defensores del Régimen afirman que el voto es un deber cívico. Yo disiento. El voto es un derecho político. Lo que es un derecho no puede, al mismo tiempo, ser un deber.

Cada voto fortalece al Régimen. Me niego a cooperar con él. Lo deslegitimo con mi abstención. Es la suma de abstenciones lo que derribará pacíficamente al Régimen del 78. Una abstención tiene exactamente el mismo valor que un voto. Cada voto emitido muestra que el votante está de acuerdo con el Régimen y el estado de cosas que produce. Cada abstención practicada muestra que el abstencionario quiere acabar con el Régimen y el estado de cosas que produce.

Muchos afirman que la prioridad es cambiar el Gobierno para acabar con los males sociales. Yo disiento. La responsabilidad de los males que asfixian a los españoles no es de este ni de aquel Gobierno. Son el producto del Régimen del 78. Votar es perpetuar la fuente que produce nuestros males.
El Régimen del 78 invierte grandes esfuerzos para que identifiques la futura República Constitucional con el desastre de la II República. Yo disiento. La III República no será de los trabajadores como tampoco será de los banqueros ni de los comerciantes ni de los partidos. La República será de todos.

Yo disiento. Yo me abstengo.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros