Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

La libertad en el ciberespacio regenera la democracia


Nota



La libertad en el ciberespacio regenera la democracia
Tim Berners-Lee, creador de la WEB y director del Consorcio World Wide Web (W3C) del Instituto Tecnológico de Massachussets, cree que una de las vías más seguras para regenerar la democracia es preservar a toda costa la libertad en el ciberespacio.

Son muchos los expertos y politólogos que creen que un ciberespacio libre posibilita el verdadero debate, sin interferencias ni manipulaciones, el libre flujo de la información y la creación de inteligencia y criterio a través del intercambio de ideas e iniciativas. El ciberespacio debe permanecer libre, lejos del control de los gobiernos. Es una cuestión vital para la auténtica democracia.

Los verdaderos demócratas son conscientes de que deben democratizar el ciberespacio, facilitar a toda costa el acceso de los ciudadanos, incluso de los más pobres y con menos recursos, a las herramientas básicas del conocimiento, especialmente al software.

El software es ya vital para el desarrollo humano, pero en un futuro cercano lo será todavía más y no habrá posibilidad alguna de tener acceso franco al conocimiento si no se dispone del software apropiado. Pero el valor del software llegará más lejos con el tiempo y tendrá gran influencia en el desarrollo de la mente, de la ciencia, del progreso tecnológico, de las libertades y de la sociedad en general. Por consiguiente, es necesario evitar, desde la verdadera democracia, que con los bienes culturales y con las herramientas básicas del conocimiento y de la nueva cultura suceda lo mismo que ha ocurrido en la historia con la riqueza económica, que está mal distribuida, controlada por los poderosos, en manos sólo de unos pocos.

Somos muchos los que creemos ya que herramientas como el software deben estar disponibles para todos. Muchos jueces empiezan a pesar eso mismo y consideran el libre acceso al software como un valor irrenunciable de la democracia, comparable a la libertad de expresión o al derecho a la intimidad.

El concepto "open source" es de un gran valor simbólico y en torno a ese concepto va a producirse un gran debate en este siglo. Los hackers son hoy considerados criminales, pero no está claro que lo sean en el futuro, siempre que no pirateen por lucro, siempre que se muevan con los enfoques propios de Robin Hood, que con su actividad contribuyan a generar software libre para todos. Nadie puede asegurar que dentro de diez o quince años pueda considerarse delito publicar en Internet los códigos fuente de un software propiedad de Microsoft o de otra gran empresa, a las que, seguramente, los estados tendrán que compensar por sus esfuerzos investigadores.

Ante nosotros se abre un debate apasionante, decisivo para el futuro de la Humanidad, que va a girar sobre la propiedad de los bienes de la cultura y la propiedad intelectual privada. El resultado va a depender del esfuerzo que hagamos para que triunfen los auténticos valores de la democracia y de la libertad. Hay muchas piezas y argumentos en el tablero de juego, algunos tan importantes como el derecho de la sociedad a beneficiarse de los conocimientos y avances y la consecuente obligación de las instituciones y empresas a poner esos bienes a disposición de todos. Es muy probable que el concepto de responsabilidad social avance y consiga incorporar el criterio de que los bienes culturales y, sobre todo, las herramientas del conocimiento, sean patrimonio universal de la raza humana.

Algún día, los gobiernos estarán obligados por ley a facilitar a los ciudadanos el acceso a esa gran biblioteca de la Humanidad que será Internet. Entonces, todo el software imprescindible deberá ser libre y ocurrirá con esa herramienta básica lo mismo que hoy con los museos y bibliotecas, que los políticos se han visto obligados abrirlos gratuitamente, o a precios simbólicos, para que los ciudadanos disfruten de la cultura y el arte universal.

Franky  
Martes, 28 de Noviembre 2006
Artículo leído 1953 veces




Comentarios:

1.Publicado por Manuel Lissén el 29/11/2006 09:07
Suscribo tu comentario con gusto, pero no deberíamos olvidar de todos modos cuáles son los orígenes de esta revolución: la informática fue desarrollada a partir de los años 50 para ayudar a grandes corporaciones económicas que estaban desarrollando modelos de mercado que requerían demasiados cálculos como para poder hacerse manualmente; por su parte, Internet es la superposición de un proyecto científico de alto nivel con un modelo de red utilizado por el ejército americano, siempre subvencionado por grandes intereses corporativistas y universidades de élite. La industria del hardware y del sotware ha estado copada hasta hace tan sólo 10 años por grandes empresas, e internet ha supuesto, antes que la integración sociológica, el medio a través del cual se ha propagado la integración económica a escala planetaria. Los gobiernos van en esto a rebufo del Gran Poder, como, por otra parte, lleva siendo así desde que los administradores de información privilegiada son agentes económicos. En este sentido, creo que la censura de Wikipedia o de Google en China, por ejemplo, son sólo la punta de un iceberg muy profundo, porque podemos tener la tentación de suponer que todo internet es libre y, sin embargo, proporcionalmente, los canales abiertos y las aplicaciones para usuarios que están alimentado esta revolución no son sino un porcentaje mínimo en lo que a tráfico de datos se refiere.

El "open source" no debería entenderse como respuestas frente a este mundo capitalizado, sino como una actitud ética - por igualitaria, respetuosa y gratuita - en el uso de la información, sin embargo, ¿puede esperarse este comportamiento ético de un proyecto que lleva 50 años bajo el control de los intereses económicos? Querría pensar que sí, que este atisbo de libertad no es una falacia, sino el principio de una nueva conciencia de libertad. Voto por esto, Franky.

Al margen de esto, me gustaría hacer un par de preguntas: ¿es bueno, para la libertad del hombre, que el hombre dependa de su tecnología? (Conste que quien lo pregunta es ingeniero). Por otra parte, ¿la experiencia democrática en internet puede trasladarse a la calle?

Un saludo y enhorabuena.

2.Publicado por Franky el 29/11/2006 09:26
Respuesta a Manuel Lissén:

Te considero más capacitado que yo para responder a las preguntas que formulas, pero ahí va lo que pienso:

1.- No creo que esclavice demasiado al hombre su dependencia de la tecnología. Lo mediatiza, pero no lo esclaviza. En todo caso, prefiero depender de una tecnología que de un político predador, o de un político obsesionado por el poder, o de un redomado corrupto o corruptor, como sucede hoy.

2.- Seguro que sí porque la experiencia de Internet es, basicamente, intercambio de ideas, relación, diálogo, debate e información. En mis libros siempre defiendo el debate como la mejor manera de formar ciudadanos. El poder suele temblar cuando los humanos dialogan y conversan. Internet, como la democracia misma, es una gran conversación. Y eso es trasladable a la vida diaria porque quienes lo practican cambian y se hacen más conscientes, libres, responsables y rebeldes.

Un cordial saludo.

Franky

3.Publicado por Manuel Lissén el 29/11/2006 23:26
Siempre es una alegría irse a la cama con un poquito de lucidez.

Muchas gracias por tu respuesta, Franky.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros