Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

España: un desgraciado país paralizado y pendiente de la voluntad de sus mediocres políticos


Nota

Los políticos están destrozando España y muchos españoles, por desgracia, no se dan cuenta y siguen votándolos y considerándolos como "los suyos", cuando únicamente son "de ellos". Llevamos tres meses esperando que la pandilla de políticos electos se ponga de acuerdo para formar gobierno y lo peor de todo es que tememos que ese acuerdo se cierre porque nos aterroriza que muchos de esos tipos tengan el timón de España en sus manos.

No es serio que un país entero tema que sus políticos les desplumen, les arruinen y les envuelvan en una dinámica de injusticia, abuso, corrupción y decadencia.

España no saldrá adelante hasta que comprenda que los verdaderos enemigos de la nación son los actuales políticos, no por ser políticos, sino porque no son demócratas, carecen de valores y porque ellos y sus partidos han caído en una degradación tan profunda que todo lo que tocan lo estropean o destruyen.
---



Hemos tardado muchos años en comprenderlo, pero por fin sabemos que la actual Constitución sólo está pensada para beneficio de los políticos. El sistema español no es del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, sino de los políticos, por los políticos y para los políticos. Tras la muerte de Franco nos engañaron y nos vendieron una tiranía camuflada de partidos y de políticos disfrazada de democracia. Y fuimos tan imbéciles que nos lo creímos.

La situación presente de España, si se analiza con objetividad, es dramática. No es aceptable que todos un país tenga que estar pendiente de la voluntad de unos cuantos para que comience a arrancar. La Administración está casi paralizada porque no se pueden tomar decisiones importantes, ya que ningún gerifalte (director general o asimilado) se atreve a moverse porque su puesto está en el aire y si se mueve puede arruinar su carrera política. Las inversiones están esperando, las decisiones también, las obras están paralizadas, la recuperación económica está en peligro y la capacidad para tomar decisiones en estos tiempos graves es muy reducida.

Mientras España espera y los ciudadanos están condenados a observar solamente como los politicastros se pelean entre sí y exhiben con impudicia su ambición, su inagotable sed de cargos y privilegios, su irresponsabilidad y su desesperante parálisis inepta, la economía se deteriora y el futuro de España se tiñe de negro.

Son tan irresponsables y egoístas que dan asco.

Es cierto que los políticos no sirven para nada y que el país iría mucho mejor sin ellos, pero, como ellos lo saben, han politizado las administraciones y los servicios públicos para que su presencia sea imprescindible. Mientras que países como Italia, Francia, Bélgica, Alemania y otros han demostrado que pueden funcionar perfectamente sin políticos porque sus administraciones siguen funcionando, sostenidas por los funcionarios al servicio del Estado, en España todo se paraliza porque los políticos han ocupado todos los puestos de la Administración con capacidad de decidir, desde los jefes de servicios a los directores generales y otros miles de puestos decisivos.

Para muchos juristas, esa implacable e irresponsable ocupación política de la Administración, superior incluso a la que han hecho de la sociedad civil, podría ser un claro delito de prevaricación porque la han realizado sabiendo que perjudica a España y paraliza el sistema.

Son tan arrogantes y codiciosos, tan corruptos e irresponsables que dan asco.

Han creado un sistema tan miserable que está ideado para el exclusivo beneficio de los partidos y de los políticos profesionales. Ellos y sus amigos periodistas sometidos llaman "democracia" a lo que sólo es una sucia dictadura de partidos políticos.

Tienen a España secuestrada y utilizan a sus ciudadanos como rehenes, como si fueran manadas de corderos.

Es probable que tengamos que repetir las elecciones, pero no se convocarán unas elecciones de emergencia, como sería posible y deseable, acudiendo directamente a los arnas, sino que ellos quieren unas elecciones completas, con todo su enorme costo en dinero y en parálisis del país, con sus campañas electorales, con los millones de euros que los partidos reciben como subvención para la campaña, con el abundante dinero que reciben por cada voto.

Y los ciudadanos, aplastados y humillados por esa plaga inmoral y abusiva de políticos, no podemos hacer nada, ni siquiera influir.

España necesita con urgencia un "reseteo", un cambio de sistema, una verdadera democracia sin cabida para los canallas y con el pueblo ocupando el lugar que le corresponde como soberano, con partidos distintos, con políticos decentes y entregados al servicio, no al abuso y a la corrupción, un sistema limpio y sostenido por los valores, no por la codicia y la corrupción, como el actual.

Francisco Rubiales

- -
Jueves, 24 de Marzo 2016
Artículo leído 1945 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 24/03/2016 12:50

La mitad de lo que dicen que ocurre de malo no es más que publicidad interesada de los políticos para hacernos creer que sin ellos todo es caos y la otra mitad es perfectamente solventable. No olvidemos que estamos funcionando con los presupuestos que aprobó el gobierno en su tiempo, de modo que todas las obras tiene sus vías de contratación y sus presupuestos asignados. Por otra parte, cuando conviene, se mueven. Hace unos días el gobierno sacó la oferta pública de empleo y ningún partido dijo nada. El gobierno está gobernando para las cosas importantes y para lo demás lo deja.

Sin duda sería mucho mejor que los cargos políticos fueran mínimos, en Italia, según creo y D. Francisco que vivió allí, puede puntualizarlo, los directores generales son funcionarios, quedando como cargos políticos los ministros y el equivalente a secretario de estado. También es cierto que en Italia hay infinitos ministerios.

Si por cada puesto público que desaparece, se crean 2, 5 puestos privados, la cosa parece clara, para todos menos para los que mandan, que hacen lo contrario, aumentan los puestos públicos y crean puestos privados para que hagan ese trabajo. Naturalmente subcontratas a empresas de los amigos que pagan una miseria a los empleados.

Dada la forma en que voté, no tengo mucho derecho a quejarme de uno u otros, simplemente me quejo de todos pues si hubiera alguno en condiciones, por mínimas que fueran, le habría votado. Pero eso no quiere decir que no se pongan los pelos de punta ante la perspectiva de gobierno que hay en estos momentos.

Ese gobierno del frente popular encubierto puede suponer la ruina total y dejar el país o lo que quede de él destrozado para muchos años. Hay que reconocer que con el gobierno ppero, al menos recibimos las migajas que sobran a los poderosos. Con el gobierno que pretenden formar, los poderosos seguirán llevándose lo suyo, lo nuestro, mejor dicho, y habrá migajas para repartir. La situación es bien triste.

Personalmente me resulta indiferente unos u otros, ya lo he dicho varias veces. La inmoralidad es la misma con unos que con otros y mi economía personal va a ir mal con unos y con otros y dadas mis circunstancias personales, seguramente no me alcanzará ya una hipotética bonanza. Pero para el conjunto del país, reconozco que dentro del desastre con un gobierno ppero, la cosa es algo mejor, pero desastre al fin ya cabo.

Porque, ya que el tema es la Administración, la imaginación de los políticos es portentosa. La gran esperanza de España o eso nos cuentan, dice, como propuesta estrella que hay que quitar las diputaciones, mientras echa pestes de las autonomías o al menos considera que la unidad de España, eso sí, al servicio de los burócratas de Bruselas, es lo importante. Pero si quita las diputaciones le da más poder a las autonosuyas y por tanto la unidad de España disminuye. Y este buen hombre es al que todos consideran que es la moderación, la esperanza del futuro y demás. Pero las propuestas son contradictorias.

Tal vez el problema sea que no hay ninguno que haga una serie de propuestas coherentes, que formen un programa sólido y se limiten a lanzar propuestas aisladas sin preocuparse si se contradicen o no.

Pero elaborar un programa sólido y coherente requiere algo que desapareció hace muchos años: inteligencia.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros