Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

España, país de cobardes y pusilánimes, necesita rebeldía


Nota

Hartos de soportar a cobardes, quejicas y lloronas. Los demócratas y la gente decente de España se siente rodeada de cadáveres ambulantes y de alguna gente valiosa que se limita a lamentarse y a quejarse inútilmente de España, derramando lágrimas cobardes, pero sin poner músculos y neuronas al servicio del bien. Hay cientos de miles de personas inquietas que sienten y critican los males de España, pero no somos lo bastante rebeldes, ni avanzamos con la fuerza y velocidad que España demanda. Hay que aprender con urgencia a transformar la inquietud en fuerza, la indignación en protesta temible y las neuronas en dardos que derroten a la legión de los miserables y corruptos que tienen a España anegada y asfixiada en lodo pestilente.
---



España, país de cobardes y pusilánimes, necesita rebeldía
España necesita la rebeldía ciudadana mas que el aire que respira. Muchos creen que el mayor problema de la nación es su nefasta clase política, pero en realidad el gran drama de España es su escasez de ciudadanos y de gente capaz de rebelarse contra lo injusto y lo indecente. La cobardía de los millones de borregos españoles hace posible que el país sea mal gobernado y maltratado por una clase política que no merece ni reconocimiento, ni respeto, ni ser tratada como democrática.

Hay miles de ejemplos que ilustran la inmensa cobardía española. Uno de ellos, quizás el mas sangrante, es el silencio de los que en Cataluña no quieren la independencia, un silencio cobarde que permite que el mundo perciba la falsa imagen de que en tierras catalanas sólo hay independentistas cargados de odio a España.

Pero hay mas silencios hirientes, como el de los que llaman democracia al sistema político español, a pesar de que no cumple ni una sola de las exigencias fundamentales de esa doctrina: ni separación de poderes, ni Justicia igual para todos, ni elecciones realmente libres, ni una sociedad civil fuerte que sirva de contrapeso al poder, ni defensa de los grandes valores, ni controles suficientes para el poder y los partidos políticos, ni democracia interna en el funcionamiento de los partidos, ni una prensa libre capaz de fiscalizar a los poderosos y un largo etcétera de carencias que hacen de España un territorio dominado por la corrupción, el abuso de poder y la caída de los valores.

La cobardía española es rotunda y vergonzosa al permitir que los políticos gobiernen sin tener en cuenta los deseos del pueblo. Las encuestas reflejan claramente que los ciudadanos no quieren financiar con sus impuestos a los partidos, pero los políticos siguen repartiendo entre sus partidos cuantiosas subvenciones. Tampoco quieren los ciudadanos que los delincuentes que roban dinero público salgan de la cárcel hasta que no devuelvan el botín, pero los políticos cierran los oídos a esa demanda masiva del pueblo, demostrando que mas que demócratas son sátrapas sin decencia. Los españoles claman masivamente por adelgazar el obeso y enfermo Estado español, tal plagado de parásitos políticos inútiles e innecesarios, y por reformar las administraciones públicas y la estructura del poder, donde hay demasiados gobiernos, parlamentos, instituciones duplicadas y triplicadas, inservibles para la democracia, que no cumplen otra misión que satisfacer el ego y el lujo de una clase política que soporta sin sentir vergüenza el desprecio y el rechazo de su propio pueblo, reflejado reiteradamente en las encuestas.

Si la democracia es el "gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo", la falsa democracia española es el "gobierno de las élites, para las élites y por las élites", toda una desvergüenza que la ciudadanía nunca debería consentir.

España necesita dosis de rebeldía con urgencia, una rebeldía ciudadana indignada que provoque miedo y respeto en una clase política que desconoce la democracia y que se comporta como dictadora.

La pasividad de los españoles ante el cúmulo de estragos que causan sus políticos es incomprensible en un pueblo que fue mundialmente reconocido por su valor, tesón y sentido del honor. Parece evidente que el primer gran logro de la falsa democracia ha sido cambiar el alma de los españoles, eliminando la decencia, la rebeldía y el sentido de la libertad y del honor, envileciéndola y convirtiéndola en manada de esclavos.

Los grandes dramas del país, como la amenaza independentista de una parte de Cataluña, el endeudamiento incontrolado, el despilfarro, la corrupción masiva, el asesinato de los grandes valores, la marginación de los ciudadanos, la perversión del poder, la mentira institucionalizada y las violaciones continuas a la democracia y la decencia, no las van a solucionar nuestros políticos, creadores de ese obsceno caldo de cultivo, sino la rebeldía popular, un pueblo que diga ¡Basta! al mal gobierno y a la sucia e inmoral actividad de los partidos, los políticos y sus aliados financieros, mediáticos, miembros del poder judicial y de las fuerzas de represión policial.


- -
Viernes, 24 de Julio 2015
Artículo leído 1986 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 24/07/2015 11:27


En esto de la cobardía le echo la culpa al franquismo, en dos vertientes, una, que protestar sólo te puede traer problemas, aunque esta vertiente ya se venía practicando en España desde tiempo inmemorial y la otra, que cuando tienes algo que perder te vuelves muy manso. El franquismo nos convirtió en clase media y la clase media nunca se subleva.

Con el sistema que tenemos se premia el servilismo y se castiga la discrepancia. Eso lo aprendí en mis últimos años activo, que me daban palos a derecha y a izquierda, tardé en comprender, pero al fin me di cuent aque el sistema quiere gente "comprometida", no importa con qué, pero que esté en el sistema. Nosabía yo entonces que en realidad todos eran el sistema, que lo que había era el ppsoe, eso lo he descubierto hace poco. Todo el que no pertenezca al ppsoe está maldito y hay que amargarle la vida, como me sucedió al mantener mi independencia.

En realidad no es que haya cobardes, es que la mitad de la población, por acción o por omisión están dentro del sistema y de la otra mitad una parte también depende de alguna manera del sistema. Es un sistema totalitario, en el sentido que abarca la totalidad de la vida de los subditos.

De los que están dentro, tenemos los que cobran, en dinero o en especie y los que dependen de lo público, como contratistas, por ejemplo. De los que están fuera, una parte importante también dependen del sistema de alguna forma, real o imaginaria. Por ejemplo los pensionistas que piensan que si portestan pueden perder la pensión. Y no olvidemos lo que comenté el otro día, a la gente le da miedo la libertad y prefiere que otro tome las decisiones, mientras estas decisiones no perjudiquen demasiado. Y ya procuran fastidiar poco, aunque de forma continuada, para que el lanar no se inquiete.

En cualquier caso somos clase media, todos tenemos propiedades a las que nos aferramos como si fueran nuestras, sin comprender que son del sistema y que generosamente nos dejan que las cuidemos. Y además con esto de la crisis, ni siquiera podemos vender y cuando te mueres, a tus herederos les trae más cuenta dejar la herencia. Pero nos hacemos la ilusión de ser propietarios de algo y procuramos no meternos en líos por si lo perdemos.

Curiosamente, el sistema teinde a proletarizar a la gente, supongo que ya tendrán pensados sistemas de control, pues una masa proletaria es muy peligrosa. Claro que han demostrado su control sobre las masas al conseguir que millones de jóvenes en paro no protesten.

El resultado de todo esto es un país de gente atemorizada a perder lo poco que tienen, lo cual no deja de ser curioso, aunque dentro de lo poco que tienen está la vida, que con el sistema sanitario puede llegar a durar mucho y a nadie le gusta perder cincuenta o sesenta años de vida, en el caso de los jóvenes, que son los que se lanzan a las revoluciones. Hace un siglo, un joven, en el mejor de los casos podía perde veinte años y normalmente diez o menos.

Pero lo principal es que no existe ninguna fuerza que mueva las conciencias. Antes estaban los sindicatos o los partidos proletarios y por otra parte los capitalistas mostraban una diferencia de dinero enorme respcto a los proletarios. Ahora las diferencias son incluso mayores, pero no se notan tanto. Por ejemplo, el hombre más rico del mundo puede tener cien coches de lujo, pero sólo puede montarse en uno, exactamente igual que el proletario, no es de lujo pero llega al mismo sitio.

Y no cabe duda que los cambios los producen los que tienen alguna ideología novedosa para esa sociedad y naturalmente cuestan. Pero no existe ideología novedosa y el sistema utiliza la propaganda para calmar a las masas.

Supongo que todo tiene que descomponerse del todo para que alguien proponga ideas que acepte la sociedad.


2.Publicado por Manu el 24/07/2015 18:37
Despiés del magnifico y excelente comentario de vanlop, poca cosa que añadir.

Vamos a ver.

El neoliberalismo ha provocado que los mercados financieros estén por encima de las leyes de los Estados. A eso hay que añadir que el individualismo prima en un escenario de competencia feroz.

La crisis económica bien planificada y orquestada no tenia otro objetivo que el de eliminar cualquier forma de sindicación o grupos que pusieran en cuestión las medidas adoptadas por el sistema y sus gobiernos satélites.

En España no ha hecho falta hacerlo con los Sindicatos, mal llamados agentes sociales, porque entre la corrupción y el pesebrismo ellos mismos se han autoextinguido.

Cualquier trabajador por cuenta ajema, está hoy dia totalmente desprotegido y además tiene que comulgar todas las ruedas de molino que le pongan por delante si no quiere perder su trabajo. Puede disfrutar de bienes de consumo pero tendra que pagar su precio. Esclavitud moderna.

Y por último decir que cuando hay un tirano físico sabes a quien te enfrentas.
Pero cuando existe una tirania camuflada que aprueba en plan rodillo una ley mordaza para restringir las libertades, diciendo que es de Seguridad Ciudadana - en el paroxismo de las mayores de las mentiras -, pocas o nulas opciones de rebelión quedan en el tintero.

El mayor peligro que corre la libertad es no saber que hacer con ella. Y en tiempos tan dificles hay muchos buitres carroñeros esperando cadáveres
para su festín.

Como bién dice D. Francisco somos pocos los que sentimos verguenza ante la magnitud de injusticias, tropelias y barbaridades que se están cometiendo y la permisividad de las mismas Me temo que cada uno en su conciencia hace lo que puede.

Muchos no sabrán que la libertad es algo que hay que ganarse dia a dia.
Luchar por ella está cada vez más dificil pero nunca hay que bajar los brazos.
Y termino con la frase de: " Más vale morir de pie que vivir de rodillas ".

3.Publicado por josechu el 11/05/2016 16:37
más que rebeldía lo que necesita españa es que hacer las cosas bien si es que pretende no arruinar mas vidas de jóvenes en lo que resta de siglo XXI, un profesorado cobarde no ayuda.

4.Publicado por soloyo el 28/10/2016 23:18
La cobardia es un mal endemico, corre por las venas, los valientes ya calleron y quedan los mierdas, que solo saben darselas de valientes cuando hay cero riesgo.
Muchos culpan la politica, a los politicos, solo son productos nacionales, hacen lo que haria el resto, mirar por si mismos y que le den al pais y a los retrasados que les votan para seguir igual, estancados.

Pedir una rebeldia en este pais, mas que una quimera, es una imposibilidad, la policia es un cuerpo vendido y fascista, los ciudadanos unos mierdas conformistas, aqui nunca habra ninguna revolucion ni nada por el estilo, ni habra mejoras drasticas en la mentalidad, en la ciudadania, y menos aun en la politica, donde no hay mas no hay mas.


Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros