Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

El inmenso fracaso de los políticos españoles


Nota

Los españoles llevamos más de medio año con un gobierno en funciones y el país no marcha peor que con un gobierno definitivo. Las elecciones generales van a repetirse, lo que representa un rotundo fracaso para los políticos, que, ademas de fracasar en la forma de gobernar y sin capacidad alguna para solucionar los grandes problemas de España, ahora agregan a su detestable elenco de fracasos su ineptitud para dialogar y alcanzar acuerdos.

La realidad está demostrando una verdad inquietante: los políticos no son necesarios y su presencia en el poder es más un lastre que un beneficio. Los políticos españoles son nuestra peor pesadilla y la peor de las plagas.
---



El inmenso fracaso de los políticos españoles
Nos demuestran cada día que son malos, egoístas, engreídos, torpes e ineptos, pero muchos millones de españoles no se dan cuenta y siguen votándoles, como si fueran dignos de conducir la nave común. España está llena de fanáticos que sólo ven los defectos de los políticos del bando contrario, cuando en realidad todos merecen un suspenso. Su principal deber es hacer felices a los ciudadanos, servirlos, defender el bien común y solucionar problemas tan graves como el desempleo, la pobreza, la injusticia, la corrupción y otros muchos, pero ellos no solucionan nada y anteponen una y otra vez sus intereses y los de sus partidos al bien común.

La mejor prueba del fracaso de la clase política española es la repetición de las elecciones. Ellos dicen ¡Que decida el pueblo! pero el pueblo ya ha decidido y les ha ordenado que dialoguen y pacten. Pero ellos son incapaces de lograrlo, como también son incapaces de ilusionar, unir, entusiasmar y defender a los ciudadanos. Tampoco saben dialogar, pactar, discernir, eliminar la corrupción, implantar justicia y defender la democracia. ¿Qué saben hacer? Ne veo mérito alguno que justifique sus privilegios. Dicen que ganan poco, pero, a juzgar por lo que hacen y consiguen, cada euro que reciben es inmerecido.

El fantasma de unas terceras elecciones, que se celebrarían en Navidad, se cierne sobre esta pobre España por culpa de su clase política. Esas terceras elecciones, cada día más posibles porque los políticos son ineptos, egolatra se e incapaces de ser generosos, acentuaría la indignación y elevaría a los más radicales hasta el poder.

Cualquier español con dos dedos de frente puede demostrar que la mayoría de los males de España se deben a la torpeza y baja calidad de sus gobernantes. No siquiera consiguen cumplir con sus deberes fundamentales: mantener el país unido, hacer felices a los ciudadanos, respetar la democracia, erradicar la corrupción. Y lo peor de todo es que no sólo no acaban con los males sino que, en muchos casos, son ellos los que los propagan y fortalecen, como ocurre con la corrupción, que alcanza sus mayores niveles de suciedad y delito en las altas instituciones del Estado y en la clase dirigente española.

Ellos dicen que los políticos son una emanación de la sociedad y que si ellos son corruptos es porque el pueblo es corrupto, pero no es cierto. El pueblo español es mil veces mas honrado y decente que la clase política. En la sociedad se devuelven carteras olvidadas, se ayuda a los pobres y se practica la solidaridad y el amor en miles de ocasiones y facetas, mientras que de los cuarteles de la política sólo surgen peleas, conflictos, egoísmo, impuestos abusivos, marginación de los ciudadanos, desprecio a los valores y malos ejemplos.

Repetir unas elecciones es un claro síntoma de fracaso y ese fracaso no puede ser atribuido al pueblo, que ha votado, sino a los políticos, que han sido incapaces de dialogar y ponerse de acuerdo.

El caso de Artur Mas demuestra que el mal de España no está en la actitud de un político concreto sino en los partidos y en el mismo sistema, que no es democrático. Más se echó a un lado, pero la llegada de un nuevo presidente no ha solucionado el problema catalán. Lo mismo puede decirse del socialista Sánchez, otro que ha perdido millones de votos y ha cosechado un fracaso electoral memorable, a pesar de lo cual se postula de nuevo como presidente. De Rajoy puede afirmarse que es un político quemado que ha cubierto su ciclo, pero su egoísmo y arrogancia le impiden dejar paso a otro político menos implicado en la corrupción y manos rechazado por la ciudadanía.

España es un país maltratado por su clase política, de la que, dado el altísimo grado de degeneración alcanzado, ya es imposible que surja la regeneración que el país necesita. La única esperanza de España está en su ciudadanía, que tiene que aprender a toda prisa a rebelarse y a exigir pacíficamente que los ineptos, los corruptos y los delincuentes salgan de la política y entreguen el timón a españoles dignos y decentes.

Francisco Rubiales


- -
Martes, 21 de Junio 2016
Artículo leído 1462 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 21/06/2016 10:40

A tenor de las encuestas seguramente tengamos que repetir las elecciones y eso puede ser un asunto grave. Estos seis meses hemos estado sin gobierno y tan felices, no se han promulgado leyes que nos fastidien y todo ha ido muy bien. Pero otros seis meses nos pasarán factura, pues las pérdidas ocasionadas por no tener gobierno, serán superiores a los beneficios.

No sé a qué juegan con tanto presumir de no hacer pactos, sabiendo que o los hacen o volvemos a la situación actual y eso puede cabrear al personal. Mucho más sensato sería hablar de las condiciones en las que llegarían a pactar, de esta forma todo el mundo tendría la aquiescencia de sus electores y podrían pactar rápidamente.

Al parecer el apestado es el Sr Rajoy. Es natural, es el único con cierta fuerza en el partido, eliminando a D. Mariano, se supone que su sucesor va a ser más complaciente, al menos todos los posibles sucesores tienen una ideología más progresista. Pero una cosa es ser segundo o tercero en el partido y otra ser primero. Como segundo se pueden permitir ciertas veleidades, pues siempre son a título personal, como número uno, es la voz del partido y cualquier cosa que se diga hace variar el número de votos.

A tenor de las encuestas, la única posibilidad de pacto es un gobierno del pp, bien con C's y psoe o con C's y abstención del psoe. También se podría hacer podemos, psoe y nacionalistas, pero me temo que eso no lo van a permitir en el psoe.

Pero todos afirman que no pactarán con el pp y el pacto podemos-psoe tampoco parece muy viable. De modo que seguiremos con el gobierno en funciones.

El pp y podemos están en su sitio, no tienen más margen de maniobra, los que no sabe muy bien a qué juegan son el psoe y ciudadanos, a los que las encuestas dan como perdedores, con descenso en escaños y se comportan como si fueran a ganar. Supongo que será cosa de los asesores.

Tampoco pasaría nada si volvemos al gobierno en funciones, salvo ciertas pérdidas financieras, que al ser financieras siempre se magnifican. En estos meses los partidos tendrían tiempo de organizarse y hacer congresos, que no sirven para nada, especialmente si son a la búlgara, pero los políticos salen de ellos con fuerzas renovadas.

Con elecciones en diciembre, la estrategia de los partidos será echar la culpa del fracaso en formar gobierno a los otros, de forma que el que que lo haga mejor se lleve los votos, pero eso también puede suponer que la gente los culpe a todos y estemos en las mismas.

Pero las encuestas dan un margen de incertidumbre grande. Lo que hacen es asignar los indecisos a los partidos en función de ciertos criterios que ellos entienden son los acertados y hablamos de, tal vez, más del 20 % de los votos.

Otra cuestión que me llama la atención es que todo se reduce a la asignación de un escaño en nueve provincias, en el resto, pase lo que pase, se sabe el reparto. Tal vez sería cuestión de suspender las elecciones en esas provincias donde los escaños están claros y ahorrarnos molestias y dinero.

Nos olvidamos de algo que va a ocurrir mañana y es la permanencia británica en la unión. Si permanece, las cosas seguirán como hasta ahora, solo que reforzadas. Si optan por salir, tal vez, todo lo que estamos diciendo sobre las elecciones no tenga mucho valor, pues la situación europea habrá cambiado tanto que obligará a replantear la política de cada país.

2.Publicado por javierito el 21/06/2016 11:59
Hay algunos puntos con los que no estoy de acuerdo.

"El pueblo español es mil veces mas honrado y decente que la clase política. En la sociedad se devuelven carteras olvidadas".

Pues se ha lucido. Hace poco se hizo un experimento internacional, precisamente dejando carteras "perdidas" con dinero y la identificación y teléfono de su propietario. Los datos no pueden ser más elocuentes: España era, después de Portugal, el peor país en la devolución a su dueño de la cartera "perdida". Creo recordar que en Portugal solamente se devolvió una cartera de doce. En España fueron dos. La gente que se encontraba la cartera con dinero, mayoritariamente no la devolvía, a pesar de tener todos los datos para su devolución. Finlandia fue el país donde se devolvieron, creo recordar, todas las carteras.
No, los que votan no son mejores que los políticos, son idénticos. Ya he dicho varias veces aquí que los políticos no son más que un espejo de la sociedad. Reiteradamente votan por partidos que han demostrado hasta la saciedad que lo único que buscan es el provecho propio a costa del ajeno. Votan reiteradamente por ladrones, una y otra vez, ergo .... es imposible que los votantes sean diferentes de los votados. TODO el mundo vota por aquellos con los que se identifica. Cada país tiene lo que se merece. Venezuela vota por los bolivarianos y tiene lo que se merece. Argentina vota por populismo socialista y tiene lo que se merece. Los suizos votan con mucha sensatez y tienen lo que se merecen.
Yo nunca voto. Primero porque en España no hay separación de poderes ni representatividad, es decir, no hay democracia. Segundo, porque para mi los partidos políticos son asociaciones de delincuentes.

Otro punto: dice Vd "pero el pueblo ya ha decidido y les ha ordenado que dialoguen y pacten".

Santo cielo que horror. Comete Vd el mismo error que todos los periodistas. ¡¡Que los políticos pacten!!. Pero si eso es la antítesis de la democracia. Eso es lo que tenemos hoy. Repito lo que ya escribí aquí hace poco:

La democracia es el gobierno de las mayorías. Lo que tenemos actualmente es una oligarquía de partidos o dictadura de partidos que funciona mediante una maravillosa gasolina que alimenta todo el aparato: el CONSENSO. Y ¿qué diablos es el consenso? La antítesis de la democracia, ponerse TODOS de acuerdo para hacer todos lo mismo. Donde hay consenso, no hay democracia. El consenso tiene otro nombre, SOCIALDEMOCRACIA. Todos los partidos españoles son socialdemócratas. Todos. Pero que el nombre no lleve a engaño, ninguno quiere la democracia. ¡Por dios!, eso es malísimo para su negocio.

Para el que conozca los principios básicos de lo que es una democracia no puede sino causar estupor la situación actual: ¿pero qué broma es esta de que el gobierno salga de un Parlamento? ¿Pero qué disparate es este? En una democracia el Presidente del Gobierno debe ser elegido directamente por los ciudadanos en unas elecciones, a doble vuelta si es menester, y por tanto siempre tendrá la mayoría absoluta de los votantes. Sencillo y democrático.
Y en elecciones separadas se elegirá a los representantes de los ciudadanos, en distritos uninominales y a doble vuelta, que formarán el Parlamento y que tendrá la función de legislar y controlar al gobierno. Sencillo y democrático.

No necesitamos ningún pacto entre esa gentuza, sino que haya elecciones separadas, al Parlamento y al Gobierno. La democracia es el gobierno de las mayorías, no del pacto, no del consenso, no del acuerdo.

3.Publicado por SALVADOR el 21/06/2016 12:37
Si lo pensamos bien, y analizamos la situación actual, parece que es la JUSTICIA DIVINA la que esta actuando que les ha impuesto como PENITENCIA a los partidos politicos que nos metieron en esta ruina , precisamente sean ellos los que tengan que sacarnos de ella. Por supuesto gracias a la ignorancia supina de los votantes.

Nuestros objetivos deberían ser : - Derogación del sistema electoral proporcional.
- Elección directa del Gobierno en circunscripción única de toda España y por mayoría absoluta –a doble vuelta si fuera necesario– en la persona de un candidato al que se votará por su nombre.
- Establecimiento de distritos electorales de 100.000 habitantes.
- Elección directa de un único diputado en cada distrito electoral, por su nombre y por mayoría absoluta –a doble vuelta si fuera necesario–.
- Vuelta de los partidos, sindicatos y asociaciones patronales al seno de la sociedad civil.

La abstención activa en las elecciones proporcionales es la herramienta pacífica que utilizamos para la consecución de estos objetivos. El triunfo de la abstención se producirá cuando la mayoría de las conciencias haga suyos los objetivos políticos arriba descritos y haya resuelto individualmente negarse a cooperar con el régimen.

La abstención es el único medio pacífico del que disponemos para conquistar la libertad política colectiva.

La abstención masiva no impedirá la constitución del parlamento de los partidos estatalizados ni que éste inicie el proceso de elección del Gobierno. Eso no tiene importancia y así lo prevemos. La clave en ese momento será que todas las instituciones del régimen habrán sido desposeídas del amparo de la legitimidad que hasta ese momento han disfrutado. El triunfo de la abstención es la mayoría de los ciudadanos dándole la espalda al sistema. La situación de ese Parlamento y de ese Gobierno será de una debilidad absoluta.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros