Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Campaña electoral desvergonzada


Nota

La campaña electoral de mayo de 2015 es una cabalgata desvergonzada y un festival de despropósitos que despilfarra dinero y promesas sin credibilidad en un país medio arruinado que desconfía de sus políticos. Deberían estar avergonzados por sus corrupciones, escándalos, robos y daños causados a España. Deberían estar escondidos en sus hogares o pidiendo perdón por habernos conducido hasta la ruina, pero parecen eufóricos y se sienten protagonistas, sin parar de vociferar por las calles, repartiendo propaganda que ensucia las ciudades y prometiendo lo que saben que nunca cumplirán. La actual campaña electoral para las elecciones autonómicas y municipales de España 2015 es una exhibición increíble de desfachatez, surrealismo e inmoralidad. Los verdugos engañando a sus víctimas, los lobos convenciendo a las ovejas de que no tienen colmillos y que su alma es cándida.
---



Ya viene el cortejo de políticos sin crédito ni valores. La caravana ruidosa de mentiras y promesas falsas se acerca en este mayo electoral español, tramposo y prostituido por mítines, engaños, cartelería, duelos verbales, titulares de plástico y falsos debates.

Previamente a llenar las ciudades de papeles inútiles y de gritos, los partidos políticos se han repartido mas de 80 millones de euros, procedente de nuestros impuestos, para sufragar la campaña. Ellos saben que mas del 80 por ciento de los españoles quieren que los partidos no reciban dinero público, pero les da igual porque piensan que los ciudadanos son tontos y fácilmente manipulables. Ellos saben que mas del 60 por ciento de la poblición no quiere que España sea un Estado plagado de autonomías, cada una de ellas con sus gobiernos, parlamentos y miles de políticos cobrando del erario, pero a ellos les da igual porque saben que somos tan imbéciles que hasta los que rechazan las autonomías votarán en las elecciones autonómicas, sancionando con su voto el abuso y la irracionalidad de un Estado incosteable, con mas políticos a su cargo que los que tienen Francia, Alemania y Gran Bretaña juntos.

Han llenado el país de vergüenza con sus escándalos de corrupción y de abuso de poder. Hay miles de políticos con un pie en los tribunales de Justicia, imputados o investigados por corrupción y delitos varios. Si tuvieran que sentarse en el banquillo los políticos que se han enriquecido de manera inexplicable, ejerciendo cargos públicos, España estaría llena de tribunales especiales, que tendrían que celebrar sus vistas en las calles y plazas. Han despilfarrado, endeudado al país hasta límites extremos, generado desempleo y ruina y con su gestión alocada, torpe y arbitraria han hecho de España un país herido, sin prestigio y con su economía convertida en un problema para el mundo.

Algunos, rebosando alienación y arrogancia, hasta se atreven a decir en campaña que ya no hay crisis en España, hiriendo así a los millones de españoles sin trabajo que luchan cada día por escapar del abrazo de la pobreza y la desesperación. Otros condenan al adversario olvidando que ellos han sido los padres de la corrupción, mientras que el resto, simplemente, se limita a mentir, como han hecho siempre.

A esos políticos nos disponemos a entregar nuestro voto el día 24 de mayo. El voto es el único poder que le han dejado al ciudadano en la falsa y degradada democracia española, pero nosotros, en lugar de utilizar esa exigua gota de poder para limpiar el país y castigar la arrogancia torpe, obtusa y delictiva, lo vamos a emplear para convertir a los verdugos en estrellas rutilantes de los medios, en cargos electos, en los elegidos por el pueblo para que sigan fabricando lodo e injusticia.

España se está cubriendo de vergüenza en estos días previos al drama del 24 de mayo, al que los políticos llaman "fiesta de la democracia", cuando en realidad debería ser una jornada de duelo porque el mal vencerá al bien y el país habrá desperdiciado una ocasión única para enderezar su rumbo, desterrar la desvergüenza y recuperar la democracia, la dignidad y la decencia de un pueblo convertido en un gran establo de bovinos.

La cosa está muy clara para los demócratas españoles y para la gente decente. Solo hay dos opciones dignas: o se hace un último acto de fe y de ingenuidad votando a partidos limpios que no estén manchados por el pasado y que prometan acabar con la injusticia, la corrupción y el abuso, o se adopta ante las urnas la actitud digna del rebelde indignado que ansía la regeneración, practicando la protesta y el rechazo a la degradación de España con un voto en blanco, un voto nulo o una abstención consciente y ciudadana.

No hay otra manera de ser decente y patriota el día 24.


- -
Jueves, 21 de Mayo 2015
Artículo leído 953 veces




Comentarios:

1.Publicado por SALVADOR el 22/05/2015 09:28
En España si fuéramos negros votarí
amos al Kukluxkan .En el pecado llevamos la penitencia.No votando lo que hago es un reset al sistema, condición necesaria para volver a empezar de nuevo.

2.Publicado por vanlop el 22/05/2015 12:20

En definitivala cuestión está en qué hacer para fastidiar más a la casta. Y en eso es en lo que nos debatimos. Y no queremos fastidiar a la casta por fastidiarla, lo que queremos es que se vayan y podamos tener gobiernos que miren por la gente.

Ante las elecciones siempre se nos plantea la pregunta irresuelta y me temo que así seguirá, de qué hacer.

Podemos votar a algún partido, que pensemos, no contaminado, votar nulo o blanco o no votar. Lo malo es que todas las opciones tinen sus pros y contras. De modo que en las próximas elecciones seguiremos debatiendo lo mismo pues no hay forma de llegar a una conclusión.

Votar a un partido presuntamente no contaminado está bien, lo malo es que ninguno propone las reformas imprescindibles que hay que hacer para que esto pueda intentar parecerse a una democracia y no digamos ya aquellos partidos a los que las encuestas les dan posibilidades. Silencio y a seguir con el cuento.

Respecto a los partidos minoritarios, no podemos olvidar que muchos están al servicio de la casta con diversas funciones. La más clara es apuntalar el sistema, con ellos hay diversidad de opciones y la democracia se refuerza. Por otra parte, al votar, se diminuye el porcentaje de abstención, que siempre viene bien.

Al haber partidos en los extrmos de los grandes, ya no se les puede acusar de extremistas. Dicen que la entonces aliaza popular financiaba a fuerza nueva para que la gente no pensara que eran de extrema derecha. También se financia a partidos con programa similar al contrario para quitarle votos.

El gran problema es distinguir entre estos torpedos y los partidos auténticos. Pero al final son estadísticas que a la mayoría de la gente no les dicen nada.

Pero alguno de estos partidos auténticos puede hacer algo que le daría credibilidad y es sumar las actas de todas las mesas y publicar los resultados. Ellos pueden hacerlo, por mínima organización que tengan. Con que lo hagan en dos o tres ciudades, ya está bien.

Luego tenemos el voto blanco o el nulo. El nulo tiene el problema que solo se enteran en la mesa y sirve para reir un poco si la frase escrita es ingeniosa. Al final lo que sale en los medios es que áun quedan muchos tontos que echan dos papeletas.

El blanco es la protesta contra este sistema, se está diciendo que se quiere participar en la democracia, pero no en esta democracia. Al menos se ha ocnseguido que esta definición del VB sea aceptada y todos o al menos algunos medios la den.

Es cierto que el VB perjudica a los pequeños, que ni siquiera tienen opción de luchar por un escaño, pero si a mí me importara la suerte de algún partido, votaría por él, sin fijarme si es minoritario o no. Si voto en blanco es porque considero que ninguno es digno de mi voto o porque considero que mi voto en blanco es más efectivo que dado a un minoritario.

La única alternativa al voto en blanco es escaños en blanco, pero sólo se presenta en algunos sitios y ni siquiera en su página web dice donde.

Nos queda la abstención. Es una opción tan democratica como cualquiera de las otras, el inconveniente es que los que mandan tienden a hacer lo que les da la gana con ella. También con los blancos y los nulos y hasta con los votos a los partidos, pero dejemos eso.

Algo que siempre vi en la abstención sistemática es que mi voto lo pueden utilizar otros. Eso lo sabía desde hace mucho, pero pensé que sería algo minoritario y que lo más que pueden suponer es un concejar arriba o abajo y que en unas generales no suponen nada. Pero al parecer es algo masivo y ante eso mejor ir a votar de vez en cuando.

Pero dadas las fundadísimas sospechas de manipulación electoral, lo dicho no pasa de ser un ejercicio de voluntarismo democrático aunque debemos ejercer el voto o la abstención consciente, no por los resultados sino por nuestra conciencia, ya que es un deber cívico votar o abstenerse de forma consciente.


3.Publicado por Arckanum el 22/05/2015 14:37 (desde móvil)
España tiene lo que se merece, esto es claro.
Pero lo más triste es que el ciudadano lo aprueba y lo aplaude.
Evidentemente no hay absolutamente nada que hacer.

4.Publicado por CALIU el 22/05/2015 17:15
Yo lo tengo meridianmente claro desde hace muuuuucho tiempo: En vez de perder el tiempo en votar, lo aprovecharé en copular, que es más diver y placentero.

5.Publicado por otro carlitos el 23/05/2015 16:17
Buenas tardes a todos.
Hacía mucho tiempo que no volvía por aquí y agradezco, una vez más, a D. Francisco la posibilidad y placer de hacerlo.

¿Votar para seguir perpetuando esta presunta democracia?
Lo primero que han dicho siempre todos los políticos, y que sigo oyendo desde hace más de 30 años cuando les acercan los micrófonos pasada la jornada electoral, es que ha triunfado la democracia, pues, como de costumbre, sigue votando más de un 60% del electorado. Y tienen razón, pues ese electorado es el que, independientemente del partido elegido, les ha habilitado en conjunto para representarnos a todos. Hasta que no cambie el sistema electoral y su escrutinio y reparto de escaños; la división en circunscripciones o distritos y la desproporción resultante entre partidos de ámbito nacional con poca representación y partidos nacionalistas; las listas electorales cerradas; el número de Parlamentos y su tamaño; y mucho más; que no cuenten conmigo -como desde hace casi veinte años, por cierto- para mantener esta farsa.
Y el sistema electoral, por el que se elige únicamente al partido que quieres que gobierne -no se escoge nada más-, es una cosa, y la política; sus políticos, modo de gobernar y corrupta impunidad; la nefasta descentralización y, en consecuencia, los diversos, pero pésimos, resultados obtenidos en economía, educación, sanidad, seguridad, legalidad, igualdad, cultura y prosperidad; desde los constituyentes hasta ahora; es otra bien distinta.
Además, si no hay independencia entre el poder ejecutivo, legislativo y judicial no hay democracia, ni sistema electoral previo, que los avale. Todo es injustamente desigual, como no podía ser menos entre hermanos peleados entre sí que se disputan su parte del pastel. Hasta los rebeldes y disconformes terminan entrando por el aro y acatando el sistema para satisfacer su ansia de poder.
Espero que se pueda seguir opinando de forma diferente, y que se pueda seguir oyendo o leyendo esas diferencias; que uno pueda contrariarse ante cualquier información veraz, o discrepar -pero siempre con respeto y enriquecedores argumentos- del parecer u opinión de otras personas. Que cada cual diga y haga lo que quiera, pueda o sepa, y que nos vaya bien, o no demasiado mal.

Un saludo.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros