Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

REVOLUCIÓN


Nota



Leí hace mucho que el hambre provoca motines y las ideologías revoluciones. Ahora tras muchos años de lecturas, creo que es cierto. Cuando la gente tiene hambre encamina su frustración a los motines, pero por muy grandes que sean, nunca provocan la caída de los que mandan si el proceso no tiene un componente ideológico.

Pero también he comprobado que no basta el componente ideológico, que es imprescindible, hace falta también dinero, mucho dinero. Es el dinero que mueve a las masas. Por supuesto no se puede comprar a una masa, se compra a una pequeña parte que sirve de iniciadora. Son los que provocan la violencia y cuando se genera violencia, con un adecuado soporte ideológico, esta se alimenta sola, como un incendio y acaba devorando lo que haga falta.

En nuestra sociedad occidental no faltan los motivos para la revolución y el principal, son unos gobiernos, salidos presuntamente de la voluntad popular y que no miran por los intereses del pueblo. Y esto es algo que sabe todo el mundo. Los gobiernos ni son del pueblo, ni están formados por el pueblo ni mucho menos trabajan para el pueblo. Pero nadie hace nada por cambiar la situación, ni siquiera es tema de conversación en los bares. Pero incluso ni siquiera se cambia el voto, se sigue votando a los mismos.

Ayer, 14 de agosto, leí un artículo que explica por qué la apatía de la gente. Se titula. Por qué no estalla una revolución y pueden encontrarlo aquí: https://elrobotpescador.com/2017/08/14/por-que-no-estalla-una-revolucion/

La tesis que defiende es que la gente está sobrecargada de información. Antes, cuando las noticias eran pocas y llegaban a los que leían los periódicos, que eran una minoría. Esta minoría analizaba hasta la saciedad cada noticia y a través del boca a boca, estos análisis llegaban a todo el pueblo, que no tenía otros temas de qué hablar. De esta forma, leyendo unos periódicos que además de dar noticias, eran creadores de opinión, la gente se iba impregnando de un fondo ideológico capaz de salir en determinadas circunstancias.

Actualmente, las noticias están al alcance de todos y son muy numerosas, creando una saturación que hace que se olviden al poco tiempo. Este olvido es consecuencia que al poco leemos otra noticia que desplaza a aquella que habíamos considerado como vital. También impide que las noticias se comenten en la extensión en que se hacen cuando son pocas. La razón es que
cada uno considera la más importante distinta a la del otro y así, al no haber unanimidad, a lo más que se llega es a un diálogo de sordos.

Aunque varias personas se pongan de acuerdo en comentar una noticia, como cada uno la ha interpretado de distinta forma que, por supuesto, es la verdadera, no se alcanza ninguna conclusión extrapolable a otras personas, que también conocen la noticia y tienen sus ideas al respecto. No hay más que leer los comentarios al artículo original, cada uno ha entendido una cosa distinta.

Comparemos esta situación con la que se da cuando es una persona la que lee una noticia y la comenta, por mucho que se varíe en el boca a boca, hay un fondo común que puede conseguir un consenso sobre lo que la noticia quiere decir. Por otra parte, el que sabe leer es una autoridad y su opinión cuenta mucho. Ahora todos “sabemos” leer y por tanto, la opinión de cada uno vale igual que la de otro y la mía, por definición, más. Llegamos a la rebelión de las masas, no a la revolución de la sociedad.

Pero esto se puede solucionar con dinero. Lo hemos visto con las revoluciones de colores y con las primaveras árabes. Una cierta inversión de dinero en determinados sectores, especialmente en los medios y unos cuantos tipos apedreando policías y la revolución está servida. Incluso lo vimos el 15M, donde se produjo una revolución parcial o al menos eso nos parece.

De lo que hablamos es del “pueblo” contra el poder, es lo que se ha entendido siempre como revolución. Si miramos, en realidad, la revolución es un cambio de tirano. Ahora la cosa ha cambiado y es el poder el que hace la revolución contra el pueblo. Y ahí lo tenemos, la sociedad que conocimos ha cambiado tanto, que los que tenemos cierta edad nos sentimos como extranjeros.

Vanlop

- -
Sábado, 9 de Septiembre 2017
Artículo leído 561 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 09/09/2017 08:28

Muchas gracias por publicar el artículo.

Creo que es muy importante que desmitifiquemos las revoluciones, que en otros tiempos pudieron tener alguna justificación, pero que hoy, tal y como se plantean y se culminan, no son más que un cambio de tirano, en el mejor de los casos, cuando no son más que la imposición de un tirano sobre el pueblo, que no se entera de nada.

Lamentablemente y como es natural, la Historia está manipulada en el sentido favorable al poder, lo estamos viendo en Cataluña, donde es algo descarado, pero en todas partes ocurre y se suelen presentar las revoluciones como algo necesario y beneficioso. Sin embargo, cuado se lee la Historia contada por historiadores neutrales o al menos lejos del poder, nos encontramos que las revoluciones siempre han sido la forma que han tenido grupos de poder económico de hacerse con el poder político, sean grupos de ese país o de otros.


De ayer:

La cobardía se fomenta también desde las leyes, unas leyes que están hechas contra las personas honradas y favorables a los que no lo son. Y dado que las personas honradas tienen mucho que perder, aunque sólo sea su dignidad, se contienen ante los abusos que reciben y poco a poco se van transformando en sumisos.


Anro Liberché

Permítame discrepar con eso que dice de la nobleza del proceso. Precisamente si se caracteriza por algo es por su vileza, además de su cobardía.

Ellos no luchan contra un sistema corrupto, no luchan contra la casta, entre otras cosas porque ellos patrocinan un sistema mucho más corrupto, aunque sólo sea porque llevan más años y forman una casta mucho más organizada. Ellos luchan contra España, que está muy por encima de esas cosas y luchan no por el bienestar de los ciudadanos, luchan por el poder como medio para vivir muy bien a costa del lanar.

O sea, lo mismo que en el resto, pero aumentado.

2.Publicado por Anro Libertché el 09/09/2017 14:49
Sr. Vanlop: “Permítame discrepar con eso que dice de la nobleza del proceso. Precisamente si se caracteriza por algo es por su vileza, además de su cobardía. “

Estimado Sr Vanlop

Por supuesto Ud. puede discrepar lo que crea más conveniente, conforme a sus ideas y convicciones. Pero ciñéndonos al proceso en Cataluña, cuando me refiero a la frase suscrita por un servidor: “Si algo de valor, nobleza y justicia, tiene el proceso separatista catalán, es por su rebeldía contra un sistema que nació viciado desde la misma Transición”.-

Lo que pretendo valorar en su justa medida, es el carácter inconformista y rebelde de la mayoría del pueblo catalán, con independencia de otras consideraciones, políticas, sociales y económicas, y respecto al borreguismo de la mayoría del resto de ciudadanos españoles.

Y No, no es vileza ni cobardía el proceso en Cataluña, es valentía, rebeldía y en cierta manera nobleza, acorde a los procedimientos utilizados, desde posiciones esencialmente democráticas, y nunca con acciones violentas ni bélicas, como sucedió con el conflicto terrorista etarra y sectores de la población Vasca que lo apoyaban.

Y guste o no guste, algunas reivindicaciones de los secesionistas catalanes, tiene algunos fundamentos de ser, por cuanto sus ideas y posicionamientos frente al Estado, desde tiempos ancestrales, siempre fue la reclamación de sus derechos, económicos, políticos, sociales, incluidos la independencia. Por lo tanto nada debería extrañarnos. Sin olvidar, la aportación al PIB de los catalanes, respecto a los servicios que presta el Estado. Cabe recordar que la Autonomía Catalana fue la que más aportaba a las arcas del Estado duramente muchas décadas. Incluso antes de la Transición. No siendo así, los últimos años. Sí, sí, me dirá Ud. por ser la más rica, la más industrializada y todo lo que Ud. quiera, incluso que fue privilegiada por el régimen Franquista.

Todo lo cual ratifico y reafirmo, la valentía, nobleza, y rebeldía de los separatistas catalanes, No solo por las razones acertadas o no que les llevan afrontar su desafío secesionista, totalmente ilegal, fuera de las normas establecidas y faltando al respeto al resto de españoles, sino por su carácter diferencial, en aspirar, lo que ellos creen y consideran son sus derechos más prioritarios e inherentes, es decir, su firme voluntad y determinación en ser independientes del Estado Español, con todas las consecuencias.

Claro que para conformar tales extremos haría falta, saber si son verdaderamente ciertas y reales sus mayorías. Por ello, el derecho a decidir, aunque no se sostiene, ni tiene legalidad jurídica alguna, sin embargo cabria darles la oportunidad, de un referéndum no vinculante, para dilucidar de una vez por todas, lo que dictaminan las mayorías de ciudadanos. Y lo queramos aceptar o no, más temprano que tarde, seguirán reivindicando el derecho a pertenecer o no al Estado español.

Por lo tanto, y en mi opinión, se hace necesario y urgente, la reforma de la Constitución, vía Referéndum y sus apartados más fundamentales, Libertades, Derechos, Deberes, Obligaciones y muy en particular en cuanto a modelo de Estado, Organización Territorial, reforma de la ley electoral, Justicia, y por supuesto todas las modificaciones cambios y reformas que los ciudadanos demanden. Por ello mi relativo respeto y consideración por las actitudes rebeldes, siempre y cuando conlleven sentido, razones y fundamentos.

Pero No, nuestros dirigentes políticos desde la Transición, siguen en sus anacronismos privilegios, sus fechorías, corrupciones, y ventajas, porque obviamente les beneficia, sin querer oír, ni respetar, ni realizar todas reclamaciones y demandas de los ciudadanos. En síntesis, respeto la nobleza, valentía y rebeldía de los separatistas catalanes, antes semejantes energúmenos e irresponsables dirigentes políticos, del Estado Español.

Un saludo.







Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros