Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Malditos corruptos


Nota

Ayer, paseando por el centro de Sevilla, me encontré con un conocido, que es alto cargo de la Junta, el cual me dijo: "utilizas demasiado el concepto 'corrupto' aplicado a los políticos. No todos robamos". Le respondí que no sólo son corruptos los que roban, sino que hay mil formas de corrupción que se utilizan profusamente en la política y en las administraciones públicas. Le emplacé para que leyera el artículo de hoy en "Voto en Blanco" y que, después de leerlo, me dijera si es cierto o no que buena parte del sector público español está infectado de corrupción hasta la médula.
---



Malditos corruptos
A los políticos y miembros de las administraciones públicas que niegan ser corruptos habría que recordarles que corrupto no es sólo el que roba e incrementa su patrimonio, sino todo aquel que utiliza su cargo para beneficiarse o para beneficiar a sus familiares y amigos, incluso los que violan los derechos humanos o alteran las reglas de la democracia, aunque se lo permita una ley injusta. En España es tan deficiente la legislación que se puede cumplir la ley y, al mismo tiempo, comportarse como un corrupto podrido.

Corrupto es el que, amparrándose en su poder político, no paga los préstamos que les concedió una caja de ahorros, aunque el destinatario del dinero fuera su partido. Lo es también el que paga dos veces una factura con fondos públicos para beneficiar a un amigo o a una empresa. No es menos corrupto el que no se abstiene o inhibe cuando trata o juzga un asunto relacionado con un familiar o amigo. También es corrupto el que utiliza su cargo público para hacer favores a los familiares, amigos o compañeros de partido porque con esa actitud violan el sagrado principio de igualdad, garantizado por la Constitución. Corrupto es el que encarga informes que no son necesarios y los paga con dinero público, como lo es también el que utiliza la publicidad para lograr influencia en los medios, para incrementar su propio poder o para silenciar la voz libre de un periodista crítico o disidente. Corrupto es el que pide dinero para el partido y el que cobra comisiones a cambio de subvenciones, concesiones o contratos públicos. Lo es también el que se labra un futuro en el sector privado, a cambio de favores, para aterrizar cuando termine su etapa como político o funcionario. Es corrupto hasta la médula el que altera la igualdad de oportunidades en los concursos públicos, el que otorga subvenciones, becas y ayudas a sus amigos o conocidos y el que facilita información privilegiada, útil para acceder con ventaja a fondos, concursos o servicios administrativos. Es corrupto el poderoso que indulta a alguien sin merecerlo y el que aprovecha su alto cargo para incrementar su patrimonio, aunque sea indirectamente. También es corrupto el que aplica la ley "según convenga a la jugada", como confesó un antiguo ministro de Justicia de Zapatero. Es un maldito corrupto el que miente desde lo público, el que incumple sus promesas electorales y el que engaña a los administrados. También es corrupto el que se atreve a nombrar jueces y magistrados, aunque una ley injusta y antidemocrática se lo permita. Corrupto es también el que utiliza los fondos reservados para incrementar su poder o para favorecer sus intereses. Uno de los peores corruptos es el que envía inspecciones de Hacienda a sus adversarios políticos o a disidentes, para intimidarlos. Es asquerosamente corrupto el que presiona a las empresas editoriales para que defiendan la verdad del poder o para que silencien a periodistas críticos. Corrupto de baja estofa es el que presiona a las empresas concesionarias para obtener favores suplementarios y el que obliga a las empresas a realizar tareas no previstas en un contrato público o en el pliego de un concurso. También lo es el que confecciona listas negras de empresas, margina, veta a empresas y empresarios en concursos y concesiones. No lo es menos el que redacta un pliego de condiciones "a medida" para que determinada empresa gane un concurso o sea seleccionada. Corrupto es el que otorga un trato preferente a los amigos del poder en el sistema sanitario o el que "perdona" una multa a un amigo o el que coloca un expediente en la cabeza de la fila, el que paga antes a determinados proveedores porque son amigos o el que utiliza el teléfono para colocar a hijos de amigos en empresas, aunque no sean públicas. Corrupto es el que te manda a la policía, aunque sólo sea para intimidarte, y el que te espía para adquirir ventajas. Corrupto sucio es también el que aprovecha su cargo para "ligar" y el que obliga a muchos y a muchas a "pasar por la piedra" a cambio de trabajo. Lo es también el que acosa, margina, humilla y hace sufrir, utilizando su poder.

Hay otras mil formas y maneras de ser corrupto, pero todas ellas tienen el mismo denominador común: un cóctel siniestro, sin ética y antidemocrático, compuesto de desprecio a la democracia como base, unas gotas de amiguismo, otras de nepotismo, otras de clientelismo y un chorreón de indignidad e indecencia, aderezado con un toque seco de egoísmo, otro de soberbia y un último de arrogancia.

La mayoría de los miembros de la política y de la Administración cometen el grave error de equiparar la corrupción pública con la privada, ignorando que, en democracia, la corrupción pública es mil veces peor que la privada porque afecta al dinero público y al poder delegado por la ciudadanía. Cuando un político, para otorgar una subvención o un contrato, exige comisión y un empresario se la paga, el delito del primero es cien veces peor y más sucio que el del segundo. Colocar al hijo de un amigo no es corrupción cuando lo hace un empresario, pero lo es cuando lo hace un funcionario o político. Claro que para entender esas diferencias y sutilezas hay que ser demócrata, un rango muy escaso en España.

Postdata:

Sr. alto cargo de la Junta de Andalucía: Estoy dispuesto a retractarme, a pedir perdón en público e, incluso, a dejar de escribir una línea más en Internet si después de leer este artículo sigue usted pensando, honradamente, que la mayor parte de los políticos y administradores públicos españoles están libres de corrupción.


- -
Martes, 24 de Noviembre 2009
Artículo leído 2417 veces




Comentarios:

1.Publicado por ciudadana el 24/11/2009 08:10
Ni se le ocurra retractarse ni de una coma de lo escrito. La verdad solo tiene un camino. Ha descrito la corrupción con todo lujo de detalles y veracidad.
Si a algún alto cargo de la Junta le molesta algo de lo escrito será porque ya se ha corrompido. Gracias este soplo de aire fresco y alta moral.
Un saludo y mi apoyo incondicional.

2.Publicado por Rubén el 24/11/2009 08:13
Me quedo con esa afirmación de que "En España es tan deficiente la legislación que se puede cumplir la ley y, al mismo tiempo, comportarse como un corrupto podrido."

En democracia no hay que ser laxos, sino estrictos. No hay otra forma de ser demócratas que respetando escrupulosamente el Estado de Derecho, algo que en España no hace ni siquiera el gobierno. Eso significa que, además de la corrupción personal, existe corrupción institucional.

Las prácticas que describe el señor Rubiales en su largo párrafo son hubituales en las administraciones públicas, pero se ha quedado corto. Hay mas corrupciones no mencionadas, como el sobreprecio en los contratos, un truco utilizado para financiar a personas y a partidos.

Cualquier solución al drama español, incluyendo la recuperación de la prosperidad y la pujanza de la sociedad, pasa por una limpieza de políticos corruptos que cuanto más se retrase más traumática tendrá que ser.

Este artículo debería leerse en las escuelas y universidades, pues por ahí debe comenzar la reconstrucción de los muros podridos de España.

Rubén

3.Publicado por Águeda el 24/11/2009 08:20
No rectifique NADA, no sea que haya que seguir añadiendo más,..

Un realidad que muchos conocemos.

Un Cordial saludo,..

4.Publicado por LOGA el 24/11/2009 13:10
Sr. Rubiales más claridad imposible. Lo gracioso del asunto es que los corruptos creen que no lo son. ¿Por qué? Porque no tienen dignidad ni saben lo que verdaderamente es ser demócrata.

5.Publicado por Tara el 24/11/2009 13:45

La financiación de los partidos políticos es todo menos transparente. A Maragall se le escapó lo del 3% del gobierno de Pujol. . Es decir ,lo sabía pero lo tenía en el buche hacía tiempo. ¿Por qué el silencio?

A nivel local, el ayuntamiento de mi pueblo, 2950 habiotantes, si les cuento lo que han pagado para que un concejal del PSOE no vaya a los plenos y lo que se otorga en sueldo el al acalde por medi¡a jornada, sus comilonas, dietas, etc. ya no es corrupción sino la Cueva de Alí Babá.

6.Publicado por Patriotismo Democrático el 24/11/2009 15:12

Publicado por Lara el 24/11/2009
¿Cuantos días le quedan a Zparo?. ¿Cuantos suicidios habrá entre los corruptos en adelante? ¿Cuantos cogen a estas horas el tren para Shangai y "no volverás"?
La cuadrilla política delincuente está sumamente aconjonada porque sabe que las turbas españolas no perdonarán jamás sus crímenes. La Justicia de la Soberanía de los españoles ha comenzado su labor.
Suerte y al toro.

Españoles:
VIVA ESPAÑA.

7.Publicado por El corruto el 24/11/2009 17:19
Creo que se olvida usted de un grupo numerosísimo de corruptos repugnantes, que son después los que más presumen de honradez. Me refiero a los "lectores de prensa". Sí, a esos que se enteran de todo porque lo han visto "en los periódicos". Esos que siempre se libran de las redadas porque no estaban directamente implicados, pero por supuesto lo sabían todo, a pesar de lo que digan. Esos que dicen "tranqui, yo no he visto nada", y permiten que a su alrededor se mangue a manos llenas. ¿Por qué lo hacen, por qué callan? Posiblemente, porque tienen tener a muchas bocas agradecidas interesadas en mantenerles en el poder. Quizá porque piensan que cuando ellos quieran su parte del botín, nadie les podrá echar nada en cara. Quizá porque cuando abandonen el poder, saben que tendrán a mucha gente a quienes pedirle favores, que no podrán negarse a dar. ¿Cuántos políticos honrados hay, descontando los que roban y los que ven como otros roban, pero callan? La cuenta es fácil: cero.

8.Publicado por vanlop el 24/11/2009 17:23
También es cuestión de ignorancia, pienso. Es decir cualquiera se mete en política, no ya sin títulos académicos sino sin la imprescindible cultura. ¿Qué puede saber un patán de estas sutilezas?

Antes, hace un siglo, pongo por caso, todo el mundo sabía las cuatro cosas imprescindibles de religión, aunque no supiera leer y al fin y al cabo todo lo que significa corrupción ya se condena desde hace dos mil años y la gente, aún analfabeta, lo sabía perfectamente.

Pero ahora somos laicos de toda laicidad y como además somos incultos pues no sabemos nada y además le votamos a cualquier mindundi que nos pongan en la lista. Claro que si no votamos a ese, saldrá el de la otra lista que más cretino aún.

D. Francisco, no creo que su conocido le diga nada, porque seguramente será buena persona aunque criado en la ignorancia y al leer esto se dará cuenta que tiene razón.

9.Publicado por superviviente el 24/11/2009 19:45
No hace falta ser corrupto para salir forrado gracias al cargo, lo he dicho en otras ocasiones que solo los torpes utilizan la corrupción para forrarse, mientras la inmoralidad no sea delito, seguirán haciendo verdaderas golfadas sin que nadie las pueda calificar de delitos. La mayor corrupción es entrar en politica con una mano atras y otra delante y salir forrado del envite sin que te pase absolutamente nada. Asi tenemos a 100.000 Montillas, que apenas saben leer pero que encontraron en la politica el camino mas corto y rápido para enriquecerse, este personaje como miles de ellos, entró sin nada, hoy solo de lo que sabemos, tiene una casa valorada en casi 3 millones de euros, una mujer con 15 cargos, una hijas en el mejor colegio privado y un patrimonio de aqui te espero, amén de los 6 millones de euros que le perdonó la Caixa. Esto es corrupción, despotismo y golferia, pero todavia se atreven a salir a la calle a darnos lecciones de moralidad. Corrupción es no recibir a la mayor concentración de agricultores de la historia de España, diciendo que es que no te han pedido la entrevista con antelación y dejarlos tirados en la puta calle, es que tiene cojones la cosa. Es o no es para expropiarles hasta los zapatos. Saludos.

10.Publicado por Luis Salamero el 26/11/2009 02:40
La mujer de un ex-amigo es la actual alcaldesa de Albelda (Huesca).
Su frase favorita es "mientras manden los míos no me faltará trabajo".
Lo malo es que es cierto.
En la anterior legislatura de la CCAA de Aragón fue asesora del consejero de Obras Públicas y Urbanismo y en la actual es asesora de la consejera de Familia y Servicios Sociales. Y todo ello con una FP1 como estudios y una experiencia laboral casi nula. ¡Ojo!, y asesora sin moverse de su casa.
No sé qué es peor, si el político corrupto o el que cree que se merece esa prebenda y está orgulloso de ser así.

11.Publicado por carlos el 14/10/2011 13:59
aparte de corruptos son unos ladrones de guante blanco y ademas creo que la solucion para este nuestro pais se remedia con que un solo mes se queden sin cobrar los politicos "por decir algo" y todo lo que van detras de ellos como telefono movil dietas y etc etc ladrones

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros