Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Destacados

Volver a la cordura


Nota

Los grandes valores están hechos añicos. Ni siquiera sabemos ya distinguir el bien del mal, ni lo que está al derecho de lo que está al revés. Durante décadas, nuestros dirigentes nos han engañado y embrutecido para que podamos vivir en la pocilga que ellos nos han construido, afirmando que nuestro asqueroso mundo es el mejor posible.

El mundo necesita volver urgentemente a la cordura.
---



Ejecución castrista
Ejecución castrista
Vemos normal que mandatarios y altos cargos de países que se llaman democráticos acudan a Cuba para rendir homenaje a un tirano que acaba de morir con las manos y el alma manchadas de sangre. También vemos ya normal que millones de pobres se mueran de tristeza e inanición y que millones de niños sean obligados a trabajar o sean reclutados como soldados. Hasta vemos ya normal que los musulmanes peguen a sus esposas y que un dictador de Corea del Norte mate a su tío carnal de un cañonazo, sencillamente porque le riñó cuando era pequeño. Convivimos con el mal sin sentir rechazo ni repugnancia porque nuestros dirigentes así lo desean. Somos una manada de borregos torpes y alocados, pastando en el reino del mal y conducidos por pastores que no se sabe si son más ineptos que malvados o más malvados que ineptos.

Quizás por eso, el equipo mas cercano a Donald Trump no cesa de repetir que el nuevo presidente de Estados Unidos va a intentar que el mundo "retorne a la cordura". Aseguran que la tarea más urgente en este planeta es acabar con esa demencia que nos hace ver como normales cosas que deberíamos repudiar y combatir.

No sabemos si esas reflexiones del futuro presidente son sinceras o son pura filosofía elucubrada en la borrachera posterior a la victoria, ni si lo conseguirá o no, o si los grandes poderes ocultos le permitirán emprender esa cruzada contra la locura, pero es hermoso e ilusionante que algunos miembros de la nueva administración afirmen que quieren cambiar el mundo como un calcetín.

Quieren, por ejemplo, evitar que se casen hombres con hombres y mujeres con mujeres, que los niños sean asesinados en el vientre de sus madres, que cualquier imbécil pueda quemar, sin ser castigado, la bandera de su patria o que los gobiernos cobren impuestos abusivos y hundan a sus ciudadanos en la pobreza, sin acometer antes una política intensa de ahorro y racionalidad en el gasto. Quieren muchas cosas más, como por ejemplo que a nadie le falte un trabajo decente, que la seguridad y la paz vuelvan a las ciudades y a los actuales campos de batalla y que los políticos sean ejemplares, por las buenas o por miedo una ley que debe ser dura e inflexible con el crimen.

Hay que reconocer como verdad que muchos de nuestros gobernantes actuales, en aras del falso progreso, han desvirtuado el mundo y trastocado los valores, las prioridades y la misma esencia de la política, que consiste en "servir a los ciudadanos", no en "servirse de los ciudadanos".

Si los humanos consideran "normal" que más de 200 millones de niños estén durmiendo en las calles y que millones de hombres y mujeres se revuelquen en la pobreza, hasta morir abandonados en las calles y plazas de nuestras ciudades, es evidente que el mundo está enfermo y que necesita un cambio profundo que lo saque de la demencia y lo coloque en la senda del bien.

La gente parece haber olvidado donde está el norte y donde el sur, dónde el bien y donde el mal. Soportan sin rebelarse que los políticos no respondan jamás del mal que causan, ni que cumplan los deseos y anhelos de los ciudadanos, que son sus jefes. Es incomprensible que permanezcamos impasibles ante el dolor, la guerra, las masacres, los bombardeos y frente al hecho de que las diez personas más ricas del mundo tengan más dinero que los 5.000 millones de ciudadanos más pobres del planeta.

"Las cosas tienen que cambiar y hay que hacerlo deprisa, antes de que el mal se encapsule y anide en nuestras almas para siempre. Entonces ya será tarde y empezará a desencadenarse el Apocalipsis", me decía ayer mi mas preciada fuente americana, un profesor que dedica su vida a analizar el mundo desde un importante think tank de Washington y a encontrar soluciones para los grande dramas de la Humanidad.

Y agregaba: "hay que regresar a los viejos tiempos, cuando solo los mejores podían alcanzar la realeza y los hombres buscaban a personas ejemplares, valientes y sabias para que tomaran en sus manos el timón del mundo, no como hoy, que muchos mediocres, estúpidos y hasta canallas han tomado el poder y gobiernan países, grandes instituciones y organismos internacionales".

La filosofía que ha llevado a Trump hasta la victoria cree que una parte importante de la clase política mundial lleva décadas intentando convencer a los ciudadanos de que todo este mundo injusto y loco que ellos han construido desde la estupidez, la maldad y el fracaso es normal y razonable. Pretenden que convivamos sin sentir asco ante la injusta distribución de la riqueza, la desigualdad extrema, el desempleo masivo, la desesperación de los jóvenes sin futuro, el abandono y desprotección de los débiles, la falta de ejemplaridad en la clase dirigente, el abuso de poder y las mil formas de corrupción que han anidado en los palacios y oficinas del poder.

"No es fácil entender cómo los ciudadanos soportan ser dirigidos, gobernados y muchas veces hasta aplastados por políticos que, por los daños que causan y el dolor que generan, quizás debieran estar en la cárcel", afirmaba el investigador estratégico de Washington que, como un ángel sabio, a veces, cuando converso con él, me ayuda a entender mejor el mundo.

Para él, quizás el mejor ejemplo del deterioro de la Humanidad y de la inmensa confusión que atenaza al mundo sea el entierro de Fidel Castro en Cuba, una larga ceremonia a la que no debería acudir ningún dirigente político del mundo, pues quien ha muerto es un tirano con sus manos y su espíritu manchados de dolor y sangre, al que, si el mundo fuera decente y justo, deberían enterrar y rendir homenaje únicamente sus cómplices.

Francisco Rubiales



- -
Miércoles, 30 de Noviembre 2016
Artículo leído 3622 veces




Comentarios:

1.Publicado por tingis el 30/11/2016 09:24
Sus "perlas" (metidas en el artículo) como quién no quiere la cosa, denotan una añoranza del régimen anterior.
Algún día, usted se desenmascará.

2.Publicado por Blogger el 30/11/2016 09:34
Sr. Tingis:

Acepto el desafío. Ya lo veremos, pero creo que usted va a perder.

F. Rubiales

3.Publicado por Blogger el 30/11/2016 09:36
Sr. Tingis:

Ante su insólita acusación, he vuelto a leer el artículo y solo veo a un demócrata garantizado, de 999.9 milésimas de ley.

F. Rubiales

4.Publicado por vanlop el 30/11/2016 10:55

Creo que se ve un punto de luz al fondo del túnel. Ese punto de luz puede ser la salida o puede ser un engaño del nervio óptico, cansado de tanta oscuridad. Pienso, con algún fundamento, que es la salida, pero en los próximos años se verá, no digo que lo veremos, porque la cosa puede tardar demasiado para mí. Pero el mundo es una sucesión de generaciones y las unas se enlazan con las otras y si yo no lo veo, mis nietos seguro que lo ven. Al fin y al cabo esto empezó mucho antes que naciéramos.

Se me ocurre pensar si lo que había antes no era una manipulación descarada y lo que tenemos ahora es una forma de llevarnos a la verdad. Pero esto se demuestra falso desde el primer momento por el factor tiempo, juez implacable.

Durante varios miles de años la Humanidad ha seguido unas pautas sociales determinadas, que han sido las mismas en todas las culturas, aunque estuvieran aisladas unas de otras. Luego estas normas básicas, que han pervivido miles años, deben ser las mejores posibles. En cambio, las nuevas, surgen balbuceantes de la revolución y se van implantando lentamente durante un siglo y con rapidez durante los últimos cien años. Es después del trauma de la gran guerra cuando la mentalidad de la gente cambia y ahí es donde los que mandan se aprovechan y comienzan su ingeniería social. O tal vez, la ingeniería social es anterior y como consecuencia o como factor de ayuda a ella, se produce la guerra.

La segunda guerra es un ajuste al proceso y como consecuencia el cambio social se acelera. Se supone que ese cambio social nos iba a traer la felicidad y así nos vendieron y nos siguen vendiendo, pero vemos, especialmente en estos últimos meses que la sociedad va al desastre si no cambia y que todo el proceso de ingeniería social no es más que un desastre diseñado para mayor gloria y beneficio de una élite más o menos oculta y que es la que maneja los hilos.

Su amigo useño tiene toda la razón en sus apreciaciones y creo que la sociedad está reaccionando y seguramente antes que sea tarde. Los mejores tienen que dirigir, no como ahora, que son los tontos útiles, los más listillos del rebaño, no los más inteligentes, porque si dejas que los inteligentes manden, volverían a los viejos tiempos y eso echaría por tierra el esfuerzo de tantas generaciones de "ingenieros".

Los ciudadanos soportamos todo porque los ciudadanos somos pacíficos, no por naturaleza, sino por conveniencia. Tenemos nuestras ocupaciones y nuestras prioridades. Primero vivir y luego filosofar. Y ya se ocupan los que mandan que vivir sea cada vez más difícil y nos absorba más energías, que no podemos dedicar a filosofar y como en el experimento de la rana, como el descenso de nivel de vida se hace poco a poco, no nos damos cuenta y cada vez menos pues cada vez nos dejan menos tiempo para pensar. Y si a eso le sumamos unos medios perfectamente ensamblados en le proceso, los ciudadanos no tienen casi ninguna posibilidad.

Y ese casi es la clave de lo que ocurre. Los que mandan creyeron que no existía ese casi y se regodeaban en su victoria. Hasta se permitieron hacer las cosas con descaro. La gente se ha tragado las guerras "en aras de la democracia", se ha tragado el paro, consecuencia de, nos dicen y tantas cosas a mayor gloria de la casta. Pero cuando la invasión de Europa la hicieron con descaro, con la excusa de los refugiados, la gente despertó, al menos alguna gente y empiezan a hacerse preguntas. Algo parecido debió ocurrir en los USA.

Pero no pensemos que la cosa ya está. La victoria de Trump ha sido por la mínima y sólo mediante una parte minoritaria de la población. Lo mismo ocurre en Europa, la gente que votará a partidos alternativos no es una mayoría, pero el hecho que esos partidos sean una fuerza a considerar, indica que hay un cambio en marcha.

Las elecciones presidenciales de Austria, que serán dentro de unos días, nos indicarán si el proceso ha comenzado o por el contrario tendremos que seguir esperando.

5.Publicado por pasmao el 30/11/2016 18:07
Buenas tardes Don Francisco y Vanlop

Excelente y esperanzadora columna y post.

Hay algo que me preocupa.. me cuesta creer que esas personas tan inteligentes y buena gente, cómo su amigo de USA, no lo hayan visto desde mucho tiempo mas atrás y cómo es que no ha sido posible empezar antes a revertir la situación, si es que se comienza a revrtir (esperemos que si).

Yo creo que en general (no el caso de su amigo) es que se ha hecho un pacto con el diablo (al menos metafóricamente hablando).

Está claro cuando nos comenta esa necesaria meritocracia en las élites que nos gobiernan.. Yo creo que hubo una cierta meritocracia desde la II GM, cuando hubo que enfrentar al nazismo, y después, durante toda la guerra fría que yo doy por terminada cona la caida del muro de Berlin.

Eran situaciones extremas y si se perdía la cosa se ponía muy fea para algunos de los mandamases..

Solo hay que ver el nivel de los políticos de entonces, y de los altos funcionarios y de los de las empresas diversas y comparar con ahora.. También en España y el que se pique ajos come.

Una vez ganada la guerra fría y huérfanos de enemigos se volvió a las andadas.

Lo globalización no era/es un fin, si no un medio. Ha sido la manera de trasladar poder real desde naciones democráticas que operan segun un estado de derecho a otras para poder escapar a presiones.. mientras se desposeía de poder a los estados nación democráticos a traves de su dislución en organizaciones supranacionales donde se mandaba en petit comité.

Lo de los refugiados, previa destrucción de cualquier estabilidad en oriente medio y norte de áfrica ha sido sólo una vueta de tuerca mas, quizá la que mas ha cantado y esperemos que la última. Bien ayudados por los tontos útiles y ricos de las monarquías del golfo.

Pero si toada la involución habia hasta ahora ha sido posible es porque hay gente con presuntamente mucha inteligencia y sabiduría en esos think tanks de aquí y acullá que
- por maldad
- pasarse de listos
- codicia
-vanidad..
han pactado con el diablo, insisto. Porque la situación de poder que disfrutaban al final de la Guerra Fría.. me parece que les daba mas chance para haberlo hecho mejor.

No es hora de buscar culpables, si no de ahondar sin miedo porque se ha llegado a donde estamos, a fondo y aunque duela, por parte de quienes tienen ahora la responsabilidad, porque si no a las vueltas de cambio tendremos a los malos otra vez en el machito.

Y como con todo pacto maldito, habrá que pagar un precio, y a mas responsabilidad mas precio. Y que eso se sustancie es imprescindible para poder salir adelante.

Todo esto presuponiendo que de verdad se quieran cambiar las cosas.

un cordial saludo

6.Publicado por vanlop el 30/11/2016 21:41

Buenas noches amigo Pasmao.

Dice la Biblia que un tiempo para todo, un tiempo para sembrar y otro para recoger, un tiempo para amar y otro... Y así sigue durante varios versículos. No sé donde está el texto, por lo que no puedo dar la cita.

La experiencia me dice que las ideas fructifican cuando el medio es propicio, tan malo es adelantarse como llegar tarde y eso ocurre en los inventos o en las soluciones políticas.

Tal vez, si lo que dice el amigo de D. Francisco, lo hubiera dicho hace cinco años nadie le habría hecho caso y otros le hubieran tachado de loco. En estos momentos se acepta esa idea como buena y tratamos de seguirla.

7.Publicado por pasmao el 30/11/2016 23:12
Dios le oiga amigo Vanlop.
Porque que toda ayuda es poca.
Por nuestra parte tocará abonar, sulfatar (si los ecologistas nos dejan..;-)) )

Yo de sembrar, etc sólo se que hasta que no se cosecha no se sabe que va a salir. Y luego que te lo paguen.

un cordial saludo

8.Publicado por RVicent el 01/12/2016 01:25
Yo no creo que el origen de todos los males esté exclusiva y principalmente en la clase política sino, más bien, en la Sociedad en su conjunto (Personas, Instituciones y Grupos, Medios de Comunicación, etc.) que es la que ha generado esta "clase de políticos"...

Y viene de lejos, de muy lejos y extendida por muchos lugares y , a la vez de muy cerca, porque nace en el propio interior del hombre, cuando se vuelve contra sus propios valores éticos en cualquier raza o condición. Que en Occidente se ha perdido el Norte y que de ello nos estamos comenzando a ver, una vez más, la necesidad de la vuelta a recuperar todo lo perdido, que es mucho, es cierto...

Pero no será solo y exclusivamente labor de los políticos sino de toda esa Sociedad y, por supuesto, de nosotros mismos... ¿Tal vez el cuestionarse la situación sea una señal de que nos ponemos, una vez más, en camino ...?

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros