Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Por qué es necesario criticar a Zapatero


Nota



Pablo Iglesias ¿Estaría hoy al lado de ZP?
Pablo Iglesias ¿Estaría hoy al lado de ZP?
Algunos viejos amigos me preguntan ¿Por qué criticas tanto a Zapatero, siendo tú un hombre de izquierdas? Y yo siempre les respondo lo mismo: "precisamente por eso, porque soy de izquierdas, mi primer deber es criticarlo". Y agrego: "Si todos hiciéramos lo mismo, la izquierda sería hoy honrada e invencible".

Hay cientos de miles de españoles, sobre todo de generaciones que conocieron el Franquismo, que nos formamos y nutrimos en los caladeros de la izquierda. En la izquierda aprendimos a enfrentarnos a la dictadura, a estar al lado de los débiles, a añorar la democracia y a depositar nuestra fe y esperanza en valores como la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad.

Pero, después de la Transición, llegaron los días difíciles y empezamos a descubrir que la izquierda estaba cambiando, que había aprendido a mentir y a utilizar el engaño, que los valores retrocedían y eran sustituidos por las tácticas, que la igualdad cedía su sitio al privilegio y que la Justicia y el progreso eran suplantados por el pragmatismo y el ansia desenfrenada de poder. La izquierda se envilecía y no sabíamos como reaccionar. Muchos de nosotros, apesadumbrados y desconcertados por el olor nauseabundo que invadía nuestras filas, optamos por votar a la derecha, por vez primera, en 1996, cuando la corrupción del Felipismo inundó el país con su olor a cloacas. Lo hicimos con la nariz tapada, pero lo hicimos, quizás porque no había otro remedio, porque al menos había que salvar la democracia.

Aquella sociedad ostentosa del Felipismo fue imperdonable: terrorismo de Estado, corrupción, mentira y abandono de los valores a cambio de un poder insaciable, basado en el dinero fácil y en el reparto corrupto de privilegios y ventajas.

El socialismo español, de pronto, se situaba en el lado opuesto de todo lo que habíamos creido: los políicos honrados cedieron sus sitio a los corruptos, los valores a los privilegios y la política decente y ciudadana a la mentira y a las mas oscuras tendencias despóticas y totalitarias, todas emanadas de la obsesión del partido socialista por controlar el poder, con los medios supeditados al fin. La Libertad, la Igualdad y la Fraternidad fueron barridas por miserables que habían tomado el poder y que repetían como loros que "lo importante es ganar". Toda una triste degradación de una izquierda que, en sus orígenes, nos había cautivado por ser hermosa y limpia.

Zapatero no es más que el heredero presente de aquella izquierda degradada, tan corrupta y alejada de los valores como la del periodo felipista, pero todavía más obsesionada por el poder que aquella. Por eso es necesario criticarlo.

Cuando algunos, desde la militancia servil, me dicen hoy que criticar a la izquierda beneficia a la derecha, al eterno enemigo, les respondo que ese argumento sólo tiene sentido cuando se piensa y actua en términos de poder, no de decencia, y que para mi la izquierda sigue siendo, como lo fue para muchos hace tres décadas, una apuesta moral y de justicia. Como hombre de izquierdas, prefiero estar cien años en la oposición con la cabeza alta y defendiendo principios honrados que un sólo minuto en el poder, ejerciendo la corrupción y traicionando a los pobres, a los desposeidos y a la democracia.

A mi la derecha jamás me decepciona porque nada espero de ella. La que me decepciona es la izquierda. Cuando critico a la derecha, - y lo hago con la misma saña, sobre todo cuando está en el poder-, lo hago friamente, sin sentimientos, sin amor. Pero a la izquierda la critico desde dentro y con dolor, porque me ha decepcionado, porque ha consumado una traición imperdonable contra las ideas, los valores y las masas desposeidas del planeta.

Sé que muchos miembros de la izquierda han seguido "dentro" y han aprendido a vivir en la izquierda degradada. Han evolucionado con el partido, dejando atrás los grandes valores y principios, abrazando el ansia de poder como único motor ideológico, sacrificando todo lo demás, incluso la democracia, a ese Dios insaciable que es el poder político, el dominio del Estado. Tienen la conciencia rota, pero el poder les ha compensado con privilegios y con la protección de la manada.

Hoy ya no tengo esperanza alguna en que la izquierda logre resucitar. Por lo menos estoy seguro de que yo no lo veré. Me han obligado a retroceder, junto con otros muchos hijos de la izquierda, decepcionados por la traición de nuestros líderes, hasta la "última playa", donde ya apenas queda nada. Incapaz de cambiar de bando y de volver a votar a la derecha, hemos sellado una alianza, quizás la última de nuestras vidas, con la ciudadanía, con ese pueblo al que la izquierda, indigna y cobarde, ha abandonado y canjeado por el poder.

Somos muchos los "refugiados políticos" de la izquierda hundida. Somos unos desheredados que no podemos votar a la derecha porque no creemos en ella, ni a la izquierda, porque ha traicionado la decencia, Nuestra "última playa" es el pueblo, la ciudadanía huérfana, esa masa de gente abandonada y traicionada por los partidos políticos, que sólo saben vivir ya para casechar privilegios y ventajas en un mundo que se dice demócrata y de progreso, pero que camufla y disimula su oscuro y asqueroso despotismo elitista.

Nuestra ideología es simple: no creemos en los partidos políticos, pero sí en la democracia, con una fuerza enorme. Y la democracia es pueblo, ciudadanos libres.

   
Viernes, 30 de Marzo 2007
Artículo leído 1188 veces




Comentarios:

1.Publicado por Lagavulin el 30/03/2007 21:11
Como estoy en un 100% de sintonía con lo que escribes en esta entrada me he permitido copiarlo literalmente en mi blog como si fuera una reflexión propia.

¡Gracias por hacerme el trabajo!

Saludos

2.Publicado por albermir el 30/03/2007 21:44
Parece, que le costo bastante tiempo entender lo que es la izquierda, no solo aquí en España, sino en cualquier sitio en donde gobiernan.

3.Publicado por Mari Carmen Choquet el 31/03/2007 11:09
Estoy de acuerdo en casi todo lo que dice, menos cuando emplea terminologías despectivas y ofensivas como hoy por ejemplo “algunos compañeros han aprendido a vivir en la pocilga” Me parece que esto es también una manera de faltar a la democracia, que se basa en el respeto a las personas por encima de toda clase social e ideología.

Hay que evitar echar leña al fuego en este ambiente de crispación que nos envuelve y que incluso está limitando nuestras relaciones humanas. El problema está en que defendemos a los partidos políticos como si de un equipo de futbol se tratara y con la misma actitud de un bético cuando dice “viva el Betis man que pierda”.

Las cosas serían muy distintas si en vez de emplear factores de destrucción nos dejásemos envolver por el que debería ser nuestro principal objetivo y elemento de unión, la búsqueda de la verdadera democracia, pese a cualquier partido en el poder.

4.Publicado por F. Rubiales el 31/03/2007 11:12
Estoy tan de acuerdo con usted en lo de utilizar innecesariamente términos despectivos que he decidido suprimir lo de "pocilga" en el post.

Gracias por su comentario, por corregir lo que está mal y por leer Voto en Blanco.

5.Publicado por F. Rubiales el 31/03/2007 11:16
M.C. Choquet:

Estoy tan de acuerdo con usted en lo de utilizar innecesariamente términos despectivos que he decidido suprimir lo de "pocilga" en el post.

Gracias por su comentario, por corregir lo que está mal y por leer Voto en Blanco.

6.Publicado por perdiz blanca el 31/03/2007 11:55
Francisco:
¡¡¡¡¡Has vuelto a tus orígenes!!!!!!!!!!!!
Bienvenido.
No te olvides que ""un dia vinieron a llevarse a los judios,pero yo no era,
al dia siguiente vinieron a llevarse a los gitanos,pero yo no era y no me importó,luego se llevaron a los comunistas,más tarde a los socialistas.
Hoy vienen por mi y ya es tarde.""
El Gral.argentino golpista de nombre Ibérico (?)Saint Jean dijo que:
"Primero mataremos a los guerrilleros,después a los comunistas,cuando terminemos con estos a los socialistas ylos impatizantes,por ultimos a los tibios...."
Esta semana pasada el alcalde de Toledo del PP,desenterró con excavadoras una fosa común con 3000 fusilados y metió los huesos en contendores.(Ver programa CQC de anoche).
Me imagino que en tu años de Roma vistes "El Jardin de los Finzi Contini".
Cuidate que el próximo Ministro de Interior será Diaz de Mera...........cuando gane Esperanza.

7.Publicado por F. Rubiales el 31/03/2007 12:02
Perdiz Blanca:

Agradezco sus palabras y su bienvenida, pero debo aclararle que no he vuelto a mis orígenes porque nunca los he abandonado. Estoy en el mismo sitio desde hace años: en una izquierda de la que sólo conservo las raices y los grandes valores y principios inspiradores, y en una lucha convencida a favor de la auténtica democracia y al lado de la ciudadanía, de la que formo parte, la cual, a pesar de su frágil volatilidad, constituye hoy el único valor estable en política.

Un cordial saludo y espero seguir contando con sus comentarios y apoyos.

F. Rubiales

8.Publicado por javierito el 31/03/2007 18:22
Leyendo su artículo, señor Rubiales, me ha dejado alucinado, atónito, anonadado, aturdido, perplejo. Pero, ¿de dónde saca Vd todos esos adjetivos laudatorios para lo que es la izquierda ideal? ¿Cuando la izquierda ha sido así?
Dice "En la izquierda aprendimos a enfrentarnos a la dictadura, a estar al lado de los débiles, a añorar la democracia y a depositar nuestra fe y esperanza en valores como la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad". Pero ¿cuándo la izquierda en España ha luchado por la democracia? La que luchaba contra la dictadura franquista solo pretendía imponer una dictadura muchísimo peor, al estilo soviético. La otra, supuestamente democrática, de vacaciones o mamando de la teta franquista (con alguna honrosa excepción). De hecho, en la República quien se cargó la ley y la supuesta democracia fue la izquierda. El levantamiento militar no fue más que una respuesta a la revolución socialista, no contra la democracia. Lo que pretendían energúmenos como Prieto, Largo Caballero o incluso Azaña no era otra cosa que instaurar la dictadura socialista (los documentos al respecto son abundantísimos). La izquierda a lo largo de toda su historia se ha caracterizado no por luchar por la democracia, sino por querer imponer la peor de las dictaduras, la del estatismo, la entronización del Estado como “dios” absoluto, todo dentro del Estado, la nomenclatura del partido dirigiéndolo todo, ¿empresas? ... del Estado.
Con este esquema el ciudadano NO PUEDE SER LIBRE. Por eso jamás ha existido un país socialista libre. Por eso siempre las peores dictaduras han sido las socialistas (con la excepción de las religiosas). Y de la izquierda han salido las ideologías que más genocidios han cometido en el siglo XX. El fascismo, no lo olvidemos, es una rama del socialismo pese a la propaganda socialista gransciana. Mussolini fue uno de los jefes del socialismo italiano, muy elogiado por Lenin desde el Pravda. Y Hitler idem de idem. Su partido se llamaba Partido Nacional Socialista Obrero Alemán. Cuando al socialismo le sumamos un furibundo ultranacionalismo tenemos como resultado el fascismo y nazismo. Por eso se parecen tanto ERC y HB a estas ideologías. Siempre son lo mismo, el Estado como pilar único al que se somete todo. Con la supremacía y sometimiento al Estado de toda actividad, típica de la ideología izquierdista, tenemos los mimbres para impedir a los ciudadanos la libre interrelación que permite la creación de sociedades libres y democráticas.

La izquierda de la que Vd habla solo existe y ha existido en su imaginación. Hace un canto a la sociedad, a los ciudadanos libres, a su participación activa en los asuntos de la "polis" .... pero eso jamás ha formado parte de la izquierda, sino del liberalismo. De hecho, las sociedades más libres, más prósperas y democráticas SIEMPRE han sido aquellas donde el Estado era pequeño, cuanto más pequeño mejor, para que así la sociedad civil, los ciudadanos, sean los que dirigen sus destinos interrelacionando unos con otros, sin el opresivo aliento del Estado gigantesco, hipertrofiado, con millones de funcionarios y políticos controlando y dirigiéndolo todo. Y para mantener a ese mastodonte hay que robar a mansalva a los siervos (ex-ciudadanos) con impuestos asfixiantes, que es la forma que tienen los izquierdistas de solucionarlo todo, metiendo la mano en el bolsillo ajeno de múltiples formas. Tiene buen ejemplo del totalitarismo izquierdista en la ministra de Sanidad, pretendiendo no decirnos, sino obligarnos lo que tenemos que comer, beber, etc. En estos pequeños detalles es donde se ve lo que hay detrás, puro dirigismo, pura imposición, puro capricho, pura tiranía. No hay ciudadanos libres, solo borregos a los que conducir. Los que no tenemos espíritu servil ni obediente somos unos .... fachas, claro.

Y no podía faltar en su artículo la típica superioridad moral de la izquierda: “de la derecha no espero nada” ......... pero ha sido de la derecha liberal la que ha creado las sociedades más libres, justas y democráticas. Si, justas, es decir, sometidas al imperio de las leyes que se han dado los ciudadanos. La izquierda siempre se ha caracterizado por tener la leyes como floreros, de adorno. Tienen por costumbre no someterse a ellas ni cumplirlas (a no ser que estén de acuerdo con ellas), como estamos viendo con el Iluminado de la Moncloa. Y lo contrario de la justicia no es la injusticia, sino la arbitrariedad. En fin, que detrás de la ideología izquierdista solo hay Estado, arbitrariedad y propaganda, todo ello muy bien envuelto en el papel satinado de lo “social”. A todo le ponen el latiguillo de “social”, para así encubrir sus ansias infinitas de sometimiento y justificar su tiranía.

Sus palabras invocando “la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad” como bandera de la izquierda tiene sobrados ejemplos de los estragos que produce en sus manos: enormes carnicerías. Con el hermoso ideal de acabar con la dictadura de Batista ya ha visto las consecuencias: casi 50 años de dictadura castrista. Y cómo se les cae la baba a los progres con el paraíso socialista cubano. Y cómo idolatran a un asesino en serie como el Che Guevara. Antes de Castro Cuba era el país más rico de Latinoamérica, aún siendo una dictadura, ahora, medio siglo después, tenemos al país más pobre. Y eso que la URSS dilapidó allí una fortuna como escaparate de su ideología. Y es que, como dice Enrique de Diego, “el socialismo ama tanto a los pobres, que los crea por millones”. Qué curioso, después de la dictadura militar de Pinochet, Chile es un país democrático y el más rico de todo Centro y Sur América.

Hay algo que caracteriza al siglo XX, el extraordinario desarrollo de la tecnología que nos ha facilitado la vida. ¿Dónde ha surgido toda esta tecnología? Es decir, ¿dónde se han dado las circunstancias adecuadas para esa explosión de creatividad científica? Por supuesto, señor Rubiales, en los maravillosos países regidos por la izquierda como ..... Estados Unidos y Japón. Y es que con la superioridad moral, intelectual y de lo que sea de la izquierda no hay quien pueda. Esto es Internet, ¿y qué es eso?. Pues un invento de los militares yankis que han cedido a la comunidad internacional. Si es que son unos egoístas y unos imperialistas. ¿Y cual es el cine más visto y que más encandila a los ciudadanos, y que más joyas del séptimo arte crea?. Joer, está claro, ¿no?, el subvencionado, el izquierdista, el que se paga con el dinero de todos, el que hace el Estado, para entendernos el que no es de Hollywood. Si a su edad todavía no sabe lo que es la izquierda probablemente necesite otra reencarnación.

Ah, señor Rubiales. Tengo cuarenta y tantas primaveras y nunca he votado (excepto en el referéndum de la OTAN). Mientras esto sea una PARTITOCRACIA, una auténtica dictadura de partidos, mientras los ciudadanos (más bien siervos) no pintemos casi nada, mientras el voto en blanco no tenga representación parlamentaria, yo nunca votaré.

9.Publicado por F. Rubiales el 31/03/2007 18:44
Respuesta a "El Javierito":

Acepto que muchas de las cosas que dice son verdad y puedo aceptar su razón al afirmar que la izquierda que yo describo nunca ha existido en la práctica, porque siempre se ha deslizado hacia el totalitarismo. Aceptado. Pero es cierto que es aquella la izquierda idílica que muchos de mi generación vivimos contra Franco. Y ahí están mis raices irrenunciables, de la que sólo queda, como se ve en el artículo, la defensa de los valores democráticos y la militancia al lado de los oprimidos y desposeidos. Cuando comprobé la verdad (y empecé a descubrirla cuando viví dos años en la Cuba de Fidel, entre 1975 y 1977) empecé a procesar el engaño.

Acepto también la superioridad tecnológica y moral de los países liberales sobre los que han "padecido" el dominio de la izquierda.

Lo importante es que, por caminos diferentes, hoy estamos en el mismo bando, en el que describe en su último párrafo, contra los poderes corruptos y al lado de la ciudadanía abandonada.

Por supuesto que sé lo que es la izquierda, tal vez mejor que la inmensa mayoría, porque he vivido en las entrañas del monstruo, pero no puedo dejar de reivindicar el valor de aquella izquierda ideal que vive en los libros y que emana de maestros, forjada con piezas de Bakunin, Kropotkin, Prudhom, Mournier y cientos más. Pero acepto que nunca existió, salvo en la mente de muchos idealistas. Es esa una izuierda que de verdad estába al lado de los débiles y que defiende valoreshoy olvidados por todos, por la izquierda y por la derecha.

10.Publicado por Salduba el 02/04/2007 11:51
Estimados Sres. Rubiales y Javierito:

El contenido y el tono de sus opiniones son auténticamente reconfortantes. Leerles a ambos, un auténtico placer. ¡¡Felicidades a ambos!!. Me parece que aunque por ideologías políticas distintas comparten muchas cosas... entre ellas la sensatez y la cordura... y con esos mimbres y otras poquitas cosas más, se pueden sacar adelante proyectos interesantísimos.

Un afectuoso saludo a ambos





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros