Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

La financiación pública de los partidos políticos es una aberración antidemocrática


Nota

Los partidos políticos españoles son hoy el principal obstáculo para la regeneración ética y política de la nación y una de las principales causas de esa degradación es la abundante y generosa financiación pública de los partidos, contraria a los deseos de los ciudadanos, pero impuesta opresivamente por los políticos, que se sienten muy a gusto con ese dinero fácil.

La el asunto de la financiación de los partidos se sometiera a referéndum, los expertos calculan que dos de cada tres ciudadanos se pronunciarían por el cese inmediato de la financiación pública y la obligación de que cada partido se financie con las cuotas de sus afiliados, una decisión saludable que debilitaría la repugnante partitocracia española y fortalecería la débil y medio asfixiada democracia.
---



La financiación pública de los partidos políticos es una aberración antidemocrática
Uno de los rasgos más negativos y nocivos del sistema político español es la financiación pública de los partidos políticos. Además de una opción escasamente democrática e injusta que implica privilegio forzado y abuso de poder, en el caso de España es una imposición por la fuerza a la sociedad, un rasgo más propio de tiranía que de democracia, una auténtica aberración.

Cualquier ciudadano tiene el derecho de preguntarse ¿Por qué tengo que financiar con mis impuestos a un partido como Podemos, cuando estoy absolutamente convencido de que, si alcanzara el poder, nos llevaría a la ruina? Del mismo modo debe repugnarle financiar por la fuerza a cualquier partido que sea contrario a sus ideas.

La financiación pública de los partidos es una locura, una aberración y una imposición tiránica de la clase política, cuyo comportamiento denota abuso de poder, corrupción y escasa democracia.

Lo lógico y democrático sería que los partidos se financiarán con las cuotas y aportaciones transparentes de sus afiliados y simpatizantes, pero ese sistema, aunque sea el preferido por los ciudadanos y el exigible en democracia, no gusta a los políticos, que han impuesto por la fuerza una costosa financiación con el dinero de los impuestos.

El dinero público abundante hace a los partidos demasiado fuertes y aficionados al lujo y al despilfarro, lo que en algunos casos resulta escandaloso. Ese dinero fácil favorece también la corrupción y el abuso de poder, según pensadores políticos y expertos en marketing, como también aleja a los partidos de la ciudadanía y los aísla.

La democracia exige partidos políticos muy controlados por la ciudadanía y sometidos a las leyes, pero el dinero abundante los hace más independientes, arrogantes, incontrolados e impunes.


Francisco Rubiales

- -
Lunes, 19 de Junio 2017
Artículo leído 968 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 19/06/2017 09:10

Cuando se montaron los partidos se planteó la cuestión de la financiación y se pensó que lo mejor era la financiación por parte del Estado, así se evitaban las dependencias a los aportadores, como ocurre en los USA.

Lo cierto es que la gente no estaba por la labor de dar donativos a nadie y como seguramente, los políticos veían que las aportaciones irían en descenso, optaron por la financiación pública.

Esto es muy delicado y más con la picaresca que tenemos todos, no sólo los políticos. Por eso se suponía que la picaresca no tendría mucho que hacer con el sistema que inventaron.

Pero la picaresca es consustancial con nosotros y mucho más con los políticos, de modo que pronto aparecieron los maletines de Alemania y las empresas fantasmas, como Filesa. Actualmente las donaciones a los partidos son casi de forma descarada, no hay más que ver las donaciones recibidas por podemos.

De modo que la cuestión es si se impide cualquier donación a los partidos o bien se permiten y por tanto, se suprime la financiación estatal. Lo que no puede ser es las dos.

Se suponía y seguramente al principio se lograra, que la financiación pública sería suficiente para el funcionamiento y las campañas, pero en la actualidad los partidos son burocracias desbordadas y las campañas requieren cada vez más dinero.

Son los partidos los que tienen que reducir la burocracia, pero al parecer eso no entra en sus planes. Sobre el coste de las campañas, también deberían reducirlo, pero al parecer cuanto más dinero en la campaña, más votos. Sobre este punto, D. Francisco tal vez pueda aclarar un poco las cosas.

De todas formas, si el ordenador reparte los escaños, tampoco es tan necesaria una campaña costosa. En realidad la gente tiene claro a quién votar, a pesar que nos digan que hay un montón de indecisos.

2.Publicado por javierito el 19/06/2017 11:54
Amén.

Yo ya voy más allá, creo que a estas alturas los ciudadanos deberíamos PROHIBIR los partidos políticos por ser manifiestamente bandas de malhechores y delincuentes.
Para dirigir un pequeño estado, un estado mínimo, propongo un comité de sabios elegidos por el Parlamento, un parlamento elegido en distritos uninominales a doble vuelta si fuera necesario, elección de personas, no de partidos, donde solo se podrían presentar personas mayores de 50 años, para que no se dieran las bochornosas situaciones actuales de gentuza que no ha trabajado en su vida y que vive de los demás a través de la política, que nunca ha tenido una profesión y que son perfectos inútiles que no saben hacer nada, sin preparación de ningún tipo ni experiencia de haber trabajo en su vida. Es decir, energúmenos que dirigen un país sin tener idea de nada. En España los hay a patadas.

El Parlamento elegiría a los mejores profesionales para gestionar un pequeño estado. Todo muy sencillo, y así nos quitaríamos de encima esta plaga del político profesional, un cáncer que corroe y lo destruye todo. Un político solo piensa en sí mismo y en su empresa, el partido, que es el instrumento que le permite conquistar el instrumento con el que nos somete y saquea, el estado.

Que después de los últimos 200 años sigamos siendo pastoreados por los políticos y sus partidos es la prueba irrefutable de que en el planeta Tierra no existe la inteligencia. Son los responsables de casi todas las guerras (primera y segunda guerras mundiales, guerra civil española, guerra de Corea, de Vietnam, guerra ruso-japonesa, guerra civil china, golpe de estado bolchevique llamado revolución rusa, con la guerra civil consiguiente entre rojos y blancos, guerra de Abisinia, guerra ruso-finlandesa, etc, etc), responsables de genocidios como el de los jemeres rojos y el holodomor ucraniano, responsables de espantosas tiranías, de privilegios sin fin.

Ya va siendo hora de despertar y de librarnos civilizadamente de la mayor peste de los tiempos modernos, los políticos y sus partidos.

3.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 19/06/2017 12:30
... Pues sí, no a la financiación pública de los partidos políticos, no a su inmiscusión en el Estado, no a la partitocracia. No a que todo esté controlado por los partidos políticos, no a que el ciudadano no político tenga menos derechos que el ciudadano político. No a las elecciones partitocráticas.

Sí a la participación ciudadana en la política, no a través de partidos políticos, sino directamente, con distritos uninominales con responsabilidad directa del elegido sobre sus electores (todos, incluídos los que no le votan). Con limitación de ejercicio de actividad política por un máximo de dos legislaturas.
Sí a una Asamblea con un máximo de 2 diputados por provincia, elegidos entre los representantes de los distritos uninominales de la provincia.
Sí a la desaparición de las Comunidades Autónomas como instituciones que sólo sirven para colocar a políticos y que se ha visto en realidad que no "acercan el poder al pueblo", sino que "acercan los políticos y sus amaños al pueblo".
En fin, si a una democracia de ciudadanos y sin partidos políticos.

4.Publicado por Anro Libertché el 19/06/2017 12:32
LA FINANCIACIÓN DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS, CON LOS IMPUESTOS DE LOS CIUDADANOS, OTRA GRAVÍSIMA ABERRACIÓN INACEPTABLE.

A la vergonzosa casta política de nuestro país, le importa un comino, las críticas y denuncias de los ciudadanos. Una evidencia más, que pone de manifiesto, la putrefacción y la corrupción del sistema. Los partidos políticos no solo se financian con las cuotas de sus afiliados, también con la corrupción, al igual que ha venido sucediendo con los sindicatos, patronales y otros estamentos sociales. Las pantomimas escénicas y discursos, con declaraciones falsas e hipócritas que vienen representando los dirigentes políticos de los distintos partidos, raya con la más absoluta, esperpéntica y deleznables actitud/aptitud, pretendiendo engañar e insultar a meridianas inteligencias con las más descaradas, grotescas y falsarias declaraciones que les permite el statu quo.

Las falsedades y cinismo que destilan, las mayoritarias clases políticas españolas, salvando las excepciones que no confirman las reglas, es proporcional a todas las legislaciones políticas, sociales, económicas civiles y mercantiles que han venido aprobando como trileros avezados de los embaucamientos, la deshonestidad, y la indecencia. Y no, no se les caen las caras de vergüenzas antes tantísimas ignominias, deslealtades y felonías hacia los ciudadanos. La falta de transparencia, opacidad y las acciones perversas, corruptas y corruptoras de los partidos políticos, no solo son los gérmenes que han posibilitado las más aberrantes y repudiables corrupciones, saqueos, robos y expolios a todos los contribuyentes y ciudadanos, sino que siguen con las mismas líneas de comportamientos y actuaciones, sin voluntades mínimas de reformas, rectificaciones y cambios legislativos, que haga posible, la financiación legal, desarrollo y actuaciones de los partidos políticos y los verdaderos objetivos y fines que persiguen. Pero No, los políticos de nuestro país, nos siguen tomando por idiotas a todos los ciudadanos sin exclusión como faunas de borregos sin remisión, a los que se les puede seguir engañando y estafando un día Sí y otro también

Pues va a ser que NO...al menos a los que seguiremos dándoles las espaldas, negandoles nuestros apoyos, votos y aplausos, pero con las firmes ideas predisposiciones y determinaciones en la lucha por conseguir el auténtico y verdadero Estado Social y Democrático de Derecho. Si o Sí, les gusten o no les gusten.

Un saludo



5.Publicado por pero que raro, que raro el 19/06/2017 20:53
pero que raro.... en madris robando, que raro, si eso solo lo hacen los catalanes y andaluces

pero que raro.... la guardisiví....mientiendo y falsificando informes, si eso solo lo hacemos los ciudadanos que les pagamos el sueldo

6.Publicado por Zarkov el 27/06/2017 18:57
Aqui voy a contar el caso de Venezuela, de 1.958 hasta 1.976 los partidos politicos en Venezuela, principalmente Accion Democratica y Copey eran verdaderamente representativos, para financiar sus campañas politicas era frecuente que organizaran recaudaciones de fondos, distribuyendo alcancías para que los afiliados y simpatizantes las colocaran en casas y negocios para reunir algo de dinero, en el caso de Accion Democratica era famosa la "Romeria Blanca", un evento social a gran escala para beneficio del partido. El dia que se nacionalizo el petroleo cambio la politica del pais, a partir de entonces el estado obtuvo cantidades fabulosas de dinero, parte del cual se fue a financiar a los partidos, por la via legal e ilegal, asi pues los partidos dejaron de depender de sus afiliados y simpatizantes y estos comenzaron a depender de los partidos que poco a poco se fuero desvinculando de sus bases.

Yo creo que asi como los partidos de la izquierda española claman por una separacion entre iglesia y estado debe haber una separacion entre partidos y estado, no es justo que parte de los impuestos de los ciudadanos se destine a financiar partidos politicos, una cosa es financiar escuelas, hospitales, caminos, puentes y obras publicas, que todos los ciudadanos pueden disfrutar, otra muy distinta es financiar partidos, muchas veces opuestos a las ideas de la mayoria de los que pagan impuestos.

Si se dispusiera que los patidos politicos fueran financiados por aportaciones de sus afiliados estos partidos tendrian mayores incentivos en mejorar la economia, porque solo asi podrian continuar existiendo, por otro lado, las personas que financian con su dinero los partidos politicos se involucraran y participaran mucho mas activamente que aquellos que no dan nada.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros