Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

LA GIBRALTAR DEL SIGLO XXI


Nota



LA GIBRALTAR DEL SIGLO XXI
Esa roca pelada, emergida de las entrañas del Estrecho, sigue siendo el testimonio más bochornoso del fracaso de los sucesivos gobiernos españoles, durantes los tres últimos siglos de la historia de España. Cuando el Reino Unido parecía dispuesto a devolver sus latrocinios en todo el mundo, los 30.000 habitantes de etnias distintas que lo ocupan no quieren ser españoles. Y reivindican, como morada propia, los aproximadamente 7 kilómetros cuadrados de la Roca. España, por el “Tratado de Utrech”, sólo cedió el castillo y el recinto murado, pero los ingleses se fueron adueñando poco a poco del Peñón y de la “tierra neutral”, donde construyeron un aeropuerto militar. Nadie protestó, ni siquiera el valiente Caudillo español, que lo único que hizo fue cerrar la verja a los linenses.

Y continúa la última colonia de Europa en pleno siglo XXI. El argumento que aducen estos moradores es que Gibraltar ha estado más tiempo bajo soberanía británica -1704 a 2009- que bajo soberanía española -1462 a 1704-. Es decir, que si robo su casa recién hecha, al año tengo más derecho que usted, porque he permanecido más tiempo en ella. El argumento es cavernícola, porque España, antes de 1462, no existía; existía Castilla, que incorporó Gibraltar a principios del siglo XVI. Con esa vara de medir, habría que devolver medio mundo a los imperialismos históricos.

Gibraltar está en la mente de los andaluces como algo propio. A pesar de los avatares históricos y de los errores políticos, los habitantes del sur del Sur -Cádiz y Málaga- seguimos vinculados a ese apéndice calcáreo, lo visitamos, lo vivimos y lo fotografiamos como algo nuestro. Y, para más INRI, cada cierto tiempo, un representante de la Corona inglesa nos visita para recordarnos que aquello sigue siendo británico. Ahora han ganado al mar varias millas de aguas españolas y los “yanitos” aspiran a ser soberanos, porque los políticos de la España del siglo XXI parecen accesibles al compadreo de tratantes dispuestos a repartir la piel de toro.

Cuando vivía en el Campo de Gibraltar, un amigo me habló de una novela que estaba escribiendo, en la que los “yanitos”, con ayuda de los ingleses, trataron de llevarse el Peñón a los mares del Norte. Cuando casi lo habían conseguido, la Roca se escapó y se vino de nuevo a la bahía de Algeciras. Las añoranzas del Sur pudieron más que las osadías “yanitas”, pero la Roca sigue soportando todas las fantasías.

El Peñón no es tan macizo como aparenta. Lo ahuecaron los hombres prehistóricos para habitarlo: cavernas, túneles y galerías se suceden en un enmarañado laberinto. Más de 300 cuevas, muchas de ellas naturales, fueron utilizadas por los neanderthales que huían de las glaciaciones y se venían a invernar. Después hubo un cambio climático, subieron las temperaturas y llegaron los de Cromagnon para veranear. Siguieron horadando el monte y nos dejaron sus esqueletos para constancia de su presencia en el Peñón. Fenicios, griegos, romanos, visigodos y árabes llegaron más tarde, con la acogida espléndida de los andaluces. Los últimos fueron los “yanitos” (con “y” griega tal como lo pronuncian ellos), que, sin raíces, quieren hacerse fuertes en la Roca con la protección militar inglesa. Los andaluces siempre hemos practicado la política de la generosa hospitalidad. De ahí que recibiéramos todas las culturas y razas, asumiéndolas y enriqueciéndolas con “lo andaluz”. Pero tenemos claro el contorno de España, aunque los nubarrones que bajan de las autonomías del Norte tratan de desdibujarlo.

JUAN LEIVA


   
Jueves, 19 de Marzo 2009
Artículo leído 894 veces




Comentarios:

1.Publicado por JASAVI el 19/03/2009 18:01
Los gibraltareños tienen derecho a sentirse como les plazca y a vivir en consecuencia: españoles, británicos o 'ciudadanos del mundo', y los demás no tenemos derecho a decidir su futuro. Lo que no arreglamos en su día no podemos 'reconquistarlo' ahora, porque ya no es época de reconquistas románticas. Es época de democracia.

Otra cosa es que vayan ganándonos territorio.
Y otra cosa es que sea un vergonzante paraíso fiscal.

2.Publicado por Pepe Lotas el 23/03/2009 13:05
Cuando nos sale un grano, hay dos formas de que desaparezca. Una, déjándolo secar. Otra, expulsando la infección.
Está claro, ¿no?.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros