Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Estados Unidos es el país más poderoso del mundo porque tiene una constitución democrática


Nota

Estados Unidos es el país más poderoso del mundo porque tiene una constitución democrática y porque sus hombres y mujeres son libres. En Europa nadie reconoce que el declive que padecen sus países y el avance de la pobreza son la causa directa de la falta de democracia y del poder excesivo del Estado. Para desgracia de sus ciudadanos, a los que se les imponen políticos contrarias a sus deseos y se les suben impuestos sin piedad, en Europa sobrevive todavía aquel "antiguo régimen", propio de esclavos, que dijeron que había quedado abolido tras la Revolución Francesa.

La potencia de Estados Unidos tiene su origen en la vigencia en ese país de la democracia y la libertad.
---



Estados Unidos es el país más poderoso del mundo porque tiene una constitución democrática
La verdad os hará libres y la democracia os hará fuertes. Un sistema político justo y eficiente que garantice las libertades y derechos no sólo produce satisfacción a los ciudadanos, sino que también genera naciones prósperas y poderosas. Los Estados Unidos son la gran demostración de que la democracia hace fuertes y prósperas a las naciones. pero hay otros ejemplos.

La Constitución de la república de Estados Unidos fue elaborada a finales del siglo XVIII en la llamada «Convención de Filadelfia», que reunió en esta ciudad a cincuenta y cinco delegados de los entonces trece Estados existentes. De los trabajos de la «Convención de Filadelfia» surgió un documento que, por primera vez en la Historia en un territorio de grandes dimensiones, proporcionó libertad política y protagonismo al ciudadano, otorgándole poderes y mecanismos para influir y mandar, fundamentos de la verdadera democracia.

Gracias a ese sistema, propio de hombres y mujeres libres, Estados Unidos comenzó a crecer hasta convertirse en el país más poderoso y en la primera economía del mundo.

¿Qué tiene que ver la Constitución norteamericana con las constituciones europeas y con el sistema político vigente en Europa? En realidad muy poco y las grandes diferencias son dos: el Estado europeo es demasiado poderoso, siempre tiende a crecer y a llenarse de políticos y burócratas que siempre imponen sus criterios sobre la voluntad popular, lo que desvirtúa, degrada la democracia y resta a las naciones fuerza y capacidad para avanzar hacia la prosperidad.

Si la comparación se realiza con países con sistemas democráticos especialmente degradados y con ciudadanos tan marginados y poco influyentes como España, la comparación se torna hiriente porque parecen dos sistemas separados por un foso plagado de políticos, burócratas y privilegios, algunos casi medievales, donde la carencia de libertades, derechos y estímulos, frena, oprime y resta futuro e ilusión a la sociedad.

La Constitución Española, a la que algunos defienden todavía, es la que ha propiciado nuestra falsa democracia, actual corrupción, abusos de poder, rechazo popular a la clase política, rebeldía ciudadana y esas divisiones internas que están a punto de destrozar la unidad, una situación que, si se analiza sin pasión y con frialdad de mente, es lógica si se tiene en cuenta que más que una democracia, España padece una dictadura encubierta de partidos políticos, políticos profesionales y burócratas que se consideran dueños de un Estado sin ciudadanos y sis leyes que sean justas e iguales para todos.

La Constitución Española ni siquiera garantiza lo que se considera como la esencia de la democracia: que los representantes elegidos representen a los ciudadanos y defiendan sus derechos y deseos en el Congreso. En España, vergonzosamente, los elegidos solo representan a sus partidos y responden sólo ante las cúpulas de sus respectivas formaciones.

Las diferencias entre una Constitución y otra son muchas, pero se resumen en tres: La de Estados Unidos tiene protagonismo ciudadano, garantiza las libertades y derechos e impulsa el progreso, mientras la española destierra al ciudadano, no garantiza nada porque el Estado ni siquiera cumple sus mandatos y en la práctica frena el verdadero progreso.

Es penoso que no se comprenda que Estados Unidos es el único país del mundo en el que las personas son, libres de verdad y que esa sea la razón clave que explica que haya llegado a ser la nación más poderosa del mundo, con impuestos muy bajos, pocos políticos en activo, escasos privilegios de la clase política y mucho poder e influencia en manos de la ciudadanía, que los ejerce cuando la nación lo demanda.

En la España enferma del presente, el gobierno está a punto de subir de nuevo los impuestos para ajustarse al déficit impuesto por Bruselas, una medida contraria a los criterios de su ciudadanía, que una vez más son ignorados por los políticos. Los ciudadanos opinan que antes de subir todavía más la ya insoportable presión fiscal, los políticos deberían someterse a un ahorro intenso y abrazar la austeridad en un Estado que tiene más políticos a sueldo que Francia, Inglaterra y Alemania juntos, pero que se niega a cerrar instituciones inútiles, a prescindir de privilegios que superan a los que tuvieron en el "Antiguo Régimen" la nobleza y el clero y a adelgazar un Estado que está enfermo de obesidad y que es prácticamente insostenible por los gastos que genera.

Europa es un paraíso para los partidos y los políticos, mientras que Estados Unidos lo es para el pueblo y el ciudadano. Es una diferencia tan inmensa que mientras el sistema, en los USA, genera innovación y creación de empresas, en Europa crea miedo y trabas. El sistema, en los USA genera patriotismo, orgullo de ser americanos y unidad, mientras que en España genera desunión, nacionalismos radicales, procesos independentistas, partidos populistas radicalizados, una profunda vergüenza ciudadana ante su clase dirigente y hasta miedo de muchos a exhibir los símbolos patrios, sobre todo la bandera y el himno.

Las leyes hicieron a los americanos iguales, pero en España los políticos optaron por otorgar privilegios al voto nacionalista, mediante un sistema electoral desigual, que otorga más valor a unos votantes que a otros, un error antidemocrático que a la larga ha generado procesos de ruptura y agravios insoportables de desigualdad.

La Constitución hizo de los americanos ciudadanos libres, vigilantes y protagonistas, mientras que la Constitución española sólo logra eso con los políticos, relegando al ciudadano a un papel detestable de sometido carente de influencia y sin protección ante el poder desmesurado de su Estado.

Y lo más grave es que, en lugar de reconocer estas verdades fundamentales y la superioridad de los hombres libres sobre los sometidos a Estados hinchados y arrogantes, muchos españoles siguen gritando, desde la estupidez, que los Estados Unidos son una sociedad peor y menos libre que la nuestra.


Francisco Rubiales

- -
Jueves, 1 de Diciembre 2016
Artículo leído 4253 veces




Comentarios:

1.Publicado por Pedro el 01/12/2016 07:19
En todos los estudios que se han hecho sobre la pobreza de las naciones, la primera causa de la pobreza, siempre ha sido la corrupción de sus gobernantes: con democracia, y con dictadura.

2.Publicado por vanlop el 01/12/2016 11:25

Y lo cierto es que desde que se ha corrompido, los Estados Unidos van en caída. En estos momentos están viviendo de las rentas, de las rentas de democracia y libertad que crearon sus antepasados y que poco a poco se fueron corrompiendo. Es posible que muchos votos a Trump fueran porque prometió la regeneración y volver a los principios.

Se confunde la democracia con votar cada cierto tiempo, es decir, la democracia real con la democracia formal. Desgraciadamente la mayoría de los países, por no decir todos, tienen democracia formal, se vota cada cierto tiempo a los distintos estamentos y se supone que los elegidos representan al pueblo, pero como vemos, representan a los partidos o a ellos mismos.

Y hay una mafia de políticos de todos los países para hacer ver que su sistema es la auténtica democracia, cuando en realidad es una tiranía disfrazada de democracia pues se mantienen las formas pero para reírse de ellas. Y se critican a los que no presentan la pureza adecuada.

Fijémonos en Siria. Al ser un país árabe, el concepto de democracia no tiene mucho sentido y sin embargo, el régimen, antes de la guerra, permitía muchas de la cosas que son características de la democracia real, hasta el punto que la gente se sentía mucho más libre que en algunos países formalmente democráticos. E incluso la legislación se parece mucho a lo que se considera democracia. Sin embargo le montaron una revolución para instaurar la democracia. ¿Cual democracia, la de otros países árabes, que no necesitamos nombrar? ¿O incluso la de algunos países europeos? ¿Qué diferencia hay entre la Siria de antes y la España de ahora? Sin duda en Siria se respetaban los valores democráticos mucho más que en España.

Pero aunque la constitución española no es puramente democrática, resulta que tampoco la cumple nadie. El último ejemplo ha sido la investidura presidencial, donde se ha sancionado a unos diputados por votar lo que a ellos les parecía adecuado. Pero los medios, muy empeñados en recibir las subvenciones, nos presentan esto como el ideal de democracia.

Desgraciadamente en la mayoría de los países la democracia deja mucho que desear o es inexistente. Hay muy pocos países en los que exista verdadero de seo de prosperar, de engrandecer al país. Este deseo es la característica del poder del pueblo, aunque en algunos casos no exista un sistema formal de votaciones, pero los gobernantes interpretan correctamente el sentir del pueblo y todo lo hacen en función de eso. Y cuando existe una asociación real entre los gobernantes y el pueblo, es democracia aunque las formas externas no lo sean. No olvidemos esto.

Y la mayoría de os que gritan tan demagógicamente contra la democracia useña, son los que usan todos los días pantalones vaqueros comprados en una gran superficie un black friday y después de los gritos se comen una hamburguesa en una cadena de restaurantes.

3.Publicado por pasmao el 01/12/2016 11:40
Buenos días don Francisco

En efecto. Pero cuanto de lo que hay en la Constitución USA no ha sido traicionado en su propia nación desde esntonces.. de una u otra manera y todo lo legalmente que se quiera.

La creación de la FED, por ejemplo.

Y a pesar de ello siguen siendo una nación pujante donde el individo pesa por encima de los partidos.

¿Tendrá algo que ver la globalización, que deja desamparados a los individuos frente a las empresas, con el estado a verlas venir, uno de los mas serios problemas a los que se enfentan los useños?

¿será esa globalización la manera de escaquearse de tener que cumplir la Constitución?

Recordemos las famosas leyes antitrust y anticartel que hubo en USA.. precisamente para que los oligopolios no mandaran de hecho sobre los individuos o sus representantes.. sería posible en un mundo globalizado parcelar Google, Microsoft, Apple, Amazon.. de la misma manera que se hizo con Bell North, South, East...

Y si se hiciera. ¿Podrían competir con las economías dumpizadas de China, Korea, India... ?

Complicado tema.

Respecto Uropa.. Uropa fue desde el final de la IIGM el rompeolas frente a los soviéticos. Así se concibió. La democracia era sólo una excusa formal. UK cómo no gfue invadida y el que tuvo retuvo.. pues es otra cosa. Del resto:

-Alemania se troceo y federalizó, para que no diera problemas. La democracia allí no fue una prioridad, ni antes y tampoco ahora. Lo mismos que España pero en eficiente. Por eso se copió mucho de lo allí trasplantado aquí en nuestra Constitución y Taifas, pero diseñado para que nunca fuéramos competencia.

-Italia: Con el PCI con posibilidades de tocar pelo simplemente se buscó un sistema que evitara de cualquier manera que eso pasara.

- Francia. Empezó mal pero gracias a la V Repblica se salvó. Quizá Fillón nos de una alegría.

Otros cómo Holanda, Bélgica, paises nordicos, Austria.. son naciones donde el nazismo tuvo mucho tirón (aunque ahora lo nieguen y aunque es cierto que pagaron un precio muy alto muchos de sus ciudadanos por oponerse a él) así que tampoco se podía esperar unas grandes ansias de democracia, y si de control del personal a través de socaldemocracias varias.

De España para que insistir.

un cordial saludo

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros