Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

TODO UN PRODIGIO DE MUJER


Nota



(MILAGROS, UNA VIRGEN CON MÁS DE TREINTA)

Cierto joven picapedrero, un decatleta, otro sansón en edad de merecer, matrimonió con una profesora de Latín atractiva, “deshipante”, estupenda, tras apenas dos meses de noviazgo y a pesar de que ella, un par de días antes de formalizar el enlace, en un arranque de sinceridad, le confesó haber tenido hasta seis relaciones anteriores, más o menos serias; ergo, el del atlante fornido era el séptimo torso desnudo de varón sobre el que aquella hembra de bandera reclinaba su cabeza. Al macizo telamón no le importaron un ápice ni le importunaron una pizca tales antecedentes.

La noche de bodas, en la suite nupcial del hotel de cinco estrellas donde estaban hospedados, la recién casada le dijo a su marido:

-Cariño, tenme mucho Amor y pon sumo cuidado; que a la menda lerenda ninguno de sus novios logró rasgarle el himen o romperle el cántaro; que es virgo, vírginis, o sea.

Entre estático y extático, epatado y zumbón, por el comentario, a todas luces inopinado, el espeso esposo expuso:

-Lo siento, mi vida, pensé que (si exceptuábamos a las que aún llevan toca) ya no quedaban sobre la faz de la tierra vírgenes con más de treinta tacos.

-Querido, no seas intemperante ni insolente, que no te pega; y no te lo tomes a befa, que comparte significado y la segunda y postrera sílaba con mofa.

-Es que si no me lo tomo a broma, burla, choteo, guasa o pitorreo...

-Te lo explicaré, porque a veces, mi vida, me exasperas; o sea, me echas esas peras desde un olmo. Mi primer novio era gay, pero de los que aún no habían juzgado oportuno salir del armario. Con él, el sexo sólo fue oral; aunque más justo y apropiado sería decir y escribir que, específica y aun únicamente, verbal.

Mi segundo novio era un entusiasta universitario de sexto y último año o curso de Medicina, miembro del Opus Dei. Mi cuerpo sólo le sirvió para estudiar y examinar un poco más a fondo la anatomía femenina y poder superar con nota la asignatura de Ginecología y Obstetricia.

Mi tercer novio era un hijo de papá (o, mejor, de mamá -amén de mama-), obsesionado con la filatelia y mis senos y pezones, que no se cansaba de chupar (tal vez, para contrarrestar el hecho de no poder lamer sus sellos).

Mi cuarto novio, noviete más bien, era un jugador empedernido e incansable de sota, caballo y rey, o sea, mus, guiñote y chinchón. Que la menda lerenda recuerde, por mudar los roles enraizados, clásicos, nunca fui a buscarle a su casa, a no ser que su choza fuera o estuviera dentro del mismo bar de sus entretelas, donde echaba las horas vivas, pasaba las horas muertas y se dejaba la pasta gansa.

Mi quinto novio (segundo noviete) era un ludópata incorregible, sin remedio ni solución, pues nunca, ni bien ni mal, dejó que nadie le echara una mano. De las señeras rajas que fue un consumado perito fue de las ranuras por las que insertaba o introducía las monedas en las máquinas tragaperras. El muy cazurro me llegó a tachar de (ser) gafe y de ejercer sobre su buena estrella, fortuna o suerte una negativa, pésima, influencia.

Mi sexto y penúltimo novio era un fiel pe(s)cador del sexto, o sea, un obseso del sexo, un “golfo” de tomo y lomo, pero con las demás, con las otras, que le ordeñaban hasta la última gota; porque a mí me tenía a dieta, metida en una hornacina y subida en un pedestal, sí, pero a palo seco, doctorándome en propedéutica amatoria en casa.

He aquí la razón por la que accedí a casarme contigo, mi apuesto picapedrero, prenda, para ver si, de una (puñetera) vez (por todas), alguien se decide a llamar con su aldaba a mi portón y a meter el bálano de su dedo sin uña (que, en este caso, es y no es un ariete, una cabeza de ganado que resbala o res que bala), quiero decir la llave para abrir la alcancía de mi alcoba y, así, poder acceder a mi sanctasanctórum y pasar y (re)pasar su piedra preciosa por mis paredes, hasta quedar la suya enhiesta, reverberante, y dejar las mías, sin arrugas, limpias de polvo, paja y telarañas, satisfechísimas, o sea.

Ángel Sáez García

Franky  
Martes, 14 de Marzo 2006
Artículo leído 1245 veces






 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros